Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

 

Número 107 - agosto 2008

 

 

HUGO PONTES: PIONERO Y ABANDERADO

 DE LA POESÍA VISUAL BRASILEÑA.

Desde México: César Horacio Espinosa Vera

En el marco de nuestra convocatoria para (la última) X Bienal Internacional de Poesía Visual Experimental (X-BIPVE), que busca ser un foro para debatir y poner en revisión el estatuto del texto sonorovisualgestual y redimensionarlo ante y mediante los recursos que ofrecen el conocimiento y la tecnología de nuestros días, recibimos artículos y el libro Poemas visuais e poesias de Hugo Pontes, editado en 2000 y cuya segunda edición apareció en 2007.

 

 

Esta edición antológica de la poesía discursiva y los poemas visuales de Pontes, nos presenta a uno de los pioneros de la poesía visual brasileña en los años que sucedieron al experimento semiótico-poético de la Poesía Concreta. Su poema “Nos”, de un extremo laconismo en su crítica social-histórica (arriba), ha llegado a sus 30 años de vida con un video y con la edición del libro.

 En el prefacio, el poeta Joaquim Branco anota: “compañero de ruta desde los años 60, Hugo Pontes no necesita presentación, pero el derrotero y el rumbo de sus poemas merecen consideraciones. Trátase de un trabajo experimental, que no pertence sólo a Minas o al Brasil, puesto que ya de otros litorales por el mundo.

"Desde la confluencia de las décadas de 60/70, cuando el Poema/Processo amplió su radio de acción con respecto al Concretismo y se definió como un nuevo movimento, Hugo ha estado presente en el frente de los poetas brasileños, creando y participando de encuentros, exposiciones y antologías en diversos países además del Brasil

.

(...) La secuencia temático-formal de sus poemas nos hace revivir nuestra historia más reciente, en sus puntos más críticos y pasibles de crítica. No es otra la intención de poemas como: Meio e Massagem, Soneto da Corrupção, Cruzado, Escape, Flor para Nicarágua, Bloqueio y otros, todos en el límite, exactamente en la frontera que conjuga lo político con lo social, en el fuego cruzado de lo poético con lo real.

En la línea del frente –como un llamado introductorio al conjunto de provocaciones que, al final, son esos poemas – están Sem-Rosto nem Resto, Real Mente, História do Brasil, y la ambigüidad a propósito de Nós –registro excepcional del autor.

No falta, en la serie, el llamado  irónicamente lírico de Lágrima, Rendição em Massa, Impressões, seguido de la preocupación ecológica bien resuelta de Ecologia, Pânico e Impressões, y el toque clásico de Nel Mezzo del Camin y Barca Bela.

Hugo Pontes es, sin duda, un autor que viene siendo importante para la poesía de vanguardia en Brasil.El conjunto de sus poemas así lo demuestra.

A su vez, el crítico y estudioso de la literatura, Fábio Lucas, alude en los poemas visuales de Pontes a la utilización con rara felicidad de la combinación de los signos verbales con la expresividad del lenguaje icónico. Así, los dos códigos, el digital y el icónico, se combinan a la perfeción para traducir imágenes poéticas y jucios críticos. Solamente así –apunta– puedo aceptar la designación de “poemas” para las composiciones que presenta.

Sus poemas asocian virtudes que caen en el campo de la poesia: síntesis, rarefacción de medios, metáforas sorprendentes, juego referencial apoyado en la razón crítica, en fin, un equilíbrio composicional de razón y emoción.

 Además, continúa Lucas, se torna un maestro de la poesía social. Basta ver los poemas “Cruzado”, “Promissória”, “Soneto” y “Sem Terra”.

 ¿Emoción? “Pánico”. Y tiene más: el acento crítico recae en “Flor para Nicaragua”, “Bloqueio”, y en el admirable “Rendición en Massa”. “Soma” traduce un  hallazgo en el ámbito de la crítica social.

Y hay, también, cierta propensión a la vena  cómica, donde “Pouco a Porco” es un excelente ejemplo.

