Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

 


 

SOS Tierra/08/ECOBICICLETEADA Y ARTE ACCIÓN/HUDSON Segunda parte


 

Columna de Marcela Rosen
marcelarosen@gmail.com
 
 
Fueron dos días de amistad, primero un tour por la ciudad de Buenos Aires, recorrido en bicicleta que unió el centro con los barrios más pobres y marginales con otros lugares hermosos. Después, al segundo día fueron las acciones en el Hudson.
 

Partimos una mañana fresca desde la esquina de San Juan y Boedo muchas bicicletas, un furgón, una micro anaranjada y muchas personas con deseos, con ganas de hacer este recorrido de más de 40 kilómetros que nos propuso Daniel Acosta para celebrar el día de la Tierra, partimos a las 10:30 horas hacia La Boca por calle Boedo con escolta policial (2 motoristas) el micro se alejó de los ciclistas por un breve tramo, yo iba en micro y pasamos por el barrio San Telmo, un lugar muy lindo y antiguo.
 
La primera parada fue frente al estadio del club deportivo de fútbol Boca Juniors "La Bombonera", un parque amplio y con pocos árboles grandes, muchos vecinos organizados nos esperaban, hubo una pequeña ceremonia, discursos, la presentación de las obras de arte que había en el parque y después plantamos varios arbolitos: tala, palo borracho, ombú, jacarandá, timbó, todos árboles nativos de esta tierra.
 
 Siguió la caravana de bicicletas y vehículos motorizados hasta el polo petroquímico, breve detención en la que nos esperaban más ciclistas que se nos unieron, el conjunto se dividió y nosotros que íbamos el la micro cruzamos sobre el puente del riachuelo, los ciclistas cruzaron en botes, en el embarcadero de la vuelta de Rocha, logramos verlos al desembarcar.
 
 
Nos reencontramos en el sector de Isla Maciel, un lugar que dicen es muy peligroso, como ya no teníamos custodia policial un señor de la junta de vecinos de Avellaneda que venía con nosotros desde el parque del estadio del Boca, dijo que era perentorio ir al cuartel de policía que estaba justo en el camino para que nos pusieran escolta policial, que cuiden por que llevábamos muchas cámaras de video y fotos, alguna muy grandes y vistosas que podían llamar la atención, en este lugar debajo de una autopista nos reencontramos con los ciclistas y partimos con escolta policial hacia la reserva natural, laguna “La Saladita” en Avellaneda, Nueva York, Puente Ibañez.
 

“La Saladita”es un lugar muy bello, un paraíso natural, un jardín dentro de la ciudad, tiene una laguna de 700 metros de longitud aproximadamente y entre 100 y 200 metros de ancho, en la que se practica y enseña el canotaje, el cuidado por la naturaleza y las buenas relaciones entre las personas. Los encargados y fundadores son también ciclistas, además de campeones de competencias de remos, ellos desde hace más de 20 años que están cuidando este edén de naturaleza, amistad y fraternidad.
  
Plantamos más arbolitos, recorrimos un sendero que va por el costado de la laguna, lleno de obras de arte, instalaciones unidas a la naturaleza, en este lugar nos quedamos más tiempo del pronosticado pues era como para que no irse, varios salieron a navegar en la laguna, en canoa o en kayac y aprovecharon para recolectar basura, acá es costumbre hacer recorridos de limpieza.
 
Comimos muchos plátanos o bananos como les dicen acá y reanudamos el recorrido junto a los amigos ciclistas profesionales de “La Saladita” y siempre con custodia policial, los policías tuvieron mucha paciencia que se les agradece, y se iban cambiando según el sector por donde pasábamos.
 
 La cuarta parada fue en la bicisenda de Bernal a Quilmes donde nos esperaban muchas personas en bicicleta, niños, niñas, padres con sus hijos, señoras, ancianos, formamos una gran caravana que partió hacia la plaza del Bicentenario (Monumento a Hudson) ex plaza Falcón.
  
Nos esperaba una murga tricolor muy animada, los ciclistas dieron una vuelta alrededor de la plaza , en el centro de la plaza estaba la instalación o señalamiento de Nelda Ramos y hubo una acción de Javier Robledo y sus hijos, esta acción para mi en un principio fue muy divertida, ver a un hombre jugando con los juguetes de sus hijos..., cuando intervienen los niños, los "herederos ecológicos", se tornó emocionante.

