Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Rolando Gabrielli

UNA GOLONDRINA SÍ HACE VERANO - BORRADORES 2004 ESQUINAS - LAS GRACIAS DE ANTONIO GRACIA Y EL LOCO VIAJE DEL POETA PANERO - EN POESÍA NO SE PUEDE ESCUPIR PARA EL CIELO - SANTIAGO EN 100 PALABRAS: VIAJA A ESA NEFTALÍ, EL PALO ENSEBADO Y EL FANTASMA DEL WEB

BORRADORES 2004 ESQUINAS

Por Rolando Gabrielli

Qué no se ha dicho de la poesía y qué no está contenido en sus propias palabras. Todo comentario termina siendo un borrador personal, como el poema. Las palabras son un misterio, se desplazan sigilosamente y su complicidad es doblemente secreta. No ignoran su significado, alegan una supuesta libertad para que el poema no deje de respirar. Se saben frágiles, inexactas, codiciadas, inconclusas en un azar que les envuelve en una aventura. Pertenecen a la última palabra y siempre habitan, despuntan un comienzo. Alguien terminará interpretándolas más allá de una primera forma, y terminan siendo cabezas de un mismo dragón dentro el poema. No creo se expresen más libres, soberanas, auténticas, desinhibidas que en los borradores. Allí se convierten, se hacen, hembras y machos, empujadas por el vicio de la imaginación, el oficio de lo nuevo en el hallazgo. Escritor y palabras viajan insomnes, acarician un mismo luminoso pétalo. Se revuelcan en un mismo merengue, el borrador y las palabras sobre la página en blanco. Toda era principio al inicio, comienzo, nada, un amanecer antes del amanecer. 

Leer artículo completo

ANTONIN ARTAUD - YA ESTÁS EN MACONDO, ABRÁZAME - LOS DUDOSOS MILAGROS DEL MERCADO

ANTONIN ARTAUD, de la mano de Dios (el vidente encadenado)

Por Rolando Gabrielli

Antonin Artaud

Qué locura, Antonin Artaud

entrando por la ventana blanca de mi pieza

un día de este verano que recién se inicia.

Nada en él era extraño desde que acható su nariz

sobre uno de los vidrios.

Tenía en sus manos una de esas ramas

que se dejan ver una vez descorrida la cortina.

Leer artículo completo

EL SOL ROJO EN LLAMAS - URIBE, PREMIO NACIONAL, EN EL AÑO NERUDA - DESPUÉS DE MORIR, TIENEN LA PALABRA

Por Rolando Gabrielli

EL SOL ROJO EN LLAMAS

En cinco millones de años más, el Sol extinguirá la tierra. Es una conclusión de diversos científicos. Seremos el polvo de una bola de fuego. ¿La noche habrá sido derrotada por última vez o seremos noche? ¿Un agujero de luz? ¿Un punto de fuego con nuevas cenizas? ¿Menos que el olvido?. ¿Polvo De luz? La vanidad y el poder no tendrán espacio ni para sus rodillas. Estas palabras habrán sido olvidadas mucho antes del final. Los libros serán hojas consumidas por el fuego, ecos de la luz que algún día irradiaron. Las palabras, menos que el eco apagado de unas cuantas letras muertas.

Leer artículo completo

WALT WHITMAN: MENSAJERO MORAL DE ESTADOS UNIDOS

PARRA LE GUIÑA UN OJO AL PREMIO NOBEL (¡Felicidades por los 90, Nicanor!)

CARTA A JULIO EN AGOSTO, EN SUS 90

Por Rolando Gabrielli


 

CARTA A JULIO EN AGOSTO, EN SUS 90

Dejé que penetrara el inconfundible olor a hierba recién cortada. Se superponía una incontenible fragancia parecida al alelí, pero que en el trópico le llaman la flor de los novios. No había luna. El cielo se mantenía iluminado con una tormenta eléctrica. Pensé en dos cosas: Dios paga esa cuenta, no debo preocuparme por ahora. Y me dejé llevar hacia, por Colorado. No era nada extraño. Allí las tormentas eléctricas son proverbiales. De ellas me hablaba SC y la memoria es un secreto pasaje en retrospectiva. Seguí en mi rutina con los recuerdos. El olvido es un camino inédito, sorprendentemente rebelde. Miré a un costado, y el negro de la noche sobre la selva, me recordó el verde de mañana, la luz hipotecada por unas horas. Un silencio particular, de aislamiento. Vi al fondo, mi casa blanca, y pude encontrarla diferente, como que no me perteneciera. Una luz en mi cuarto. Yo no estaba ahí. Yo nunca estoy, dicen quienes creen conocerme. En ocasiones me he preguntado a mí mismo para reconfirmarme. Un forastero en sus sombras. La casa podría estar tomada, y yo no me había dado cuenta. No es un cuento. Me supongo que a SC le sucede algo parecido en la gran casona donde dice vivir. Dice al menos ella. Las casas son a veces, un refugio peligroso. Les crece un silencio como desde las orejas, pasa por los cuartos y se instala a la hora de la cena.

