Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido
Evolución de la Belleza

Paquidermo "embotellado"

Esculturas "embotelladas" en el Paseo Reforma

Estética y Medioambiente como manifestación visual

 

Por: Ximena Jordán. ximejordan@gmail.com

De botellas y de estética pública...más

     Curiosamente, el presente artículo parecerá una continuación de mi artículo anterior, por tratar de un tema bastante similar. Sin embargo, esto es tan solo una afortunada coincidencia. Sin premeditarlo, siguiendo con el tema de mi último artículo, siguiendo en el Df, siguiendo con el problema del agua potable…me topo con otra propuesta de arte público que hace referencia al mismo problema medioambiental que perjudica diariamente al Df: la disposición de las botellas de agua. En el artículo anterior, vimos como el escultor contemporáneo Víctor Castro enfrenta tanto estética como educativamente este problema a través de su escultura social (http://revista.escaner.cl/node/5935).

      En esta oportunidad, la fusión entre estética, educación y medioambiente se lleva a cabo a través de una operación artística conjunta entre la compañía mexicana de agua envasada “Ciel” y un grupo de escultores mexicanos: Roberto Cervantes, Juan Cruz, Marco Noguez y Javier Bautista. Ciel ofrece financiamiento para proyectos sustentables que involucren la utilización de las botellas de agua de dicha marca como materia prima (http://www.ciel.com.mx/). Dentro de ese marco de acción, este grupo de escultores se ganó el financiamiento para realizar esculturas en gran formato hechas únicamente con botellas de agua Ciel, otorgándoseles el permiso para instalarlas nada más y nada menos que en pleno Paseo de la Reforma. De esta manera, intervención estética de un espacio público, preocupación medioambiental y publicidad estrictamente comercial se entrelazan en una misma propuesta viual. Una combinación que a mi juicio, resultó placentera y a la vez funcional.

  El Taj Mahal al estilo Ciel  Dumbo "embotellado"

 

La apariencia estética del plástico

      El efecto visual es interesante y atractivo. A la distancia, las figuras se ven blancas “como la nieve” y aunque se distingue perfectamente lo que representan, no se percibe la calidad de su materialidad. No obstante, tras un leve acercamiento se vislumbra que las esculturas están hechas de plástico y con un poco más cercanía, que son de hecho, botellas de agua. Las mismas botellas que desechamos a diario una vez vacías y las  mismas que, encontradas dispuestas en cualquier lugar que no sea un basurero, lucen como lo menos estético que pueda mostrar una ciudad.

      Las esculturas de botellas de agua que conforman este proyecto estético-publicitario consisten en recreaciones de animales y de monumentos que son iconográficamente populares dentro de la sociedad mexicana, es decir, cuya mera imagen ya es reconocida como familiar y atractiva para el espectador común. Será por esto que estas esculturas carecen de mayor creatividad desde el punto de vista de la forma, pues no son una reinterpretación de los motivos representados sino más bien consisten en la mera reproducción de estos temas populares, solo que realizada con un material muy original y en dimensiones atractivamente grandes. Debido a esto, las esculturas en botellas de agua Ciel son fácilmente reconocibles, entendibles y disfrutables por espectadores del más amplio rango de edad, género y grupo cultural. No obstante, se distingue una especial dedicación por parte de los artistas ejecutores de estas esculturas, hacia los espectadores infantiles, dedicación que se manifiesta en la abundancia de motivos que despiertan la atención de los más pequeños tales como elefantes, dinosaurios y osos, entre varios otros.

Transeúntes interantuando con esculturas

 Diana Cazadora en acción        Tampoco se observa una organización temático-conceptual entre todas las obras que componen el proyecto. La composición material de cada una de estas estatuas (botellas vacías de agua Ciel) sería la única característica que estas obras comparten como pertenecientes de una misma serie escultórica. Y es que esto es, precisamente, lo que este proyecto escultórico medioambiental  parece querer transmitir tanto a los ojos como a las mentes de los espectadores: la versatilidad reutilizable de las botellas de agua potable, que desechamos a diario sin estar conscientes de las posibilidades recicables que ofrecen.

