Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

SURREAL

 

Por Enrique de Santiago

artedeenrique@yahoo.es

El surrealismo, es un movimiento que va más allá de una determinada demarcación formal o histórica- en la que insistentemente la academia trata de situarlo- y por esto mismo se mantiene en un nivel constante de verificación y cambios –sin perder su esencialidad que proviene de la otredad- de esta forma va demostrando una inacabada actualidad, aún cuando una numerosa parte de la crítica en general lo asimile solo en términos de un ismo más entre muchos otros ismos, o que reitere una fecha de vencimiento que nunca fue tal, ya sea porque resulta incomprensible para las leyes de la estética o el historicismo clásico – que por lo general acota ciertas dinámicas como resultante a uno u otro momento histórico, sin entender que tales efectos pueden mantenerse sostenibles cuando cambian las condiciones del entorno que los creo -  con todo lo anterior se puede deducir que este movimiento lisa y llanamente no es asimilable canónicamente. Hoy con la cercana apertura de una nueva exposición internacional del surrealismo, se comprueba esta tesis, y con la nueva exposición surrealista en Costa Rica se abre un nuevo capítulo en esta larga historia de hitos y sucesos bajos las constelaciones que alumbran el camino de lo maravilloso.

 

Por todos es conocida la importancia que tuvo, dentro del movimiento socio-cultural internacional, el surgimiento del Movimiento Surrealista en el año 1924 liderado por  André Breton, que hace su aparición pública aparición con el comentado Manifiesto Surrealista. Años después este movimiento nacido desde la escisión del Dadá, conseguía un vigor y una influencia en el mundo de las artes y el pensamiento poco visto en nuestro siglo, ya que es innegable su influencia en el mundo plástico-literario y de las ideas, con su notable huella en los procesos de transformación socio-culturales. Este último rasgo es poco comentado, o se cae en la omisión a la hora de referirse a las acciones del Surrealismo o se le encasilla solamente en el quehacer de los diversos procesos culturales (ideas que atañen a la alta cultura o el pensamiento social, excluyendo el político), por ejemplo, la resistencia que hace el movimiento ante la presencia abusiva de la burguesía y su propia ideología capitalista que afecta el desarrollo del devenir del ser humano desde una mirada del avance de la justicia social - sobre todo en su fase de desarrollo desde el siglo XX en adelante- momento en que las expresiones de dominación por parte del capital, se acentúan con mayor vigor propiciando una mayor contradicción entre las clases sociales, de las cuales sólo reconocemos dos: la dominante y la oprimida. En este sentido se le ha querido dar al Surrealismo sólo una influencia desde lo estético, pero esta enmarcación no es tan exacta, ya qué,  la pintura y la literatura, son para lo surrealistas solo vehículos para la manifestación de sus ideas, las cuales promueven la divulgación del concepto de liberación  del inconsciente para acceder a las transformaciones esperadas por el ser humano desde siglos de oscurantismo y opresión. Es  por esos medios que su propósito final, la transformación del mundo –vía transformación del individuo-, cobra en este planteamiento su esencialidad. En ese sentido, el movimiento se plantea ante el orbe como un fenómeno esencialmente anti-estético, y anti-moralista –desde la perspectiva de la moral burguesa-  donde la imagen –escrita o formal-  es solo un medio de expresión de este inconsciente reprimido, la imagen es esto, y no un fin para adornar los museos, servir de objeto decorativo, o una moneda de cambio dentro de los procesos mercantiles de los grupos de consumo de estas mismas clases sociales a las que se combate.  Así es como se expresa en la frase de Breton: “Transformad el mundo, cambiad la vida” haciendo alusión a Marx y Rimbaud, o como sus dichos también alusivos a este tópico en La revolución ante todo y siempre de 1925 (Declaración de los surrealistas junto a otros grupos de intelectuales, entre ellos los marxistas de la revista Clarté): "No somos utopistas, esta Revolución solo la concebimos bajo su forma social". Aquí claramente se sitúa al Surrealismo no como un experimento sólo para remecer los estamentos intelectuales, su clara intención va más allá, ya qué es un vehículo liberador para el hombre y una vía de solución para todos los problemas que lo aquejan.