POETAS DEL SUR - DESPUÉS DE NERUDA: ¿QUÉ? - EL MANO A MANO DE FRIDA KAHLO

Por Rolando Gabrielli

EL MANO A MANO DE FRIDA KAHLO

México ha sido capaz de casi todo a lo largo y ancho de su historia, siglos de realidades, máscaras y sueños, una aventura arrancada de su garganta, de la viva presencia de sus muertos.

Aventura y misterio conjugan México, como la Gran Noche Triste de Hernán Cortes, el puente trazado hacia la conquista, fundación y modernidad. Nació de la esperanza de la muerte y del dolor que hasta hora le recorre los huesos, las vértebras, al dolor mexicano, que se mezcla con el canto, los ritos inacabados de su colorido ataúd.

México fue capaz de fundar una ciudad sobre las aguas y hacer la primera gran revolución mundial y ser también un mural de innovadores coloridos y formas desérticas, humanas, gravitantes, rojas, ceñudas, dolientes, apasionadas, suspendidas en el grito. México se seguirá pariendo hasta el final de sus días. Le crecerán calles, brotarán personas, agua, se desmoronarán a pedazos edificios, seguirán brotando su negra tierra, mares, el desierto seguirá creciendo en su encierro, el DF se descolgará los hijos de las entrañas, sacarán sus raíces los pies de México, un volcán apagará la historia que continúa bajo las entrañas de sus propias cenizas húmedas de espanto.

Leer artículo completo

NERUDA EL CÓNDOR ROJO DE LA POESÍA CHILENA - DÍA SIN FIN A S.C. - JAAR: DE NUEVA YORK A CHILE 

JAAR: DE NUEVA YORK A CHILE

Por Rolando Gabrielli

Después de 22 años y exposiciones en Francia, Italia y N.Y., Alfredo Jaar, un provocador de la imagen regresa a Chile, el país que protege la autoridad. Viajó con el mito de haber escandalizado a la Gran Manzana, terreno fértil para toda suerte de pastiche, denuncias, quejas, homenajes, desahogo y arte de todo tipo.

A Pablo Picasso le bastó el Guernica y su famosa Paloma, para inmortalizar la guerra y la paz. Ambos productos hoy se subastan públicamente en los mercados de la guerra, en los altares de la divinidad alquilada.

La realidad imita a la muerte con impresionante exactitud y patético realismo. Saltamos del primer al cuarto mundo, sin sonrojarnos, sin apiadarnos, de nuestro propio sufrimiento, del inevitable caos que la estupidez comanda con su chaleco contra balas perforado.

Leer artículo completo

LAS CEPILLADAS DE MELISSA - EL AMOR, ESA VENTILACIÓN PÚBLICA Y HÚMEDA - DEL OBELISCO AL RÍO MAPOCHO, EL PASO DE GANSO DE MELLISA

DEL OBELISCO AL RÍO MAPOCHO, EL PASO DE GANSO DE MELLISA

Por Rolando Gabrielli

Medida en el olvido de su tórrido pasado, cruzó la cordillera en la esponjosa fama de la piel sobre el escaparate, el cuerpo adolescente que fue oficio de sus noches y mañanas, llegó a Santiago de Chile, como el hilillo descolgado del Mapocho, sin el brioso cauce, Qué fue deste río profundo, remolino, torbellino de un indisimulado gozo, que se fizo la infanta Mesalina P., que lo probó todo, como si fuera una fiebre sobre las sábanas. Un Santiago gris, apagado por el smog, pero más salvaje en el sexo virtual, recibió a esta siciliana, que abrió su isla y playa, el fruto de su carne, al uomo sapiens , al uomo fálico .

Flotó en la atmósfera la pregunta después de sus declaraciones en Buenos Aires, que fue de esas noches, aquestos caballeros, esos Don Juanes de doradas, húmedas sábanas, que se fisieron, Oh, Señora?. La memoria es la reina del olvido. 

Leer artículo completo

GONZALO ROJAS NO ES NINGÚN MANCO - FERLINGHETTI ESTÁ VIVO EN SAN FRANCISCO

Por Rolando Gabrielli

GONZALO ROJAS NO ES NINGÚN MANCO

Gonzalo Rojas no es ningún manco, ya se echó al bolsillo el Premio Cervantes. Sin una mancha, inmaculado, cabalga hacia Alcalá de Henares, nuestro laureado vate del Lebu oscuro carbón, profundo sur, hoy chillañejo, guiñándole el ojo a Nicanor Parra, oriundo de esas tierras de glorias chilenas en el gran pedal de la poesía.

