Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido

Reseña

Reseña

Poesía experimental argentina y políticas de la lengua.
XUL. Signo viejo y nuevo
Paralengua. La ohtra poesía
-Ediciones Postypographika-


Poesía experimental argentina y políticas de la lengua, escrito por Alelí Jait* y publicado por Ediciones Postypographika**, realiza una crítica conceptual sobre la poesía experimental argentina de fines del siglo XX y principios del siglo XXI y se detiene a analizar dos casos: la revista XUL. Signo viejo y nuevo, y el espacio Paralengua. La ohtra poesía. Ambos exponentes de la poesía experimental argentina, de los ochenta y noventa, son puestos en diálogo con el contexto histórico del cual emergieron con el fin de dar cuenta de una política de la lengua.

Si bien remite a ciertos periodos por demás trabajados en las ciencias sociales y el campo de las letras, -como son la última dictadura militar argentina, el alfonsinismo y el menemismo-, hasta el momento Poesía experimental argentina y políticas de la lengua constituye el primer corpus que sistematiza teóricamente el vínculo entre estas dos expresiones tecnopoéticas y el modelo de país impulsado por el gobierno de facto y los subsiguientes gobiernos democráticos que atraviesa. En este sentido, se instala una lucha discursiva con los lenguajes totalitarios y del poder estatal, al tiempo que la contienda se extiende hacia el interior del espacio poético.

XUL y Paralengua impulsan determinada política de la lengua vinculada a una ampliación del lenguaje poético y a una discusión frente al modo canónico de comprender la poesía dada por cierta supremacía en el campo de determinados grupos o revistas. El término tecnopoética, por su parte, remite a aquellas producciones que dialogan con el contexto tecnosocial del cual irrumpen y producen un tensamiento al interior del signo. A su vez, tanto desde las páginas de la revista como desde las presentaciones del ciclo hay una permanente disputa con ciertos eufemismos que, parafraseando a Lakoff y Johnson, conforman metáforas de la vida cotidiana que conllevan a una concepción homogeneizante del mundo.

 

 

La revista XUL. Signo viejo y nuevo, dirigida por Jorge S. Perednik, nace a fines de 1980 en el contexto de la última dictadura militar argentina, en la Ciudad de Buenos Aires, y forma parte de lo que supo llamarse “poesía del periodo del terror”. A lo largo de sus doce números (el último de 1997), se consolidó como publicación que problematizó al lenguaje en sus ensayos y aglutinó a los poetas visuales de la época en sus páginas. Reconoce a la tradición inaugurada en nuestro país en la década del veinte -con Oliverio Girondo, Xul Solar y, de algún modo, Jorge L. Borges, reunidos en la revista Martín Fierro- y continúa con Macedonio Fernández, el Arte concreto-invención, Madí, Poesía Buenos Aires, y E. A. Vigo, como antecedente inmediato.

Escáner Cultural nº: 
199
EntreVistArtista (EVA)

Matilde Cortés Puente (México, 1936).

 

 

“Como cualquier personaje de la vida cotidiana los originales seres de Matilde Cortés Puente, nos sonríen inconscientes de ser los protagonistas de esa sobrevalorada charada que es nuestra existencia social. Pero Matilde no se deja engañar, ella muestra las almas de sus dibujos a través de poses electrizadas y cierta rigidez delatora, pero sobre todo mostrándonos la verdadera mirada que entierran esos ojos variopintos. Cortés Puente es una profunda observadora, cada minúsculo trazo nos cuenta una pequeña historia que solo ella acertó a entrever entre las veladuras de los disfraces, ella no perfila los pliegues de esos ropajes sino que dibuja las cicatrices que imprime la vida sobre los personajes que crea.

Marionetas independientes cortaron sus hilos, libres de accesorios o de ambages, sin entorno ni teatro que las cobije suspendidas en el espacio vacío como estrellas, siempre interpretando, guardianas celosas de su mundo interior. Las únicas pistas sobre el duro camino recorrido se encuentran latentes tras su desafiante gestualidad. Ante su obra el sabor de su abigarrado guiñol es rotundamente agridulce y es porque eso nos induce a plantearnos que nadie es inmune al poder de las plumas del pavo real, personajes fantásticos actuando en un escenario descarnadamente real”.

José María Escarastegui Mendoza

 

 

Escáner Cultural nº: 
199
EntreVistArtista (EVA)

LA OBRA DIBUJÍSTICA DE MATILDE CORTÉS PUENTE 
Por Rosa Matilde Jiménez Cortés
 
 
 
 
Esguinces del alma

La trayectoria de Matilde Cortés Puente (1936) se concreta al difícil arte de la vida, una vida consagrada al ser como expresión máxima de la condición humana desde su más compleja acepción. Mujer de grandes batallas internas, a temprana edad conoció el rostro descarnado de la vida siendo el dolor y la enfermedad el sudario de su viacrucis diario.

