Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido
Evolución de la Belleza

Condor; fragment of pre-Columbian rock art engraving in the Atacama Desert, Chile. The cross was painted centuries after,  presumably by catholic missionaries. Photo: Ximena Jordan.

 

Beyond Europe

 

Nota de la autora: "Más allá de Europa" es un artículo que fue inicialmente escrito en inglés para ser publicado en una revista chileno-australiana, en Melbourne. Con la autorización del comité editorial de Escáner, lo publico a continuación en inglés, a modo de excepción y con la intención de compartir con ustedes el texto original. Agradeciendo su comprensión, los invito a leer y a pensar "más allá de Europa".

Ximena Jordán.

 

 

Realizar ...la Acción
VIAJES, VISITAS, INSTALACIONES... 

Mural. Jackson Pollock
La energía hecha visible
Escáner Cultural nº: 
193
Invitado

 

 

 

 

MESA CENTRO

Extractivísmo y su dimensión cultural ¿Cómo enfrentarnos?

 

 

 

Este 23 y 24 de julio se llevará a cabo la segunda mesa de Convite, Segundo Encuentro de Agentes en Artes visuales, en Galvez Inc, espacio independiente y residencia artística ubicada en Cerro Alegre, Valparaíso. A propósito de esta fecha, Juvenal Barría –moderador de la mesa centro- y Carolina Lara -moderadora de la mesa sur-, se reunieron a conversar en torno a las diferentes aristas y reflexiones que el proyecto plantea. Aquí las miradas de ambos en los días previos a la reunión de agentes que trabajan en la región central del país y un avance de lo que será la siguiente mesa en Concepción.

 

Carola Lara CL: Juvenal, tú que participaste en Convite I y ahora, como moderador, ya presenciaste la primera sesión de Convite II que fue en el norte, ¿cuál crees que es la importancia de este encuentro?

Juvenal Barría/JB: Así es, participé en Convite I, invitado a la mesa de difusión, como  representante de la V región. De la mesa logre percibir ciertos aspectos que en Convite II se han superado, con esto me refiero a que en la primera instancia existía cierto centralismo marcado en la discusión que se fue atenuando pero que dejaba en evidencia que la realidad capitalina dista bastante de lo que pasa en regiones. En cambio en convite 2 en la mesa norte -donde me toco viajar a Antofagasta-, observé y fui parte de la discusión de la realidad de la macro zona norte junto a agentes de artes visuales de Arica, Iquique, Antofagasta y Copiapó. Dejaron en claro y afirmaron mi idea de que Santiago no es Chile, acá pudimos ver y hacernos conscientes de que en las regiones las artes visuales sobreviven, nos dimos cuenta que cada región tiene problemáticas diferentes, ya sea por su ubicación territorial, así como por las influencias culturales propias del lugar.

 

CL:¿Qué te pareció la experiencia en Antofagasta?

JB: La experiencia en Antofagasta fue muy agradable, el ambiente cercano y doméstico dio un carácter diferente al encuentro, a diferencia del año pasado en GAM. Es una experiencia enriquecedora tener la posibilidad de conocer agentes de la zona norte y, a su vez, generar vínculos que se ven materializados en proyectos comunes. La forma de trabajo en Antofagasta fue muy amena y cercana, una atmósfera en la que se dan grandes posibilidades de colectivización, pues las problemáticas que nos persiguen son muy similares.  Quede muy contento con el plan de trabajo que surgió en la zona macro norte, donde cada agente se comprometió a generar un trabajo de colaboración y complicidad.

 

CL: ¿Qué proyectaste para la mesa en Valparaíso? ¿Por qué la planteas desde el título “Extractivismo y dimensión cultural” y de la pregunta acerca de cómo enfrentarnos? ¿Qué procesos fundamentales ha vivido el último tiempo el arte en Valparaíso  (o más bien la zona que abarcas) y que te interesa especialmente abordar?

