Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Blog

Presentación de los artículos de la etapa 1.0 de Escáner Cultural, correspondientes a los primeros 90 números de la revista [enero de 1999 a diciembre de 2006].

Estos artículos fueron indexados, vinculados y etiquetados en la plataforma Drupal de la revista el año 2011 por la Bibliotecóloga y especialista en Arquitectura de la Información Isabel Abedrapo.

 

 

Pasión por Pitol

Carlos YUSTI

“Otra regla, la definitiva: jamás confundir redacción con escritura.

La redacción no tiende a intensificar la vida; la escritura tiene como finalidad esa tarea”.

Sergio Pitol

 

Tengo varias ediciones de “Pasión por la trama” de Sergio Pitol que condensa algunos ensayos referidos a libros y escritores con esa coherencia aleatoria, que atiende más a su gusto de lector que a un enfoque planificado y profesoral. Esto es uno de los atractivos del libro. Otro es la limpieza/agudeza de su estilo el cual escudriña a los libros o a determinados autores por esa florida periferia entre el cuento y la investigación amorosa.

CARLO DE GAVARDO

Por José Antonio Lizana Arce

 

A pesar de que le había escrito varias veces a través de su página web, no había tenido resultados. Hasta que una tarde sonó mi teléfono y al otro lado de la línea una voz dijo: “Hola, pelao ¿cómo estay?”. Pregunté quién era: “¡El Carlo poh! ¡Así que me querí entrevistar”. Cuéntame de qué se trata!.


Algo emocionado, le conté que estaba realizando un libro de entrevistas a deportistas chilenos de todas las disciplinas y que lo iba a bautizar como “Ceacheí”, la palabra de un campeón. “¿En serio? ¿estay muy loco? Ven a verme al Balthus y conversamos”, remató.


Así fue como, el 7 de marzo de 2007, llegué hasta el gimnasio de Vitacura y me reuní con Carlo de Gavardo Prohens, un deportista de excepción, pero también un hombre ameno y sencillo, que desprendido de todo divismo, me sirvió un café, unas galletas y se puso a charlar conmigo.

 

REESTRUCTURANDO

Por Vicky Larraín

En el año 2006 y gracias al Premio patrimonio coreográfico que nos entrega el Consejo de las Artes y la Cultura, tuve la oportunidad de reconstruir la obra “Jaula Uno Ave dos" estrenada en 1996 en el festival de nuevas tendencias organizado por el profesor de teatro de la Universidad de Chile, Abel Carrizo. La obra comienza desde una noticia que aparece en las pantallas de TVN sobre una mujer encerrada en un gallinero durante 20 años de nombre Mirta Carrasco, caso real ocurrido en Colina cerca de Santiago Chile.

Mujer gallina así denominada por los medios 1996

 La visión de esta mujer convertida en una suerte de animal del dolor producto de la crueldad impacta a todo un país y me inspira para crear una obra basada en esta historia intentando realizar un homenaje y denuncia de lo ocurrido por lo que reúno a artistas de diversas disciplinas como fueron la instaladora visual Ximena Opazo, los músicos Alejandro Espinoza y Emanuel Becerra y el videasta Jorge Infante con los cuales se conforma un equipo que investiga el tema desde diversas disciplinas artísticas.

Al comienzo investigamos las sensaciones que Mirta carrasco puede haber sentido como aquella de vivir en el barro, por lo que visitamos un lugar del cajón del Maipo y cerca del rio me iré enlodando con una tierra pegajosa que allí existe.

 


Vicky Larrain durante el proceso de investigación de la obra Jaula Uno-Ave Dos.

Asimismo la artista visual Ximena Opazo ira conformando el elemento escenográfico con ramas de eucaliptus, hojas secas y tierra entre otros, yo imagino elementos típicos de nuestras costumbres, con la arpillera larga y angosta que da la ilusión de nuestro pais como tambien colocar animitas, enrejados, velas por doquier, telas que sirven para tapar el rostro como tambien utilizo un plástico grande para dar la ilusión del encierro en el que esta mujer se encuentra a través de sus años de encierro.

 

Elemento plástico

 

Keyla Holmquist o la vida desde la poesía visual

 

 

“La poesía visual no es ni dibujo ni pintura, es un servicio a la comunidad. El que se agote dependerá del talento de la gente que la hace. Aquí no hay un código, estás al descubierto”.

Joan Brossa

 

“Hay que hacer algo nuevo para ver algo nuevo”.

