Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.


LA VOZ QUE RECORRE CADA CENTIMETRO DE VALPARAISO

Alvaro Oliva

Carmen Corena fue una voz que identificó al clásico restaurant “Cinzano” de Valparaíso y agradó a cientos de turistas que pasaron por el viejo puerto. Alejada de las grandes escuelas, esta mujer desarrolló su carrera artística de acuerdo a su propio pulso y trabajando duro, durante toda su vida.

Esta sensible y pragmática artista se hizo responsable de conducir su pasión y salir adelante haciendo lo que más amaba. De esta forma, a través de los tangos, valses, boleros, cuecas y tonadas su carrera floreció en el puerto.



Especialmente fue conocida su interpretación de la guaracha cubana llamada “Chipi-chipi” que muchos tuvimos la suerte de escuchar en Valparaíso, en el local mencionado anteriormente. Así, nos demostró que la tercera edad puede ser sinónimo de creatividad y respeto en medio del alucinante reino de éxito y juventud que se levanta como espejismo, en cada esquina de nuestro país.

Carmen, nacida en Coquimbo, vivió en Arica, Santiago hasta que se estableció en la V región. Su verdadero nombre fue Bertina Campusano y fue hija de mineros.

La potencia de su voz quedó registrada en los discos “Una noche en el Cinzano” (2002) y “Otra noche en el Cinzano” (2007), producidos por Roberto Lindl.



Debutó en la ciudad de Arica en el año 1959, a los 23 años cuando en forma espontánea se subió en el escenario, de una boite y comenzó a bailar. Gustaba del jazz y de artistas tales como Jerome Kern, Frank Sinatra, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughn y Nancy Wilson.

También interpretó boleros, bossa nova y canciones de la nueva ola.

En Arica, conoció la guaracha cubana "Chipi-chipi", por intermedio de una de las instituciones chilenas de la música bailable en la época. La popular creación la aprendió de la Orquesta “Ritmo y Juventud”, con el cantante Chocolate Rodríguez.



Posteriormente, se trasladó a Santiago donde se presentó en diversos centros nocturnos tales como el “Tap Room” de avenida Bulnes, el “Mon Bijou” de la Plaza de Armas, el “Night and Day” de Agustinas con Ahumada en el subterráneo de Radio Portales, “la Capri” de Santo Domingo, “El Escorial de Morandé”, “El Embajador” en Catedral frente al Congreso, “El Bodegón” y el histórico “Picaresque” de Recoleta.

Durante los veranos viajaba a actuar a Cartagena, San Antonio y Valparaíso. Dos años más tarde, se transformó en la cantante femenina de la orquesta del Casino de Viña del Mar que dirigía el maestro Izidor Handler, donde cantó entre 1964 y 1967.

Desarrolló una agitada carrera donde además de trabajar en centros nocturnos de la V región, realizó giras con cantantes de la Nueva Ola como Peter Rock, Luis Dimas, Luz Eliana y Larry Wilson. A través de un locutor de Radio Agricultura llegó al Cinzano, en el año 1986, donde cantó hasta sus últimos días.


Después de complicaciones cardiacas muere el 23 de abril, del 2008, dejando gran pesar en el ambiente bohemio de Valparaíso que vio como se alejó una artista real, una mujer de otra época que demostró que con trabajo, sencillez y esfuerzo se puede llegar a ser pleno.


 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
4 + 15 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.