Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido
Al Documentar

 

SOStierra 16

Acción: GOTEO (derrame en cuenta gotas…)

Espacio abierto a la acción

 

La complejidad cultural actual, entre las nuevas relaciones, como la robotización y los nuevos medios de comunicación, además de otros fenómenos tecnológicos, ejercen una fuerte presión sobre la sociedad. Y la lleva a perder, por instantes cruciales, su identidad, su propia construcción, su soberanía. Sus raíces, empobreciendo el crecimiento de su subjetividad y visión, sobre nuestro presente-futuro.

GOTEO… 16 tuvo una mirada crítica, sobre estas ilusorias distribuciones materiales del mercado, para no perder la conexión con la naturaleza y la calidad de vida de los habitantes de su territorio; sacando a luz las consecuencias ambientales, que acarrea la explotación del planeta. SOS tierra Goteo / 16 apuesta a la solidaridad, la acción y la poesía transformadora. Accionando juntos, creativamente.

 Las acciones se presentaron en diferentes sitios de la ciudad de Bs. As. A partir del mes de abril en diferentes fechas. Puesto 86. Mercado San Juan – Pan y Arte – La revuelta, Boedo. Museo Guillermo Hudson. F. Varela. 

DANIEL ACOSTA /Artista. Coordinador: Bs. As. Argentina


Puesto 86. San juan 3628, Sábado 9 de abril. 17hs.

Participan: instalación Deriva…Daniel Acosta. (Graciela Rescala) instalación: Goteo // Javier Sobrino y Andrea Cárdenas // Claudio Braier // Asto Van Lacke // Claudia Ruiz Herrera” Latidos..15” //Walter Brovia. Instalación: campana de palo // Daniela Atencio, - desconexión //Aliana Saraki // Lucas Alarcón // Lu Piccolo// Rose Marie Guarino, "soma y sangre" // Noemi Antimonik (instalación: Manipulado) // Eric Krimsky, instalación // Marcela Rosen, Chile // Daniel Pereyra y Silvia Calvo, grabado a la carta // Salvador Miano. Instalación // Paloma Acosta. Canto //

 


Andrea Cárdenas

 


Claudia Ruiz Herrera

 


Claudio Braier

 


Daniela Atencio

 


Gabriela Crespo

 


Javier Sobrino

 

 


Lu Piccolo

 


Lucas Alarcón

 


Rose Marie Guarino

 


Marcela Rosen, Chile




Pan y Arte… Miércoles 13, a 20hs. Boedo Boedo 876: Clemente Padin, "OPCIÓN" // Lu Piccolo // Claudia Ruiz Herrera “un marco a la mirada" Acción poética 10`// Graciela Ovejero Postigo // Lorena Avattar Leon // Gabriel Sasiambarrena// Calixto Saucedo // Beatriz Contrera // Juan L´abbe // Daniel Acosta // Pixel: Patricio Gentile,Nicolás Cattaudella y  Sebastián Rey // PANTALLA AZUL, música // Theo Naishtat, músico //
La Revuelta. Boedo 1014, viernes 22. 19,30hs. Gabriel Montero // Clemente Padín, Uruguay // Aidana Rico Chavez- Venezuela // Lorena Coka Guerrero, (Colombia)”raíces muertas” // María Paula Doberti, Debora Kirnos y Virginia Corda // Lu Piccolo// Claudio Braier//  Claudia Ruiz Herrera “un marco a la mirada" Acción poética 10`// Clara Torres, Colombia. Susana y Mirada - un canto al alma - // Mesmar Philipp// Gabriela Crespo Marti// Lorena Avattar Leon// Lucas Alarcón // Calixto Saucedo // Juan L´abbe  // Colectivo Flujus: Marisol Bellusci - Mahite Mella - Felipe Villar - Gustavo Obligado – Julio Lamilla //  Daniela Atencio- Desconexión // Aliana Saraki //  Asto Van Lacke // Sahar Cisty //