Matilde es una mujer de su tiempo afianzada a su pasado, época donde los rostros cambiantes del tiempo besaban un mismo espacio al ser la familia razón y núcleo de existencia. Añoranza de un pasado cuando padres e hijos departían entre risas y juegos después de largas jornadas de trabajo, quehaceres domésticos y estudios. Muy lejos quedan aquellos días de sosiego en el campo, el dulzor acre de la tierra y una infancia fulgurante; las grietas de la vida debilitan la memoria abriendo surcos por si acaso hubiera que enterrar pérdidas dolorosas.  

Ataviada con el ajuar del tiempo, Matilde porta con dignidad su edad. Señora abrigada de experiencia, el destino marcó y delimitó muchas de las veces sus pasos colocándola contra las cuerdas del ring cuya única alternativa era combatir o perecer en el intento. Cicatrices en el alma suturadas por incontables pesares sin anestesia; primero su padre y más tarde el marido enfermo. Años de entrega por amor al otro pese haber condena en la sentencia. Mujer yunque de inquebrantable fe a pesar del abismo ante sus pies, ha sido fuente de inspiración en mi temprana obra porque no había dolor o alegría que ella no compartiera conmigo para bien o mal.  

Con 45 años e hijos pequeños, la viudez colocó a Cortés Puente entre cuatro paredes. Prejuicios acordes a su formación atenazaban su mente para dejarse influenciar por sus verdaderos propósitos, como ser autosuficiente, pero el peso del deber y lo que es correcto puede ser una carga infranqueable, encontrando en el camino correcto la salida.

Consagrada a sus hijos, Matilde regresa a los senderos de su pasado cuando decide hacer de la evangelización su camino; porque ser hija de Paquito Cortés es una bendición que se hereda. Seguramente las nuevas generaciones no conozcan a la mujer de voz potente, delante de un gentío atento a sus palabras, pero sí sabrán de ella por el naturalismo de sus dibujos porque en Matilde Cortés Puente, el trazo a mano son las líneas de su destino; aquel que la zarandeó cual monigote de guiñol sin haber logrado que los hilos más íntimos de su esencia cedieran al paso.   

 

 

Escáner Cultural nº: 
199
Tirar del hilo

Deconstruir la Tradición. Acerca de las otras historias del Arte (IV Parte): 

Visibilizando artistas chilenas

(o  por qué es necesaria una Editatón de Mujeres Artistas)

 

 

 

Visibilizando artistas chilenas (o por qué es necesaria una Editatón)

 

Hace unos meses, cuando recibí la invitación de Gloria Cortés Aliaga, curadora del Museo Nacional de Bellas Artes, para participar de la Editatón, sin saber mucho de qué se trataba, me comprometí inmediatamente con ello. Difícil no hacerlo, pues tocaba mi fibra y se trataba de unir fuerzas entre historiadoras, gestoras y artistas, para subsanar una deuda historiográfica que muchas venimos denunciando desde hace ya un buen tiempo, de la que lamentablemente no han hecho eco buena parte de los financiamientos que podrían contribuir a reconducir esta historia (esto lo digo por experiencia propia). Pero eso cambia ahora: y se trata de este proyecto, apoyado por ONU MUJERES e instado por ART+FEMINISM, que busca visibilizar a nuestras artistas a través de la plataforma wikipedia, para lo cual también contamos con el apoyo de Wikimedia Chile. Allí es donde nuestra labor toma vuelo: develar y visibilizar aquellas artistas que han contribuido a la mitad de nuestra historia del arte: dibujantes, pintoras, fotógrafas, escultoras, instaladoras, artistas de acción que tendrán (por fin) su espacio, que construiremos desde la sororidad y el trabajo colectivo.

La premisa: visibilizar para poder nombrar.  Y lo que sigue: nombrar para que exista. ¿Qué ocurre con aquello que no se nombra?, ¿deja de existir?. Esta podría ser una de las bases que nos ha movilizado hasta darle un cuerpo y un formato: realizar una editatón de mujeres artistas chilenas. Nombrarlas y reconocerlas en el ciberespacio. Contribuir con  aquella mitad de la historia, aquella a la que siempre hacemos referencia, que en su mayoría se desconoce: aquella que es protagonizada por mujeres. Mujeres artistas en nuestro caso.

Escáner Cultural nº: 
199


 

POLÍTICA Y ESTÉTICA DEL HORROR EN MÉXICO


César H. Espinosa V.

