Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Tirar del Hilo

"Cucos" de Virginia Huneeus, Fotografía: Davixo Berimbá, 2015.

 

Fuerza y poética de la rebeldía en la obra de Virginia Huneeus

 

Por: Marla Freire-Smith

 

       A comienzos del mes de julio, se inauguraba en el Cultural Las Condes la exposición Lo germinal, pintura, grabado e instalación de la artista chilena Virginia Huneeus, curada por el académico en estética, Dr. Gonzalo Leiva. Días antes de la inauguración, había recibido la invitación por parte de Gonzalo, por lo que me documenté un poco más acerca de la artista y su obra, pero aún así, mi sorpresa fue grande. Al entrar, una serie de grabados recibían a los espectadores/as,  mientras el recorrido se tornaba cada vez más laberíntico, en parte gracias a la arquitectura del espacio pero también al impecable trabajo curatorial que había detrás, lo cual facilitaba sumergirse en la fuerza y al mismo tiempo, en la poesía y rebeldía que propone la obra de Virginia Huneeus. Todo estaba dispuesto y pensado para dejarse llevar y sorprenderse por la propuesta en su conjunto.

       Para esta reseña, hay algunos datos que creo necesario mencionar antes, como por ejemplo, parte de la biografía de la artista. Virginia Huneeus nació en Santiago de Chile en 1935, estudió arte en la Escuela de Bellas Artes de Chile y grabado con Nemesio Antúnez en el Taller 99. A lo largo de toda su carrera, Huneeus ha recibido importantes estímulos y premios, como la Beca Fulbright en 1968 para realizar estudios de postgrado en el Centro de Estudios Visuales Avanzados del Instituto Tecnológico de Massachusetts, EE.UU., donde tuvo la influencia de Gyorgy Kepes o Rudolf Arnheim. En 1970 y tras ganar un concurso académico, regresó a Chile para impartir clases en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile hasta la fecha que podemos imaginar: 1973. El motivo, haber formado un grupo interdisciplinario entre estudiantes y profesores/as con quienes realizó varias exposiciones, una de las cuales se llevó adelante en el Ministerio de Educación y que por supuesto, no fue comprendida. Por ello, al año siguiente se exilió en Florencia e ingresó a estudiar Psicología del Arte, gracias a una beca del gobierno italiano en la Universidad de Florencia. En aquellos años, expuso sus obras en Italia, Francia y Polonia. En 1978-79, decide volver nuevamente a Chile, para desarrollar su carrera como artista y académica en diferentes espacios universitarios.

       Quisiera subrayar que desde siempre Huneeus ha sido una artista inquieta y que, probablemente dada la época, haya lidiado en más de una oportunidad con cuestiones como su origen (mujer y latinoamericana) en contextos no necesariamente receptivos con ambas variables. Pero lo cierto es que Huneeus les dio la vuelta y se posicionó desde siempre en relación a su obra, desde la cual ha explorado diversas técnicas (y soportes): grabado, óleos y esculturas. De esta última categoría, ha realizado algunas particularmente inquietantes a partir de retazos de lana, objetos y telas diversas. En este punto, quisiera destacar que si bien es cierto la geometría abrió su campo de investigación en el área de las artes visuales, y que por ella llegó a formar parte del Grupo Rectángulo y del movimiento Forma y Espacio (Chile) así comodel grupo Formel Lyrique (Canadá), ello no fue suficiente para la forma en que Huneeus necesitaba reflexionar acerca del arte, la vida y por supuesto, la memoria.

       Creo importante recordar algunas de sus obras realizadas en la década del sesenta, como el mural realizado para la fábrica Savory-Nestlé (1964), el mural para el National City Bank (1966) o los murales para la Base Aérea El Bosque (1969). Con el correr de los años, y aún con el móvil de la geometría  en su obra, lo orgánico se hizo presente poco a poco. Y con una fusión entre ambos, emerge en su obra el imaginario de los Pueblos Originarios, particularmente a través de ciertos elementos gráficos  característicos del arte precolombino. En la obra de Huneeus de aquellos años, puede verse la poética entre las líneas marcadas que generan grandes espacios, y al mismo tiempo, la fuerza emocional con que parece contarnos distintas historias. Algunas de las cuales, producto de su inquietud creadora, ha plasmado como escritora en obras como: El Conjuro de Cohoba (1990), Ardenza (1991), El Secreto del Chamán (1994), El Sol sobre las Tumbas (1994) y Brindis de las Tres Viudas (1997).