JB: Lo que pude proyectar en Valparaíso es la posibilidad de hacer visible ciertas prácticas monopólicas de agentes económicos, tener la posibilidad de generar crítica por medio de un encuentro me parece muy valioso, dejar testimonio de lo que está pasando en un sector. En este caso, Valparaíso, donde ya se han generado  históricamente relaciones de asociatividad y colaboración, por las desgracias y catástrofes, hoy se da de forma importante entre diferentes actores del arte, que en su mayoría trabajan fuera del alero de la institucionalidad. Valparaíso es una ciudad donde  existe una escena artística fuerte, pero que a su vez sigue siendo ignorada e invisibilizada  por la institución, ya sea porque no hay compatibilidad en los modelos de gestión o por temas ideológicos también. Cuando hablo de extractivismo en su dimensión cultural, hablo de como los agentes económicos, la gran mayoría vinculadas al área de turismo, se incertan en la ciudad y  se apropian de ideas  e incluso reciben apoyo estatal por generar algo que ya se está haciendo en los espacios autónomos o independientes hace mucho tiempo. Ahí viene la pregunta de por qué esta negación a nuestra existencia? Porque se subvalora el trabajo hecho por los espacios independientes? Porque la institución prefiere apoyar entidades privadas con fines de lucro? Podemos continuar supliendo un rol importante del consejo de la cultura, que va ligado al tema de actividades culturales y generación de audiencias sin ningún tipo de valoración simbólica ni material. ¿Tenemos que seguir el modelo de “Industria Cultural” que exige el estado para ser financiados? ¿es el único camino para tener un pasar digno? Mi idea es ojalá resolver estas inquietudes, y por lo menos, generar cierta estrategias de funcionamiento y dejar en evidencia las precariedades.

Escáner Cultural nº: 
193
Invitado

NOVELA: YO BIPOLAR.

Capítulo XXIX

 

Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados,

sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.

Nicolás Boileau


 

Por Jesús I. Callejas


PARANOIA

De nuevo nos amenaza la celebración navideña, pero este año me negué rotundamente a asistir; la capacidad de resistencia disminuye. Qué no daría por ver a todos mis hijos unidos, clamaba mamá sin dejar una y otra vez de lamentar mi ausencia. Al tildarme Marta de egoísta, Rosario reiteró que no me interesan las reuniones, ni siquiera familiares, que prefiero estar solo. ¿Cuándo entenderán que es un enfermo?, incluso Julia intervino.

Un psiquiatra cliente mío asegura que detrás de cada loco hay un sinvergüenza, soltó Alberto con su carcajada de hiena mientras encendía un puro. Sólo Marta le hizo eco. Amonestación de mamá: Alberto, me desagrada que hables así; tu hermano es un muchacho que solamente padece de desajustes nerviosos. No voy a tolerar esa palabra en mi presencia; ya lo sabes. Punto final. Al rato bajó la tía Josefa con su hijo, el ex-monstruo Carlos, y la nueva novia de éste, cierta lánguida modelo rubia; guapa pero, para mi churrigueresco gusto, un depósito de huesos.

Lo inusual llegó al final de la celebración: la dulcecita Hilda se excedió con el vino tinto y comenzó a quejarse del tiránico Alberto, mostrándose indiscreta al revelar que mi hermano aún no ha podido superar su conflicto infantil de "mojar las sábanas". Mi hermano le arrebató la copa y la remolcó a la cocina, donde Marta la inundó de café. Los “digitales” –al igual que la nieta de la Robinson y su novio, miran inexpresivos, como si uno fuera invisible, hacia la distancia que no existe-, Esteban y Luis, hijos de ambos, desesperados por terminar la comida y largarse con sus novias a un bar con docenas de neutrones chocando entre humo, música estridente y televisores en cada esquina. La gente es apenas capaz de mirarse de frente, menos a los ojos.

Escáner Cultural nº: 
192
Invitado

Juego Mixto: el proceso del objeto surreal

Por Gonzalo Medina, periodista y diplomado en Gestión Cultural

Una pelota de golf gigante recorre parajes impensados de la geografía chilena, se rompe, vuela, circula entre el paisaje, se detiene, y tensiona la fuerza de gravedad, toma vida propia, y viaja. Juego Mixto es la exposición de la polaca residente en el norte de Chile, Dagmara Wyskiel, que presenta un surrealismo que palpa el paisaje con este objeto esférico que interviene espacios sobrenaturales. Es lo que expone en fotografía y video, instalaciones en gran formato en cinco salas del Museo de Arte Contemporáneo de Quinta Normal hasta el 31 de julio.