 

El ser humano no puede seguir sujeto a las cadenas que lo atan a un sistema que no le permite liberarse, y que no contempla ni ejercita medios sociales de justicia, es entonces que el Surrealismo y los surrealistas, deben tomar un rol más activo y participativo en el desafío de propiciar tales cambios. Hoy en día el neo-liberalismo como instrumento superior de dominación del capitalismo, quien ha acentuado, perfeccionado y multiplicado sus tentáculos opresivos, en este sentido se suma e incluye la acción en conjunto de sus medios de comunicación  alienantes, a partir de la saturación de información en los diversos medios. Podemos constatar también la mantención de los diversos aparatos coercitivos, los cuales poseen una manera muy sutil de operar, donde no se excluye la cooperación de dichos medios de comunicación como complementarios de estos últimos, así es como se legítima  la represión sistemática, a nivel de una estructura de red policíaca en las diferentes naciones, al cual se suma el miedo originado por el omnipresente fantasma de la cesantía. Estos factores han provocado en los asalariados, un estado de resignación, y de auto-marginación en los medios de lucha que fueron tradicionales por parte de las clases oprimidas para acceder a nuevas conquistas - las que se dieron de manera natural a fines del siglo XIX y primera mitad del siglo siguiente, me refiero a los sindicatos y organizaciones sociales de base, etc.  La posmodernidad ha provocado cambios sustantivos en la sociedad, generando un escenario distinto al que conocieron los primeros surrealistas, el ser humano ya no busca su beneficio de manera colectiva, su horizonte ahora es individual, y con cada década que transcurre, las condiciones sociales van mutando o licuándose cambiando su aspecto, dando a este estado una apariencia líquida parafraseando a Z. Bauman. Pero con respecto a lo que en términos sustantivos se refiere, es decir la insistencia de someter al ser humano y por ende su necesidad de rebeldía, se mantienen inalterables desde el siglo pasado.

 

Los surrealistas no han estado ajenos a estos sucesos relevantes desde su aparición en escena. En 1927 sus principales dirigentes, incluyéndose al mismo Breton ingresan al Partido Comunista Francés, para participar de los proyectos de cambio que éste propiciaba para la sociedad toda, pero ya en 1930, las políticas de Joseph Stalin, conducentes a manipular las acciones culturales con el fin de falsear las condiciones de libertad, sumado a su política del terror en la repúblicas soviéticas, terminaron por decepcionar a los surrealistas. Son los años cuando se instaura el llamado “Realismo Socialista” que no deja espacio para la búsqueda de nuevas alternativas de expansión de la libertad y la revolución, es entonces que las diferencias se acentúan, y se produce una irreversible distancia que irá en aumento provocando el alejamiento de los surrealistas de dicho partido político. Entonces la esperanza de nuevas y reales posibilidades de cambio para las masas oprimidas se ven diluidas.

 

Sin embargo, los surrealistas seguirán apoyando todo intento libertario, y por lo mismo su rechazo ante todo asomo de surgimiento de regímenes totalitarios, así sucede con el fin de la República en España, durante la segunda mitad de los años 30, y la condena de los surrealistas a la aparición del terror franquista. En ese sentido, y a modo de ejemplo, las constantes cercanías de Dalí con las nuevas autoridades de facto, y su servilismo a la burguesía y la monarquía, hacen que sea expulsado del movimiento en1939, ya que había desarrollado una conducta de ambiciones propias  contraria a los principios surrealistas, Dalí había sido seducido por el dinero, sumado a su cercanía con el poder, la fama, y todo aquello que huele a conservadurismo, era una conducta reñida con una actitud verdaderamente revolucionario, quizás Dalí era solo un artista con un talento, que vio a la pintura como un medio de alcanzar dichos propósitos, pero ciertamente su parte surrealista se esfumó y fue tentado por todo aquello que contenía aspectos en directa oposición al Surrealismo. El haber integrado el movimiento en sus inicios, quizás en él fue un accidente, o una maniobra de su ya reconocido oportunismo, no me detendré en hacer un análisis inconducente en ese sentido, lo claro es que el surrealista, ya no habitaba en su forma de ser, y no podía seguir siendo llamado como tal- No en vano Breton lo rebautizó como “Avida Dollars”- y apelando los principios surrealistas el pintor fue expulsado del movimiento, dando claras muestras de que no hay medianas tintas en el seno revolucionario del Surrealismo.

 

En los inicios de la Segunda Guerra Mundial, la amenaza de la dominación nazi-fascista  hace que mucho de los surrealistas europeos viajen a América donde tendrán un contacto más profundo y cercano con sus pares en el nuevo continente, a partir de ahí se nutrirán de el imaginario nuevo que ofrece una cultura ancestral, la que puede revitalizar y dar puntos coincidentes con lo planteado desde el viejo continente y que también tuvo una mirada hacia continentes milenarios como el de Oceanía. El Surrealismo confirma su posición internacionalista y su inspiración en una sabiduría ancestral común. Es cuando las ideas planteadas a partir de una raíz antigua cobran mayor vigor. En esos años es cuando ve la luz, Arcano 17, una de las obras literarias de mayor luminosidad de Breton. Entonces hay una febril discusión a lo que debe ser en torno al movimiento y surgen opiniones y textos para ir en búsqueda de una afinada política para responder a los años de post guerra.

