Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Escriba a escaner.cl@gmail.com

Distribuir contenido
EVA (La Palabra)

Un abrazo para Augustine  

 

 

LA ANGUSTIA EN UN ABRAZO
 
 
La contemplación de una obra de arte se digiere a través de la inteligencia emocional, produciendo en el espectador placer estético en la medida de su capacidad receptiva, de afinidad y tolerancia. La obra de arte es en sí información, y como tal, requiere una lectura igualmente informada. Un público puede registrar como familiares ciertas imágenes y hacerlo sentir bien sin pretender más, mientras otro público busque en propuestas distintas experimentar sensaciones lo conduzcan a la reflexión y análisis. El espectador ávido de conocimiento ampliará su perspectiva, el menos interesado, cerrará su visión aún sabiendo que el arte enriquece porque humaniza.   
 
La mujer en el arte y el lugar que en él ocupa, generalmente transcurre desde el silencio callado de su soledad. Un abrazo para Augustine, delinea el perfil de una mujer cuyos anhelos crecen en su seno al punto de sofocarla llevándola al paroxismo existencial, sin que ello la haga perder la cabeza, antes bien, la mirada crepuscular del que la abraza se convierte en la esperanza por la cual aguarda sentada en las paredes de su alma.
 

 
 

 

Fotograma / Poema audiovisual Un abrazo para Augustine / Año 2005

 

 

Irresoluble ante los matices indistintos de la angustia y sus giros impredecibles, tiempo atrás me decanté por ella como tema de exploración en mis propuestas audiovisuales, tras haber metamorfoseado la pintura, de objeto a modelo contemplativo, por la enorme carga emocional que me generaba. Hartazgo claustrofóbico de grandes proporciones, me llevó a indagar en la palabra e imagen puras, llevándolas a converger sobre un mismo plano. Sin ser propiamente fotografía, pronto me vi construyendo poemas visuales desde distintos ángulos sobre la naturaleza de la angustia en su aspecto orgánico, no por la visceralidad que la constituye, dado que la confrontación genera aflicción ante la incertidumbre de no saber cómo reaccionar una vez cortada la raíz del mal, y es que la vida está regida por una serie de patrones conductuales basados en el miedo, como medio eficaz para someter a las masas vulnerando su voluntad. En la obra “Un abrazo para Augustine”, abordo la angustia sin cercar mi entorno físico o generar un panorama asfixiante al espectador. Entro en el pesar evitando causar zozobra, apenas rozando sus aristas como quien teme despertar al ogro. Estéticamente no es placentero retratar la gesticulación caótica de la existencia en su máxima expresión, por la carga emocional conlleva bucear en los laberintos de la mente y sus recovecos, donde anidan todo tipo de emociones. Incluso, me distancié de la pintura colocándola en un altar colmado de cirios benditos e inmaculados lirios de agua, situando en medio de ella, una urna como símbolo de pureza que ha de ser corrompida por el dinero sin que devenga en prostitución; paradoja de un arte enfermo, viciado, enterrado en los límites del descontento. El tratamiento a mi obra consiste en exhibir la materia sin exponer la esencia, a la vez que la mujer desnuda a la artista sin que la segunda irrumpa en la intimidad de la primera. Los límites son claros y precisos: muestro mi entorno pero él no penetra la intimidad de mi espacio. El aspecto físico de mi propuesta es una pintura que no se plasma, se ejecuta e incluso, la encierro en frascos de cristal tras cimentarla en concreto para expulsarla más tarde a través del espectador. De mí no dependerá que se endurezca la materia, las arterias del otro han de ser las que dejen fluir el pensamiento libre de escombros. Un abrazo para Augustine, es una obra volitiva que refleja la concreción de mi pensamiento derivando en tres actos simbólicos: el rito, la inmolación del ser y la condición humana enfrascada en sí, con lo cual acudo al libre albedrío del espectador a rechazar o aceptar mi ofrenda; decisión donde interviene la inteligencia. 

Escáner Cultural nº: 
189
Acepto ese abrazo con emoción! Me gusta que se ofrezca depurado, estudiado desde todas las perspectivas y con todos los recovecos explorados. Sólo después de tu ritual puede ofrecerse puro y libre.
Me emociona, los tres ritos simbólicos, puros y libres.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
8 + 5 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.