Dagmara Wyskiel vive en Antofagasta, lugar que es un polo de desarrollo tanto para la gestión cultural como para la producción de arte. Desde el Colectivo Se Vende, ha desarrollado proyectos locales y también de impacto nacional como SACO, la Semana de Arte Contemporáneo en Antofagasta, con destacados artistas de Chile y el extranjero. Hace tres años, creó los atisbos de Juego Mixto en Quillagua. Todo comenzó cuando quiso representar a través de la pelota de golf cierto imaginario común a los patrones de las salitreras en el norte de Chile, y su rol en la economía nacional. La pelota pasó a ser objeto del proceso, momento en que el paisaje fue el protagonista y soporte de la obra. Paradigmas que ella explora, también en otros artistas que influyen en su obra. Tal es el caso de Mona Hatoum, que refiere al trabajo con escala y con la situación espacial del objeto: “Me interesa porque me parece tan increíblemente y simple en contextos formales, y no obstante abre una cantidad exquisita y muy amplia de interpretaciones. Oldenburg también es un gran aporte e influencia, tiene varios objetos de uso cotidiano, la cucharita, etc. Si se trata de escala y diámetros, por supuesto que él es mi referente, y en esta obra lo que se propone es un juego entre el objeto y el espacio del paisaje”.

Escáner Cultural nº: 
192
Micelio

Smitha Cariappa (India), Bienal Deformes, Santiago de Chile, Chile, 2012 - Foto de Jorge Restrepo. 

 

Jorge Restrepo

Revisión de un texto de 2013, para Escaner Cultural. 

No se justifica discutir si el arte contemporáneo es o no una farsa, ante la denuncia permanente de Avelina Lésper.  Al leer la publicación que el Periódico La Vanguardia de México hizo sobre la conferencia "El Arte Contemporáneo- El dogma incuestionable" ofrecida por esta crítica de arte en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) en la ciudad de México, sentí en ese momento la necesidad de escribir este texto.

Mi misión como artista, y la de otros artistas y científicos que estamos trabajando en arte y neurociencia es definir para qué y por qué se da el arte contemporáneo, no en términos de respuesta al mercado o al ego, sino como resultado de las tensiones de la vida humana en el mundo de hoy. Parte de los planteamientos que hago en este texto son fruto de mis discusiones con Jorge E. Restrepo, PhD en neuropsicología, quien me ha acompañado en este proceso de generación de hipótesis e interpretaciones en relación con el arte y la mente humana.

Escáner Cultural nº: 
184

Escrito original de Salvador Elizondo; ideograma chino para "coito". Foto: Alfredo Ríos

 

Salvador Elizondo, 

o la paradójica imposibilidad existente en la repetición de los instantes

 

En una de tantas noches de insomnio y después de varios intentos, encendí el televisor. Nunca he sido un espectador frecuente y me parece un gasto innecesario contratar televisión de paga. Suponía, erróneamente en aquella ocasión que, dada la calidad de los contenidos en tele abierta, terminaría sucumbiendo ante algún infomercial o cualquier otra cosa transmitida a las 3 de la madrugada. No tuve siquiera que cambiar de canal. Al aparecer en pantalla la inconfundible mirada perdida y el acento porteño de Borges, comprendí que no conversaría con Morfeo en un buen rato.

El audio mono estéreo y las imágenes distorsionadas evidenciaban un programa antiguo, probablemente recuperado de alguna polvorienta bodega. Se trataba de una tertulia entre titanes: Jorge Luís Borges, Germán Bleiberg, el autor de “El guardagujas” Juan José Arreola y el hasta entonces desconocido para mi Salvador Elizondo.

Signos Corrosivos


Hilda Paz, Lejos de los gendarmes de este mundo - Argentina

 

CONSULTA/DIÁLOGO INTERNACIONAL

DEVENIR Y RENOVACIÓN DE LA POESÍA VISUAL-EXPERIMENTAL

Dia-Int/PoeVisExpCrit

Desde México: César Horacio Espinosa V.