 

La Revolución de Mayo de 1968, trajo nuevos vientos de transformación para la sociedad y los surrealistas participaron en aquellos días, y sintieron en estos hechos una oportunidad única para desplegar todo su accionar en pos de las transformaciones esperadas., lo mismo ocurre ese año en la “Primavera de Praga”, y en lo sucesivo en todo asomo de hechos que contengan vientos de cambio ascendente.  

El compromiso libertario es un sine qua non, es la savia para que el Surrealismo se mantenga vigente hasta hoy, ya  que esta condición es como la linfa del movimiento, y  ha sido su constante hasta el presente. Por esto mismo genera  la resistencia  desde otras posiciones que aparentemente se ven cercanas, como la de otros grupos de ideologías revolucionarias, pero que a su vez a diferencia del Surrealismo, ya que estas otras poseen una línea política más dogmática. Por otra parte, desde la otra vereda es evidente el rechazo por parte de los grupos conservadores-reaccionarios, donde toda actividad sospechosa de proponer cambios es vista con ojos inquisidores (haciendo alusión también a la labor solapada de un importante sector de  la iglesia católica). Tanto la burguesía como sus aliados buscan la permanencia del Status Quo, y de no alterar las formas socio-económicas. En ese sentido, los surrealistas, al sostener sus principios y ser fieles a ellos, despiertan el recelo y la antipatía de ambos grupos antagónicos, manteniéndose en esta medianía, flanqueados por los dos bandos en pugna.

 

 

 

Como mencionaba anteriormente, es desconocida para muchos la sobrevivencia del Surrealismo hasta nuestros tiempos, se ignora que muchos grupos surrealistas –incluido el de París- prosiguieron con su actividad sin interrupción durante las décadas pasadas. Pero lo que es más notable, es el resurgimiento del Surrealismo en estos últimos lustros (desde hace unos 15 años a la fecha) con una fuerza imprevista, donde quizás es pertinente decir, que ha surgido con mayor fuerza que la vivida en el primer cuarto del siglo XX. En este sentido en diversos puntos del mundo,  han sido los grupos surrealistas  los que han retomado una febril actividad en cuanto a publicar revistas que tomen el pulso de lo maravilloso sin dejar de lado los aspectos de insumisión a las cuestiones sociales que nos atañen e importan, lo mismo sucede con las exposiciones internacionales del surrealismo, su resurgimiento obedece a que nunca los surrealistas estuvieron ausentes, tal vez, podríamos decir que sólo disminuidos en número durante un lapso acotado de tiempo, pero hoy su presencia es más palpable, debido a la suma de nuevas generaciones y al surgimiento de medios nuevos de propagación de información como lo es internet. El motivo de este fenómeno claramente se debe, a la falta de respuestas y oportunidades dadas por la cultura neoliberal imperante, difundida con fuerza a partir de los años 80, donde se pretendió difundir unilateralmente solo una idea, basada en un pensamiento positivista de ver el mundo, la que responde a conductas de consumo basada en la estimulación de la superficialidad y el individualismo, que se nutre en la relación simbólica que representan los objetos apropiados o consumidos, como el fin último de su existencia. Es en el éxito o logro propio en el cuál se sustenta esta forma de vida, lo que hace que esté condenada al fracaso, ya que ha  dejando de lado la búsqueda del bienestar colectivo, el encuentro con la sabiduría interna, y el cuidado de la biodiversidad que nos sostiene, todos estos últimos elementos son significativos para poder tener una vida armoniosa y sustentable.

 

El mundo clama por encontrar algo más allá en esta vida,  y el surrealismo al igual que en periodos de crisis pasadas, resurge como una visión de la búsqueda interior que se ofrece a través de muchas vías como una manera de reconocernos como esencialidad. Allí están entonces, los sueños (lo onírico) lo animista, lo chamánico, el arte de los mediums, la cultura de los videntes, la metafísica, lo lúdico, el absurdo, la suprarrealidad toda, más real que la realidad, y más sabia, para dar entendimiento y luces para la liberación humana, la que fue deliberadamente ocultada durante siglos por aquellos que privaron a todos del conocimiento primigenio y de los sofismos al mundo, a favor de sus propios y mezquinos intereses.

