Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.
Evolución de la Belleza

 

Frida en porcelana. Foto: Ximena Jordán. Violeta Parra. Foto: http://www.duna.cl/

 

Cultura y globalización

¿Cuántos artistas por país conoce usted?

 

Por: Ximena Jordán - ximejordan@gmail.com

Si hablamos de artistas visuales mexicanos que sean famosos en el extranjero, se nos vienen a la mente de inmediato Frida Kahlo y Diego Rivera. Es indudable que la mayoría de los visitantes foráneos que llegan a México por turismo, por estudios u otras razones, ya conocen a ambos artistas desde sus países de origen, o al menos ubican sus nombres. Hay quienes tienen una cierta visión crítica de esta situación, algo así como que “no es bueno” que Frida y Diego sean “así” de famosos porque su excesiva popularidad pudiera impedir que otros artistas mexicanos tan buenos como ellos sean igualmente apreciados a nivel internacional.

No voy a defender a esta famosa pareja del mundo del arte porque no es lo que quiero tratar en este artículo, sino más bien apuntar a la indiscutible realidad de que en casi todos los países la situación de popularidad de los artistas visuales es la misma: los personajes del mundo del arte realmente conocidos en el resto del globo por lo general no pasan de dos, incluso en la era de globalización en la que vivimos.

Para comprobarlo, tan solo repase mentalmente los países cuyos nombres y localizaciones en el mapa usted conoce y revise cuántos artistas visuales ubica como provenientes de cada una de estas naciones…y se topará con que no son más de uno, dos o (máximo) tres por país. Así, por ejemplo, de España conocemos a Dalí y a Picasso, de Francia, a Monet y a Renoir, de Italia, a Da Vinci y a Miguel Ángel, de Alemania, a Durero y a Munch, de EE.UU., a Pollock y a Warhol, de Colombia, solo a Botero, de Ecuador, solo a Guayasamín...etc. 

Por supuesto, en este análisis no estoy considerando a quienes trabajamos en el sector cultural, pues nosotros somos un mínimo porcentaje de la diversidad de audiencias culturales existentes. Además de ser una muestra pequeña en número, tampoco somos un grupo cualitativamente representativo, pues el conocer en detalle tanto la historia de las culturas como la actualidad de la escena artístico-cultural es parte de nuestro trabajo y de lo que nos provee de salario. Por ende, no constituye virtud alguna que nosotros conozcamos a más de dos representantes del arte de varios países…pues esto es nada más es parte de aquellos deberes cuyo cumplimiento nos convierte en mejores profesionales.

En el caso de Chile, este es más bien un país cuyos artistas mundialmente destacados son sus poetas. Sin perjuicio de lo anterior, en artes visuales este país cuenta con eximios artistas; entre los cuales a nivel internacional destaca la figura de Roberto Matta, muy conocido "más chileno" de lo que suele señalarse, ya que abandonó el país solo a los veinticinco años, después de haber obtenido su título de arquitecto de la Universidad de Chile, completado cursos en la Escuela de Bellas Artes y trabajado como ilustrador en la revista Topaze. Sin embargo, y por motivos que son para analizar en otro artículo, la fama de Matta como pintor chileno no llega a ser realmente masiva (aún).

 

Gabriela Mistral. Foto: http://www.portaluchile.uchile.cl  Roberto Matta. Foto: https://www.biografiasyvidas.com/

 

Considerando entonces el contexto estrictamente mediático, si de poetas internacionalmente famosos chilenos se trata, los más conocidos son Mistral y Neruda. Sabemos que existen muchos más grandes poetas chilenos cuyos versos y figuras líricas deleitarían fácilmente a cualquier foráneo, no obstante y hasta la actualidad, los que son ciertamente populares a nivel masivo fuera de las fronteras de Chile, son ellos dos. Cabe mencionar que posiblemente - y debido a afortunadas iniciativas chilenas de producción, difusión y gestión cultural llevadas a cabo durante el presente siglo - podríamos sumar a Violeta Parra (quien por ser trovadora, es esencialmente poeta) e incluso a su hermano Nicanor a este grupo de afamados líricos. Ya con cuatro poetas chilenos globalmente famosos, ya casi no sería metafórica la frase con la que afirmamos orgullosamente que Chile es “país de poetas”.