 

Acerca de los “cucos” (y su belleza rebelde)

 

       Aún con el recorrido señalado en materia de soportes y formatos diversos, Virginia Huneeus necesitaba explorar también otras maneras, diferentes  espacios y diversas formas de habitarlo. A este respecto, podría considerarse que aquellas primeras obras geométricas eran espacios escenográficos, creados para contener a los posteriores  personajes. Llamados en ocasiones “cucos” estos muñecos/personajes creados por Huneeus, siempre de grandes proporciones, llenan  por su sola presencia aquellos espacios donde son expuestos. Se imponen frente a lo que sea, ya que parecen ser ellos mismos, un tótem. Y resurgen en su obra, una y otra vez. Cada vez, el siguiente es más inquietante que el anterior.

       

"Cucos", de Virginia Huneeus, Fotografía de Davixo Berimbá, 2015

       

       Estas esculturas/cucos/muñecos de gran proporción, son en sí mismos un universo que nos recuerda, hasta cierto punto, parte del imaginario de nuestros Pueblos Originarios y por ello, nos logra conectar con nuestra memoria. También por supuesto, nos recuerda parte de las “labores” asociadas a lo femenino: la acción de la costura, en este caso, revertida hasta ser transformada en un objeto de arte: una escultura. La costura en la obra de Huneeus, es la forma de trabajo que utiliza para construir estos personajes/muñecos/cucos que, si nos detenemos a observar, podemos ver que ya tuvieron una vida anterior: son uniones de retazos de otras piezas que tuvieron una utilidad y luego fueron desechados. Huneeus los recupera, los transforma y une, a través del corte y la costura, en una pieza nueva y diferente, que cuenta múltiples historias al observarlas detenidamente y sugiere otras tantas al percibirlas como unidad. A este respecto, es preciso recordar que comúnmente lo asociado a las labores de costura (y bordado) han de ser bellas. En el caso de Huneeus, hay también una independencia acerca de este resultado esperado: la belleza de sus cucos/personajes/muñecos corresponden a un concepto independiente, donde la belleza es perversa y al mismo tiempo rebelde, trastocando la jerarquía estética tradicional.

 

 

       "Cuco" de Virginia Huneeus, Fotografía de Davixo Berimbá, 2015

       

       Debo señalar que cuando recorría la exposición, quedé impactada por ellos y por la belleza rebelde que emanaban. Uno de ellos en particular, que puede verse en esta imagen, que medía cerca de dos metros de largo, con una forma que en ocasiones parecía emular fragmentos de un cuerpo humano y que emergía desde una esquina para caer casi al centro de la sala. Inquietante por decirlo menos e impactante en toda su capacidad.  No creo que haya sido una coincidencia que en aquella sala nos reuniésemos todos/as para escuchar a Virginia y a quienes le dedicaron algunas palabras, entre los que estaban el mismo Gonzalo Leiva, Milán Ivelic, algunos/as de sus estudiantes (lo cual fue muy bello y emocionante), amigos/as y diversos/as espectadores/as. Una especie de ceremonia chamánica tuvo lugar allí. Y un merecido reconocimiento a su obra y trayectoria como artista. 

 

Recursos / Bibliografía:

- Visita a la exposición Lo germinal pintura, grabado e instalación. Centro Cultural Las Condes, Santiago de Chile.

- Conversación con la artista Virginia Huneeus y el curador Gonzalo Leiva, Sala de exposición Centro Cultural Las Condes.

<http://www.culturallascondes.cl/home2/virginia-huneeus.html> Revisado el 17 de julio de 2015.

<http://hysteria.cl/2013/08/13/a-40-anos-del-golpe-virginia-huneeus-recuerda-el-caso-de-marta-ugarte/>  Revisado el 19 de julio de 2015.

<http://www.galeriabucci.cl/ficha.asp-id_art=22.htm>  Revisado el 19 de julio de 2015.

 

- - -

Acerca de la autora:

Marla Freire-Smith: Dra. en Historia y Teoría del Arte por la U. Autónoma de Madrid; Experta en Docencia Universitaria (U. Autónoma de Madrid); Máster en Historia del Arte Contemporáneo y Cultura Visual (U. Autónoma de Madrid y Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía); Máster en Escenografía  (U. Complutense de Madrid) y Lic. en Arte (U. de Playa Ancha, Chile). Líneas de investigación: arte contemporáneo y política, memoria, poder, estudios de género en el arte, feminismos y arte de acción. Su trabajo visual ha sido expuesto en diversos contextos y países. Más en: www.marlafreire.blogspot.com.

 

¿Cómo citar este texto?:

Freire-Smith, Marla: Fuerza y poética de la rebeldía en la obra de Virginia Huneeus”, Revista de Arte Contemporáneo y Nuevas Tendencias Escáner Cultural. Nº 183, Agosto 2015. Santiago de Chile.ISSN 0719-4757.  < http://revista.escaner.cl/node/7753>

Escáner Cultural nº: 
183

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 16 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.