Museo Guillermo Hudson. Domingo. Domingo 24. Desde el mediodía a 18 hs.  Javier Sobrino y Andrea Cárdenas // Nelda Ramos y Gabriela Alonso // Aníbal Vallejos // Asto Van Lacke // Andrea Trotta //  Mesmar Philipp  // Claudia Ruiz Herrera “un marco a la mirada" Acción poética 10`// Calixto Saucedo // Gabriel Sasiambarrena // Lucas Alarcón // María Paula Doberti, Debora Kirnos y Virginia Corda // Claudia Sanzone y Gustavo Stiepovich // Lorena Caceffo y Andrea Basmagi //   Gustavo Obligado y  Sahar Cisty  // Raquel Marisa Rodríguez // "Colectivo Artístico Intersticial" // Juan L´abbe, Chile // Walter Brovia. Instalación: Campana de palo // Daniela Atencio- Desconexión // Noemi Antimonik (instalación: Manipulado) // Eric Krimsky, instalación // Beatriz Contrera // Viviana Perez // Daniel Acosta //
Acciones diferidas: Sonia Gabriela Gómez…Ana Hall (instalación sonora). Isidoro // Kardo Kosta, Suiza: instalación: chiringueando. Milena Gutierrez - Colombia // Alda Ardemani - México // Ximena Narea - Ruben Aguilera,   Bengt Backlund, Suiza. Clemens Conrad, Alemania // Ilka Fedor, Hungría // // Celia del Pilar Paez Canro-Colombia // Vicente Pastor - España // Gustavo Ganganelli // José Luis Damato - Córdoba //

http://parquehudson.blogspot.com.ar/search?q=mapa+como+llegar
DANIEL ACOSTA , Artista. Coordinador. Bs. As. Argentina
Sitio web: www.proyectosostierra.blogspot.com
Sitio web: http://www.acostadaniel.blogspot.com.ar/

 

Acerca de SOStierra arte en acción- GOTEO / Museo Guillermo Hudson / 16

Texto de SUSANA NEUHAUS.
PSICOANALISTA Y ARTISTA PLÁSTICA


Desde que se realizó en el Parque Hudson la serie de acciones artísticas y performáticas de SOSTIERRA-GOTEO en abril,  no puedo dejar de pensar en el Parque arqueológico del Valle dei  templi, en Agrigento, Sicilia. Podríamos pensar que no hay nada más disímil. Un parque arqueológico en la ladera de la montaña, a mitad de camino entre la ciudad italiana situada en la cima de la colina y la playa, abajo, en la costa. Ruinas griegas de los Siglos V y VI  a.C., que se van recorriendo por un sendero mientras a la izquierda se ve el mar color turquesa.
Al excepcional estado de conservación de una serie de importantes templos dóricos, patrimonio de la humanidad -fruto de su historia y del esfuerzo de reconstrucción después de los saqueos sufridos por parte de los cartagineses en el 406 a. C.- se suma el de la conservación de la naturaleza circundante, prohibiendo y demoliendo en la actualidad la edificación abusiva.
Pero lo que me trae una y otra vez  a la evocación de ese lugar de maravilla es el hecho de que, sembradas entre la tierra desertificada y los templos, entre los olivos milenarios y los santuarios helénicos, por iniciativa de la Comuna de Agrigento, se exponen obras de arte de realizadores actuales, operando el parque a modo de escenario natural para la continua celebración del arte y para también así concretar la actualización de la historia con la participación de artistas y creadores.
Imaginé, mientras observaba el accionar de los artistas el domingo 24 de abril, celebrando el día de la madre tierra con el colectivo SOSTIERRA, que se congelaban las imágenes y pasaban a formar parte del Parque Ecológico-Cultural Reserva Hudson, en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. De hecho los artistas iban dejando su rastro y sembrando las instalaciones, y objetos que iban re significando la memoria  del parque rioplatense, de vegetación y  fauna autóctonas.
Lugar en el que la conservación no sólo se refiere a la naturaleza, sino a la cultura: respeto y celebración de los cultos locales a la Pacha Mama, a la preservación arquitectónica, a la fotografía, al cine, a las artes visuales y performáticas. Pareciera que en ese lugar de aspecto sencillo se conjugara la complejidad de la relación del hombre con la naturaleza y con los  otros hombres.