En esta edición publico el primer conjunto de 16 respuestas-colaboraciones a la consulta-diálogo internacional “Devenir y renovación de la poesía visual-experimental” (con alrededor de 50 entradas hasta ahora). Para los interesados en la poesía visual y el arte correo les comento que en una edición anterior de la revista Escáner Cultural (n° 188) publiqué esta consulta-diálogo respecto al arte en el mundo actual y el devenir y perspectivas de la poesía visual-experimental y expandida.


AQUÍ-AQUÍ… El cuestionario propuesto forma parte de la celebración de los 30 años de las Bienales Internacionales de Poesía Visual-Experimental, iniciadas en 1985-86 en la Ciudad de México. De hecho, y crucialmente, más allá del temario propuesto esperamos todas las discrepancias imaginables, abundamientos y otros enfoques, todo lo creíble (e increíble), pero el objetivo básico es abandonar en todo momento el mutismo y la inercia que tienden a brotar bajo la preponderancia del Mundo del Arte (mainstream).

Lo importante es su participación, que celebraremos y publicaremos, agradeciéndoles si la acompañan con trazos, bosquejos o ayudamemorias: POESÍA VISUAL.

Escáner Cultural nº: 
192
Transmutando

 

PROYECTO EN CURSO:  “EXTREMOS DEL VOLUMEN:  ANOREXIA Y OBESIDAD EN LOS NUEVOS MEDIOS”

 

Hugo Castillo

Ayudante de investigación

www.extremosdelvolumen.cl

 

 

El cuerpo, como concepto y materialidad, ha estado presente en múltiples discursos disciplinares y propuestas teóricas, filosóficas, artísticas, biológicas y de género desde mediados del siglo XX hasta la actualidad, instalándose como problema y objeto de estudio transversal a distintos ámbitos de la cultura. El desarrollo tecnológico de los últimos 60 años ha complejizado dicho escenario, teniendo un papel fundamental en los cambios culturales relacionados con la forma de entender, relacionarnos y auto-definirnos a través del cuerpo.


 

En los últimos 15 años, se ha producido una aceleración de estos procesos, generado inéditas dinámicas de auto-gestión, escenificación y exhibición de la corporalidad a través de los nuevos medios, provocando quiebres y distintas configuraciones en la triada: cuerpo físico / imagen-cuerpo / identidad. Así, nos enfrentamos a cuerpos ‘ideales’, instalados en y a través de los medios, que alcanzarán, en el contexto de una cultura pantalla, altos niveles de espectacularización. La preeminencia, a pesar de la variabilidad de referentes, de un cánon corporal estilizado y la consecuente significación social y moral de las corporalidades extremas: ultra delgadas/obesas, genera no solo referentes estéticos, sino que instala modelos normativos asociados a formas de comportamiento. En este contexto, tendrán un papel fundamental los discursos que desde distintos campos y disciplinas (medicina, dietética, deporte, industria de la belleza) promueven un estereotipo corporal unido a la noción de bienestar y a una condición de cuerpo saludable, lo que estará estrechamente ligado a la armonía y estilización de las formas. Luego, los extremos del volumen corporal no sólo definen los márgenes de una normalidad anatómica (funcional y estética) sino que pueden, como categorias, ser objeto de una patologización.

Escáner Cultural nº: 
192
Realizar ...la Acción
VIAJES, VISITAS, INSTALACIONES... 
Escáner Cultural nº: 
192
Invitado


 

NOVELA: YO BIPOLAR.

Capítulo XXVIII

 

Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados,

sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.

Nicolás Boileau


 

Por Jesús I. Callejas

UN POCO AFUERA
 


Me siento especialmente compulsivo en estos días resecos: He llegado a creer que haciendo ciertas tareas con mayor rapidez puedo alterar la velocidad del tiempo… Engañarlo. El asunto empeora. Ah, el orden, el orden. Incluso, un libro fuera de sitio se hace agresivamente desproporcionado. Bien; provechoso que entiendas las reacciones de tu comportamiento, afirma satisfecho el anciano psicólogo. Agobiante no poder resolverlas. Recuerda: sobrellevarlas, no resolverlas. Usted no se imagina lo mucho que pesa ese fardo, doctor.