En Quilmes fue un acontecimiento esta ecobicicleteada, hubo mucho apoyo de las autoridades, nos hicieron un regalito de arcilla, gracias.

Tras otra vuelta a la plaza comenzamos viaje a la quinta parada la cervecería Quilmes, un lugar muy bello, entramos a un pueblito de cuento con calles curvas, grandes árboles y casas muy lindas, todas iguales, era el antiguo barrio de los trabajadores de la cervecería, parece que ya no es de ellos. La cervecería posee un parque precioso donde se hizo una breve ceremonia con el intendente y otros personeros del lugar, pudimos pasar al baño en el restaurante de la cervecería. Dejamos a los ciclistas quilmeños y continuamos viaje hacia Varela, en el camino hubo un ciclista acalambrado que subió al micro, se llama Miguel y me prestó su bicicleta, gracias!!! así pude pedalear un ratito hasta la octava parada en la estación Zeballos, un parquecito en construcción a orillas de la vía férrea, los artistas de Varela que están muy organizados, están recuperando este sector y formando el parque, ellos nos esperaban desde hace horas, con instalaciones, señalamientos, acciones y un grupo de música rock, llegamos después de las 18:00 horas así que después de los discursos y presentaciones de las obras, plantar algunos arbolitos, tuvimos que partir rápido para intentar llegar con algo de luz natural al parque Hudson. Los ciclistas que no se iban a quedar a dormir en el Hudson aquí tenían la oportunidad de tomar el tren hacia la capital, así se fue Miguel con su bici. Recorrimos el parque que están formando los artistas, le llaman el paseo de los 25 ombúes en honor a la frase de Hudson, llevan ya más de 100 árboles plantados y van a continuar, aquí Marcelo Montenegro, el plantador, puso varios arbolitos antes de partir.

Nos faltaba el tramo más largo del camino en una carretera rural muy angosta, nadie podía adelantar así que todos los vehículos del camino, autos y colectivos iban al ritmo de los ciclistas que ya perecía que estaban muy cansados, siempre con custodia policial que ahora eran motoristas. Vimos la puesta de sol en el campo, que para los argentinos es algo común, para mi era algo nunca visto, una puesta de sol en un mar de plantas, sin cerros, todo plano, esto me llama la atención pues en Chile estoy acostumbrada a los cerros, todos los paisajes tienen cerros, aún el desierto de Atacama tiene el horizonte con cerros. Llegamos al Hudson casi sin luz, todos cansados y con mucho apetito, ya que durante el día sólo comimos plátanos y los que íbamos en el micro, unas galletas y algo de la bebida argentina “leggi” que llevó el francés-canadiense Erick, uno de los videístas que iban en el micro.
El parque Hudson es muy lindo, tiene árboles nativos muy antiguos y grandes, un ombú de 300 ó 400 años, Marcelo que trabaja en el museo, es fotógrafo y agrónomo fue uno de mis compañeros durante todo el camino en el micro, era el encargado de plantar los arbolitos durante el viaje, nos enseñó sobre la flora autóctona de Argentina, para saber más la página del museo "Parque Ecológico-Cultural Guillermo E. Hudson" es http://www.hudsonmuseoyparque.org.ar

Llegando a la sala de comedor del parque nos recibieron con comida, porotos fríos con mucho ají seco molido que en Chile le decimos “merquen” y pan amasado. Poco a poco mientras nos acomodábamos fuimos sintiendo un olor delicioso y pronto nos sirvieron un guiso de lentejas con pan recién horneado, empanadas y vino que habían preparado aquí en el parque de una uva mendocina, hicieron 100 litros y sacaron 40 para este encuentro, alcanzó a durar los dos días, fue muy apetecido por mis compañeros, yo lamentablemente ya no bebo alcohol y no lo probé. En este ambiente de compañerismo la conversación se daba fácil con personas a las que no había visto en mi vida, todas las personas que estabamos en este encuentro teníamos muy buen ánimo a pesar del cansancio.
En la noche se hizo una ceremonia en el exterior, armaron una estructura de ramas a modo de casa, acá le decimos “ruca”. La hizo un profesor de arte de Varela junto a Santos Mamani un chamán del pueblo Quilmes, descendiente de los diaguitas de la región de Salta, esta ceremonia es el segundo año que se hace, se llama el Haim, los alumnos varelenses estaban sentados en la ruca en torno al fuego en el que se cocía una carne, que preparaba Santos sentado a la salida de la ruca, el profesor habló de la ceremonia Haim que hacían los aborígenes del sur de Argentina y Chile, es la ceremonia del paso a la adultez de los niños selkman u onas, indígenas que fueron exterminados, cazados igual que animales, supe que en la Patagonia argentina aún quedan descendientes. También habló del escritor, filósofo argentino Rodolfo Kusch (www.temakel.com). Este fue el inicio de la ceremonia y se dio el pase para que tod@s hablaran, se presentaran y opinaran. El señor Santos Mamani habló sobre los problemas y las posibles soluciones que hay en su tierra salteña, más tarde interpretó un canto de su pueblo percutiendo la caja challera.
La noche fue fría y húmeda, afortunadamente había un buen refugio con cuchetas o literas en las que dormimos sin pasar frío. Los que durmieron en carpas creo que pasaron frío.

