Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido

 

EL GIRO  DE XIMENA FLUMHMANN

Por Alvaro Oliva

alvaro_oliva@hotmail.com

 

Muchas veces, en el anonimato y soledad surgen personajes de gran valor que nos conmueven, o por lo menos, no extrapolan a otros estilos de vida. En esta oportunidad, no puedo dejar escribir de la muerte de Ximena Flumhmann.

 

Sin querer me enteré de su fallecimiento, a través de la WEB. Ximena vivió gran parte de su vida trabajando como funcionaria de un banco, en Santiago, hasta que decidió marcharse hasta la precordillera sureña,  entre el lago Puyehue y Rupanco, en busca de una vida solitaria y alejada de la vorágine diaria.

 

Rodeada de añosos bosques, junto a dos perros  y gatos decidió desafiar a los modelos sociales establecidos, que tantas veces arruinan las vidas de las personas, y se marchó,  tras separarse, a una pequeña casa, en el sector El Taique.

 

Su vitalidad y ganas de vivir es un verdadero ejemplo a seguir para las actuales generaciones tan acostumbradas a la comodidad y  fantasía que el sistema entrega a cambio de un arduo trabajo diario. Había dejado atrás una vida agitada, en la capital de nuestro país, para vivir completamente sola entre bosques, agua de vertiente y luz natural.

 

Los efectos de respirar apartada de la  típica vida del siglo XXI, la hacían verse más joven y delgada que muchas mujeres de su edad. Trepaba por las ventanas de su casa para abrir las puertas, tal como una quinceañera.

 

Sus ojos claros y mirada contemplativa emitían mucha sabiduría y experiencia, motivo por el cual estaba orgullosa de haber dado un giro a su existencia. En el lugar, desarrollaba un proyecto turístico ecológico y además hacía de guía a los visitantes que deseaban conocer el sector o adquirir algún terreno cercano.

 

El entorno era como entrar a un libro de cuentos, donde no se escuchaba más que el movimiento de los árboles agitándose entre sí. Aunque estaba completamente sola, en este verdadero parque gigantesco, su aspecto era de alegría y plenitud, como si toda su vida se estuviera depurando en este lugar, entregándonos la lección de que se puede ser feliz sin esclavizarnos a los compromisos que rigen a la  sociedad.

Madre de dos hijos mayores, esta mujer decidió independizarse, en el ocaso de su vida, y es extraño que haya partido tan rápido. Murió de neumonía en el lluvioso mes de junio de la región de los lagos.

 

Fue incinerada y sus cenizas se esparcieron en Puyehue. Ahora, su hija seguirá con su proyecto ecológico

 

El bosque se la raptó a un mundo interior, aún superior donde sólo algunos pueden comprender que en la naturaleza está todo los que necesitamos para ser plenos, y que lo único real son esos árboles.

 

Una vez más nos enfrentamos a una triste pérdida, a la partida de un espíritu que fue capaz de impulsarnos a todos a seguir adelante, a pesar del hedor, que en ocasiones, el diario vivir puede emanar. Su energía fue contagiosa y nos incitó a luchar por nuestro sueño y por lo que tanto cuesta encontrar: nuestra propia paz.

 

 

Ella logró desvestirse de los convencionalismos sociales y nos demostró que es posible la vida como queremos, aunque estemos atrapados en este siglo XXI.

 

“La soledad es algo que se lleva adentro, puedes estar rodeada de gente y seguir sintiéndote sola. Yo acá nunca me he sentido sola”, afirmaba

 

 

 

.

Escáner Cultural nº: 
135

Alvaro:

No podrias haber descrito mejor a Ximena ...tuve la dicha de conocerla y haber compartido unos dias alli....precisamente,en aquel precioso lugar,con esos añosos árboles,sus perros y gatos,para algunos, una soledad patética,para mi, un encuentro con uno mismo en la majestuosidad del lugar.Logró traspasar su entusiasmo de vivir de esa forma y de alguna manera sigo su legado, tambien tengo alli mi propio paraíso.... compartimos muchos sueños que quedaron truncos con su prematura partida...pero desde aquí trato de emular lo que tambien tu graficas...

" SE PUEDE SER FELIZ SIN EZCLAVIZARNOS A LOS COMPROMISOS QUE RIGEN A LA SOCIEDAD."

Gracias por este sencillo, pero emotivo y merecido homenaje a Ximena Flumhmann.

Victoria Villarroel M.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
6 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.