Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Columna de Marcela Rosen

Accionesfrente a la Plaza o volver al futuro

Por Antonieta Sosa

Noexiste nada muerto de manera absoluta,cada sentido tendrásu fiesta de resurrección
Mijail Batjin

 “Ceremonias con armas blancas”

Ceremonias con armas blancas” Carlos Zerpa

 

Elfuturo es hoy

Leíminuciosamente el libro. Mi fascinación por ver la relaciónentre la teoría y la práctica artística me ayudóa meterme en el problema. En mi acción Conversación conbaño de agua tibia de 1980 en la GAN había unaconversación grabada en­tre Héctor Fuenmayor yAlfredo del Monaco. Mi intención siempre fue la de guardar esedocumento durante unos 10 años y dejarlo añejar como seañeja un vino y luego sacarlo, transcribirlo y publicarlo. Verqué había sucedido entre el ni­vel verbal y loshechos. Era un experimento con la palabra. En 1991 lo publicóel MBA, once años después. Resultó proféticoen algunos aspectos. Yo partía de la premisa de que laspalabras son como las estrellas, nacen, viven un tiempo y lue­gomueren. A veces vemos estrellas que ya murieron hace mucho tiempo. Lainformación tarda en llegar.

Ahorame toca vivir la experiencia de presentar este libro, justamente yoque fui testigo presencial de todos esos even­tos y participanteademás. Han pasado 15 años y han aparecido nuevostérminos. Muchos de los artistas que hacían acciones enesa época, ahora hacen Instala­ciones pero las huellas delcuer­po permanecen. La palabra ins­talación no seusaba en esa épo­ca. El tiempo y las actitudes en vez deborrar lo que se hizo las legitimó.

Enlos 90 somos testigos de la re­surrección o continuidad demu­chos de los postulados plantea­dos por los artistas en esaépoca y que vemos reflejados en este li­bro. Hemoscontinuado trabajando duro a distintos niveles, en mi caso en lopedagógico, al igual que Perna, D'Arago, Terán y otros.Comienzan a aparecer nuevas generaciones.

Algome dice que todo apenas comienza. Un arte activista co­mienza ahacerse evidente. Un arte que refleja ese vínculo del arte conla vida. Es extraño, como cuando los códigos de la vidacotidiana pasan al arte, al comienzo son difíciles deidentificar. Se produce un extrañamiento.

 

 

/AccionesFrentealaPlaza
Varios de los participantes en “Acciones frente a la plaza”
y la Directora de Artes Plásticas de Fundarte,Bélgica Rodríguez, marzo 1981.

 

Arribamosa la cuarta etapa

Enel texto sobre "La comunicación en las artes nuevas"Ma­ría Elena Ramos plantea la necesidad de un trabajolento y a largo plazo, por etapas, siendo la encuesta a los artistasy crí­ticos la primera; el texto de la ponencia lasegunda; la lectu­ra de la ponencia en el Encuentro de Arte NoObjetual en Medellín en 1981 y organizado por Juan Acha, latercera eta­pa. Quince años después me veoparticipando en la cuarta etapa: la aparición, finalmente, dellibro de Fundarte en Ve­nezuela. Imagino que vendrán otrasetapas...

Ellibro Acciones frente a la plaza viene a llenar ese vacío deinformación e investigación que ha existido enVenezuela en relación con los lenguajes artísticoscontemporáneos.

Habíamucho celo entre nosotros los artistas de que nuestro material nofuese manipulado por cualquier tipo de crítico que pudiesemalinterpretarlo o distorsionarlo. Estábamos conscientes deestar frente a una situación de ruptura de los ante­riorescódigos sobre los que se sustentaban las categoríasartís­ticas tradicionales de pintura y escultura. Se habíaproducido un cambio paradigmático donde ya no se juzga la obrapor los pará­metros formales de línea, color,composición, etc., donde predo­mina el interés porel objeto de arte. El sujeto autor, el sujeto pú­blicocobra relevancia. El proble­ma del hombre frente a una rea­lidaden crisis va a predominar.