La mañana del domingo fue brillante, después comenzaron a pasar nubes, fue un día muy agradable, cálido, con nubes y sol. El desayuno estaba delicioso, café recién hecho y unos panecitos calientes rellenos de dulce de batata (camote en Chile), inolvidables. Me invitaron a dar un paseo para conocer la reserva, habían llegado los ciclistas de La Saladita, mi amigo Osvaldo Fuentes me llevó a hacer un recorrido por el hermoso parque que nos rodeaba, se respira mucha paz allí. Al volver ya habían empezado las acciones, así que me perdí las primeras, comenzó Alberto Sarli , alcancé a ver a Gabriel Montero con su espiral en torno a un árbol, después vino Calixto Saucedo que me dio a comer melón como parte de su acción, justo antes del almuerzo llegó mi turno, tuve la buena suerte de encontrar al artista Joan Prim a quien conocí porque hicimos una obra en conjunto vía telepresencia entre el 2006 y 2007, así supe que era músico y le pregunté si tenía sus instrumentos y había llevado muchos, entonces le pedí su ayuda y nos pusimos de acuerdo con anticipación, también me ayudaron Mariana Obarrio y Nelly Muraca, comenzamos llamando a la gente con la música, yo percutía el kultrün, invité a los que me rodeaban a sentarse y comer de la fruta que estaba en un canasto, justo en ese momento apareció un señor de la cocina ofreciendo empanadas, así que yo lo aproveché incluyéndolo en la invitación a comer frutas o empanadas, fue un rato agradable, un descanso, al terminar junté los restos de las frutas pensando en enterrarlas y fui a preguntar donde podía hacerlo y en la cocina un señor me llevó al lombrizal y me explicó que ese era el lugar destinado a los desechos orgánicos y que las lombrices lo transforman en humus. Gracias a Joan, a Mariana y a Nelly por la buena disposición y la música.
Ana Lindner y Lucas Nuñez amasaron pan, usaron la ruca de la noche anterior y lo repartieron, llegué tarde a la repartición de panes.

Almorzamos rico y abundante, nos trataron muy bien. Brindamos en conjunto. Rubén habló explicando el motivo del encuentro, también habló Daniel y otros que no sé sus nombres y seguimos brindando.
Acciones de después de almuerzo
Daniel llamaba a las personas y presentaba a los artistas, había varias instalaciones en nuestro alrededor, unas de los encuentros anteriores y otras nuevas.
Después de almorzar estaba más nublado, comenzaron las acciones. Me perdí otra parte de las acciones por que me quedé conversando, Nelda me pasó las fotos que tomó. Como no conocía a los otros artistas ni siquiera me di cuenta que almorcé junto a la mayoría en la misma mesa, al ver las fotos los reconozco. Solamente vi el final de la acción de Gabriel Sasiambarrena cuando intentaba apuntarle fósforos (cerillos) encendidos a un tarro con combustible.

