Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Reflexión

CONOCIENDO LOS COMUNES
 (Commons)


David Pineda

Tabla de Contenidos

    1. Contextualización
    2. Del código de la vida al código de la cultura.
    3. Este martillo llamado Internet
    4. Conociendo la idea de Hacer el común
    5. La resonancia
    6. Los principios de un sistema de comunes
    7. Alcances y desafío
    8. Pendientes:
    9. Guardianes de los Comunes y su 'desaparición'
    10. Formas de vidas que se posibilitan
    11. Nuevas prácticas económicas
    12. Nuestros límites, el conocimiento holístico
    13. Un mundo conectado
        13.1. Una red
        13.2. Redes de comunidades
        13.3. Una infraestructura vitalista
    14. Herramientas para el cambio social
    15. Construyendo un mundo distinto y mejor
    16. Autores y destacados

1 Contextualización

Siglo XXI, ad portas de una posible tercera guerra mundial patrocinada por las tres mayores potencias del mundo: USA, Rusia y China. Finalmente los motivos se han ido desenmascarando y es ya bien sabido que la lucha es por los recursos. Es por eso es que es también esta palabra. Y nos adentraremos en este tema navegando y celebrando en el rio Whanganui de Nueva Zelanda que, despúes de una larga ucha tras generaciones, los nativos Maorí del país lograron que se le reconocieran derechos tal como a un ser humano. Hablaré de una cirscunstancia especial que se da en distintas situaciones que nos permiten ver que la construcción de otro mundo es realmente posible, hablaré del común o bien, de hacer el común, en inglés los commons.

Frente a la moderna alianza Estado-Capital ha persistido en los márgenes de la historia aquello que ha permitido a los pueblos sobrevivir a lo explotación desmedida y al abuso de las burocracias. Ha sido aquello que se teje y cocina, lo que posibilita, lo que crea la comunidad. Las pequeñas acciones, esos modos de vida y esas creaciones humanas que han pasado desapercibidas bajo la mirada del poder hasta el momento que llegan incluso a superar los límites de lo posible en virtud de sus códigos estructurales en un contexto histórico y pruebas de ensayo-error.

Transmutando

EXTREMOS DEL VOLUMEN: Una mirada desde los medios y las personas**

 

 

Por Laura Palacios, Periodista UC

 

**Este texto fue presentado junto con el libro "Extremos del volumen: poderes y medialidades en torno a la obesidad y la anorexia", de Valeria Radrigán y Tania Orellana, en la Universidad Adolfo Ibáñez, Santigo de Chile el día 5 de mayo de 2017, gracias a la invitación de CEAC.

Quiero hablarles de este libro desde dos perspectivas. La primera, la mediática, y la segunda, la personal, porque pienso que el testimonio es siempre una forma de transmitir de manera clara lo que se quiere expresar.

Comenzaré con la teoría, muy someramente en honor al tiempo. En el mundo de las comunicaciones existen numerosas teorías sobre cómo los medios impactan y afectan a las personas. Una de las más reconocidas y aceptadas es la teoría del establecimiento de la agenda, o agenda-setting, cuyo máximo exponente ha sido Maxwell McCombs. Esta teoría postula que los medios de comunicación de masas tienen una gran influencia sobre el público al determinar qué asuntos poseen interés informativo y cuánto espacio e importancia se les da. El punto central de esta teoría es la capacidad de los medios de comunicación para graduar la importancia de la información que se va a difundir, dándole un orden de prioridad para obtener mayor audiencia, mayor impacto y una determinada conciencia sobre la noticia. Del mismo modo, deciden qué temas excluir de la agenda.

Escáner Cultural nº: 
199
Transmutando

Reseña libro Extremos del Volumen de Valeria Radrigán y Tania Orellana

Por Valentina Montero

 

Fotografía de Jorge Villa para CENTEX Valparaíso

 

Escáner Cultural nº: 
198
EntreVistArtista (EVA)

Matilde Cortés Puente (México, 1936).