Es por lo tanto importante reconocer todas las partes involucradas en nuestra construcción como seres de esta parte del mundo, y es ahí donde podemos tomar o coger las enseñanzas anteriores, y tomar posesión de la magia que nos circunda, el animismo que es prácticamente endémico de estas zonas del globo, el espiritismo chamánico poseedor de las llaves hacia los muchos planos astrales, la sapiencia de las etnias originarias y otros pueblos extintos, con una conexión única con el cosmos. De estos fenómenos llamados animistas, y en particular del trabajo de algunos surrealistas de esta geografía, se podrán palpar en un futuro análisis,  pero por ahora solo cabe y hacer mención que los caminos de la surrealidad no están muertos, por el contrario se multiplican, pero hay que hacer ver, que son en estas latitudes y especialmente en Latinoamérica, donde cogemos los que nos pertenece, y por fin le damos un sentido completo y autentico, donde un nuevo capítulo acerca de la exploración de los mundos desconocidos y oníricos, sean un nuevo y apasionante “manifiesto” del mundo de la cultura y lo social, y en ese sentido, las necesidades y urgencias que surgen de las nuevas expresiones de un capitalismo que fagocita a los habitantes de toda latitud a lo largo y ancho de nuestro siglo que se asoma, son claras, ¡ahora es el tiempo de rebelarse!.

Se dice, que toda manifestación de vida proviene de una única fuente o emanación de causalidad, en la cual se circunscribe desde cada pequeño átomo hasta el universo todo. Desde las partículas subatómicas hasta las másgigantescas galaxias (las mega galaxias), todos en forma simultáneay precisa desde lo más ínfimo hasta la totalidad inmensa, son el “todo único”, de manera que existe en una no-existencia, que se revela como en una negación para afirmarse, es una dualidad que lo unifica, la materia y el espíritu son parte de un todo interactivo, como el espacio entre los rayos de la rueda que le permiten que gire y pueda ser y tener una función como rueda, provocando así, en cada giro de su tránsito un quanto que a simple vista se torna imperceptible, lo mismo sucede con el universo, según se manifiesta en la mecánica cuántica, donde hay un lapsus en que se produce una no-existencia breve e imperceptible de la materia. Ese mundo por descubrir es la fuente del verdadero progreso, el camino apropiado para enderezar nuestras conductas individuales y colectivas. Un nuevo paso hacia adelante, o un retomar los antiguos pasos arrasados hace cinco siglos atrás por la conquista.

Estos indicios nos indican los derroteros a seguir, la cual es una vida en armonía con el entorno, lo que se denomina hoy como economía sustentable, la sabia administración de los medios económicos, de la justicia social, de una vía para un verdadero desarrollo humano, alejado de la falsedad del mal llamado progresismo, ya que el progreso se ve sólo desde un plano tecnológico, práctico, y que se difunde desde los altares de aquellos que predican este sistema como la solución de todos los males, donde la vida es un negocio, una oportunidad de elevar cifras en la bolsa de comercio, una vida útil, pero para el mercado.  Nosotros en cambio, la vemos  desde una perspectiva profunda desde el interior del ser, el mundo del inconsciente, la verdad desplegada sin morales torcidas, ni ataduras que impidan el viaje hacia la verdad ignota. Es aquí donde hago hincapié en que a nuestro lado encontramos, las fuentes para nutrir nuestro verdadero desarrollo, y es ahí donde nuestro imaginario se confronta contra una mirada presa de un acoso mediático, con otra que nos propone algo “aparentemente nuevo”, ya que a la postre es de una carga de miles de años de conocimiento, y desarrollo espiritual.

 

Existe una contraparte que demuestra su vigencia, numerosos grupos surrealistas en distintos continentes que organizan exposiciones, editan revistas y mantienen una adhesión total a los principios del surrealismo, y que continúan experimentando con muchos de los recursos propuestos por este intemporal movimiento: la gran articulación entre literatura y plástica, la contrastación entre lo verificable, lo concreto y lo enigmático e invisible, la develación de coexistencias y de una alteridad desconocida, así como la transferencia de contenidos provenientes del inconscientes, etc. También hay que destacar que su propagación por distintos lugares del mundo, ha sido leída como una urgencia de establecer adeptos, casi con una voluntad política, en verdad pensamos que se debe fundamentalmente a que lo que plantea resulta tan afín a cualquier impulso humano por buscar lo desconocido o a una natural indagación creativa, por ello ha sido el ismo de mayor influencia en la historia del arte durante el siglo XX y creo que durante los siglos venideros.