El propio Pontes plantea en el libro: Podemos decir que la osadía de la experimentación poética no se estacionó en el Concretismo. (...) Empezando en la década de 70, en Brasil, los poetas visuales aparecen tímidamente y promueven sus primeras exhibiciones y publicaciones  alternativas.   

 Con el pasar del tiempo, los seguidores innumerables se integran en el movimiento del poema visual y cada uno manifiesta su arte utilizando los recursos más variados: xerografía, computadora, holografía, carteles, impresos, videos,  láser, tarjetas postales, estampas, etcétera.   

 El poema visual es caracterizado valorando la imagen como entidad universal. La palabra, en el caso, es más bien un apéndice para explorar y componer un todo armónico, capaz permitir al "vleitor" una infinidad de lecturas, de acuerdo con el nivel de su conocimiento, experiencia, cultura y nivel escolar.   

El poema visual, en Brasil, es el eco de los hallazgos en algunas publicaciones raras, principalmente las alternativas que albergan los trabajos de poetas como Joaquim Branco, Márcio Almeida, Marcelo Dolabela, Sebastião Nunes y Hugo Pontes (MG); Paulo Bruscky y Antonio Andrade (PE); Fred Maia, Philadelpho Menezes, Élson Fróes, Constança Lucas y Artur Soares (SP); Maynand Sobral (CE); Ricardo Alfaya, Moacy Cirne y Gilberto Mendonça Teles (RJ);  Rubervan Du Nascimento (PI); Hugo Mund Júnior (DF); Falves Silva, Avelino de Araújo, J. Medeiros y Bianor Paulino (RN); Sérgio Almeida (PR).   

Las publicaciones existentes hoy dedicadas al poema visual son: ComunicARTE, del periódico Jornal da Cidade, de Poços de Caldas-MG; Revista Dimensão de Uberaba-MG;  el  "Suplemento Cultural Garatuja", de Bento Gonçalves-RS;  A Cigarra, de Santo André-SP y O Capital, de Aracaju-SE. Minas Gerais; tienen mucha historia para contar en relación al poema visual, porque constituyen uno de los núcleos más vigorosos y consistentes de esa manifestación.

Colaborador desde sus inicios de las nueve bienales mexicanas, Hugo Pontes inicia su trayectoria en la vida literaria en 1963, en Oliveira, junto con Márcio Almeida, Waldemar de Oliveira e Márcio Vicente S. Santos, en el Grupo VIX de poesía de vanguardia.

Desde el comienzo se mostró como un poeta preocupado por el espacio blanco de la hoja de papel, por lo que crea su primero poema (visual), símbolo del grupo.

Hacia final dos anos 60 formaba parte del movimiento del Poema/Processo. A partir de los 70, se orienta definitivamente al Poema Visual y desarrolla intenso trabajo en promover el movimiento visual brasileño y el Arte Postal (Mail Art) en el exterior.

Reside en la ciudad de Poços de  Caldas, donde ha publicado en el Jornal da Cidade, durante 15 años, la página Comunicarte dedicada al Poema Visual.

Presentamos aqui una selección de sus poemas visuales, selección obligada dado el gran número de estos trabajos en su acervo. Y cerramos la parte de texto con uno de sus artículos sobre la reflexión en torno a la experimentación visual poética en el reciente final de siglo (XX) y comienzos del actual.

POEMA VISUAL - EXPERIMENTALISMO

LA TRANSITIVIDAD DE V(L)ER

Hugo Pontes

Está claro que no es fácil encontrar situaciones nuevas, conceptos o vestimentas nuevas para viejos hábitos y prácticas antiguas que se remontan a la propia historia del hombre y su necesidad de comunicar.

La pintura rupestre, antes de ser pintura, antes de ser arte, fue una forma de comunicación entre los hombres, nuestros ancestros, los cuales crearon símbolos gráficos para entenderse en SUS comunidades.

Las formas de comunicación evolucionarían desde entonces y han transformado el mundo en una inmensa aldea dividida por una gran masa de agua. Desde el primer gruñido humano a la comunicación cibernética, el objeto siempre fue uno solo: el deseo de decir algo a alguien utilizando las más variadas formas de escritura.