 

 

“Como cualquier personaje de la vida cotidiana los originales seres de Matilde Cortés Puente, nos sonríen inconscientes de ser los protagonistas de esa sobrevalorada charada que es nuestra existencia social. Pero Matilde no se deja engañar, ella muestra las almas de sus dibujos a través de poses electrizadas y cierta rigidez delatora, pero sobre todo mostrándonos la verdadera mirada que entierran esos ojos variopintos. Cortés Puente es una profunda observadora, cada minúsculo trazo nos cuenta una pequeña historia que solo ella acertó a entrever entre las veladuras de los disfraces, ella no perfila los pliegues de esos ropajes sino que dibuja las cicatrices que imprime la vida sobre los personajes que crea.

Marionetas independientes cortaron sus hilos, libres de accesorios o de ambages, sin entorno ni teatro que las cobije suspendidas en el espacio vacío como estrellas, siempre interpretando, guardianas celosas de su mundo interior. Las únicas pistas sobre el duro camino recorrido se encuentran latentes tras su desafiante gestualidad. Ante su obra el sabor de su abigarrado guiñol es rotundamente agridulce y es porque eso nos induce a plantearnos que nadie es inmune al poder de las plumas del pavo real, personajes fantásticos actuando en un escenario descarnadamente real”.

José María Escarastegui Mendoza

 

 

Escáner Cultural nº: 
199

SOBRE LOS DÍALOGOS DE PAZ

Amílcar Bernal Calderón

En un poema de don Pablo Neruda alguien le cuenta a su madre que mataron a Manuel Rodríguez, el guerrillero a quien ella ama. El poema, entre otros versos dice: “Su espalda está sangrando / por el camino / por el camino sí / quién lo diría / él que era nuestra sangre / nuestra alegría”. ¡Es que se puede amar a un guerrillero, como a cualquier hombre, si es justo y bueno! Y puesto que Manuel fue el nombre de mi segundo padre, quien me enseñó el amor por el campo y a punta de cariño sembró en mi alma esta propiedad de no querer ser dueño de nada, aunque cualquier pequeñez –un mordisco de fruta, la tierra de un gusano- puede valerlo todo; y puesto que Rodríguez es el apellido de la sencillez, de la misma manera que un pan es toda la comida y el destino de un hombre es la tierra que pisará su próximo paso, sí, por todo esto tan como escrito con la sangre, no puedo dejar de pensar si, a pesar de que odio la guerra, está bien que mi pueblo (bajo un gobierno capitalista cuya macroeconomía ordena que diez hombres mueran de hambre mientras ochentainueve sobreviven precariamente y uno, apenas uno, vive entre lujos) esté moldeando una paz mediante los diálogos entre unos dirigentes (a quienes la guerra ha dado riquezas a costa de la sangre de unos campesinos llamados, todos, Manuel Rodríguez) y unos guerrilleros que olvidaron el ejemplo de Guadalupe Salcedo, del Che, de Fidel, y se dedicaron a negocios que si bien les daban el dinero para mantener y apertrechar su tropa, también los enriquecía. Perdónenme pero yo, que soy de una izquierda romántica, nunca supe que la guerrilla viniera a atacar el palacio de gobierno para tomarse el poder, o sea que lo que hicieron fueron meras escaramuzas que no iban a parte alguna. Pero en cambio supe que en esas escaramuzas morían campesinos de ambos bandos; se disfrazaban inocentes para hacerlos pasar por guerrilleros muertos y así se propalaba la idea (para que la creyeran los tontos y los ricos que temen que les quiten lo que han conseguido con el hambre del pueblo, porque los honrados no tienen nada que temer) de que el gobierno iba ganando una guerra que sólo produce dinero a los fabricantes extranjeros de armas, destruye soberanías, genera dividendos a las trasnacionales y produce comisiones para el bolsillo de los políticos. Es que yo, viejo y solitario lector, creo que todo este embeleco comenzó porque un candidato presidencial concluyó que su oponente quería la guerra, y entonces decidió que ofreciendo la paz podría derrotarlo. ¡Y claro, de esa manera logró la presidencia y después, “ya entrado en gastos”, le tocó sostener el cañazo!