Lichtenberg

 

Lo medita uno (con el silencio en los bolsillos) al patear alguna calle de la ciudad: “que me canso de ser hombre/ sucede que entro en las sastrerías/ y en los cines/marchito, impenetrable, como un/cisne de fieltro/navegando en una agua de origen y/ ceniza.” Así como el poeta chileno Pablo Neruda se fastidia de ser hombre uno se aburre un poco de esa poesía de metáfora y renglón vertical, se decepciona un tanto de esa poesía de a cucharadas en versolibre y comadreo de la cotidianidad cabalgando el símil.

 

Las vanguardias literarias del siglo XX (el futurismo, el dadaísmo, el surrealismo, etc.) realizaron experimentos visuales y grafológicos con el poema como intentando sacarlo de su extenuación estilística. El invento no era nuevo, no obstante si era pintoresco y contenía entre las uñas ese impulso irreverente, esa búsqueda de la sorpresa y lo creativo al utilizar las palabras como signos plásticos, al ensayar con distintas tipografías para llegar al hueso de lo lúdico. Un experimento que intentaba fusionar lo visual y lo espiritual (e incluso lo sonoro) a una poética a medio camino entre el arte pictórico y la escritura.

 

Carlos Caszely

Por José Antonio Lizana Arce

La mañana del 5 de septiembre de 2006 estuve puntual en la recepción de Canal 13 para la cita con Carlos Humberto Caszely Garrido. En la espera, las ansias me comían y el corazón casi se me salía, pero el funcionario de la recepción no demoró en decir: “Adelante. Don Carlos lo espera en su oficina del área deportiva”.

En cada paso que daba por los pasillos de la casa televisiva, iba retrocediendo en el tiempo y me iba transportando a mi niñez, cuando el ídolo desparramaba rivales y alegraba con sus goles a ese Chile triste y oscuro de los ochenta.
La puerta estaba entreabierta, y antes que la golpeara, me recibió el exdelantero con un relajado: “Hola, chino-dariano”, ¿cómo estás?” aludiendo a nuestro pasado en común como estudiantes del Liceo Darío Salas.

“Liceo Experimental Darío Enrique Salas “el mejor liceo del mundo y los alrededores”, con grandes profesores que nos enseñaron muchas cosas maravillosas. Lo mejor que nos enseñaron fue la Educación Cívica, a respetar a nuestros compañeros y a los profesores”, afirmó.


En el Darío éramos bastante políticos. ¿Te pasaron la cuenta en el fútbol por manifestar tu pensamiento político?

 

Sobre cierto modelo de ‘interculturalidad’

 


 

Los muchos cambios que el Perú ha experimentado, desde al menos la década de los 90 y el establecimiento del Neoliberalismo económico y cultural, se han manifestado en otros tantos modelos económicos, sociales y culturales que, con altas y bajas, mantienen una vigencia sorprendente. Aunque periódicamente aparecen voces en la academia y medios que tratan de analizar estos nuevos modelos y ofrecer críticas estimulantes, es necesario continuar en el ejercicio de analizar, desmitificar y reformular estos modelos. En este primero de dos artículos me propongo analizar uno de estos modelos, el de ‘interculturalidad’.

El Realismo Limpio de César Rengifo

 

Carlos Yusti

Para César Rengifo la realidad del barrio no olía a detritus, ni a basural degollado por perros callejeros. Tampoco tenía ese vaho de prostitutas acicalándose para la faena cuando la luna va mordiendo los linderos del cerro. Mucho menos era ese bufido de escaleras pringosas, con agua de cloaca, por donde bajaban esos espectros de la noche con ojeras patibularias para jugar ruleta rusa con la vida. Veía la realidad como una especie de pobreza desolada, con perros tensados en el hueso del hambre, de paisajes áridos con árboles secos (o sin hojas) quebrados en la pesadumbre, de hombres y mujeres agujereados por el drama y la tristeza. Había como mucha soledad metafórica, como mucha desolación lírica.

 

 

Poetas Anónimos

Calos Yusti

Cuando era joven me enganché a la poesía. Era como un vicio desquiciado eso de ser poeta. Leía mucho a los poetas malditos. Me desayunaba con Lautremont, Baudelaire, Rimbaud; para después almorzar un Verlaine copioso y suculento. Para la cena redondeaba con un clásico del malditismos como François Villon (1431-1463). Estaba fatal y andaba peor: desgreñado, sin asearme y convirtiendo la casa familiar en un infiernillo de gritos, discusiones y suplicios que ni la imaginación de Dante.

Esta etapa juvenil fue un tanto surrealista, sin ese brillante surrealismo literario claro. Como naufrago andaba por los cafés. En ocasiones merodeaba por la escuela de Teatro Ramón Zapata o por los pasillos de escuela de arte Arturo Michelena. Me curtía la piel con el arte visitando sus entrañas. Acababa de terminar el bachillerato y andaba en busca de algún trabajo sin buscarlo como es lógico.