En esta oportunidad se introdujo el tema tan vigente de la migración, proceso de desarraigo y marca, por medio de las tareas, trabajo casi esclavo, alienado y desgastante en la industria textil: destino común del sub empleo obligado del que emigra por extremas necesidades económicas  aquí en Latinoamérica, aunque también metáfora de todos los excluidos del mundo.  Historia también de los exilios y los refugios de los que tuvieron que salir obligadamente por razones políticas.  El Colectivo Artístico Intersticial trabaja así sobre  “esos lugares olvidados (…) de la sociedad donde se dan procesos importantes y efectivos, pero negados.”
Por eso ejercen el poder- dicen- generando visibilidad de forma artística sobre los oprimidos, para desacomodar la mirada eurocéntrica  y poder ver otras realidades. Es una lucha potencialmente contrahegemónica respecto al individualismo, resaltando el valor de lo colectivo como forma de  resistencia.
Proponen  a la alternativa del desprecio y negación , la de SOY MIGRANTE, SOY AMOR, SOY CULTURA, SOY ESPERANZA, SOY HISTORIA, separados en trozos fragmentados (en trazos?) integrándonos a todos en la problemática que vivimos como actores y como espectadores, como  “los otros” de “los unos” que creemos ser en nuestra ceguera histórica.
Lorena Caseffo y Andrea Basmagi  manipulan unos fardos de pasto, los llevan y traen muy plásticamente, con una estética de vuelo, usando el cuerpo como soporte. Los van acomodando bajo una mesa oxidada. Cargan bolsas en las que envuelven el pasto. Acumulan. Es como una danza entre la mesa, el cuerpo y la paja. Esfuerzo que parece no conducir a ninguna parte Una acumulación que se va desarmando paso a paso, por la grieta oxidada, hacia una restauración imposible. Camino de la esperanza en el esfuerzo constante por restaurar lo destruido y desgastado por el  tiempo y los hombres, lo irreparable? “La naturaleza no alcanza para reparar lo humano…” Buscan “un espacio de unión entre ambas cosas…”
Embarazada, Viviana Pérez ofrece homenajes a la tierra: siembra, la besa, le da ofrendas. Desde la vida que gesta hace un ritual desde el cual el agradecimiento y la súplica van de la mano, dedicado a la madre tierra con la que se identifica, fecunda.
Homenajes - con la actuación especial de Lola (Mora), la perra del lugar- son los que lleva a cabo Javier Robledo. Con su estética casi chaplinesca nos convida con carne y leche (Lola lo sigue ansiosa, inesperada improvisación) y nos hace vivir y agradecer lo que nuestro emblemático animal nos da. Composición: la vaca, recordamos  la infancia donde se inculcaba la primacía de una economía agrícola ganadera negando sus consecuencias de clase.  Cita a Omar Vignole, poeta porteño, olvidado en la literatura y en el arte, a quien lo acompañaba una vaca y con ella hacía sus presentaciones, en medio de la ciudad y muchas veces con intervención de la policía, como ocurrió en El Plaza Hotel en medio de un congreso del Pen Club. Luchador de catch as catch can y veterinario, también participó de opiniones nacionalistas calificadas de semi fascistas por el peronismo, seguidor del gobernador Manuel Fresco en los años 30´s.
 Javier recita sus poemas de  “El hombre de la vaca” y calca: “…la Argentina que nos dejáis… pedazos deshechos y podridos…arrinconada y sin alas”
Luego dirige un Concierto para vaca en Mi menor con participación del público, en el que cada mugido de diferente tono va creando una polifonía desopilante. Curioso pensar que, al igual que Vignole y sin proponérselo, lo acompañó en su presentación un animal, aunque, a diferencia de aquél, no firmó su actuación con un rotundo y grosero resultado.
Aparece como un ángel Claudia Sanzone ofreciendo ella El ángel de la laguna al sol y al viento, “…rememorando las personas que habitaron esta tierra y habitan en nosotros…” citando y recordando también a la poeta Savia Andina en “A los bosques”:
…A los bosques yo me interno
Lo que has hecho estás pagando…

