Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

 

 
 
Entrevista con Alfredo Prior 
La pintura como una aventura
 
 
Siempre vigente y prodigioso el artista plástico Alfredo Prior inaugura en marzo el año expositivo en Buenos Aires con una gran muestra en la galería Vasari, la que se completa con el lanzamiento de un libro que recopila su extensa y múltiple trayectoria. Hace unos meses sorprendió al público argentino con un libro de relatos y un cd de música experimental.
 
Por Elizabeth Neira desde Buenos Aires
elizabeth.neira@gmail.com 
 
En el reino de los mentirosos el bufón es el único que dice la verdad, pero la dice a su manera, dejándola entrever bajo los velos de la broma, en el punto de tensión de la paradoja, en la risotada del chiste que cuando se vuelve amargo es para revelar el sinsentido de una realidad perturbadora y dolorosa.
En el arte argentino Alfredo Prior ha asumido este papel, el del bufón que le dice al rey que el bello traje que cree llevar no existe, pero a diferencia del niño de la fábula, el artista lo dice a sabiendas de que será tomado por un loco. Así el arte de Prior deja atrás toda inocencia y hace de la fina ironía su arma secreta.
Asi es como puebla sus telas con osos de peluche de oscuras apariencias, inventa muestras con artistas inexistentes, hace perfomances que terminan en pequeños desastres y en definitiva juega con el arte, con sus materiales y con su público, como el bufón lúcido que ha decidido ser.
Esta amplia, lúdica y libertaria concepción del hecho artístico le ha permitido a Alfredo Prior estar presente en la escena artística trasandina desde hace ya tres décadas y ser hoy una de las figuras más consolidadas y a la vez renovadoras.
 
En el mes de marzo Alfredo Prior inaugura el año expositivo 2007 en la capital Argentina con una importante muestra en la galería Vasari, la que será celebrada además con el lanzamiento de un libro que reúne su extensa y múltiple obra. Todo un homenaje que se suma a los buenos comentarios que despertó la reciente publicación de su libro de relatos “Como resucitar a una liebre muerta” editado por Mansalva y que reúne escritos publicados por el artista entre los años 1972 y 2001 en diversos medios como la Revista Ramona de Artes Visuales, Revista Abysinia, Barbarie, Tokonoma, y el suplemento Radar del diario Pagina 12.
Al igual que su par chileno Adolfo Couve, quién logro una sobresaliente producción plástica en sintonía con su escritura, Prior, en estos textos, hace la novela o la crónica apócrifa de las artes visuales argentinas.
Y es que para este artista el arte tiene que ver con ficcionar, hacer con ciertos elementos de la realidad otra realidad, una paralela que se expande a otros mundos y por lo tanto también a otros códigos. Con el volumen de relatos sobre la mesa, se inicia la conversación.
 
 
 
Un Francotirador
 
- ¿Concebiste el libro como una suerte de collage?
- No exactamente. Todos los textos salvo uno, se refieren a artistas, o a la vida de artistas. Son historias apócrifas que giran alrededor del mundo del arte. Hay textos que van por ejemplo desde la vida del pintor de la boca que fue el que tuvo la idea de pintar la fachada de las casas como lucen hoy hasta una historia sobre la familia Sotherbys. Son historias falsas, inventos míos. Personajes reales a los que yo les atribuyo historias falsas.
 
- Eso puede ser peligroso, ¿Qué tipo de personajes te interesan?
- No. No es peligroso para nada porque son pintores muertos, digamos figuras históricas, a las que es interesante endilgarles hechos falsos porque ya tienen una historia oficial conocida por todos
 
- No es la primera vez que juegas con lo apócrifo
- Si, yo antes lo había hecho para una muestra en Ruth Benzacar donde invente una colectiva de ocho artistas. Yo hacia de curador, y presentaba en el texto del catálogo con fotos falsas a cada uno ellos y a sus obras hechas por mi, todas diametralmente opuestas. Siete eran muy jóvenes y uno tenia ochenta y pico de años.
 
- ¿Eran todos esos heterónimos tus alter ego?
- Claro, mas o menos así.
 
- ¿Cuál es la importancia en tu obra de transitar por distintas disciplinas, pintura, performance, literatura y música?
- Son diferentes maneras de pintar. Y la pintura es también una escritura y una melodía. Por ejemplo, la pintura es una escritura en la que pones en juego todo el cuerpo. A la vez, la música y esto es más obvio es también una forma de escritura.
 