Serequiere de otro tipo de enfoque. Las reglas del juego aho­ra sonotras. Como bien lo señala María Elena Ramos en sutexto, estamos frente a un arte que rompe la separación o ellímite entre el arte y la vida. Un arte que se mueve entre loverbal y lo no verbal indiferentemente. Cuando Marcel Duchamp enunciaque es arte lo que el artista decide que es arte (incluyendo sucondición de artista, el tipo de artista y su rol en lasociedad) se abre un pasadizo secreto (Sólo para inicia­dos)que hace posible pensar a un geógrafo como artista: ClaudioPerna; a un comunicador social como artista: Marco Antonio Ettedgui;a un matemático, un antropólogo, un filó­sofo,siempre y cuando sean capaces de ver la relación yes­tablecerla. Eso lo entendió María Elena Ramos y,más que crí­tico que juzga, se convirtió encómplice de una situación pro­vocadora como erannuestras actividades. Su proyecto de encuesta y ponencia era elestablecimiento del soporte sobre el cual ella iba a operar.

Eraun experimento de investigación creativa donde ella seinvolucraba e involucraba a otros. En este tipo de arte saber jugares importante y como dice Kosuth en su libro Arte des­puésde la filosofía y después: "el arte es un juego,sólo que el artista es el que determina las reglas del juego".Prueba de ello es la curaduría Intervenciones en el espacioque María Elena Ramos presentó en el Museo de BellasArtes. Con la escogencia que hizo de esos once artistasinternacionales y el venezolano Víctor Lucena, se estáexpresando. Podemos entonces hablar de la propuesta Curaduríacomo arte. Una curaduría llevada a cabo, no de una maneramecánica o mercenaria, sino donde se ponen en juego:investigación, creen­cias, valores personales, afectos,identificaciones, es algo emocionante de hacer, es algo que nostransforma y es, a mi juicio, una obra de arte.

Esuna de sus formas de expre­sión. Ella siempre se estáretan­do intelectualmente. Sus estudios de música, decomunicación so­cial, literatura, filosofía le hanpermitido acercarse a las obras de artistas complejos como JosephKosuth, considerado hoy en día uno de los máximosrepresentan­tes del primer período del arte conceptual enel mundo; de un Víctor Lucena, de un Terry Smith, de un LuisCamnitzer, etc.

Laobservo también luchando por convertir ese espacio lla­madoMuseo de Bellas Artes en una realidad dinámica, estu­diosa,participativa. Algo bien difícil de lograr pues lasinsti­tuciones tienen una natural tendencia a fosilizarse, a caerpor flojera en rutinas y en un confort intelectual que sólocondu­ce al apoltronamiento y al facilismo. Sacudirle el polvo yqui­tarle las telarañas a un museo no es nada fácil.La sola pala­bra museo puede llegar a oler a moho y suena asarcófago (como lo señaló Luis Camnitzer en suponencia recientemen­te en el museo).

 

 libro-accionesplaza 
Accionesfrente a la plaza
María Elena Ramos Caracas, Fundarte,1995

 

Ellibro Acciones frente a la plaza

Consus 28 fotografías en blanco y negro, sus 137 páginas,re­coge de una manera justa y equilibrada ese momento histó­ricoque fueron las acciones corporales de 1981. Nadie que­dóafuera. Todos los protagonistas desfilan equitativamente de un modo ode otro por sus páginas.

BélgicaRodríguez, con su sonrisa un tanto escéptica perodis­puesta a brindar apoyo desde su cargo en Fundarte en esaépo­ca y en ocasiones posteriores. Ella expresa su puntode vista en el libro de una manera cálida.

JuanCalzadilla, con sus muy vá­lidas dudas ancestrales sobrela identidad, lo latinoamericano y lo vernáculo, pero siemprepresen­te y abierto a ver, escuchar y res­petar laspropuestas de los artis­tas. La descripción que hace decada acción es inteligente, sensible y aguda.

AxelStein, el segundo de los dos únicos críticos queaccedie­ron a la encuesta de María Elena Ramos sobre eltema (es de hacer notar que se la hizo llegar a varios otros). En esemomen­to lo encontramos preocupado por la falta de receptividadhacia esas manifestaciones por parte de las instituciones. Élera investigador del Museo de Bellas Artes en aquella época...

AmandaCalzadilla y María Cristina Arria, quienes de una maneraimpecable y comprensiva nos apoyaron en todas las resolucionesmateriales, técnicas y la logística que los even­tosrequerían.