Se trata de “poetizar la naturaleza y la vida…” y lograr que se compenetren la naturaleza, el viento, el clima. Es un trabajo conjunto de Gustavo Stiepovich y Claudia Sanzone. Claudia lee, Gustavo fotografía, ambos la generaron.
Dejan como testimonio un llamador de ángeles,que pasa a formar parte del árbol, enjoyándolo de espiritualidad.
Lucas Alarcón introduce un intervalo de misterio. Nos guían a un claro del bosque donde hay una precaria choza. No hay nadie, no aparece. Nos deja solos con ese paisaje desolado de abandono y pobreza. Pausa que nos hace sentir, que nos hace pensar. Ahí , solos e impotentes contemplando la pobreza y la ausencia. Metáfora involuntaria de lo que sentimos muchas veces.
Involuntaria porque fue un error, y del error también se aprende, si estamos abiertos y atentos.
La cita era en un lugar cerrado, donde en una computadora aparecían imágenes repetitivas de una misma figura geométrica vacía en distintas posiciones: más de lo mismo. Y sin embargo el hombre se afana y usa su tiempo voluntariamente en esa tarea alienante.Contempla, contempla. Ya no elige, ha sido atrapado y vaciado por  la tecnología. De golpe se corta la luz, no hay más posibilidad de conectarse. Desconcierto, impaciencia. Partimos casi huyendo hacia el lugar inicial, en la naturaleza, que ahora es habitado por el hombre, quien se afana esta vez en otras tareas: hacha, se cuelga, ata, carpe, caza, prende fuego y en el fuego queda casi atrapado de no ser por una pirueta, un salto y una rama que usa como liana. “El hombre como cazador, también en la naturaleza se puede convertir en presa, como presa es cuando se queda sin señal en la red informática…”
Daniel Acosta se ubica frente al ombú centenario, que se convierte en su escenografía natural. A su lado , el barco y la jaulita  Se  enmascara, se entuba.Se protege de la contaminación? No puede respirar, por el tubo sopla y aspira, buscando sobrevivir. El barco lleva un mensaje de cambio, de la necesidad de transformación de las pautas destructivas sobre la naturaleza y de los ritos desubjetivantes del progreso tecnológico que va de la mano del atraso cultural y la destrucción del medio ambiente. Se corona con el barco y su mensaje es la mentalización de esta necesidad de cambio cualitativo.En la boca se lleva la jaulita, que contiene una planta prisionera. Pide con un gesto que se haga algo. Alguien la libera y en esa acción, se rompen algunas hojas. Se escucha una voz: “la libertad a veces duele…” y es tan cierto. Y tiene un costo alto, que no todos quieren pagar.
Raquel Rodríguez nos ofrece frutas, seductora . Se pasea entre todos y su lenguaje corporal nos habla de eso: de seducción y oferta tentadora, de paraíso bíblicamente terrenal. De un paraíso que todavía no ha sido mancillado, que fue posible salvo por la intervención de la acción del hombre depredador, quien construyendo cultura con su hacer, en un movimiento contradictorio fue volviéndola contra sí mismo.
En un segundo momento lo que nos ofrece son recortes de diario con noticias de violación de pactos, injusticias, corrupción.Resultado histórico de la explotación del hombre por el hombre convertido en letra. Entramos al paraíso fiscal, en la actualidad, del que quedamos fuera,gota a gota. Grandes cantidades de dinero se lavan y los pagan los que menos tienen. Los gobiernos mienten, la sociedad civil no participa.  Esta vez nos ofrece gotas, en las que escribimos lo que nos evocan esas noticias que leeemos. Quedan colgadas en un árbol como testi monio de nuestro paso crítico.
Otra siembra hacen Gustavo Obligado con Sahar Cisty con un espantapájaros que no espanta, una cruzvestida con una camiseta y atravesada por una rama de alcanfor y escrito con semillas de tarumá o kurupaymi, árbol autóctono del N.O. de Argentina, de propiedades curativas y nutricionales olvidadas. Camuflaje de la naturaleza, acción del hombre, testimonio de su presencia, quizá del sacrificio obligado de quien trabaja la tierra y no la posee. Hombre y fantoche, clavados en la tierra, haciendo que prospere tierra ajena con su sangre.