      Por lo dispuesto anteriormente y con el objetivo de destacar su propia singularidad y originalidad, no calificaría esta intervención como una de arte público, sino como una intervención de “estética pública y medioambiental ”. Pienso que estos calificativos precisan de mejor manera las cualidades estéticas y educativas de este proyecto, así como la maestría técnica apreciable en los admirables y ecológicos trabajos que lo componen. 

      ¿Dónde está la artisticidad en estas creaciones entonces? Recordemos que toda manifestación estética goza de un componente artístico, aunque no en todas ellas sean calificables como obras de arte en su totalidad. En el caso de estas esculturas, el componente artístico-creativo reside tanto en su materia prima como en su técnica de ejecución. La destreza, dedicación y genialidad de los creadores de estas obras, en  lograr que estas obras luzcan brillantes, originales y atractivas para el espectador a pesar de estar hechas de un desecho plástico, es notable. Asimismo, la creatividad de los artistas ejecutores se manifiesta en atreverse a conseguir, con un solo tipo de material disponible, la variedad y calidad de texturas, tamaños y formas necesarias para la formación de las diferentes estatuas. El resultado, es a mi juicio, exitoso y notable. Observar con tan solo un poco de detenimiento las diversas transformaciones del material es una experiencia francamente entretenida pues los logros van desde los lisos muros del Taj Mahal al marcadamente escalonado lomo de un paquidermo, pasando por la sinuosa trompa de un elefante y la curvilínea figura de la Diana Cazadora en plena acción.

Diana Cazadora en acción Detalle de dinosaurio Detalle de Paquidermo

      Por otro lado, hay un componente educativo en el proyecto, el cual oscila entre la impartición al espectador del contenido medioambiental del mismo y de la información acerca del motivo de cada representación.  De esta manera, cada estatua consta de su respectiva cédula, de fácil acceso, lectura y comprensión para el espectador, a través de la cual se le informa de curiosidades diversas acerca del objeto representado. Curiosidades que, por lo menos yo, no conocía, tales como que la Torre Eiffel fue la construcción más alta del mundo durante 40 años, que el peso de un elefante recién nacido es de 120 kilos, que los osos pandas pueden consumir hasta 40 kilos de bambú al día, que los flamingos (o flamencos rosados) cuidan de su cría por nada menos que seis meses completos… ¡etc.!Elefante interactivo

      Dentro de la información contenida por las etiquetas también está lo concerniente a la correcta utilización de la materia prima de las estatuas, cuando esta es responsabilidad del consumidor común. Es decir, información acerca de lo que se debe y/o puede hacer con una botella de agua Ciel. Como crear esculturas por ejemplo…claro que hay que considerar que para algunas de estas figuras en gran formato se ocuparon cerca de 40.000 envases. Claramente, involucran un notable trabajo de recolección y preparación de material.

      Quizás cada una de estas esculturas no son especialmente creativas, innovadoras e intrigantes en cuanto a su forma, como dije anteriormente. Sin embargo, como intervención conjunta, el impacto visual es intrigante e interesante pues no se entiende mucho qué hacen esas figuras blancas plásticas en pleno Paseo de la Reforma. Alegran el tránsito tanto de los autos como de los transeúntes y favorecen la detención de estos últimos, sobretodo de los niños, quienes sacan fotografías y leen las etiquetas con sumo interés.

     Pienso que es enriquecedor darles cabida a manifestaciones estéticas en espacios públicos, como estas, las que priorizan la expresión de contenidos educativos y medioambientales por sobre la creación propiamente artística (sin perjuicio de que pueden ser ejecutadas por artistas). Pienso que es positivo oscilar entre las creaciones artísticas y las meramente estéticas, con el fin de beneficiarse de las ventajas que ambas manifestaciones comparten y de distinguir sus propias potencialidades.

