Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Al Documentar


“Tu patria está llena de basura” primera acción de esta serie.
En la playa San Mateo,19 de septiembre de 2017, dia de las glorias navales.


Mapa o personal manifiesto sobre Amapu Las Amazonas del puerto Colectiva feminista

 

Las razones de las Amazonas

Por Eli Neira

Son tantas las razones para reunirnos; La precarización de la vida en manos del gran capital es la primera y la más urgente; La precarización de nosotras mismas como mujeres  creadoras  viviendo y trabajando en la ciudad de Valparaíso precarizada a un punto álgido; La precarización de nuestras vidas en manos de una cultura que  gusta de matar a las mujeres y a la naturaleza.
 
Nos reunimos para enfrentar esta precarización. Nos juntamos porque estamos hartas de ser tratadas como el pico y tenemos consciencia de nuestro real valor. Nos reunimos porque estamos cansadas de ser la que mejor hace la pega y que siempre contraten a otro; Que los méritos, el sueldo, las flores se las lleve siempre otro por el sólo hecho de tener pichula. Estamos cansadas de ser silenciadas, de ser las no vistas, de ser las expulsadas, las innombradas, las malas de la película. Estamos cansadas de ser tratadas como sujetos de segunda categoría.

Ojo, aclaro que todo lo que yo escriba acerca de Amapu corresponde a mi opinión, a mi visión de las cosas y no necesariamente representa o implica el total acuerdo con las demás miembras de la colectiva. En Amapu nadie representa a las demás, todas nos presentamos solitas, cada una con sus relatos y sus disensos, no buscamos el acuerdo absoluto ni la homogenización de los sentires, habitamos y construimos un lugar común creativo (no sin trabajo).

Algunas nos conocíamos de años atraz, habíamos trabajado juntas, siempre en el arte. Se nos ocurrió reunirnos como una forma de defendernos ante las violencias múltiples que nos rodean en tanto mujeres que de alguna manera desafiamos los mandatos patriarcales y más o menos somos o intentamos ser artífices de nuestro propio camino.

Mi idea específica era hacer micropolítica feminista, una práctica de sobrevivencia  y colaboracionismo que por lo demás ya existía dentro del grupo. Queríamos reunirnos y vincularnos. Ayudarnos organizadamente, potenciarnos.  No queríamos teorizar. Al menos no al inicio. Primero la práctica, después el conocimiento (adquirido en esa práctica) y de ahí la teoría que en realidad no es teoría sino un diario de ruta, un mapa.

Este texto pretende ser un poco ser eso. Ni manifiesto ni teoría, un mapa.

Hay que decir que la convocatoria de Amapu fue y sigue siendo amplia. Existe un núcleo duro compuesto por las mujeres que asistimos a las Asambleas y participamos de las acciones. En este grupo hay poetas, cantantes y casi todas ejercemos la docencia. Ahí estamos con Taira Pizarro, Silvia Aurora Murua, Karen Devia, Ive Göede y Pikunta. Otras compañeras como Vanesa Stevani o Daniela Sepúlveda, la charaguilla, participan en la medida de sus tiempos. Además existe en Facebook, un grupo privado con cerca de 60 mujeres con distintos grados de compromiso o simpatía con la colectiva. También están las organizaciones con las que Amapu hace alianza estratégica como Radio Placeres, la radio comunitaria del puerto.

Al menos en esta fase inicial Amapu ha querido darse una estructura abierta y cambiante. Creemos que hay algo de femenino también en funcionar tal como nuestras energías funcionan fluctuando y no copiando patrones binarios patriarcales de adentro y afuera, pertenencia versus no pertenencia, jerarquías rigidizantes o compromisos definitivos. Me parece que en Amapu hay un acuerdo tácito de fluir sin interrumpir el flujo de la otra, uniéndonos por tramos, respetándonos como cada una es, de alguna manera aceptando y aprovechando ese “excedente” de lo femenino que el sistema rechaza. Nuestra histeria.

Hay que decir que somos mujeres comunes tomando en las manos un compromiso complejo. Para mi es la voluntad de despatriracalizarnos y despatriarcalizar nuestras relaciones  aquello que nos convoca y nos une. Entendiendo siempre que el patriarcado es una forma de relacionamiento  que no es exclusiva de los varones sino que traspasa a toditita la sociedad entera y a nosotras mismas que hemos sido educadas en él.

De esta manera, pensando conjuntamente cómo es el feminismo que queremos y cómo llevarlo a nuestras prácticas ocurre que hemos aprendido una cantidad enorme de cosas en cada reunión y en cada acción. De alguna manera Amapu es también una escuela de autoeducación feminista.

En honor a la verdad hay que confesar también que todas las autoconvocadas somos brujas o cultivamos algún tipo de sabiduría heredada de un linaje femenino donde la brujería no es nada del otro mundo sino un saber popular presente y a la mano para solucionar el día a día.