EVA (La Palabra)
 

 

 

 

La presente entrega tiene como propósito difundir textos y poemas de amigos entrañables acerca de mi trabajo expuesto en diferentes plataformas; puntos de confluencia en el ciberespacio donde el tejido humano es alimento del otro en fortalecimiento propio.

EN RED, primera publicación compartida: "Metáfora de la entraña" y "Rosa Matilde Jiménez Cortés, para reproducirse a sí misma" por Maritere Espinosa, a quien agradezco con profunda admiración.  

 

 

 

Escáner Cultural nº: 
197
Evolución de la Belleza

 

 Colección de Canicas. Foto: http://casadorada-say.blogspot.mx  Colección de Tapas de Botella. Foto: http://www.colchonero.com

 

Coleccionismo: el objetivo de no tener fin

 

El verdadero coleccionista ama sus piezas, goza con ellas y sueña con aumentar el volumen de su colección.

Se mueve por pasiones, no por intereses.

María Marco Such.

 

EVA (La Palabra)

MUSEO 2016 – 2017 | Proyecto por Rosa MaJiCor
Artistas invitados: Matilde Cortés Puente (México) y José María Escarastegui (Bilbao).
 
 
 
 

“El amplio concepto  de casa en manos de una artista  inquieta y evocadora, una serie de  cuadros repletos de claves y  secretos que extrañamente  además de ser obras artísticas de pleno derecho también son planos, planos técnicos que a diferencia de estos no están dirigidos a delimitar y restringir fríamente volúmenes medidas o cotas, estas pinturas son planos emocionales de las vivencias que todas los hogares protegen celosamente, hojas de ruta basadas en la introspección, el recuerdo y la búsqueda que muestran tanto como ocultan, al fin y al cabo todos somos frágiles casitas con tabiques de piel”. (José María Escarastegui Mendoza)

Escáner Cultural nº: 
196
Al Documentar

LO PERDURABLE EN UNA ACCIÓN FRENTE A LA CÁMARA

Estado del videoperformance


Por Gabriel Sasiambarrena

  1. Introducción:

Comento al lector que la clave originaria de la presente escritura ha sido la reflexión del video-performance como la secuencia en imágenes de un cuerpo presente en sus tres estados diferenciados: tiempo, espacio y lugar.

Intentaré también, en el desarrollo del artículo dar cuenta, que ha sido el análisis de éstos tres fenómenos el que originó la situación relacional entre los dos tipos de registros en una performance; para luego, profundizar sobre la concepción de un público “presente en la escena” o por el contrario, en un plano virtual del mismo.

Es indudable que para señalar las características de un video-performance tendré que situarlo conceptualmente en el registro de una acción creada en tiempo y espacio, pero partiendo de la base que éstos no se pueden registrar como unidades o fenómenos separados de la acción.

En los siguientes capítulos exploraré acerca de la particularidad que trae consigo la operación (automática o por un asistente) de la cámara, siendo éste uno de los modos por los cuales se captura (en tiempo) una secuencia, aspecto que abordaré como el proceso de registro que origina la acción filmada. Frente a la cámara se comienza a crear el espacio, territorio en cual daremos cuenta, de que el cuerpo perceptivo, de algún modo, articula los recursos necesarios para el registro, siendo éste a corto o largo plazo, el punto de vista de un espectador que no estuvo presente en la escena.

Por otro lado, citaré brevemente la historia del video-performance con algunos registros consagrados e inscribiré en la esfera conceptual las finalidades de diferentes experiencias que el medio ha brindado, en el cual encontramos gran cantidad de artistas que eligieron el formato, produciendo formas disimiles para este género.

