Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.
Las iconoclastas

 

 

 

UNDER MESURE/ CAMINAR – TENSAR - LUCHAR

Conversación con Sebastián Mahaluf

Parte I

Por Camila Téllez

 

 

 

Era una mañana brumosa de parque. A eso de las siete, los primeros caminantes atraviesan el Green Park, como casi todos los días de sus vidas. Pero esa mañana, todos los que anduvimos por ahí, no pudimos dejar de fijarnos en aquellos árboles y no sé muy bien porqué.

 

 

Camila: Nos encontramos con Sebastián Mahaluf para conversar sobre procesos de investigación, y que nos cuente de qué trata su último proyecto Under Measure, realizado en la residencia Rufus Stone, en Londres, donde estuvo un mes desarrollando su trabajo, que se ha manifestado como una intervención pública en el Green Park. ¿Podrías relatarnos lo que fue y cómo sucedió?

 

Sebastián: Lo que realicé fue una performance en el Green Park, en un círculo de trece árboles, de 40 metros de diámetro aproximadamente. La performance consistía en una especie de tejido concéntrico entre cada uno de esos árboles, con unos 500 metros de cinta elástica blanca, que estaba a una altura superior a mi cabeza, a unos 2,20 metros desde la tierra.

La hora en la cual ejecuté la acción, fue alrededor de las siete de la mañana, y una vez que completo el tramado, comienzo a desarrollar una especie de encuentro con mi cuerpo, la trama, la tensión de los elásticos y los trece árboles, intentando  reunirlos a todos en un punto. Un punto relativamente central. Esto me lleva un tiempo, porque es un ejercicio que requiere de fuerza en su ejecución. Y en cierta medida, es la parte donde el trabajo se permite un espacio de descontrol, hay una especie de lucha en este encuentro. Termino con la fuerza y la tensión de los elásticos en una de mis manos, situándome sobre ellos.

En un inicio el tejido me cubre y quedo bajo esta trama, para luego poner mi cuerpo encima de ellos, generando mayor tensión aún en un solo punto, para finalmente cortar cada uno de los elásticos.

Otros detalle relevantes, es que la cinta elástica no tenía ni un corte, es decir, era una sola línea de elástico de 500 metros que al estirarse se triplicaba, por lo tanto, fueron mil quinientos metros de caminar.

 

C: ¿Entonces el material es una continuidad?

 

S: El material es una continuidad. Fueron 1500 metros de tránsito, de recorrido entre los árboles. Yo tenía mi mochila a la espalda, de donde iba sacando el material que llevaba conmigo.

En el contexto de la residencia Rufus Stone, partí primero con otro proyecto Measure of Balance, que era un proyecto que tenía una relación más cercana con mi trabajo previo, relativo al ejercicio de involucrar a personas dentro de la obra, o bien performance colectiva. Luego encontré este otro lugar.

En el primer proyecto, el espacio era muy diferente, también exterior, pero un espacio que ya estaba manipulado por un diseñador, era una plaza en la escuela de arte, Chelsea College of Art, y tenía toda una retícula de divisiones, y mi trabajo sería como una especie de complemento al espacio y tendría una lógica similar a un trabajo que realicé en Finlandia, en relación a los cuerpos, sus pesos y a la geometría que estos dibujaban.

Finalmente decidí realizar este segundo proyecto Under Measure, en donde era sólo mi cuerpo implícito en la acción, pero a la vez me interesa pensarlo no solamente con mi cuerpo, sino que también con el cuerpo de la memoria, con el cuerpo del lugar, con el cuerpo de estos trece árboles, que están conectados a partir de sus raíces, con un pasado. Un lugar que tiene muchos años de historia, un lugar que tiene un estigma de misterio, porque es difícil no pensar que ese diseño circular, el único círculo de todo el parque, no fuese planeado con alguna intencionalidad y eso me interesó mucho. Traté de indagar sobre esa parte de la historia, pero no encontré ninguna certeza de por qué está ese símbolo ahí. Todos los árboles dispuestos de una forma muy precisa. Y dentro de las cosas que encontré, me interesó muchísimo, por ejemplo, el que había un hospital cerca de ahí y tiraban a todos los leprosos a una fosa común para que murieran. Luego, se realizaban muchos duelos en ese parque, también fue un lugar de festividad, de celebración. Entonces todas esas contradicciones me interesaron muchísimo para pensar un trabajo ahí.

