Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

CARLO DE GAVARDO

Por José Antonio Lizana Arce

 

A pesar de que le había escrito varias veces a través de su página web, no había tenido resultados. Hasta que una tarde sonó mi teléfono y al otro lado de la línea una voz dijo: “Hola, pelao ¿cómo estay?”. Pregunté quién era: “¡El Carlo poh! ¡Así que me querí entrevistar”. Cuéntame de qué se trata!.


Algo emocionado, le conté que estaba realizando un libro de entrevistas a deportistas chilenos de todas las disciplinas y que lo iba a bautizar como “Ceacheí”, la palabra de un campeón. “¿En serio? ¿estay muy loco? Ven a verme al Balthus y conversamos”, remató.


Así fue como, el 7 de marzo de 2007, llegué hasta el gimnasio de Vitacura y me reuní con Carlo de Gavardo Prohens, un deportista de excepción, pero también un hombre ameno y sencillo, que desprendido de todo divismo, me sirvió un café, unas galletas y se puso a charlar conmigo.


Conversábamos de forma tan natural, que a ratos las preguntas me las hacía él a mí, por ejemplo: “¿Cómo te iba en el colegio, pelao?” “Mal ¿y a ti, Carlo?” No tenía muy buenas notas. El “chico-problema” de la casa era yo, así que lo más grato era andar en moto en el campo con mi papá: hacía paseos y cosas así, y a los 12 empecé a competir. Entre las preguntas del Dakar y los campeonatos mundiales, decía: “¿Pelao teníai algún sobrenombre en el colegio?” “Típico el cuatro ojos por los lentes” “¿Y a ti quién te bautizó como el Cóndor de Huelquén?” “El creador se llama Pablo Vargas, periodista puntarenense, que en ese tiempo era periodista “tuerca” de “El Mercurio”.


Su trayectoria la publiqué en el libro, pero lo que más recuerdo es esa cercanía con temas propios de la vida, como los valores y la familia. “Pelao, ¿qué hace tú papá? ¿Qué relación tenís con él?” Totalmente sorprendido de su interés, le dije que era ferroviario y que era mi amigo. “Don Giorgio también lo es para ti, ¿cierto Carlo?” “Mi padre, que más allá de ser mi padre, es mi confesor, el que siempre está a mi lado. Pero en la parte valórica, no en la parte deportiva. Mi padre nunca me dijo: “Anda a sacarte la cresta, a esos gánalos, pásalos a todos”. No, cuando te caes, cometes errores, siempre te trata de dar el mejor consejo posible”, afirmó.


Al finalizar la entrevista, le pedí que me firmara un póster y me escribiera algo. Escribió la palabra “Correcto” y me dijo: cabro bien peinado, de lentes y chaqueta. Un gallo correcto.


Me reí, me despedí y agradecí su gesto. Un gesto que no olvido y menos un 4 de julio, fecha de 2015 en que el cóndor alzó el vuelo a la eternidad y dejó entre nosotros su palabra de campeón…

 


José Antonio Lizana Arce
Escritor, autor de "Ceacheí" - Palabra de Campeón y "Pisando la pelota"
https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Antonio_Lizana

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
1 + 16 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.