Me interesa sacar, no nombrar ni desarrollar en el presente artículo los aspectos del aquí y ahora en la escena performática, ya que han sido, los que particularizaron a cualquier sentido de performance, de ésta manera, intentaré inscribirme en otro estado contemporáneo, señalando el sentido actual en un video-performance. Aquí el sentido contemporáneo pasa por otro lugar, pasa por el de la escena instalada, atravesando a través de la escritura el proceso por el cual es posible saber y realizar un video-performance.

Escáner Cultural nº: 
196
EVA (La Palabra)

2016 © "En el patio de tu casa"  por Rosa Matilde Jiménez Cortés

 

 

 

MUSEO (sala vacía)
 
De cara a la exuberancia doliente de un paisaje pletórico de savia, se yergue altivo el jardín de azucenas blancas sofocadas por parásitas enraizada a mi naturaleza humana. Cansada y con tedio me siento en el inabarcable verdor impidiendo el paso a la mirada intrusa, que sin recato se introduce en mi casa para vagar con indiferencia en la sala vacía desnuda de objetos. Un alfiler con cabeza de perla detiene los dobleces de la cortina blanca con leves matices de carcoma, al fondo se desdibuja tímida la silueta de la primera figura humana en mi vida, modelo de rectitud y desapego quien partió a su destino hace ocho años dejándome varada en éste vacío socorrido por el blanco de las paredes, la mesa donde escribo, el foco sobre mi cabeza y la silla que se hace cargo de mi peso. Todo en su conjunto es un vacío pintado en blanco con algunos puntos negros incrustados en mi retina, incluso la serie de pinturas que dan cuenta de mi pasado son lienzos blancos exentas de color. Asustada salgo de la estancia interior y observo desde fuera mi casa, le veo vacía y desnuda de fatuidad, castidad que me hace palidecer y caer en un sopor blanco ahogado en humo. Mi casa parece vacía pero yo sé que está llena de gracia.         

 

 

Escáner Cultural nº: 
195
Invitado

LA REAL PERIFÉRICA

Diego Hidalgo Mariqueo

Discursear del mismo modo sobre periferia se vuelve algo monótono y carente de crítica. Es necesario tejer una idea con mayor amplitud de dimensiones en torno a lo que suscita la palabra, obviando el significado.


A través de la Rae se evidencia la acotada dimensión que se le da a la palabra.
1. f. Contorno de un círculo, circunferencia.
2. f. Término o contorno de una figura curvilínea.
3. f. Parte de un conjunto alejada de su centro, especialmente la de una ciudad.


En torno a tres significados se define una palabra que precisamente convoca una multiplicidad de entendimientos y discusiones.


Es pertinente –y necesario también- citar la ciudad comprendiéndola dentro de sus múltiples contextos, sin dejar de lado nuestro turbulento pasado, haciéndolo presente en todo momento.


Más allá del discurso e imaginario ya instaurado, es necesario indagar para desentramar el verdadero terreno en el que nos estamos construyendo. Se vuelve menester hacer una radiografía de como se/nos ha/hemos ido construyendo.


Más que hacer referencia a un lugar, lo periférico lo atribuyo a una condición dada al individuo, remitiéndose a lo hegemónico, más que a una cuestión geográfica. Hace poco en la galería Balmaceda arte joven se expuso un lienzo que llevaba la frase “somos periferia”, surgida como ejercicio de intervención urbana en plena estación Mapocho, involucrando y creando un nexo entre individuo y ciudad. Este tipo de acciones son signos claros de una problemática siempre contingente y que hoy es aún más pertinente tratar, vislumbrando la vehemente inmigración de la que hoy rebosa el país y que sin embargo se ciega ante tal situación.


Escáner Cultural nº: 
194
Evolución de la Belleza

Condor; fragment of pre-Columbian rock art engraving in the Atacama Desert, Chile. The cross was painted centuries after,  presumably by catholic missionaries. Photo: Ximena Jordan.