En México, la más grave pérdida que enfrenta el gobierno ha sido en la guerra civil que sostiene contra la violencia y el crimen organizado. En este punto, heredó de la administración calderonista la calificación de Estado fallido al fracasar en la guerra contra el narco, cuando los cárteles compiten con capacidad de fuego, movilización y control de territorios frente a las fuerzas armadas gubernamentales.


En el libro que Miguel Ángel Granados Chapa dejó inconcluso, Buendía, el primer asesinato de la narcopolítica en México, en torno al homicidio del reconocido periodista el 30 de mayo de 1985, quedó evidenciada la red de complicidades entre personeros de la política del país y los aún incipientes cárteles de aquella época. Era el comienzo de la gran escalada bajo la cual zozobra el país con los dólares y las armas gringas que nutren al “ejército” sicario, la docilidad ante la política antidrogas de EE.UU. y el “negocio del siglo” (el XX y el XXI) para toda suerte de políticos, empresarios, dueños de medios y los propios cárteles en expansión.


En la hegemonía presenciamos también un despliegue de la cultura y la ideología surgido a partir del narco; los grupos en el poder generan demanda e influencia hacia la producción de opiáceos, la cual también se derrama hacia todas las capas sociales. Desde el año 2000 para acá surgió una plétora de novelas, canciones y corridos, películas, series televisivas, instalaciones artísticas y performances que son consumidos con tanta profusión como las mismas drogas.


El baile de las cabezas

EVA (La Palabra)
 

 

 

 

La presente entrega tiene como propósito difundir textos y poemas de amigos entrañables acerca de mi trabajo expuesto en diferentes plataformas; puntos de confluencia en el ciberespacio donde el tejido humano es alimento del otro en fortalecimiento propio.

EN RED, primera publicación compartida: "Metáfora de la entraña" y "Rosa Matilde Jiménez Cortés, para reproducirse a sí misma" por Maritere Espinosa, a quien agradezco con profunda admiración.  

 

 

 

Escáner Cultural nº: 
197

 

El marxismo en América Latina
ALBERTO HÍJAR: Lucha de clases en la imaginación*


*Miguel Ángel Esquivel, ALBERTO HÍJAR: lucha de clases en la imaginación. Estética y marxismo en América Latina, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, y Cisnegro (lectores de alto riego), México, 2015.

Por César H. Espinosa

Con motivo de la celebración de los 80 años de vida del filósofo Alberto Híjar Serrano, a finales de noviembre de 2015 tuvo lugar una jornada de mesas redondas, presentaciones de libros y otras actividades conmemorativas; algunas de ellas bajo intentos de ser pospuestas o de no realizarse, como la presentación en la Facultad de Filosofía y Letras del libro que aquí reseño: ALBERTO HÍJAR: lucha de clases en la imaginación. Estética y marxismo en América Latina, por Miguel Ángel Esquivel, con una intervención autobiográfica del propio Híjar, pero donde faltó la sensibilidad de proporcionar el aula magna del plantel después de haber sido solicitada en tiempo y forma.

El libro, de pequeño formato, contiene un amplio panorama sobre el desarrollo intelectual –teórico– y político dentro de un prolijo recorrido por las actividades y proyectos en que ha participado el protagonista, siempre desde una postura –praxis– militante encuadrada en un concepto crítico del marxismo. Práctica teórica y escritura militante son parte de los ejes vitales que especifica el autor sobre el personaje estudiado.

EVA (La Palabra)

Un abrazo para Augustine  

 

 

LA ANGUSTIA EN UN ABRAZO
 
 
La contemplación de una obra de arte se digiere a través de la inteligencia emocional, produciendo en el espectador placer estético en la medida de su capacidad receptiva, de afinidad y tolerancia. La obra de arte es en sí información, y como tal, requiere una lectura igualmente informada. Un público puede registrar como familiares ciertas imágenes y hacerlo sentir bien sin pretender más, mientras otro público busque en propuestas distintas experimentar sensaciones lo conduzcan a la reflexión y análisis. El espectador ávido de conocimiento ampliará su perspectiva, el menos interesado, cerrará su visión aún sabiendo que el arte enriquece porque humaniza.   
 
La mujer en el arte y el lugar que en él ocupa, generalmente transcurre desde el silencio callado de su soledad. Un abrazo para Augustine, delinea el perfil de una mujer cuyos anhelos crecen en su seno al punto de sofocarla llevándola al paroxismo existencial, sin que ello la haga perder la cabeza, antes bien, la mirada crepuscular del que la abraza se convierte en la esperanza por la cual aguarda sentada en las paredes de su alma.
 

Escáner Cultural nº: 
189