     En el caso del proyecto escultórico con botellas Ciel, tenemos un buen ejemplo de la independencia que gozan creaciones estéticas de diverso tipo con respecto a la complejidad de lo que calificamos como "arte". Apuntan a objetivos distintos, aunque igualmente beneficiosos para el espectador.

Ximena Jordán

Master in Art Curatorship, Melbourne University

Licenciada en Estética PUC

ximejordan@gmail.com

 

Imágenes: Ximena Jordán

Referencias: http://www.ciel.com.mx/

 by Qumana

Lo que más llamó mi atención e hizo cuestionarme mientras hacia mi lectura fue lo siguiente: ¿cómo, porqué y para qué surge este proyecto? y ¿por qué a una empresa tan poderosa como lo es Coca Cola le importa apoyar este tipo de manifestaciones? Tendría que investigar más al respecto, sin embargo lo que nos concierne es el atractivo de estas figuras enormes construídas con botellas de plástico. En términos educativos es claro el objetivo, creo yo, pues estos elementos comunican a la sociedad el cuidado medioambiental, es así que en vez de tirar el PET en la calle, puedes reciclarlo y reutilizarlo múltiples ocasiones. A su vez, la marca ciel busca expandirse en términos publicitarios e ir ganando mucho más renombre del que ya tiene. Como proyecto artístico no le veo sentido, pues a mi punto de vista es meramente estético, es decir, la gente admira la grandeza y lo bonito de las piezas. Sinceramente no creo que a muchos les interese lo que hay detrás de cada una y mucho menos el proyecto de este colectivo en conjunción con Coca Cola. Pero si queremos encontrarle algo de artístico, lo encontraríamos en el trabajo escultórico de cada una de las piezas a manos de los escultores, pero como ya he mencionado antes, como arte tradicional no le veo chiste. Si tomamos esto como una onda de arte contemporáneo, tal vez tomaría otro sentido, mas no lo sé.Como proyecto social educativo-medioambiental enfocado específicamente a niños está excelente. Nancy Anel Medina Servín 6to. Semestre en Estudios y gestión de la cultura
Estoy de acuerdo con la compañera Nancy en el sentido de que Ciel está buscando expandir su publicidad y el renombre de ésta empresa con la difusión que se le está dando en base a las esculturas hechas con sus botellas. Quiero suponer que la empresa sólo da el financiamiento a los nuevos artístas para hacer sus obras basándose en que utilicen sus productos para la publicidad misma. Por lo que hemos aprendido en clase creo que ésto a pesar del gran trabajo que se hizo en cada escultura no lo consideraría ni Arte ni Artesanía, supongo que sería mas una creación estética enorme como mencionas, para el entretenimiento del transeúnte que obviamente se admira por el trabajo pero no creo que vaya mas allá de las tradiciones mexicanas o en el sentido del Arte. En todo caso, se me hizo una buena idea re-utilizar un rato lo que usualmente contamina y termina en la basura.
A mi parecer es un proyecto bastante atinado de la marca Ciel, ya que hoy en día el medio ambiente es una de las principales preocupaciones en el mundo. En base al artículo, podríamos decir que el proyecto es también de gestión cultural, porque este último no solo abarca el arte como tal, si no las diferentes manifestaciones culturales que surgen en una sociedad; con esto no nos referimos a que las esculturas son un objeto artístico per se, si no que el conjunto de ellas, como proyecto que apoya al tema del reciclaje, es parte del reflejo de la cultura popular urbana en México. A pesar de la naturaleza del proyecto, debemos recordar que su objetivo radicaba en crear conciencia sobre las ventajas de reciclar, y esto se podía ver reflejado en la creación de esculturas de una gran proporción; por lo tanto resulta ser original, viable, promovedor de nuevos artistas y con un mensaje positivo.