¿Cómo va el diario?, me evade como si no me percatara. Va hacia ninguna parte… He escrito bastante, pero no me gustaría que usted lo lea. No es tal mi propósito, y se reclina. A veces lo he pillado somnoliento durante la terapia, pero es más cálido que el psiquiatra; éste no es precisamente cálido, sino amable… Tanto uno como otro reciben más de cien billetes por consulta. Cualquiera sería encantador con un trabajo así. Pero es innegable que la gente se rompe las bolas estudiando para conseguirlos. ¿Estarías dispuesto a eso? No creo, pero veo que tergiversas el punto nuevamente. Temprana noche aún. Intentaré leer un poco a ver qué tal anda mi concentración; quizás geografía o alguna novela. Sí, pero son libros pequeños, de un volumen. Hay enciclopedias repetitivas, bosques de inutilidad, que es mucho peor. Ir a la biblioteca durante la semana a entregar videos, pero primero debo pasar por la oficina de correos más cercana para enviar el pago mensual del servicio de cable.

Escáner Cultural nº: 
191
Al Documentar

 

SOStierra 16

Acción: GOTEO (derrame en cuenta gotas…)

Espacio abierto a la acción

 

La complejidad cultural actual, entre las nuevas relaciones, como la robotización y los nuevos medios de comunicación, además de otros fenómenos tecnológicos, ejercen una fuerte presión sobre la sociedad. Y la lleva a perder, por instantes cruciales, su identidad, su propia construcción, su soberanía. Sus raíces, empobreciendo el crecimiento de su subjetividad y visión, sobre nuestro presente-futuro.

GOTEO… 16 tuvo una mirada crítica, sobre estas ilusorias distribuciones materiales del mercado, para no perder la conexión con la naturaleza y la calidad de vida de los habitantes de su territorio; sacando a luz las consecuencias ambientales, que acarrea la explotación del planeta. SOS tierra Goteo / 16 apuesta a la solidaridad, la acción y la poesía transformadora. Accionando juntos, creativamente.

 Las acciones se presentaron en diferentes sitios de la ciudad de Bs. As. A partir del mes de abril en diferentes fechas. Puesto 86. Mercado San Juan – Pan y Arte – La revuelta, Boedo. Museo Guillermo Hudson. F. Varela. 

DANIEL ACOSTA /Artista. Coordinador: Bs. As. Argentina

Escáner Cultural nº: 
191
Invitado

Roberto Cignoni:
“Nos propusimos trabajar los pliegues de la arquitectura verbal”


Entrevista realizada por Rolando Revagliatti

Roberto Cignoni
nació el 25 de septiembre de 1953 en Buenos Aires, ciudad en la que reside, la Argentina. Codirigió con Jorge Santiago Perednik la revista “XUL, signo viejo y nuevo”, desde 1990 a 1994. Colaboró de manera permanente, a través de poemas y artículos críticos, con las revistas “tsé-tsé” y “Tokonoma”, y de modo alternativo con las revistas “Maldoror”, “Los Rollos del Mal Muerto”, “Dimensao”, “Graffiti”, “Último Reino”, “El Surmenage de la Muerta” y otras. Fue incluido, por ejemplo, en las antologías “Nueva poesía argentina durante la dictadura (1976-1983)”, compilada por J. S. Perednik, 1992; “La erótica argentina (1600-1990)”, compilada por Daniel Muxica; “The XUL Reader (An Anthology of Argentine Poetry, 1980-1996)”, editada por Roof-Books, New York, Estados Unidos, 1997; “Triantología de la poesía argentina, brasileña y peruana” en la revista “Homúnculus”, 2004; “200 años de poesía argentina”, compilada por Jorge Monteleone, 2010, así como en los volúmenes “Poesía visual argentina”, con selección de Fernando García Delgado, 2006, y “Rastros de la poesía visual argentina”, con selección de Claudio Mangifesta, Hilda Paz y Juan Carlos Romero, 2014. Publicó los poemarios “Margen puro”, 1982; “Resplandores”, 1985; “28 poemas”, 1987; “Nevada y estrella”, 1992; “Ceros de la lengua”, 2001; “La tempestad”, 2012.