 

Beyond Europe

 

Nota de la autora: "Más allá de Europa" es un artículo que fue inicialmente escrito en inglés para ser publicado en una revista chileno-australiana, en Melbourne. Con la autorización del comité editorial de Escáner, lo publico a continuación en inglés, a modo de excepción y con la intención de compartir con ustedes el texto original. Agradeciendo su comprensión, los invito a leer y a pensar "más allá de Europa".

Ximena Jordán.

 

 


 

 CONVITE : MESA CENTRO - Valparaíso

CONVITE es una plataforma presencial concreta, instancia vinculante basada en el compartir la experiencia de la praxis en artes visuales, sus problemáticas actuales y proyecciones futuras. En su segundo año, reúne agentes en artes visuales de distintas zonas del país, con mesas de trabajo en regiones norte, centro y sur, complementando el trabajo hecho durante su primera versión el año 2015. Agentes en artes visuales que viven y trabajan en regiones se reunirán para reflexionar sobre su trabajo en el medio y desarrollar un análisis propio, real y profundo gracias a su concreta experiencia cotidiana y de años.
El proyecto partió con su primera mesa en la ciudad de Antofagasta los días 4 y 5 de Junio próximos, donde además de los invitados de las ciudades de Arica, Iquique, Antofagasta y Copiapó, asistieron los moderadores de las otras mesas, estableciendo un espacio de cruce y diálogo entre los debates, temáticas y propuestas planteadas​ durante dos jornadas de trabajo​. 
 
Ahora, este próximo fin de semana se reunirán en Galvez Inc un grupo de agentes de la V y VI Región para debatir a partir del tema del Extractivísmo y su dimensión cultural ¿Cómo enfrentarnos?, propuesto por su moderador el artista y gestor Juvenal Barría, director además del mismo espacio.

Invitado

 

 

 

 

MESA CENTRO

Extractivísmo y su dimensión cultural ¿Cómo enfrentarnos?

 

 

 

Este 23 y 24 de julio se llevará a cabo la segunda mesa de Convite, Segundo Encuentro de Agentes en Artes visuales, en Galvez Inc, espacio independiente y residencia artística ubicada en Cerro Alegre, Valparaíso. A propósito de esta fecha, Juvenal Barría –moderador de la mesa centro- y Carolina Lara -moderadora de la mesa sur-, se reunieron a conversar en torno a las diferentes aristas y reflexiones que el proyecto plantea. Aquí las miradas de ambos en los días previos a la reunión de agentes que trabajan en la región central del país y un avance de lo que será la siguiente mesa en Concepción.

 

Carola Lara CL: Juvenal, tú que participaste en Convite I y ahora, como moderador, ya presenciaste la primera sesión de Convite II que fue en el norte, ¿cuál crees que es la importancia de este encuentro?

Juvenal Barría/JB: Así es, participé en Convite I, invitado a la mesa de difusión, como  representante de la V región. De la mesa logre percibir ciertos aspectos que en Convite II se han superado, con esto me refiero a que en la primera instancia existía cierto centralismo marcado en la discusión que se fue atenuando pero que dejaba en evidencia que la realidad capitalina dista bastante de lo que pasa en regiones. En cambio en convite 2 en la mesa norte -donde me toco viajar a Antofagasta-, observé y fui parte de la discusión de la realidad de la macro zona norte junto a agentes de artes visuales de Arica, Iquique, Antofagasta y Copiapó. Dejaron en claro y afirmaron mi idea de que Santiago no es Chile, acá pudimos ver y hacernos conscientes de que en las regiones las artes visuales sobreviven, nos dimos cuenta que cada región tiene problemáticas diferentes, ya sea por su ubicación territorial, así como por las influencias culturales propias del lugar.

 

CL:¿Qué te pareció la experiencia en Antofagasta?