Paul Valéry, escritor francés, decía que "el aspecto formal requiere un esfuerzo". En todos los tiempos, en el quehacer literario, la forma siempre ha costado un esfuerzo a aquellos que la utilizaron para crear e innovar. Esto nos lo pueden contar los antropofágicos poetas Gregorio de Matos, Augusto dos Santos, Oswald y Mário de Andrade y los concretistas.

En El grado cero de la escritura, Roland Barthes dice que la innovación siempre buscó en la elaboración de la forma, la construcción del signo y la propiedad de la asociación. Y aún Barthes continúa diciendo : "la multiplicación de las escrituras es un hecho moderno, que obliga al escritor a una selección, que hace dar forma a una conducta y sugerir una ética de la escritura".

lnnumerables han sido las revoluciones en torno a la forma, pero ninguna fue tan fuerte como la emprendida por el movimiento modernista. Del Modernismo viene que encontremos hoy como forma experimental el Poema Visual.

¿Por qué no unir imágenes a las palabras, si la palabra ya es por si sola imagen? La palabra es convencional, porque a ella estamos atados y es parte de nosotros. Unir palabras e imágenes no es un privilegio del poema visual. La pintura, actualmente, ya lo hace, pues buscó en las raíces primitivas esa práctica plástica.

Según un proverbio chino "la imagen vale por mil palabras". Nuestros antepasados nos dejaron su historia en las rocas de las cavernas en una lengua ingenua, llena de metáforas.

La imagen atrae.

¿Por qué una película atrae a las personas? ¿Cuál es la magia que engancha al espectador frente a una televisión o hace que un adolescente permanezca horas delante de un ordenador? Sin duda, la imagen atrae.

El poema visual refleja la imagen poética de la existencia y del mundo. Fotografla lo que está alrededor del poeta.

Ver es la mejor solución. La primera lectura que hacemos del mundo es la lectura de las imágenes. Leer es ya un proceso cultural, requiere una enseñanza, que la sociedad en su necesidad de sobrevivir canaliza a través de la escuela.

Ver es natural, leer es un aprendizaje formal.

V(L)ER tiene su síntesis en el poema visual, que no surgió por azar.

El poema visual es, sin duda, fruto de una evolución de las diversas corrientes literarias, que a lo largo de los tiempos estuvieron siempre procurando una forma de leer y mostrar el mundo, sin que la hoja de papel permaneciera blanca o tachada y comunicara algo a alguien.

Por fin se cumple, para aquellos viajeros que apenas sabían el idioma de origen, que viajar por los paises de la aldea global, a pesar de la barreras de idiomas, no existe ningún problema para transitar por el mundo. Porque la humanidad habla, sobre todo, por gestos, señales, expresiones corporales; se utilizan figuras, diseños, símbolos y otros recursos visuales.

El mundo y su inmenso horizonte ofrecen al viajero la oportunidad de un largo paseo. El artista, como paseante, es un observador sensible de ese mundo, puede reproducir, y experimentar, todas las tendencias de comunicación e incorporarlas a su arte.

Caminar es colocar el poema en circulación. Esa circulación, como dice el poeta Márcio Almeida, es uniVERsalizante, es expresar en movimiento, estableciendo el encuentro del poema y su contenido con el lector/participante.

 

Centro de Documentação e Informação

Polis Instituto de Estudos, Formação e Assessoria em Políticas Sociais

P858

Pontes, Hugo

Poemas visuais e poesia. / Hugo Ponte. — São Paulo: Dix

Editorial, 2007.

160 p.

ISBN 978-85-7419-636-7

1. Literatura Brasileira. 2. Poesia. 3. Poesia Social. I. Título.

CDU 869.0(81)

CDD 890

César Horacio Espinosa Vera. Mexicano. Escritor, poeta visual. Creó y ha sido coorganizador de las Bienales Internacionales de Poesía Visual y Experimental (1985-2006). Autor de libros y ensayos sobre poesía, arte, política cultural y comunicación, uno de ellos -en coautoría con Araceli Zúñiga- La Perra Brava. Arte, crisis y políticas culturales, del cual una selección de textos aparece en Ediciones Especiales de esta revista virtual.

e-mail: poexperimental@gmail.com

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
1 + 12 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.