Escáner Cultural nº: 
191
Evolución de la Belleza

 

Imagen del libro "De humani corporis fabrica" (1543), página 372. Fuente: Wikipedia.

Medicina y arte; saberes complementarios

 

Por: Ximena Jordán - ximena@iod.com.mx

El arte visual y la medicina presentan más similitudes de las que pensaríamos inicialmente. Ambas disciplinas demandan de su artífice una aguda observación de la anatomía y comportamiento humanos, así como de su entorno natural. Sin una atención constante a los fenómenos del cuerpo y de la naturaleza, el arte no podría ser creado con los sensibles resultados que apreciamos en las obras de arte que tenemos oportunidad de confrontar. El médico, por su parte, no podría devolver a su paciente el tranquilizador estado de la salud, sin antes centrar su mirada en las manifestaciones evidentes y ocultas de su enfermedad.

       Ambos, artista y médico, concentran su atención en un fenómeno externo para dominarlo visual e intelectualmente y así poder solucionar un problema; el artista resuelve cómo expresar lo observado desde la creación visual y el médico investiga cómo reestablecer la armonía física o mental a quien lo requiere.

Guía de Descarriados

Cartel Ricotero

LA MARCA DEL INDIO SOLARI


Por Marcelo Olivares Keyer


I CICLO DE CIELO SOBRE VIENTO


La Provincia de Buenos Aires bien pudo haber sido un país, y de hecho estuvo a punto de serlo, pero los avatares político-militares del siglo XIX terminaron por impedirlo. Pero parece un país, con esa enorme extensión en la que alberga varias decenas de ciudades del más variopinto pelaje, con esa pampa que puede alimentarlas sin problema, y con sus dos litorales: el fluvial por el norte, embarrado en las ciénagas convergentes de los ríos Uruguay y Paraná, y el marítimo por el este, en el que la provincia forma una redondeada proa que mansamente se interna en el mar tenebroso. Y fue en las inmediaciones de esta proa al Atlántico Sur, más exactamente en el balneario de Valeria del Mar, en donde un día de mediados de los años 70 dos jóvenes adictos al cine decidieron -en vez de hablar de cine- HACER cine, y se lanzaron a hacerlo. Las cámaras y el equipo en general los puso, claro, el de más guita, llamado Guillermo Beilinson, nacido en la ciudad de La Plata (capital de la Provincia), hijo de un exitoso empresario; los guiones corrieron por parte del otro integrante de la dupla, un joven artesano adicto a la literatura, el que, tras un fugaz paso por Bellas Artes, fluctuaba entre la aún bullente movida rock-hippie de La Plata, y un bucólico retiro en Valeria del Mar, en donde sus viejos providencialmente habían adquirido una casa. El muchacho se llamaba, igual que su padre funcionario de correos, Carlos Solari, y en el aún semidespoblado balneario no sólo encontraba la necesaria paz que todo aprendiz de beatnik precisa de tanto en tanto, ahí también convergían ex luchadores de Martín Karadajián, algún escritor ya de vuelta del juego de la fama, no pocos militantes de todas las izquierdas que por esos días comenzaban a caer en desgracia, y sobretodo esos jóvenes de mediados de los setenta que alcanzaron a sentir con su propia piel los últimos efluvios del hippismo, pero que muy pronto tuvieron que aprender a morigerarlos. Por ahí merodeaba también un chileno llamado Elio López Torres, quien, con algo más de experiencia, asesoró a la dupla de aprendices de cineastas, los que tras unos cuantos ejercicios de filmación produjeron su primera obra hecha y derecha, un cortometraje en el que la ciencia-ficción apocalíptica se permite claras alusiones a los tiempos duros que ya se instalaban. Como buenos hippies, para bautizar la obra consultaron el I Ching, y el milenario oráculo respondió: Ciclo de Cielo Sobre Viento.

Escáner Cultural nº: 
191