Ya es un mito, el poeta Contra la muerte , desde la miseria del hombre, se levantó y se apresta a entrar con sus molinos de viento, reflejado en el espejo de antiguas dinastías chinas, bajo el relámpago de su poesía, al Reyno de España como el Arcipreste de Hita de la capitanía general de Chile.

Nada de gloriola, dice ahora con su maestro Huidobro, frisando los 87, cuando el caballero de la triste figura sólo llegó a los 50 y murió absurdamente cuerdo.

Leer artículo completo

SUCEDE QUE ME CANSO DE SER HOMBRE - HACEN FIESTA CON NERUDA EN UNA PECERA - NERUDA ENTRE NOSOTROS
(POR JULIO CORTÁZAR)

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

A Silvia, en Colorado, que tanto impacto le ocasiona el verso: sucede que me canso de ser hombre .

¿Cuántas peluquerías y cines hay en Nueva York?

Seguramente incontables como pelos y ojos transitan por sus calles, de día y noche, sin reparar la contabilidad pública ni privada de sus actos. Una ciudad que se mira el ombligo, no vive, o que se sueña en la memoria, carece de futuro, por eso Nueva York se inventa cada día un nuevo día. Una manera real, dicen sus calles, es no apagar la luz. Perdidos en Nueva York, si el tiempo volara, y una esquina sumara un nuevo camino. Hazme la historia, conviérteme en santo peatón de tus calles New York. Los ojos son las vitrinas de tus mañanas, que te recorren, bajo los subterráneos, sobre mis pisadas. Súbditos de tus sueños, del acero, el Central Park, la imagen volada en el otoño, caballo sin dinero en tus calles. En el poema New York viaja en el Hudson, es ciudad blanca en enero. 

Leer artículo completo

LA CIUDAD ES RAYUELA - LAS MUJERES

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

LA CIUDAD ES RAYUELA

La humedad y el calor tropical no le dan paso al azar. La ciudad es un trompo sin dirección, la rueda loca de un ciclista borracho. Voy a ella autorizado por mis propios demonios y Rayuela. Todo se siente pegajoso, el viento tibio forma parte de la piel, nada queda atrás, todo es lo mismo. La ciudad se repite en su paisaje, reconoce el juego de su monotonía, deja una pista para que otro viajero sea tránsito, ruta, camino. Se sabe émbolo, eslabón de sus pies, Norte y Sur, puente obligado, y su centro es el mar. Voy en mi viejo motor en un paseo personal, íntimo, no tocamos el asfalto, un bandoneón suspendido en el fuelle del aire, no vaya a ser que dejemos una huella.

Es mejor dejarse visitar por la sorpresa que se renueva pegajosa gelatina de su propia atmósfera. Es un viaje de encuentro y desencuentro, una parcela para el que nunca ha llegado. La espalda sobre el respaldo del asiento del chofer de mí mismo, es lo único que me sostiene.

Leer artículo completo

CORIN TELLADO: LA VIDA EN ROSA

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

Inocente pornógrafa, mercenaria, reina de un erotismo patológico, obsesivo y tentador, que subyace en las historias más triviales. Así describen a esta pequeña asturiana de 1.56 metros de altura, llamada Corin Tellado, de 75 años y que ostenta el envidiable récord de la más vendida en lengua castellana con más de 400 millones de novelas de amor.

Por décadas ha sido reina absoluta del folletín rosado, del amor por entrega, y con el seductor lenguaje de la intriga, de lo inverosímil, pero que el corazón humano ingenuo, vaciado en el supremo fracaso del abandono, es presa fácil de la pluma docta, como un bisturí que disecciona el alma sobre el espejo de una felicidad prestada.

Literatura cotidiana, basada en los áspe-ros caminos del laberinto sentimental de mujeres y hombres que buscan la felicidad del lector y se atropellan en la trama por alcanzarla. 

Leer artículo completo

...EN UNA ESTACIÓN DEL METRO...

