Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.
Invitado

 

TÍRATE UN SÚPER FLAUTAZO MAMITA LINDA

Sergio Alfsen-Romussi

Tírate un súper flautazo mamita linda pa disipar los funestos comentarios que hoy impregnan los medios de pseudo-comunicación y desinformación publicitaria sobre el poder de tus plantas elementales, garabateando a diestra y siniestra sus ancestrales usos ceremoniales, desaparece con tu sublime canto medicinal ese triste fardo de ignorancia suscitado por la oscura paranoia de unos cuantos pendejos jugando a la salvación del mundo, en especial de ese ridículo susodicho autodenominado “chantares de la oscuridad”, quien con su esquizoide cobardía pretendía manipular una delicadísima y profunda herramienta de la Tierra y que lamentablemente sólo pudo darle un penoso y nefasto manejo, verdadera antítesis del legítimo y auténtico uso Shipibo de la Ayahuasca, rito de tradición milenaria sólo practicada por un grupo selecto de maestros dieteros, sacerdotes planteros y vegetalistas que dedican su vida desde el nacimiento hasta la muerte a estudiar el lenguaje perfecto de la naturaleza y a ejercer las prácticas de sanación a través de los cantos elementales de las plantas (ver apéndice), NADA MAS ALEJADO de ese irrisorio títere que creyó ilusamente saber del poder de una planta sagrada y que no llegó ni siquiera a vislumbrar su más mínimo acorde, payaso enajenado que en su grotesco delirio se pretendió iluminado cuando sólo lo alumbraba la enferma ampolleta de su razón corrupta, profeta únicamente de sus trastocados espejismos, en fin, esas alucinaciones mueren contigo y para siempre inepto brujo de juguete…..la única luz verdadera que brilla con el fulgor del bien y la bondad y la belleza es aquel inocente espíritu sacrificado por tu demencia, víctima de tu perversión farsante, pido que la insondable y mayéstica energía de la naturaleza lo libere a la beatitud eterna y su alma pulcra refulja en la sinfonía del origen, pequeño y dulce niño que las crisálidas transparentes del pleroma te agasajen los dones más puros del amor incondicional ……

..entonces tírate un súper flautazo tierna mamita linda de los elementos, esfuma el despilfarro fraudulento de opiniones contra tus principios que hoy saturan la prensa del mercado, pues no saben de lo que hablan, despeja la exuberancia de tus jardines imaginarios, basamenta tus templos fractales y orgánicos contra el analfabetismo dogmático de este sistema destructivo y opresor, qué sabe ese oscuro armamentismo farmacéutico de los gobiernos acerca del fundamento electromagnético de la vida en el planeta Tierra, sutil esfera de agua flotando en el vacío, qué saben de esos ritos primigenios del ser humano en alabanza al Gran Misterio….por eso y contra la verborrea televisiva imperante denostando tus flores holográficas LANZATE UN ICARO QUIRURJICO DE SANACION, e invoco a los curanderos antiguos de América a lavarnos de toda esta mierda propagandística de colonialismo psíquico: Machis rayenes del edén mental del Mapu, arcanos Bancos Murayas del prístino Ucayali amazónico, Yatiris Aymaras de la whipala teseracto hijos del relámpago, sacerdotes matemáticos Mayas de la respiración holística, artistas-sabios Toltecas de la Tollan turqueza del cielo, Mara’akames Wixárikas del Híkuri arcoírico de Wirikuta-desierto genético, ilustres Kachinas Hopi de la Kiva uterina extraterrestre, médicos-cantores Diné (Navajo) de los diagramas del alma en la arena, guerreros-águilas Lakota Oglala-Sioux descifradores del viento y danzadores de las plumas digitales del termorreactor nuclear fotónico, Wi-wan-yang-wa-shi-pi……en fin, a todos los maestros depositarios del conocimiento trascendental de la existencia humana, que nos limpien con su sabiduría elemental de esta paranoica confusión que sólo nos entrampa y frustra en un caos babilónico de conceptos prostituidos y sentidos malversados, entonces que viva la conciencia profunda de la vida y sus virtudes magnánimas….puro coraje de colibrí-pantera……pura gratitud y gratuidad…..a todos los jóvenos y jóvenes enamorados de la vida……

APENDICE
Respecto a las canciones que recibe el maestro-curandero, éstas se sintonizan luego de extensos períodos de ayuno y abstinencia a los que se somete, estando solo y estrictamente con lo básico y necesario para poder sobrevivir en la selva profunda, son ejercicios ascéticos dirigidos únicamente a depurarse para así ser digno de recibir las frecuencias energéticas de los árboles, plantas y flores, ondas que emite toda entidad viva en su plena resonancia y que se traducen entonces en cantos, cantos que con su pureza y originalidad y entonados en su afinación exacta logran penetrar las mallas cardíacas y cerebrales etéreas de los pacientes-participantes para así develar sus secretos y purificarlos, es decir, curarlos de los males que los aquejan, cantos llamados ícaros por los médicos planteros que son la guía de la ceremonia, en comunión por supuesto con la infusión de la ayahuasca que es la base del rito, o nishi paen meran bewá en lenguaje shipibo vernáculo, bebida natural sumamente concentrada, mezcla de la liana banisteriopsis caapi y la hoja chacruna denominada científicamente psychotria viridis, brebaje que tiene por efecto inmediato acrecentar la conciencia una vez bebida, principalmente por la dosis de DMT que recibe la glándula pineal por parte de la chacruna simultáneamente a la inhibición de ciertos neurotransmisores por parte del grupo de alcaloides betacarbolinas presentes específicamente en la liana, ambos elementos entonces fusionados en la decocción del brebaje denominado genéricamente ayahuasca son los principales responsables de inducir al viaje místico del alma que el paciente-participante experimenta, es en este éxtasis o trance por denominarlo de alguna manera cuando la persona sufre una apertura total y armónica de los sentidos, se percibe así una realidad más allá de los condicionamietos y normativas de la percepción alienada, un verdadero proceso de despertar de la identidad profunda que induce a una purga intensiva de todo símbolo que perturba y atrofia la unidad evolutiva del ser, purga que involucra llanto, vómito, miedo amplificado entre otros efectos colaterales de limpieza y auscultamiento profuso de la planta en el interior, de aquí a que sea bautizada como medicina desde tiempos inmemoriales. Explicitado lo anterior quiero concluir simplemente diciendo que existe bastante literatura al respecto para aquellos interesados y recalcar firmemente que la ceremonia SIEMPRE se realiza con la guía de un maestro curandero, experto en las técnicas de sanación y visión y que todos los elementos presentes en la ayahuasca ya se encuentran naturalmente presentes en nosotros, en distintas proporciones por supuesto, por ejemplo la dimetiltriptamina, principal alcaloide del brebaje y agente responsable de la visión extática se secreta de manera endógena en nuestro cerebro, los últimos estudios en esta materia indican que sería la molécula responsable de inducirnos a la fase del sueño profundo a parte de jugar un rol fundamental en el sistema nervioso central, indico esto para esclarecer que todo lo que hay en el brebaje es absolutamente natural y no artificial, es una planta y no una droga, es un enteógeno y no un alucinógeno, es una medicina, no un veneno, es de la pachamama, no de un laboratorio, ES UN ELEMENTAL DE LA MADRE NATURALEZA Y NOSOTROS SOMOS HIJOS DE LA NATURALEZA, respetémosla y seamos plenos.

Escáner Cultural nº: 
158

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
11 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.