La relación de Amapu con los hombres es complicada pero intensa y honesta, a veces pedagógica. Es decir todas nos relacionamos con nuestros padres, compañeros amorosos, compañeros de trabajo, amigos, exs , compañeros de vida, hermanos, abuelos, jefes, hijos, etc. Por lo que estamos también trabajando nuestra relación con ellos desde la consciencia, el amor y la reeducación mutua. No ha sido fácil. Nadie dijo que lo sería.

Políticamente pienso que somos más anarquistas que otra cosa, ninguna milita en ningún partido, algunas militaron, pero ya no. Me parece que profesamos un anarquismo entendido como el mejor esfuerzo humano por ser el artífice de su propia vida sin sometimientos a estructuras de poder. Tenemos consciencia de que somos políticas. Sabemos que estamos haciendo algo bastante político sin necesitar participar en la política que hacen los hombres con poder,  porque esa política no nos interesa. Trabajamos en el territorio de las micropolíticas tejiendo y expandiendo  desde ahí la otra matriz.

Desde nuestro nacimiento en agosto de este año, hemos hecho 4 acciones públicas en la ciudad de Valparaiso en fechas emblemáticas y lugares significativos.
“Tu patria está llena de basura” fue la primera acción de esta serie. En ella limpiamos de basura la playa San Mateo la mañana del 19 de septiembre, dia de las glorias navales. La basura, que no era poca, la depositamos en un gran lienzo tricolor que paseamos por varias calles en una suerte de procesión cantando mantras a la tierra y gritando nombres de mujeres asesinadas. Finalmente dejamos el bulto frente al edificio de la Armada que esa mañana se encontraba sin vigilancia, por alguna misteriosa razón.

Nuestra segunda aparición pública consistió en un homenaje a la Violeta Parra el día de su cumpleaños en un escenario delante de la iglesia La Matriz, evento organizado por la charaguilla, cuequera, otra de las nuestras. En el acto hicimos una lectura mixta de poesía  con una  versión performática de “Arauco tiene una pena”. Se reafirmaba así la idea de La Matriz, lo femenino. También la violeta como un referente obligado para todas las autoconvocadas, una imagen central, nuestra abuela. La primera de las amazonas. Somos Violetistas la mayoría.

La tercera acción consistió en un picnic realizado en la tumba de la poeta Ximena Rivera en el Cementerio de Playa Ancha el 1 de noviembre, día de todos los muertos. La tumba que encontramos estaba en abandono y se había borrado la inscripción del nombre, lo cual fue muy significativo tomando en cuenta la vida de indigencia de Ximena Rivera. En el necro picnic limpiamos la tumba de la poeta olvidada, cantamos, lloramos, leímos poesía y recordamos a nuestros muertos.

La cuarta acción “El mesazo” consistió en una mesa feminista instalada en la subida Ecuador donde se invitó a los transeúntes a hablar sobre feminismo, patriarcado, violencia, abuso, basura y aborto. La mesa generó en la mayoría de las personas una empatía activa y opiniones empoderadas e informadas acerca de los temas propuestos. La acción se convirtió en un mini foro ciudadano y después en un escenario abierto con música y poesía. La intervención fue transmitida en tiempo real por Radio Placeres.

¿Para dónde va Amapu? ¿Cuánto tiempo dudará? ¿Crecerá? ¿Nos pelearemos? ¿Se transformará en otra cosa? ¿En qué se transformará? Quién sabe. Son cosas que nadie intenta responder en estos momentos vibrando como estamos en la intensidad de los encuentros y el trabajo logrado. Tal vez no es lo más importante, lo importante es que empezamos y fuimos capaces de romper nuestras cuerpas, por sobre nuestros individualismos y colaborarnos para materializar prácticas profundamente poéticas y feministas. Amapu es en si mismo un hecho poético. Dure lo que dure, pase lo que pase, ahí estuvimos y estaremos.

Valparaíso

Nov 2017


Elizabeth Neira. Poeta y performancista. Ha participado en encuentros de poesía y performance en Chile, Perú, México, Brasil, Canadá y España. Ha publicado en antologías de Chile, Argentina, Perú, México y España. Es autora de los poemarios "Abyecta" Al Margen Editores, Santiago de Chile 2003, segunda edición por Editorial Limón Partido, México DF 2006;tercera edición por Editorial Milena Cacerola, 2008, Buenos Aires Argentina,"El soliloquio de la Reina", Editorial Junco & Capulí, Rosario Argentina 2004, Hard Core Hotel, 2006, )el asunto( Editores, Buenos Aires, Argentina). Durante el 2007 participó en la gestión de la FUÁ, Feria del Libro Independiente de Bs As. Ha desarrollado la docencia en talleres literarios en México Chile y Argentina. Ha sido becaria del Fondo para las Artes del Gobierno de Chile en dos oportunidades.

 


 

Escáner Cultural nº: 
201

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
5 + 11 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.