Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.


 

INMERSIÓN

 

Exposición Individual Klaudia Kemper

MNBA

 

Inauguración: 15 de enero 2013, 19:30 horas

Período exhibición: 16 de enero al 24 de marzo

 

·         Pensando el espacio museal como un cuerpo, la artista inaugura la muestra Inmersión, donde despliega un trabajo vasto y versátil, concebido y desarrollado entre 1990 y 2012, cuyos múltiples formatos dan cuenta de los diversos tránsitos de la artista a lo largo de su carrera.

 

En cinco salas del ala sur del MNBA la artista chilena Klaudia Kemper (Río de Janeiro, Brasil, 1966)despliega una de las muestras más vastas e importantes de su carrera, exhibiendo un trabajo que es el resultado de más de 20 años de experiencia. La muestra Inmersión narra la vida artística de Kemper plagada de versatilidad, sin miedo a la experimentación ni al cambio. Metafóricamente, el resultado es una Inmersión autobiográfica, con una fuerte impronta retrospectiva, que muestra su particular mirada sobre la vida y sus procesos: “Hablo desde el yo porque no sé hacerlo desde otro punto de vista, no tengo la creatividad de un escritor o guionista de ficción, que puede inventar personajes. Es a partir de mis experiencias que se va construyendo esta trama que finalmente cobra cuerpo a través de una serie de pinturas, una video instalación o un objeto”, declara.

Inmersión constituye un viaje a través de un cuerpo, un organismo viviente que se va develando y relatando a través de innumerables piezas que envuelven y sorprenden. El recorrido empieza por la sala 1 del museo donde está lo que corresponde al tórax y representa las funciones vitales, albergando obras de fotografía, impresiones y videos. Las salas 2 y 4 emulan la cabeza, boca y ojos, con video instalaciones. La sala 3 es el símbolo de las piernas y muestra una instalación de video-viaje. El recorrido termina en la sala 5, una metáfora de las manos, la manualidad, en la cual se la cual se exhiben pinturas.

El lugar de Kemper

Nacida en Brasil y radicada en Chile desde los 10 años, Klaudia Kemper es una artista que ha recorrido un camino artístico académicamente muy poco convencional. Luego de titularse con distinción en la carrera de Diseño Gráfico de la Universidad Católica de Chile,comenzó a explorar en el arte desde diferentes trincheras: se fue a Europa y en  un periplo en que investigó y conoció ese mundo, estudió Bellas Artes en Francia. Siempre con el afán de cuestionar las técnicas y el academicismo y aprender desde esa óptica tomó diferentes cursos que la estimularon en diversos formatos, articulando una obra difícil de encasillar por lo amplia y fecunda. Ha marcado varios hitos importantes en su carrera, ha ganado varios premios y ha expuesto individual y colectivamente en Chile y el mundo. Su imaginario se ha ido configurando en el ejercicio de la prueba y el error, cuestionando constantemente lo políticamente correcto.

“Nunca creí en la academia, me negué a aprender a dibujar (lo hice muchos años después, en España, cuando sentí que mi trabajo lo necesitaba); luego aprendí a animar, a costa de grandes discusiones con quienes me enseñaban ya que no quería hacer la animación de la forma “correcta”. Fue así como encontré una manera de hacer animaciones que tenían más que ver con la pintura que con el cartoon. Me inicié con la pintura que, posteriormente, me hizo indagar en la animación. En paralelo, me interesó la sala oscura y sus posibilidades de mutación a través de proyecciones o efectos que  pudieran producir alteraciones perceptuales. En cambio el video y la fotografía surgen con posterioridad, como medios que me posibilitan el registro de la realidad, la captura del instante, al menos eso creía en un inicio”, rememora la artista.

Si bien Inmersión se pensó inicialmente como un proyecto recopilatorio, durante el proceso de fueron adicionando trabajos nuevos, casi todos en base a material antiguo (como horas de grabaciones en videos, por ejemplo). Este proceso influyó radicalmente en los resultados del trabajo, pues la artista se vio sumergida en la revisión de su vida al repasar material recopilado en diversas etapas de su existencia, además de cuadernos y apuntes de viajes.

Es precisamente lo autobiográfico lo que hace que esta obrasea una suerte de inmersión y reflexión enlos procesos de vida de Kemper.”Tomar conciencia tiene que ver con el pasado, nos damos cuenta del pasado porque el presente aún no se puede digerir, ni siquiera percibir. La realización de un proyecto de arte tiene que ver con detenerse y mirar el pasado –en este caso, mi pasado– y así surgen las preguntas existenciales más básicas. Para responderte tienes que ir a tu propia biografía, tu árbol genealógico, tus antepasados y luego ver a tus hijos y percibir que eres una parte mínima de una red muchísimo mayor...”, señala.

Esta exhibición será también la ocasión para lanzar un libro compilatorio de las producciones recientes. Ésta será una publicación bilingüe de 1000 ejemplares, con textos de reconocidos teóricos latinoamericanos, además de obras inéditas de la artista.

……

          

 

Curador Invitado : Mauricio Bravo

 

 

 

PRESENTACIÓN

 

INMERSIÓN

 

La presente exposición reúne trabajos realizados por la artista chileno-brasileña Klaudia Kemper desde los años 1990 hasta la actualidad. A lo largo de este período, Kemper ha desarrollado una investigación constante en torno a las problemáticas de la autobiografía visual, demostrando una preocupación particular por indagar las relaciones entre la creación artística y la vida. Para ello, se ha valido de soportes y formatos que evolucionan desde la pintura a la videoinstalación e incluyen asimismo el objeto, la fotografía, la animación y la performance.