Nelda Ramos y Gabriela Alonso hacen un gesto de gratitud a la tierra y a quien la preserve, creando una manera de reproducirla a través de un procedimiento tan simple como creativo: envolver semillas de amaranto en bolitas de tierra que acopian, siembran y distribuyen entre la gente , para sembrarlas en algún lado, donde sea, en un afán por crear y recrear, reproducir y conservar la natura agredida y expoliada.Semillas, humus, miel, todo potencialidad germinal en esa pequeñas cápsulas de vida.El amaranto posee cualidades nutritivas y medicinales en sus hojas y en sus semillas, antigua medicina de la naturaleza, desplazada y negada por los grandes monopolios de la medicina y la ciencia hegemónica, al servicio de los grandes capitales de los laboratorios multinacionales. Esta manera de dar en mano y enseñar, tanto las propiedades de las semillas como su reproducción, afianza además los vínculos entre las personas, trasmitiendo boca a boca y de mano en mano un conocimiento ancestral. Las resistencias sin embargo , son enormes fuera de este contexto receptivo. La publicidad de químicos milagrosos y de alimentos envasados gana las mentes y la sumisión de quienes depositan el saber en los otros y en las extensas cadenas de información. Las leyes del mercado gobiernan nuestra salud y nuestros cuerpos.“Es momento-dicen- de volver a la soberanía alimentaria”. Tendremos, para eso, que socavar conciencias.
La poesía llega de la mano de María Alejandra Challú “…deja que el aire bese tus pies… deja que tus manos acaricien todo…”, decimos con ella. Nos lleva al bosque umbrío, suavemente nos induce a  prestar atención al sonido de nuestras pisadas, arrastrando o golpeando, el efecto sonoro diverso que generan nuestros pies y las hojas, nuestros pies y la tierra. Llamada de atención sobre la indiferencia y la naturalización de la presencia de aromas, sonidos, colores, brotes, embotamiento de los sentidos ante la maravilla que nos rodea, la música del viento y de los animales diminutos…sutil llamado a volver a nosotros mismos, a lo que sentimos, vemos, percibimos y generamos.
Una especie de altar con palos nos lleva hasta Walter Brovia que golpea y golpea descalzo en el bosque. Gira y sigue golpeando. Se sienta por fin, y se tapa los ojos, abandona la partida, no quiere ver que el progreso prometido no llega. “Goteo como resonar, tañido de campana de palo…” Protesta? Resignación? Evocación de la figura del gaucho, y la maldición que cae sobre él y sus descendientes, enfrentado por designio de los dueños de la tierra (apropiadores) con el aborigen: referencia al  Martín Fierro mirada sobre el gaucho como ser delictivo y racista, pero también rebelde contra la soldadesca representante del poder y solidario hasta la muerte con el amigo. Tradición que no cesa, herencia maldita.
Puestos a leer en conjunto y a coro un escrito sobre:
 “…la construcción social de lo real como proceso semiótico… por el funcionamiento de los medios tecnológicos (que) lo hacen visible…la realidad no es otra cosa que el discurso que la enuncia…”,
 esa especie de letanía que se produce acompaña una acción de Andrea Trotta que lustra los zapatos de algunos presentes mientras los mira a los ojos. Inevitable asociación con la misa y el Papa lavando los pies como acto de (fingida? ) humildad. Creación de ficciones que hacen  “…cada vez más difícil distinguir el personaje del teleteatro, la personalidad “representada”, por un lado, y el actor o la actriz en tanto que “persona real” ejerciendo la profesión de actor o de actriz…”( E. Verón , op cit.)
 La acción lleva a algunos a las lágrimas, evocación quizá de un ritual que ha formado subjetividad desde la iglesia católica, que nos ha constituido en creyentes de una humildad que se contradice con el lujo y las historias conocidas de las personas e instituciones reales que desempeñan ese personaje de vicarios de Dios,induciendo la  bondad y la humildad  como valor en tanto las intervenciones de la iglesia y sus complicidades con las dictaduras dicen lo contrario.Tanto dicen como las guerras santas y las violencias ejercidas contra moros y judíos a lo largo de la historia,y la complicidad con los terratenientes a costa del hambre de los peones que la trabajaran.
 Se trocaría entonces  la bondad por crueldad. Lectura de la contradicción que está vedada a los “creyentes”, ficción que se confunde con lo real y no permite distinguirlo. Será por eso que el escrito de Eliseo Verón cita a los Panamá Papers cuando él en realidad está muerto desde hace dos años? Es un guiño de Trotta para que nosotros mismos, si no tenemos ese dato, creamos que ese autor escribió sobre lo que ocurre en 2016, y aceptemos otra ficción como realidad sin saberlo?
Diversos pero consistentes, poéticos y críticos, los testimonios-huellas quedan allí en el parque y aquí , en la letra.

---



 

Escáner Cultural nº: 
191

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
5 + 12 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.