Generalmente cuando se piensa en manifestaciones artísticas y estéticas se les encierra en lugares cerrados y sacralizados como museos, galerías, teatros y auditorios. Este fenómeno genera una distancia entre el público y las manifestaciones, una distancia que bien puede acotarse queriéndolo. Tal es el caso de la compañía Ciel y su proyecto de esculturas con botellas recicladas: a través de éste, Ciel se encargó de generar una conciencia medioambiental en las personas que transitaban por el Paseo de la Reforma apelando a objetos de carácter meramente estético. Como se mencionó en el artículo, es importante aprovechar de los beneficios que las manifestaciones estéticas y artísticas poseen tanto para acercarse al público como para transmitir distintos mensajes. Resulta importante señalar que la compañía tiene como principal objetivo con este proyecto colocarse como una Empresa Socialmente Responsable y que mejor forma de hacerlo que por medio de la creación estética.
Considero que el proyecto de Ciel en cuanto a la concientización, en cierto sector de la población mexicana, a cerca del cuidado y la preservación de nuestro medioambiente es atinado. Es una manera de utilizar las botella de plástico como material de trabajo de los artistas, para crear manifestaciones estéticas que puedan sorprender a los espectadores en un espacio que resulta muy transitado y a la vez hermoso de la Cuidad de México. Dejando de lado los beneficios económicos que pueda tener la empresa (que si resulta importante), considero que este proyecto es una forma de acercar al espectador a observar lo que se puede hacer con estas botellas que adquiere a diario y que no necesariamente tiene que ser de la marca, así pueden pensar en más materiales que se puedan reusar y animar a los espectadores a reciclar y ellos mismos crear obras que le resulten atractivas y le despierten emoción al ejercer el ejercicio creativo. Pamela Carrillo Licona Estudios y gestión de la cultura Sexto semestre
El arte no tiene por que ser abstracto, ni incomprensible, ni inaccesible todo el tiempo. Antes de “Después del fin del Arte” de A. Danto o del ready made de Marcel Duchamp, el artista era aclamado por su destreza y dominio de la técnica, cualidades que en mi opinión no deberían desacreditarse hoy en día. Concuerdo en que dichas esculturas no pueden ser consideradas del todo obras de arte pero es verdad que gozan de una notable creatividad y un evidente control del material. El proyecto es coherente con el espacio y con el público al que está dirigido, al tratarse de la vía pública las esculturas deben llamar la atención desde lejos, tener mensajes breves pero con impactos fuertes. El arte y la educación pueden conjugarse a la perfección si se sabe hacerlo y en el caso de las esculturas de botellas que informan sobre el reciclaje, entre curiosidades además de amenizar la vista de Paseo de la Reforma es un logro rotundo. Constanza G.P.
Estimada Ximena: No me ha quedado claro el uso del término 'independencia'en el último párrafo. Siento que las creacions estéticas aquí en cuestión no son tan independientes de lo que calificamos como "arte". Es cierto que no es bronze y no está dentro de un museo, pero sigue siendo escultura y Reforma es un espacio en el que se presenta mucha obra artística. Incluso el hecho de que la corporación Ciel patrocine el evento nos recuerda a muchos otros eventos similares con artistas involucrados. Para mi punto de vista, este proyecto es un ejemplo de los criterios que se toman en cuento como convención social para calificar algo como arte. La temática es algo flexible, digerible, llamativa pero en lo personal algo plana y superficial. A través deun discurso de las formas estéticas se podría también hacer referencia a la profundad del contenido ecológicoque hay en el mensaje al que se refiere el reciclaje de botellas. Algún tema con respecto a la flora mexicana hubiera sido interesante, pensando en las plantas, árboles y demás especies que se pierden en la tala y deforestación. El trabajo con el PET es algo con mucho futuro para el arte de protesta, de denuncia y 'l'art engagé'. El tema del reciclaje dentro del arte puede crear un lugar común de resignificación del medio ambiente en la conciencia colectiva contraposición a los medios de consumo masivo. Muy interesante.