Los amigos y las amigas
Conversaciones, amistad, cansancio en algunos que se fueron primero, yo me quedé hasta el final, despedidas, ayudas, cooperación, calidez humana.
Dentro de los 40 o más que nos reunimos en el Hudson estaba la holandesa Regine que vive aquí y que vino en su bicicleta que era la más florida. Dorothea la francesa más animada que hay, quería una bicicleta y no tenía igual que yo, pero ella logró su cometido y llegó en bici hasta el parque. A la vuelta regresamos en el micro anaranjado, junto a las bicicletas en descanso, llegamos a casa de Daniel, nos despedimos y cada uno se fue a su casa. La otra francesa era Carolina que casi no hablaba castellano y el francés Erick que vivía en Canadá desde hace 15 años y que por venir a la versión anterior de SOS Tierra en 2007, le cambió toda su vida y ahora es un feliz padre y esposo de una argentina.
Me encontré con amigos que conocí vía telepresencia en una larga serie de encuentros en la que nos embarcamos muchos artistas durante el 2006 y 2007, se llamaba OrganiRandom www.escaner.cl/organirandom más de 25 artistas de 5 países participamos en varias bienales, festivales y encuentros en 5 países. En estas sesiones yo era la encargada de las comunicaciones, de hablar por micrófono, antes y durante el encuentro, así nos conocimos con Joan Prim y con Joaquín Amat, nos conocimos sin conocernos, a través de la cámara web nos vemos diferentes, así logramos percibir algo de lo que cada uno hace en el arte, pero verlos en carne y hueso fue muy diferente, era la sensación de que ya nos conocíamos hace tiempo pero que nos veíamos por primera vez.
Me encontré también con mi amiga Nelda Ramos, ella tomó las fotos de mi accionar, gracias Nelda! Ella hizo un señalamiento en la plaza de Quilmes y al día siguiente lo trasladó al parque.

Mis agradecimientos a todos y todas quienes ayudaron a que este proyecto resultara tan bien, a las 16 personas que trabajan en el Museo parque ecológico-cultural Hudson, a los cocineros, a las cocineras, al señor que me mostró el lombrizal, a Marcelo y a Rubén que es el motor, el productor y a mi amigo Daniel Acosta el forjador de SOS Tierra que no se detiene en este camino de arte con sentido, arte y reuniones de artistas preocupados por recuperar lo que nos queda de naturaleza viva.

Textos de Hudson
de la página del "Parque Ecológico-Cultural Guillermo E. Hudson" http://www.hudsonmuseoyparque.org.ar

Alguna vez escribió: "...El cielo azul, la tierra castaña debajo de él, el pasto, los árboles, los animales, el viento, y la lluvia y las estrellas nunca me son ajenos; porque soy uno con ellos; y mi carne y la tierra son uno, y uno son el calor en mi sangre y la luz del sol, y una sola unidad son mis pasiones con los vientos y las tempestades..."

Días de Hampshire, 1903

"...Apenas será supuesto o esperanzado que la posteridad se sentirá satisfecha con nuestras monografías de especies extintas, y los pocos huesos desmenuzados y plumas marchitas, los cuales ojalá puedan sobrevivir, posiblemente, la mitad de una docena de centurias en algún afortunado lugar de museo. Al contrario, dichos recuerdos tristes sólo servirán para lamentar su pérdida; y si nos recuerdan en absoluto, será sólo para aborrecer nuestra memoria y nuestra era, esta era iluminada, científica y humanitaria, que debería tener por lema "Matemos todas las cosas nobles y bellas, pues mañana moriremos."

Un naturalista en el Plata, 1892
 
 
Agrupaciones que apoyan el proyecto:
Movimiento vecinal por el resurgimiento de la Boca del Riachuelo www.resurgimientodelaboca.org
resurgimientodelaboca@yahoo.com.ar

Escuela de canotaje Avellaneda “La Saladita”
osvaldoofuentes@live.com.ar
adrianagustavo@hotmail.com

video
http://parquehudson.blogspot.com/2008/04/sos-tierra-08-ecobicicleteada-capitulo_30.html
 

 

 

 

 


 
Columna de Marcela Rosen Murúa, Licenciada en arte de la Universidad de Chile. www.escaner.cl/rosen
- Hace muchos años estoy dedicada al arte acción y en los últimos tiempos a generar encuentros de artistas y a participar del arte en red.

Este espacio requiere de la colaboración de los artistas que tengan registros de sus obras y si no, por lo menos dibujos, las imágenes deben ser livianas en formato JPG y siempre deben venir acompañadas de un texto, además una muy breve biografía del autor.
Enviar las colaboraciones a marcelarosen@gmail.com
También está abierta la invitación a la discusión en torno al tema, conceptos, alcances, límites y más...
ÍNDICE CRONOLÓGICO de todos los artículos aparecidos en esta columna desde que comenzó en enero de 2003: AQUÍ 


Escáner Cultural revista virtual de arte contemporáneo y nuev
as tendencias

Año 10 número 106 julio 2008

 

 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.