Y relacionar el árbol en toda su implicancia simbólica, la conexión entre lo que florece, lo que crece sobre la tierra y lo que también va subterráneo.

 

Under Measure, Green Park, Londres. Septiembre, 2014. Foto: Nestor Armando Gil.

 

C: Me parece fundamental entender tu trabajo hoy, desde el proceso, desde lo que significa escoger y habitar un espacio público para que un evento se manifieste, que creo tiene que ver con eso subterráneo que vas buscando, sobre cómo llegas a escoger ese lugar específico en el Green Park, ¿qué tipo de lecturas haces del lugar y cómo te relacionas con él, para decidir “este es el sitio”?

 

S: Por lo general el pensamiento de mi trabajo o como voy desarrollando una idea, es siempre, intrínsecamente a partir del lugar. Del lugar que me es dado, me dicen “tenemos este espacio para desarrollar un proyecto”, o un lugar, como en el caso del último trabajo, encontrado. Al recorrer los distintos parques de Londres, la ciudad en general, cuando me encontré con este círculo, ví que tenía mucha relación con mis intereses. Y pensé inmediatamente, sin prejuicio alguno, “este es el lugar”, como una especie de intuición y hallazgo. Y luego de eso, comencé a desarrollar un poco más una investigación del porqué ese era el lugar, fue un poco a la inversa de lo que podría ser la búsqueda de un lugar para desarrollar un proyecto, a veces lo he pensado así. En otras performances que he hecho o trabajos en el espacio exterior,  muchas veces uno llega al lugar posteriormente de una investigación, aquí fue a la inversa, primero descubrí el lugar y posteriormente traté de desarrollar un fundamento para inscribirme en ese espacio.

 

C: Se podría decir que en otros procesos has ido de lo invisible a lo visible, y en este caso, fuiste de lo visible de aquel otro diseño, del primer proyecto…hasta encontrar un lugar invisible en el parque.

 

S: Sí. Se podría decir que sí. Además mi trabajo siempre a tenido esta característica de un desarrollo muy racional en el cómo ir construyendo, por lo general a partir de la medición, de la geometría, de aspectos que tienen mucho que ver con la razón. Y la forma se desarrolla, finalmente, a partir de eso. Pero también me interesa mucho el dejar el espacio para la subjetividad, el espacio para que acontezcan cosas que posteriormente, yo pueda revisar o leer sin tanto prejuicio. Pensando también en los procesos, a propósito de la pregunta que tú me hacías; de repente estoy sometido a una instalación, que tiene un trabajo de producción que requiere de mucha elaboración, de un desgaste físico, de mucha mano de obra y resolución racional, pero a veces uno se olvida de lo que sucede en esas instancias, en esa parte del proceso. Y esa parte del proceso, de la construcción, del hacer, del error, es muy relevante y la performance de alguna manera me lo permite. En este último trabajo me lo permití. Tenía ideado a partir del lugar (un círculo de trece árboles que simbólicamente ya están dando algo muy relevante), un diagrama geométrico en donde no era sólo que yo caminara de un árbol a otro, sino que yo sabía a que árbol caminar para construir esta forma concéntrica, simétrica, donde existía un espacio en el centro, que se construía en este deambular entre los árboles.

Ya tenía un control previo, pero cuando me encontraba de que ya estaba construido todo, me permití hacer lo que mi cuerpo, esta geometría, el espacio y su contexto me sugirieran. Fue realmente interesante, de algo muy sistemático, de un caminar, de un construir, de un trazar, se convirtió en una lucha de mi cuerpo y el espacio, de mi cuerpo y mi historia, de mi cuerpo y lo que había ahí detrás, escondido en las raíces. Fue todo un proceso.

 

 

  

Boceto para performance, Under Measure, Green Park, Londres. Septiembre, 2014.

 

C: …como si de algún modo, el dibujo o modelo previo que tú tienes, fuese un guión, no? Hay como un ordenamiento ahí, pero es un dibujo que a medida que lo vas haciendo también se va desconstruyendo, desgastando y te va exigiendo una lucha.

 

S: Yo lo sentí de esa forma. Fueron varios intentos en este relacionarme no solamente con el espacio, sino que, el espacio, su geometría, su historia, su tiempo, porque fue a una hora particular. Entonces fueron intentos: un intento fallido, dos intentos fallidos, tres intentos fallidos y en ese intentar hay un desgaste también. Se produce el descontrol, se producen muchos fenómenos que me interesan muchísimo porque son parte de mi proceso.