 

El Surrealismo es uno de los movimientos más influyentes del Siglo XX hasta nuestros días. Los historiadores del arte lo consideran una de las corrientes vanguardistas de la primera mitad del siglo XX y desde su punto de vista, éste está muerto desde hace más de cuarenta años, por lo cual existen este y otros muchos malentendidos en torno al Surrealismo, por lo cual será un buen momento para aclararlos. En cierta forma al hacer un recorrido por sus orígenes, se ve que este movimiento basa su fuerza en una formidable herencia, basta sólo revisar aquellos pensamientos que lo influenciaron, como la alquimia, el hermetismo, las ciencias ocultas, el romanticismo, el simbolismo las ideas políticas revolucionarias o los cultos primitivos por citar algunos.

El Surrealismo más que nunca, se ha convertido en una necesidad para el espíritu ante la realidad crítica de su entorno. El ser humano hoy se vuelca al crecimiento propio del alma, y no al éxito banal e inconducente de una vida llena de objetos vacíos.  Así, al igual que en aquel lejano año de 1924, el surrealismo irrumpe de manera vigorosa para presentarte como una filosofía alternativa, que da luces hacia un estado de liberación a partir del conocimiento desde el yo interno y profundo.

El surrealismo en todos estos 91 años de vida, jamás ha estado muerto, ni ha envejecido, y al contrario de otras corrientes, se ha manifestado en cada década, en cada lugar, con un vigor renovado, en este sentido las exposiciones del surrealismo han sido el momento y lugar donde este movimiento se reúne, reconoce y comparte sus ideas, siendo hasta esta fecha varias manifestaciones que han mantenido viva la flama de la iluminación a partir de los sueños. La primera de estas manifestaciones sucedió en 1935 con la Exposición Internacional del Surrealismo en Tenerife (Ateneo de Santa Cruz de Tenerife) y en Den Frie Bygning en Copenhague. Al año siguiente en 1936: Exposición Internacional del Surrealismo en New Burlington Galleries en Londres. 1937: Exposición Internacional del Surrealismo en Galerías Ginza en Tokio (Después se traslada a Osaka, Kyoto y Nagoya). 1938: Exposiciones Internacionales del Surrealismo en la Galería de Bellas Artes de París (Organizada por Bretón y Eluard en la Galería de Bellas Artes de París) y en Galería Robert en Amsterdam. 1940: Exposición Internacional del Surrealismo en México un 17 de enero en la Galería de Arte Mexicano. 1942: Exposición internacional del surrealismo The First Papers of Surrealism en Nueva York. 1947: Exposición Internacional del Surrealismo en Galería Maeght en París. 1948: Exposición Internacional del Surrealismo en Praga y en Galería Dédalo en Santiago de Chile. 1959: Exposición Internacional del Surrealismo Eros en Galerie Daniel Cordier en París. 1960: Exposición Internacional del Surrealismo Surrealist Intrusión in the Enchanters’ Domain en Nueva York. 1961: Exposición Internacional del Surrealismo en Galería Schwarz en Milán. 1965: Exposición Internacional del Surrealismo L'Ecart absolu, organizada en en la Gallérie de l’Oeil  en París. 1967: Exposición internacional del Surrealismo en Sao Paulo, Brasil. 1976: Exposición internacional del Surrealismo Marvelous Freedom/Vigilance of Desire en Chicago. 2008: Exposición Internacional del Surrealismo El reverso de la mirada en Coimbra, Portugal. 2009-2010: Exposición Internacional del Surrealismo El Umbral secreto en Santiago de Chile (en 2010 se traslada a las ciudades de Chillán, Antofagasta y Valparaíso). 2012: Exposición Internacional del Surrealismo Toward the World of the Fifth Sun en Pennsylvania, EEUU. 2013-2014: Exposición Internacional del Surrealismo Creados por Amor en Azeret Art Gallery en Praga (también hasta el año 2014 se presenta en otras ciudades de República Checa). 2014: Exposición Internacional del Surrealismo Liaison Surréaliste à Montreal, en Galería Espace en Montreal, Canadá.

 

Una nueva estación será La Exposición Internacional del Surrealismo Las Llaves del Deseo en Costa Rica. Entonces ahora solo queda sumarse a la revuelta, incendiar las viejas leyes y normas, llevar al paredón a los que nos han abusado desde siglos y fusilarlos con poesía, con seguridad sus oídos reventaran junto con  sus barrigas de Ubus. Como bien dijo Franklin Rosemont: algún día Bugs Bunny vencerá en todas  partes del mundo, los Elmers serán derrotados y todas las zanahorias serán nuestras.

 

 

Escáner Cultural nº: 
186

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
3 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.