A diferencia de lo que normalmente escucho en el medio profesional en el cual me desenvuelvo, pienso que el hecho de que el público general no conozca más de dos artistas por país en ningún caso habla mal del nivel cultural de las audiencias culturales masivas. Por el contrario, un par de artistas que conozcamos por país ¡está muy bien! pues la cultura se mide por conocer el contexto en el cual cada ser humano se desenvuelve y no por “conocer el mundo”, como mal lo piensan algunos en la actualidad. En rigor, tal frase es meramente un cliché sin gran asidero, pues no es humanamente posible alcanzar el entendimiento integral ni de un cuarto del total la sociedad mundial, al menos no por una persona, ni en una sola vida.

Si ser culto se midiera por los conocimientos que tenemos de culturas que se desarrollan en lugares muy lejanos respecto adonde nosotros vivimos, al menos la mitad de la población mundial podría ser calificada como inculta.  Esto no tiene sentido alguno, y no afirmo esto porque me aterre encarar la posibilidad de que “el mundo sea inculto” sino porque ser culto, sin duda, es una cualidad esencialmente humana y por eso mismo, lo realista es que sea posible de ser alcanzada por la generalidad de los seres humanos y no por un grupo privilegiado de personas que gozan de nivel económico tan particular como minoritario.

Por otro lado, si ser culto es “estar viajado” pues entonces tenemos la posibilidad de ser cultos tan solo desde hace un poco más de medio siglo y creadores de cultura tan magníficos como Miguel de Cervantes, Oscar Wilde y Miguel Ángel Buonarotti (y un muy largo etcétera) no podrían haber sido calificados como poseedores de una gran cultura, pues estaban tan inmersos en sus oficios que apenas se desplazaron dentro de sus naciones de origen y claramente no participaron de un momento de la historia en el cual tuvieran acceso a mucha información extranjera. Sin embargo, sí que percibían a cabalidad la complejidad de sus sociedades y por eso las pudieron representar magníficamente en obras de arte, enriqueciendo de manera trascendental el desarrollo de sus culturas, inicialmente a nivel local y luego del transcurso de la historia del arte, alcanzando a toda la cultura calificada como occidental.

Autorretrato por Vincent Van Goh, 1890. Imagen: www.biografiasyvidas.com  Autorretrato por Andy Warhol, 1967. Imagen: http://www.telegraph.co.uk

Por esta razón, no es causa de preocupación ni de vergüenza que la generalidad de los receptores culturales de países que nos son extranjeros, conozcan de nuestras naciones solo a las figuras artísticas más destacadas mediáticamente. Estos personajes artísticos "de moda" funcionan como foco de atención para las audiencias foráneas, desempeñándose como símbolos de la calidad y complejidad de la producción artística de sus países de origen. Por otro lado, de aquellas audiencias que aún no disfrutan ni conocen de poetas, novelistas, artistas visuales, actores y demás artistas que son originarios de sus propios países, sí pienso que, idealmente, deberían culturizarce más. Aunque ya hayan visitado los Museos de Paris.

Distintamente de lo que nos vende el sistema de consumo, ser culto no es ser internacional, sino es estar atento a las artes y a las necesidades originarias y propias del lugar donde vivimos. Y si además de comprender nuestro contexto cultural queda oportunidad y tiempo para deleitarse de manifestaciones artísticas de otros países, esto será siempre muy beneficioso y por ende, altamente recomendable. No obstante, asumirlo como un requisito obligatorio “para ser culto” es lo errado, pues lo indispensable para esto, es – tal como lo dice la etimología de la palabra – cultivarnos desde nuestra tierra, para generar en ella frutos nuevos para la mente y el alma.

 

Mtra. Ximena Jordan

Curadora de Arte

ximejordan@gmail.com

 

Fuente de imágenes:

Frida en porcelana: Ximena Jordán.

Violeta Parra, URL: http://www.duna.cl/podcasts/covers-violeta-parra-2/

Gabriela Mistral, URL: http://www.portaluchile.uchile.cl/portal/presentacion/historia/grandes-figuras/premios-nacionales/literatura/6670/gabriela-mistral

Roberto Matta, foto, URL: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/matta.htm

Vincent Van Goh,  URL: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/gogh.htm

Andy Warhol, URL: http://www.telegraph.co.uk/culture/art/artsales/8251140/Unseen-Andy-Warhol-self-portrait-goes-on-sale.html

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
17 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.