 

C: …que son los espacios de hallazgo también, porque la posibilidad del accidente te exige tomar decisiones respecto de lo que estás construyendo.

 

S: … y decisiones inmediatas, sin pensarlo tanto.

 

C: …ahí se abre ese espacio a la improvisación también…

 

S: …que me parece muy necesario. Para mi es una de las características importantes que tiene la performance o el trabajo con el cuerpo, o el trabajo en el instantáneo, porque es parte del proceso, todos estamos permanentemente moviéndonos, relacionándonos con el espacio. Aunque sea en un escritorio, estamos pensando el espacio. Entonces eso se queda de manifiesto en el trabajo de la performance.

 

C: Interesante también porque finalmente, como tú dices, el trazar estas líneas es un recorrido, es un caminar. Ese caminar, imagino, que también se transforma en una unidad de medida, de distancias entre árbol y árbol, el diámetro de este espacio.

 

S: Exactamente. Lo que caminé en este círculo fue un kilómetro y medio. Está medido por el porcentaje de estiramiento del elástico en relación a los metros que yo tenía en peso. Cuatro o cinco kilos de ese elástico son 500 metros que al estirarse se triplican, por lo tanto, es un kilometro y medio que yo caminé en este círculo. Para posteriormente luchar contra ellos.

 

C: Porque al final es un caminar que se transforma en un caminar-tensar, no es sólo caminar.

 

S: No, no es sólo caminar, justamente. Es un caminar-tensar…

 

C: …y un caminar-tensar de algún modo es un acto de empuje, es un continuo de empuje, es un continuo de forzar…es un caminar-tensar-luchar que se va desarrollando, hasta que finalmente llega un momento en que, me imagino, se acaba el material y haces el último nudo, y ahí viene lo inevitable, porque no es algo que lo dejes ahí, no es un trabajo que queda.

 

S: Sí. Pensé en un principio dejarlo, pero ya no tenía sentido. Esta sub-atmósfera creada en esta espacialidad con estos elásticos blancos, con una mañana brumosa…Ya se produjo la ruptura de toda esa lucha, todo ese continuo ya se cortó. Entonces ya no tenía sentido, la experiencia ya se vivió.

 

Under Measure, Green Park, Londres. Septiembre, 2014. Foto: Nestor Armando Gil.

 

C: Es interesante pensarlo porque, ¿qué necesidad tenemos de fijar las cosas y dejarlas expuestas, no?, si el ejercicio de la performance está en el hacer, porqué tendríamos esa necesidad de que tenga que ser visto, de que quede para que alguien sepa de que estuvo ahí. Pensando en el mismo lugar que escogiste, cómo tú percibes que por algún motivo se construye esa manera, como monumento silencioso de los árboles.

 

S: A propósito de eso, me parece interesante la gente que cruzaba a esa hora el parque, que se dirigían a su trabajo y de repente se detenía a mirar. Creo que esa misma persona al día siguiente cuando pase nuevamente por ahí, va a quedar en su memoria con ese pequeño ruido o algo que vio de ese círculo de árboles. No lo va a mirar igual.

Y lo otro, es que todos los restos de líneas de elásticos, de material, quedaron reducidos como un pequeño bulto al lado de un basurero. Y quizás alguien los va a encontrar, a reutilizar, o quizás no. Se irán con el resto de la otra basura. Tanto el lugar como su materialidad, va a tener otra forma para el que lo vivió o para el que lo encontró. Eso también es un estado de transformación permanente de las cosas. A propósito de la performance.

 

  

Under Measure, Green Park, Londres. Septiembre, 2014. Foto: Nestor Armando Gil.

 

 

continúa...

Ir a parte II

 

 

Sebastián Mahaluf (1976) es artista y profesor en artes visuales. Magister en Artes con mención en Artes Visuales, Universidad de Chile. Producción de obra desde el año 1998 en Chile, Argentina, USA, China, Italia, Francia, Filipinas, Escocia, Finlandia e Inglaterra. Experiencia docente en Chile desde 1996.

WWW.MAHALUF.NET

Escáner Cultural nº: 
174
Me encanta el trabajo de Sebastián Mahaluf, me llena del todo, sigue evolucionando.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
10 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.