Laencuesta de María Elena Ramos permitió que participaranen el libro los otros artistas que en ese momento daban pau­tasimportantes en estas modalidades conceptuales y que continúanactivos, como Claudio Perna (el maestro), Héctor Fuenmayor(con respuestas muy analíticas por cierto), Theowald D'Arago,Diego Rísquez, Carlos Castillo, Javier Vidal. Ma­ríaZabala, quien murió al igual que Marco Antonio Ettedgui, ycuya obra aún está por ser analizada y divulgada. Laacti­tud extremadamente activa y participativa de Marco Antoniose reflejó en el hecho de que, al morir, tanto su familia comosus amigos se organizaron de inmediato y al poco tiempo bue­naparte de su obra apareció publicada en un libro.

Despuésde leer el libro de María Elena Ramos, queda un de­seo deretomar los temas allí planteados sobre el problema de lacomunicación y el arte conceptual y abrir un diálogo ala luz de las experiencias vividas durante estos años. Cuan­dodice que había en ese entonces un conceptualismo másracional que se daba en los Estados Unidos, creo que hacíareferencia a artistas como Joseph Kosuth. Hoy ha tenido laoportunidad de tener al mismo Kosuth en persona frente a ellamientras planificaba su propuesta para las Intervenciones en elespacio. Pienso que en este momento ella debe tener una visiónbien diferente de esa referencia que en aquel momento se sentíatan distante.

Sesiente en el libro una búsqueda insistente por encontrar laspalabras adecuadas para denominar aquello que se hacía. Cómoatrapar ese algo desconocido.

Lapalabra arte no convencional era agresiva, trajo mucho rechazo puesimplicaba que los otros eran convencionales. Eso generaba rabia enlos círculos más tradicionales. Luego se utilizarontérminos más suaves como nuevos medios o lenguajesalternativos. Para lograr esas expresiones los ar­tistas teníannecesariamente que haberse rebelado contra lo que habíanaprendido en las escuelas de arte de esa época: las categoríasestablecidas desde la antigüedad de pintura y escultura.Calzadilla en su texto explica el proceso histórico quenecesariamente tuvieron estas expresiones. La secuen­cia collage,ensamblaje, ambientación y happening (poste­riormenteperformance y acción) es señalada por él.

Loque se hacía no encajaba en los moldes previamenteesta­blecidos. Lo que no encaja, no existe. Así que pormucho tiempo se nos ignoró. De allí el valor del riesgoque asumió María Elena Ramos al dedicarnos tiempo yatención. Es fre­cuente verla en las fotos de la épocadentro del público observando los trabajos. Y recuérdeseque eso no era tan fácil, pues como dijo Oswaldo Trejo:"ustedes presentan trabajo con horario". No se podíallegar cualquier día o a cualquier hora. Tenía que seren el instante preciso. Como obras efíme­ras que eran,algunas se hacían una sola vez y no se repetían jamás.Sólo quedaba el documento: la fotografía, el video, lapolaroid, la grabación o el texto.

Hayuna gran dificultad en aceptar cambios y diferencias. Pre­dominala rigidez y el estereotipo. Thomas Kuhn en su libro La estructura delas revoluciones científicas, muestra lo difícil queson de aceptar por la mayoría de las personas los cambios deregistro o paradigmas a través de la historia. Aun­que élse refiere a la actividad y pensamiento científicos creo quees válido transferir algunas conclusiones al mundo delpensamiento artístico.

 

performancistas80

 

Deizquierda a derecha: Yeni, Alfred Wenemoser, Nan,Diego Barboza,Marco Antonio Ettedgui y Antonieta Sosa.

 

Algunasanécdotas leves y livianas e impresiones sobre cosas queocurrían en las presentaciones de las acciones frente a laplaza, con el mayor respeto por la seriedad de las propues­tas ysin ningún ánimo de ofender:

CarlosZerpa; Ceremonia con armas blancas. Recuerdo que causaba miedo. Undía Carlos en vez de clavarle los cuchillos a los ñamesque tenía previstos, en medio de la acción resol­viólanzarlos al aire hacia el espacio del público y la gente huyódespavorida.