- ¿Cuál de todas estas formas es tu preferida o cual es el tronco del que se desprenden las demás?
- Indudablemente la pintura. Ante todo yo soy pintor, de ahí deviene todo lo demás.
 
- Toda tu obra esta cruzada por referencias y un conocimiento profundo de las culturas orientales, ¿Existe en esto un rechazo a occidente y su predominio de la razón?
- No, no es un rechazo, es un complemento. Se trata de guardar los equilibrios, precarios ciertamente. Tampoco es que soy un fanático. Hay cosas que no entiendo, el haiku por ejemplo no lo entiendo. Yo diría que soy un estudioso de la pintura china y de ciertos valores que hay en la pintura china, pero es un asunto puramente estético. Soy tan estudioso de la pintura china como de la pintura italiana del siglo XVI o de la pintura norteamericana del siglo XX.
 
- ¿Cuál es tu opinión del arte argentino hoy?
- No veo mucho porque no salgo, pero lo que veo no me gusta. Toda esta cosa tan pro globalización donde una obra puede ser de un chino o bien de un uruguayo porque no hay diferencia y donde los artistas se limitan a ilustrar los discursos de los críticos que tampoco digamos son grandes obras de escritura sino mas bien reciclajes antojadizos de obras de filósofos.
 
- ¿Cómo es tu relación con la crítica?
- (risas) Mira, hay una frase de no me acuerdo bien de quién es pero que yo use una vez para una muestra atribuyéndomela y que ilustra lo que yo pienso al respecto y que dice: “Hay un momento en que el critico desaparece en la obra de alguien y cuando reaparece lo hace montado en un burro en perspectiva”. La crítica es útil a una industria cultural que reduce la obra a espectáculo. En general las ferias y bienales de arte son para mí como parques de diversiones.
 
- Sin embargo tú has participado en importantes ferias y bienales
- Si claro, no soy un out sider. No me interesa ser un marginal, lo que no significa que no pueda ser crítico al respecto. Las ferias son parte del sistema del arte, (pero no son la finalidad del arte). Yo no he hecho nunca ningún esfuerzo por estar ahí, digamos que no me he desvivido por lograr ese estándar “profesional” que los artistas creen que se logra participando en una bienal, porque el arte para mi es lo mas cercano a un estado natural de las cosas. Cuando pierde esa naturalidad para volverse “profesional”, no hay arte. En último caso prefiero ser un francotirador que un “profesional”.
 
 
 
Biografía:
 
Pintor, dibujante, performancista, escritor, músico. Vive y trabaja en Buenos Aires.
A los 18 años hizo su primera muestra individual en la galería Lirolay e ingresó a la carrera de Letras, de allí su amistad con los escritores Arturo Carrera y César Aira, y su encuentro con Amalia Sato, con quien inició el estudio de la literatura y el arte oriental.
En los años 80 compartió exposiciones y trabajo con Guillermo Kuitca,
Armando Rearte, Osvaldo Monzo, Rafael Bueno, Juan José Cambre, Sergio Avello, Pablo Suárez y Duilio Pierri. En 1985 se presentó en la Bienal de San Pablo.
Desde 1986 hasta 2004 fue artista de la galería Ruth Benzacar. Durante el mismo período hizo exposiciones en el CAYC y en el ICI, en museos del exterior, en las ferias internacionales ARCO y FIAC, y muestras antológicas en el Museo Nacional de Bellas Artes (1998 y 2004), la Sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta (2000) y el Museo de Arte Moderno (2003).
Desde 2005 está representado por la galería Vasari. Sus obras integran el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Malba-Colección Costantini, Museo de Arte Moderno de Rio de Janeiro, Art Gallery of Western Australia, entre otras colecciones públicas y privadas de nuestro país y del exterior.
 
 
       
 
La fotografías son gentileza de:
Alejandra Linares
ESTUDIO CAVALLERO
Ortega y Gasset 1983 2º 
4772-1066 / 4771-2822
www.estudiocavallero.com
 
 
 
 
 
Información de la autora:
Eilzabeth Neira
http://www.myspace.com/elizabethneira
http://elizabethneira.blogspot.com
http://abyectalatiendita.blogspot.com
http://cronicasapocrifas.blogspot.com
http://abyecta.blogspot.com
 
 
 
 
 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
8 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.