 

En términos conceptuales, esta muestra se vale de la metáfora del cuerpo como diagrama de distribución espacial de las obras, estructurándose según los siguientes ejes temáticos: afectos, visión, desplazamiento, voz y manualidad. Al interior de la propuesta artística de Kemper, estas nociones aluden a los vínculos pulsionales y biográficos que subyacen a su hacer, así como a la importancia que tienen, para ella, las figuras del viaje, el ojo, los relatos y la actividad física de la creación.

 

Por lo anterior, la ocupación del Museo Nacional de Bellas Artes por parte de Klaudia Kemper no sólo transforma su espacialidad en un territorio marcado por el imaginario y las formas de habitar propias de esta artista, sino que hace del mismo un organismo abierto a la exploración de nuevas formas de sensorialidad.

 

Tal como su nombre lo indica, INMERSIÓN es una invitación a sumergirnos en la cultura visual con la que Klaudia Kemper ha interpretado y construido su lugar en la sociedad y la cultura. Ver sus obras nos exige entrar en relación con las dimensiones estéticas que vertebran la biografía de la artista, así como con las posturas éticas que definen su forma de ser y de actuar en el mundo.

 

SALA 1. ÓRGANOS VITALES. AFECTOS.

 

Este espacio de exhibición de la obra de Klaudia Kemper corresponde a los órganos vitales y reúne trabajos de fotografía, video y animación, así como mapas conceptuales y objetos. Estas obras tienen en común ser imágenes que muestran los aspectos pulsionales y emotivos que movilizan la producción artística de Kemper, es decir, los procesos vitales que subyacen a su hacer. Alimentación, respiración, circulación sanguínea y sexualidad se constituyen, en efecto, en los territorios vivenciales desde donde son tratados los temas de la familia, los vínculos afectivos, la memoria, la melancolía del tiempo pasado y el carácter efímero de la existencia.

 

SALA 2. OJOS. VISIÓN.

 

Los ojos y la visión son utilizados, por medio de la videoinstalación, como recursos estéticos que permiten dar forma a experiencias corporales que desbordan los límites del yo y diluyen las normas que rigen su identidad. Son, por ello, imágenes que dan cuenta de una memoria corporal difusa, cuya naturaleza múltiple nos pone en relación con aspectos de nuestra existencia física que escapan a posibles formulaciones conceptuales o simbólicas. Suerte de organismo celular, compuesto por fragmentos de ojos, narices, bocas y partes íntimas de diversos cuerpos proyectados sobre un racimo de globos colgantes, esta obra de Klaudia Kemper nos enfrenta a la vida, pero desde una perspectiva que la muestra liberada de todo contenido cultural.

 

SALA 3. PIES-PIERNAS-MÚSCULOS. DESPLAZAMIENTOS.

 

Las extremidades inferiores del cuerpo humano son los miembros encargados de conectar al hombre con la materialidad del mundo, pero también son aquello que permite su humanidad erguida y posibilita su encuentro cara a cara con el otro. Así, son órganos del movimiento que hacen de la vida una experiencia abierta a los cambios y las transformaciones. En el trabajo de Klaudia Kemper, estas nociones se materializan en obras de video donde prevalecen vivencias vinculadas al viaje, el movimiento, la temporalidad, el espacio público y la diversidad de los mundos sociales. En su conjunto y a través de figuras que evocan zonas de tránsito y umbrales de paso, estas experiencias biográficas se desplazan al contexto social, logrando conectar las narraciones íntimas que traman su vida con las dimensiones políticas que organizan nuestra realidad global.

 

SALA 4. BOCA-CUERDAS VOCALES. HABLA-RELATO-LENGUAJE.

 

En este espacio de exhibición se construyen los contenidos y medios de expresión a través de la boca, en tanto parte del cuerpo que condensa vivencias ligadas al erotismo, la alimentación y el lenguaje. En efecto, la obra de Klaudia Kemper subraya la articulación estrecha entre estas funciones, al concebir la boca como el órgano que le da materialidad física, mediante la voz, al relato hablado, la narración y los símbolos con que lo humano explica su arbitrario aparecer. Así, una entrevista realizada a la astrónoma chilena María Teresa Ruiz le permite a la artista recrear flujos verbales que relatan, de forma diferida en el tiempo, las paradojas que traman nuestras ideas de la vida. Este texto poético se acompaña de imágenes que muestran personas y contextos registrados por la artista en sus distintos viajes. Ambas situaciones traman un mito contemporáneo cuya fuerza expresiva logra re-establecer un espacio de ficciones que pueda contener las preguntas que hoy acosan al sujeto y su cambiante mundo social.

 

SALA 5. MANOS, MANUALIDAD

 

Las manos y la manualidad son, en el trabajo de Klaudia Kemper, los medios a partir de los cuales la artista toca, siente, piensa y reinventa sus relaciones con el contexto social y afectivo. Estas nociones no sólo señalan mecanismos y técnicas, sino que encarnan el goce de la experiencia creativa y el carácter ontológico de la praxis artística. Formas de vida que cifran en telas, papeles y formas una política del cuerpo y una ética de la materia. Sus mapas, apuntes, cartografías y pinturas muestran diagramas de acción que traducen en el plano y el espacio universos emergentes en constante mutación y flujos de signos en continuo devenir.

 

 

Información Museo Nacional de Bellas Artes

Parque Forestal S/N, metro Bellas Artes

Horarios: martes a domingo, de 10:00 a 18:50 horas, cerrado días lunes

Valor entrada: martes a sábado, público general $600. Estudiantes de enseñanza superior y adultos mayores $300. Menores de 18 años, estudiantes de arte y convenio ICOM acreditados, entrada liberada. Días domingo entrada liberada o aporte voluntario.

 

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 18 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.