El arte no tiene por que ser abstracto, ni incomprensible, ni inaccesible todo el tiempo. Antes de “Después del fin del Arte” de A. Danto o del ready made de Marcel Duchamp, el artista era aclamado por su destreza y dominio de la técnica, cualidades que en mi opinión no deberían desacreditarse hoy en día. Concuerdo en que dichas esculturas no pueden ser consideradas del todo obras de arte pero es verdad que gozan de una notable creatividad y un evidente control del material. El proyecto es coherente con el espacio y con el público al que está dirigido, al tratarse de la vía pública las esculturas deben llamar la atención desde lejos, tener mensajes breves pero con impactos fuertes. El arte y la educación pueden conjugarse a la perfección si se sabe hacerlo y en el caso de las esculturas de botellas que informan sobre el reciclaje, entre curiosidades además de amenizar la vista de Paseo de la Reforma es un logro rotundo.
Este proyecto no sólo tiene un objetivo artístico sino también pedagógico y social. Llaman la atención de los espectadores con esculturas monumentales que provocan una reflexión educativa, estética, medio ambiental y finalmente publicitaria. Me parece que el proyecto, además del objetivo de ser un anuncio para una marca de agua, es una alerta social sobre lo que se puede hacer con los deshechos de nuestra ciudad.
Al contrario de los comentarios de mis compañeras, Alejandra y Nancy me parece que va más allá que la simple propaganda, de esta forma se puede hacer consciencia, al ser tal grandes las esculturas y tantas, te puede dar una idea de la gran cantidad de basura qué se genera en donde también me gustaría que se planteara las consecuencias que esto tiene, como menciona Sofía Bustamante, y al contrario, creo que es bastante bueno que empresas de tal magnitud empiecen a tomar en cuenta los problemas del medio ambiente y tengan estos proyectos, ya que no solo hacen consciencia sino también apoyan a artistas.
Me parece una intervención muy atinada por parte de la compañía Ciel. Es una forma de mostrar a sus consumidores que son una empresa que se preocupa por los desechos que generan sus productos, y para esto recurren a una intervención muy atractiva para quien camine por el Paseo de la Reforma. El invitar a artistas a crear estas grandes esculturas, les ayuda a hacer visible un problema muy grande en esta ciudad, que es la gran cantidad de basura que se genera. De esta forma, las botellas de plástico se reutilizan y se resignifican al formar parte de estas esculturas. Puede ser una manera de crear conciencia pero también creo que es una estrategia publicitaria que coloca a Ciel como una empresa que, mediante una intervención creativa, se posiciona y proyecta una imagen "ecológicamente amigable" ante sus consumidores, para ayudar a sus propios intereses económicos.
Me parece una intervención muy atinada por parte de la compañía Ciel. Es una forma de mostrar a sus consumidores que son una empresa que se preocupa por los desechos que generan sus productos, y para esto recurren a una intervención muy atractiva para quien camine por el Paseo de la Reforma. El invitar a artistas a crear estas grandes esculturas, les ayuda a hacer visible un problema muy grande en esta ciudad, que es la gran cantidad de basura que se genera. De esta forma, las botellas de plástico se reutilizan y se resignifican al formar parte de estas esculturas. Puede ser una manera de crear conciencia pero también creo que es una estrategia publicitaria que coloca a Ciel como una empresa que, mediante una intervención creativa, se posiciona y proyecta una imagen "ecológicamente amigable" ante sus consumidores, para ayudar a sus propios intereses económicos.
En los últimos años, el Paseo de la Reforma se ha convertido en un corredor cultural que busca disminuir la brecha entre el público y distintas manifestaciones artísticas que guardan un elemento "fuera de lo común". Lo anterior, hace de estas exposiciones eventos curiosos e "innovadores" que atraen a nuevas audiencias y consumidores en potencia de este nuevo display artístico. Dicho esto, la participación en esta ocasión de Coca-Cola a través de la marca Ciel, en un proyecto que involucra educación ambiental y manifestaciones artísticas me parece muy pertinente en cuanto a estrategia de publicidad como una empresa social y ecológicamente responsable. Aún cuando coincido con las compañeras que opinan que el arte no debe limitarse al interior de un museo, y que éste no siempre debe ser abstracto e incomprensible para el espectador común; considero que la intención de estas esculturas de PET de gran formato, aunque con diversas justificaciones por parte de los artistas, no trascienden una ambición espectacular.