JB: La experiencia en Antofagasta fue muy agradable, el ambiente cercano y doméstico dio un carácter diferente al encuentro, a diferencia del año pasado en GAM. Es una experiencia enriquecedora tener la posibilidad de conocer agentes de la zona norte y, a su vez, generar vínculos que se ven materializados en proyectos comunes. La forma de trabajo en Antofagasta fue muy amena y cercana, una atmósfera en la que se dan grandes posibilidades de colectivización, pues las problemáticas que nos persiguen son muy similares.  Quede muy contento con el plan de trabajo que surgió en la zona macro norte, donde cada agente se comprometió a generar un trabajo de colaboración y complicidad.

 

CL: ¿Qué proyectaste para la mesa en Valparaíso? ¿Por qué la planteas desde el título “Extractivismo y dimensión cultural” y de la pregunta acerca de cómo enfrentarnos? ¿Qué procesos fundamentales ha vivido el último tiempo el arte en Valparaíso  (o más bien la zona que abarcas) y que te interesa especialmente abordar?

JB: Lo que pude proyectar en Valparaíso es la posibilidad de hacer visible ciertas prácticas monopólicas de agentes económicos, tener la posibilidad de generar crítica por medio de un encuentro me parece muy valioso, dejar testimonio de lo que está pasando en un sector. En este caso, Valparaíso, donde ya se han generado  históricamente relaciones de asociatividad y colaboración, por las desgracias y catástrofes, hoy se da de forma importante entre diferentes actores del arte, que en su mayoría trabajan fuera del alero de la institucionalidad. Valparaíso es una ciudad donde  existe una escena artística fuerte, pero que a su vez sigue siendo ignorada e invisibilizada  por la institución, ya sea porque no hay compatibilidad en los modelos de gestión o por temas ideológicos también. Cuando hablo de extractivismo en su dimensión cultural, hablo de como los agentes económicos, la gran mayoría vinculadas al área de turismo, se incertan en la ciudad y  se apropian de ideas  e incluso reciben apoyo estatal por generar algo que ya se está haciendo en los espacios autónomos o independientes hace mucho tiempo. Ahí viene la pregunta de por qué esta negación a nuestra existencia? Porque se subvalora el trabajo hecho por los espacios independientes? Porque la institución prefiere apoyar entidades privadas con fines de lucro? Podemos continuar supliendo un rol importante del consejo de la cultura, que va ligado al tema de actividades culturales y generación de audiencias sin ningún tipo de valoración simbólica ni material. ¿Tenemos que seguir el modelo de “Industria Cultural” que exige el estado para ser financiados? ¿es el único camino para tener un pasar digno? Mi idea es ojalá resolver estas inquietudes, y por lo menos, generar cierta estrategias de funcionamiento y dejar en evidencia las precariedades.

Escáner Cultural nº: 
193


Guillermo Núñez - Haikus del maestro.

LA DUDA PICTÓRICA

-panorama psicopatriotico de los 80-90-

Felipe Vilches Rubio

Cuando en el decenio 80-90 registré distintos fenómenos del arte joven en Santiago, a finales de los 80 me había otorgado el mundo artístico, el premio Under de la crítica de arte joven (1988) por PERFORMANCE BALLET ZARATHUSTRA y por la naciente crítica de pintura que realizaba en Taller LA BROCHA, en el Barrio Bellavista.

Fue una reacción natural ser, ante la distinción, más responsable y me enfoqué a la crítica de la pintura en presentaciones y textos para catálogos e ideas, también guiones, y actuaciones, Festival de Teatro y otras performances mientras veía el oficio de vender y a su lado el desconcertante desarrollo de las ventas de obras artísticas con los proyectos que financiaban fundaciones que sorpresivamente destacaban en sus fines altruistas. Se intuía que el único camino posible a las masas de artistas, si no fueran elegidos por el mercado, era vivir en talleres en mínima pieza y soñar en el éxito de proyectos enviados al ministerio de educación y fundaciones de arte.

El excesivo crecimiento del arte parecía exigir el centralizar pronto los lugares de ventas por la marea tremenda que significaba en Chile, la multitud de artistas que salían de institutos y universidades. Alguien previó el cambio al mundo neoliberal.