En este trance de incertidumbre y juventud me ensamblé con otros individuos (y una antigua condiscípula del Martín J. Sanabria) y formamos una especie de grupo, peña, pandilla, cuadrilla, comparsa, que se reunía en un café cerca del Teatro Municipal. Pasábamos horas discutiendo de los últimos libros leídos y de los recién poetas descubiertos. No creíamos en nada. Fuimos una especie de grupo literario cuando la resaca del semejantes artificios de la literatura eran sólo páginas amarillentas de consulta obligada en hemerotecas. Éramos unos retrasados, unos anacrónicos.

 

 

Oscuras claridades del deseo

 

Carlos Yusti

 

 

Después de algunos libros escritos (y de muchas barras recorridas) con algunos premios importantes a cuestas, ubicar el destino de la poesía de Francisco Arévalo en ese dichoso panorama literario nacional, que tanto entusiasma a los críticos y reseñadores universitarios, es un tanto complicado. 

 

 

 

Leer en el barrio

Carlos Yusti

 

El barrio de mi adolescencia ha cambiado mucho y no me refiero al aspecto físico, sino al espiritual. El barrio de mis días juveniles tenía el alfabeto de ingenuidad escrito en el alma. Por supuesto que tenía sus monstruos de rigor, pero la gente enfrentaba todo eso con una dignidad de punta en blanco. Hoy todo los valores más elementales se han ido por el caño. Mi profesora de geografía económica insistía con una frase: “Lo único que no cambia es el cambio”, con semejante galimatías lo que pretendía era que recordáramos que el cambio posee una leyes inalterables/inapelables, que todo variaba menos esas leyes que regían al cambio. El Barrio cambió, pero sigue intacto en mi memoria y volver a sus calles es transitarlo de nuevo en el recuerdo sin nostalgia y con esa mínimo empuje de lo efímero.

 

CON MOTIVO DEL DECIMOQUINTO ANIVERSARIO
Carta abierta del Director Creativo

 

Mi nombre es David Molina y soy el nuevo Director Creativo de la Revista Escáner Cultural.

Con motivo del aniversario decimoquinto de la revista aprovecho la oportunidad de dirigir algunas palabras de presentación hacia todas las personas que felices apoyan, integran y participan de la revista, ya sean lectores, productores o colaboradores.

Escáner Cultural es una revista virtual de arte contemporáneo y nuevas tendencias que nace el año 1999. Tiene 15 años de vigencia y colaboran destacados columnistas de trayectoria internacional que promueven artículos especializados en Arte Experimental, Arte Correo, Poesía Visual, Performances y Nuevos Medios entre otros

La Revista Escáner Cultural es un medio de expresión y comunicación de arte hecha por artistas. Tiene un archivo cronológico de 165 Portadas que son consideradas una Obra Visual y más de 4 mil artículos especializados, reflejo de 15 años de actividad cultural.

 

EL ARTE, LA TRAMPA Y LA RATONERA

 

Carlos Yusti

 

El arte en la actualidad atraviesa un momento estelar y no precisamente por las constelaciones de genios que pululan en su ambiente, sino por la caótica catarsis de mal gusto, sicaterismo estético, improvisación llamada con rimbombancia como performance, arte efímero, instalación, arte conceptual y la falta elemental del dominio plástico (dibujo, composición, etc.).

Todo esto conjugado ha empujado al arte actual a una calleja sin salida, a una especie de agujero de crisis que sin duda dará frutos artísticos menos fraudulentos y algo más duraderos.

 

 

Albert Camus, el filósofo transparente

Carlos Yusti

 

En el barrio de mis andanzas adolescentes mi amigo Juan Aponte  era un nietzscheano de piel oscura y racista. Por mi lado yo leía en si no a Jean Paul Sartre y a Albert Camus. Juan me decía que leyera filósofos de verdad y no propagandistas partidista con labia seudofilosófica. Como es lógico le hice poco caso a Juan, aunque también leí a Nietzsche y al final me atrapó Camus.

MUY BUENOS DIAS
Este es un Blog de Comix.
Y esta es su primera publicación.

Empiezo entonces con el primer comix que he hecho.
"Barrabases Chile - Argentina" del lejano 1992
cuando todavía era un inocente querubín.

Más adelante publicaré obras más maduras
Por el momento disfrutemos la sinceridad del inexperto

Haciendo clik en la imagen o en el Link
Podreis leer la historieta en cuestión.

 

Barrabases Chile Argentina 1992

http://issuu.com/bailarines/docs/barrabases_chile_argentina

 

Hola de nuevo.
Espero que hayan leido la historieta en cuestión
Porque ahora la comentaremos
Si no la han leido
sería bueno que lo intentaran 

...