Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

 

26 de abril al 16 de mayo aquí EspacioAntonia López de Bello 0112

 

  • La muestra de óleos de mediano y gran formato es el resultado de una investigación de un año en que la artista recorrió minuciosamente la zona del secano costero de la región de  O´Higgins, adentrándose en sus tradiciones culinarias  donde se mezclan campo y mar.

 

 “El secano costero de la Región de O´Higgins se caracteriza por un paisaje excepcional, con colores propios, principalmente amarillos y una gama amplia de verdes, gracias a una luz generosa que en la costa se proyecta desde el mar hacia los valles.  A ello se suma su gente que vive con intensidad sus tradiciones, especialmente la gastronómica que en algunas localidades es el principal articulador de la cultura y también de la economía”, cuenta la artista visual Beatriz Hagel quien se avocó a investigar y conocer en profundidad esa realidad gracias a una investigación que dio como resultado una muestra de pinturas próxima a inaugurarse en el nuevo espacio Aquí del Barrio Bellavista en Santiago.

Con una carrera artística de más de 30 años casi ininterrumpida, Beatriz Hagel (Santiago, 1974), se destaca por un trabajo pictórico prolífero, lleno de color, inspirado en su entorno natural y social, plasmando con su pincelada firme y gruesa personajes y paisajes llenos de vida e intensidad. Bajo esa impronta, la muestra “Lo que el mar me contó” captura la esencia de los valles y costa de un pedazo de Chile cuyo arraigo a la tierra y sus productos típicos como la quínoa, el cochayuyo o el vino es tan profundo, que es parangonable a lo que sucede en la región de La Toscana en Italia o Burdeos en Francia donde la tradición culinaria y vitivinícola es esencial.

Me dediqué a visitar y conocer en profundidad la zona. Fue una experiencia muy potente, que me permitió adentrarme en una cultura de la cual no conocemos tanto. Conviví con su gente, especialmente pescadores que me enseñaron recetas maravillosas y muy eclécticas. Descubrí que hay una mezcla enorme de cocina donde se mezcla lo indígena y lo mediterráneo que generalmente se han ido transmitiendo de generación en generación”.

Elementos como la quínoa, el cochayuyo, las algas, y algunos mariscos como el piure o pescados como la merluza y la reineta son fuentes de inspiración para la artista quien pintó más de 30 cuadros que retratan paisajes, animales y comidas típicas. Las localidades costeras que incluyó este proyecto fueron La Boca, Matanzas, Puertecillo, Pichilemu, Cáhuil y Bucalemu, distribuidas en tres comunas: Navidad, Pichilemu y Paredones. “Visité a los pescadores, conocí a sus familias, cociné con ellos, adentrándome en una cultura rica y generosa. Registré esas escenas que fueron la fuente de inspiración de la obra resultante, proceso que comparo al ritual de cocinar. Cada pintura la hice pensando en las recetas que aprendí y en las aventuras que viví, experimentando con colores y texturas”, cuenta.

 

Hagel también se entrevistó con varios chefs que se ha dedicado al estudio gastronómico endémico, rescatando algunos productos que pertenecen a la región y que no han sido suficientemente incorporados a la vida cotidiana. Paralelamente visitó restaurantes destacados de la zona y también cocinerías populares que influyeron en su trabajo. Las recetas serán reproducidas en un libro que Hagel está preparando. Entre los chefs entrevistados destacan Sebastián Cuesta, Daniela Abbate, el sommelier Marcelo Pino y Paulina Galaz, cocinera autodidacta.

Beatriz Hagel ha desarrollado una extensa carrera artística de más de 30 años. En la imagen, Beatriz posa frente a un retrato del artista Pancho Casas, uno de los miembros de las míticas Yeguas del apocalipsis junto a Pedro Lemebel.  

 

 

 

Sobre la artista

Beatriz Hagel es pintora y gestora cultural. Estudió arte en Chile, México y España para radicarse luego en Pichilemu, donde se desempeñó por ocho años como Directora del Centro Cultural Agustín Ross de la Ilustre Municipalidad de Pichilemu. Su trabajo artístico ha sido una constante en su vida, alcanzando un resultado prolífero que se expresa a través del color y la pincelada, inspirada en su entorno natural y social, plasmando personajes y paisajes llenos de vida e intensidad. Además ha desarrollado exitosos proyectos en el ámbito de la gestión y producción cultural. Ha expuesto innumerables ocasiones en forma colectiva e individual en Chile y el extranjero y participado de colectivos artísticos como Los dulces chilenos. También ha sido parte de residencias artísticas y simposios de arte, los que la han nutrido como artista y gestora.

   

 

 

 

 

 

Sobre aquí 

ubicada en:

Antonia López de Bello 0112 timbre aquí - Providencia

Barrio Bellavista frente a la Plaza Camilo Mori

aquí es un lugar dedicado a exhibir las creaciones de artistas, diseñadores, arquitectos, dibujantes, urbanistas, poetas, entre otros. Ubicado en el barrio Bellavista en el antiguo taller del pintor y premio nacional de arte e integrante del Grupo Montparnasse, Camilo Mori (1896-1973)

El espacio se propone establecer un diálogo con la ciudad, sus barrios, sus calles y las personas la habitan. Mini manifesto: calle ciudad pasajes trazos trozos pinturas barro barrio bocetos árboles perros gatos zoo lluvia arquitectura textura música ventana ventanal paisaje lecturas pájaros luz esquina.

 

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
12 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.