MarcoAntonio Ettedgui; Hospitalización por cálculo re­nal.Hacía reír al público. Le encantaba doblarcanciones ro­mánticas. El público dibujaba sucuerpo. Un día le pinté los labios de verde. Un amigole dibujó una svástica en la meji­lla. El era unideólogo. Hacía arte político al asumir lospro­blemas reales de la sociedad. En este momento le habríanso­brado temas. Su contexto era Venezuela como problema. Unartista activista.

AlfredWenemoser; Persona a persona. Juega con la inge­nuidad delpúblico. Demuestra lo fácil que es manipular a laspersonas si se desea hacerlo. Frente al clima de recogimien­toque crean los espacios de arte (parecido a las iglesias) las personasquedan desarmadas. No saben cómo actuar. Verdad y mentira seconfunden.

PedroTerán; Nubes para Colombia. En esta acción, cuan­dose cortó la franela y el pantalón y quedódesnudo, un gru­po de hombres salieron corriendo, aterrados. Yolos vi. Las mu­jeres en cambio permanecieron allíinmutables, viendo todo atentamente. Pensé que era algo comopara ser analizado sociológicamente.

Yeniy Nan; Acción divisoria del espacio. Recuerdo que el públicolas observaba en silencio, con recogimiento. Todo era muy armónico,limpio y ordenado. El metrónomo era lo úni­co quese escuchaba tic-tac-tic-tac.

DiegoBarboza; Poesía de acción - protestas. El públicoju­gaba. Pegaban los papeles de seda rojo y azules de loscarto­nes. Se los colocaban en la cabeza. Comenzaban a actuar, ajugar. Diego lograba sacarlos de una cotidianidad algo per­versa(aunque no tanto como la de ahora) y regresarlos por unos instantes aesa atmósfera fresca y suave de la infancia.

AntonietaSosa; ¿Y por qué no? Rompí todas las copas quepude ese año. Donde quiera que llegaba algo de vidrio cerca demí se rompía. Había hecho un pacto con elvidrio. Jamás me corté.

Undía me encontré a una amiga, Itala Scotto, quetrabajaba en un departamento de la Universidad Central de Venezuela yle pregunté cómo iba su trabajo. Me contestó:"Allá estoy, intentando romper copas".

 

AntonietaSosa. Artista plá stico

 

Antonieta Sosa
Antonieta Sosa

 

 


 

Lesinvitamos a visitar la nueva versión web del libro"AccionesFrente a la Plaza" de María Elena Ramos que bajonuestro proyecto Performancelogía, concientes del valor dela documentaciónpara la historia de la performance ennuestro paíshemos digitalizado y publicadopaciententementepara ustedes.

 

Acciones Frente a laPlazaReseñas y Documentos de siete eventos para unanueva lógica del arte venezolanode María ElenaRamos

http://accionesfrentealaplaza.blogspot.com

 

PERFORMANCELOGÍATodosobre Performance y Performancistas

Recopilación,Publicación, Difusión e Intercambiode Documentaciónsobre Performance y Performancistas

Weblog:http://performancelogia.blogspot.comBoletines:http://groups.google.com/group/performancelogiaColaboraciones:performancelogia@gmail.comIntercambios:Av. Urdaneta, Edificio Ipostel.Apartado Postal: 5048. Caracas,Venezuela.

Si deseas recibir nuestro Boletin Informativo,regístrate a través de nuestra dirección:http://groups.google.com/group/performancelogia

 


Columna de Marcela Rosen Murúa, Licenciada en arte de la Universidad de Chile. www.escaner.cl/rosen - Hace muchos años estoy dedicada al arte acción y en los últimostiempos a generar encuentros de artistas y a participar del arte en red.

Este espacio requiere de la colaboración de los artistas que tenganregistros de sus obras y si no, por lo menos dibujos, las imágenesdeben ser livianas en formato JPG y siempre deben venir acompañadas deun texto, además una muy breve biografía del autor.

Enviar las colaboraciones a marcelarosen@gmail.comTambién está abierta la invitación a la discusión en torno al tema, conceptos, alcances, límites y más...

ÍNDICE CRONOLÓGICO de todos los artículos aparecidos en esta columna desde que comenzó en enero de 2003: aquí 

Escáner Cultural revista virtual de arte contemporáneo y nuevas tendencias

Año 9 número 98 octubre 2007

 

 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
3 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.