Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Gabriel Piñana y La Esencia del Ser

por Francisco Arroyo Ceballos

francisarroyo2@hotmail.com

Todo sujeto experimenta desde el principio de su existencia una propia visión, un devenir de sensaciones y experiencias que le hacen erigirse como elemento individualizador, centro cósmico, dentro de todo el conjunto que compone el entorno social.

Es en este sentido en el que la esencia del ser le hace elaborar, sintetizar y transmitir su universo particular, su indagar día tras día en lo formativo que supone el mero hecho de ser un elemento vivo con capacidad racional.

Esta interrelación se nos presenta sin lugar a dudas muy marcada en la obra del creador valenciano Gabriel Piñana.

Su visión premonitoria de un futuro incierto en el que la importancia radica en la ausencia de toda vida consciente nos hace pensar en todo un submundo ensoñador en el que reina el silencio y se hace muy patente una arquitectura minimalista que acompasa como gran tótem el ritmo de lo que sin duda alguna nos presenta como algo onírico muy introducido en lo metafísico.

Sus ambientes deambulan entre lo pesimista que supone el vacío como esencia conceptual y la grandilocuente expresión de una gran multiplicidad de significantes que pululan por la obra a la espera de ser captados por el espectador, el cual, puede recibirlos y asimilarlos de una forma u otra dependiendo del momento acaecido.

Si hablamos de microcosmos pienso que no estamos metiéndonos en el trasfondo real de lo imaginado por Piñana. Más bien reseñaríamos que nos encontramos ante todo un universo existencial en el que lo matérico prevalece inerte, suspendido e infinito como señal de algo que no fue, y lo orgánico se ve relegado a la mínima expresión fruto del desasosiego y desarraigo provocado por el propio hombre en contraposición a su lucha y carácter vital.

Lo básico, el fundamento, es la concienciación a toda una compleja sociedad de la necesidad de crear sin destruir, de no degradar el espacio legado, la seguridad de que en la armónica estructuración del mismo se encuentra la “esencia del ser” y su desarrollo.

Una obra cuidada en estilo, línea y calidad. Un trabajo, el que Gabriel Piñana nos presenta, sin duda digno de ser destacado por su singularidad y conceptualización .

Comentarios

mi opinión

Hola, Estos dibujos me recuerdan en algo a las obras de Dalí, que tanto tenían que ver con el mundo de los sueños, pero en esta ocasión se presentan unos mundos más simples y, como bien dices, minimalistas. Muy bueno el texto del artículo. Saludos

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
1 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.