La basura ha sido uno de los problemas más frecuentes en ciudades tan grandes como esta, las esculturas con botellas de agua vacías hacen una concientización con el medio ambiente y un acercamiento para los más pequeños con un contenido educativo, una artiíulo digerible, y ameno aunque no seas fanático de la educación ambiental
La expresión artística en sí es un tanto naiv, muy disfrutable si se está de paseo en dicha avenida. es una sorpresa agradable, especialmente para los niños, una experiencia estética de camino a u lugar causa impacto, sobre todo si son de figuras que les son familiares. La textura que se logra con este material es un aspesto a estudiar. Sin embargo, es éticamente cuestionable que la empresa que embotella el agua, causando contaminación y desequilibrio ecológico en las regiones de la que extrae el agua, soslaye esta responsabilidad con este tipo de actividades y no, restituyendo un poco a las comunidades a las que de hecho, depreda
La expresión artística en sí es un tanto naiv, muy disfrutable si se está de paseo en dicha avenida. es una sorpresa agradable, especialmente para los niños, una experiencia estética de camino a u lugar causa impacto, sobre todo si son de figuras que les son familiares. La textura que se logra con este material es un aspesto a estudiar. Sin embargo, es éticamente cuestionable que la empresa que embotella el agua, causando contaminación y desequilibrio ecológico en las regiones de la que extrae el agua, soslaye esta responsabilidad con este tipo de actividades y no, restituyendo un poco a las comunidades a las que de hecho, depreda
Una de las cosas que tenemos que considerar es que la locación de las esculturas, de alguna manera legitiman la obra en sí como obra de arte. El arte ha sido encasillado muchas veces en necesitar un desarrollo técnico, estético, más que un enfoque creativo. Si bien es cierto que la marca ciel se impone a través de experimentos visuales como este, no debemos olvidar que en el mercado del arte actual esto no es precisamente nuevo, ni tampoco desacredita la obra en sí.
Una de las cosas que tenemos que considerar es que la locación de las esculturas, de alguna manera legitiman la obra en sí como obra de arte. El arte ha sido encasillado muchas veces en necesitar un desarrollo técnico, estético, más que un enfoque creativo. Si bien es cierto que la marca ciel se impone a través de experimentos visuales como este, no debemos olvidar que en el mercado del arte actual esto no es precisamente nuevo, ni tampoco desacredita la obra en sí.
Yo no estoy de acuerdo en que se trata de una política medio ambiental efectiva por parte de Ciel, porque si bien es cierto que dan una imagen favorable entre sus compradores y a través de las esculturas destaca el talento de los realizadores, también es cierto que como leímos en el ensayo de Octavio Paz (El uso y la contemplación) el diseño industrial, componente que también tienen estas esculturas (o de donde proviene el material que las integra) tiene como fin último el basurero. Entonces me parece que lo que tiene de valiosa esta exposición a nivel medioambiental es hacer visible la cantidad inmensa de basura que se produce, sin embargo no propone ninguna solución al respecto.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Creative Commons LicenseLos textos publicados en Escáner Cultural están -si no se indica lo contrario- bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Chile. Puede copiarlos, distribuirlos y comunicarlos públicamente siempre que cite su autor y a la revista www.escaner.cl. No los utilice para fines comerciales y no haga con ellos obra derivada. En cuanto a las imágenes publicadas en la revista debe consultar con el autor de cada artículo.

Las opiniones vertidas en ESCANER CULTURAL son responsabilidad de quien las emite.