MUNDO CANNE

BANDONEÓN AZUL

CRAWFORD: CRÓNICA DE UN AMOR IMPOSIBLE
 


CRAWFORD: CRÓNICA DE UN AMOR IMPOSIBLE

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

Cindy UNO

Yo me enamoré de Cindy Crawford cuando la vi por
primera vez en una valla en la avenida España en
Panamá. No enseñaba gran cosa. Su imagen estaba
asociada al tiempo. A nuestro tiempo y época. No sólo
un símbolo top de la pasarela mundial. Era algo más
que conjugaba con el misterio, glamour, su pasada de
granjera. La valla nos daba de frente cuando
cruzábamos en automóvil la transitada avenida. Me
gustaba ver caer su silueta en el ocaso. Siempre nos
permitía un poco más el denso y estresante tráfico. La
Cindy C. se encargaba de refrescarnos los minutos de
soledad tropical frente al timón. Sudábamos los que no
teníamos aire acondicionado por cuenta de la humedad
de Ciudad de Panamá y la Cindy. Pero agradecidos al
fin de una hembra tan fenomenal con su lunar y
kilometraje global rodando.  

Leer artículo completo

EL DUENDE QUE SE ENCANTÓ. FEDERICO GARCÍA LORCA

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y el aire
Jorge Luis Borges

 EL DUENDE ANDALUZ se encantó con Buenos Aires, la grandeza de un escenario natural, el puerto, la urbe que lo aplaudió sin complejos hace siete décadas atrás. Federico García Lorca llegó de visita con su teatro y palabra seductora, un poeta ya conocido y dramaturgo igualmente popular. Sus planes eran quedarse dos semanas. El poeta del Romancero Gitano y Bodas de Sangre, tenía esa vaga idea de visitante temporal, pero Buenos Aires dispuso otra cosa con su magia, y el divino andaluz, la víctima emblemática del fascismo franquista, permaneció por seis largos meses que se le hicieron sal y agua de sus días.

Por esos días porteños, el poeta gitano, granadino, la gracia de España se presentaba con la emoción y la autenticidad del duende lorquiano, la fragancia de lo nuevo, sin maquillaje, puro como un paisaje desolado, llegaba como una bengala al puerto de Buenos Aires, luminoso como una ardiente estrella.

  

Leer artículo completo

UN FANTASMA CHILENO EN EL TRÓPICO - LA SEÑAL DEL ARCA DEL SOL

Por: Margarita Uribarri

UN FANTASMA CHILENO EN EL TRÓPICO

§ INTRODUCCIÓN AL ESPECTRO

Entrevistar a un escritor inédito de más de 50 años, me pareció un ejercicio deportivo en mi carrera profesional. Correr un maratón en cien metros sin anabólicos amerita un cara a cara con un fantasma.

Finalmente acepté el desafío sin ningún compromiso, empujada por la aventura, la monotonía del calor, las razones que entregan un tiempo muerto. Había sudado horas con la elegancia de un cisne en un pantano. Pensé que era mejor el delirante albur de una literatura desconocida, que dejarme manosear por una humedad pegajosa instalada con esa autoridad que no podemos discutirle a la naturaleza. 

Leer artículo completo

LA POESIA ATRAPADA EN LA RED - ISABEL ALLENDE: CONFESIONES DE UNA FLAUTISTA ENCANTADA - UN HOMBRE DE PAPEL, HIJO ILUSTRE DE VALPARAÍSO

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

La sombra de Neruda está viva y coleando. El poeta se sigue viviendo a través de nuevas ediciones en el mundo, por medio de los ataques continuos de sus detractores perennes y herederos de una rica y envidiable tradición, porque es un mito, indudable, arraigado en el corazón del pueblo chileno, a quien le cantó con fervor de amante incondicional.
Hace treinta años dejó su residencia en la tierra para caer entre las pesadas copas, las campanas metálicas, en la ruidosa monotonía de las aguas crispadas de Isla Negra, un último naufragio poeta. El pueblo lo despidió un 23 de septiembre de 1973, entre las bayonetas caladas y la metralla de Carabineros de Chile, con rabia, emoción, dolor y en actitud pública de combate y desafío al nuevo orden militar. La hora de sus muelles del alba, bajo un sol huérfano, era la hora tal vez de partir, abandonado como el cuerpo de Chile, doliente de una geografía desangrada, de una viudez de azufre enlutada en el roto copihue sin nombre. Volvía a la naturaleza secreta de las cosas, al origen de su palabra, a los sueños reales, inmortales que su poesía cantó en el lluvioso confín de la palabra Chile.
En el acerado gris santiaguino de la chilenidad manchada, arrastrada por el patio de los callados que era toda la República, el féretro nerudiano saludaba a Chile con sus viejas y nuevas raíces, se sentía el dolor de las campanas en los caminos que algún día recorrió su poesía metálica, acerada en el vientre sulfatoso, nupcial, desmembrado, de sangrantes, desérticas islas, la vieja copa de Chile derramada en la traición, entraba a la madera de los nomeolvides, al ciego océano de la palabra muda.

Leer artículo completo