Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Entrevista

 
 
Marítima: Caminata Sonora que busca explorar el pensamiento, desde la acción colectiva.
 
 
Por Paula Merlo
 
“Siento que cualquier acción que nos permita tomar conciencia de nuestro ser y nuestro entorno, es un acto especial y necesario”.
 
¿Qué se podrá oír en una inmersión a once kilómetros de profundidad en el océano? ¿Cómo sondear en la sonoridad de un abismo subacuático, en búsqueda de suelo marino?. Lugar donde es imposible acceder para el ser humano y que esta conformado por oscuras fosas, además de misteriosos seres durmientes que generan cierta vibración y destellos de luz.
La fosa de las Marianas es la ficción que funciona como premisa para “Marítima” una caminata sonora alejada del circuito patrimonial de Santiago. Proyecto de Paz Marina Bailarina, quien en esta oportunidad se une a Agnes Paz, músico e impulsora de “Electromagnética”: Festival Internacional de Theremin, instrumento al que dice estar asociada auditivamente desde niña. Y con el cual musicaliza esta nueva experiencia, que convoca a recorrer el paisaje sonoro, mediante el acto de sumergirse  hacia lo que no vemos y explorar lo que hay en la profundidad.
Conversamos con Agnes, desde la utilización del Theremin y el deseo de andar. 
 
La práctica de caminar siempre ha estado asociada a la meditación: “El caminar es a menudo un rodeo para reencontrarse con uno mismo” dice David Le Breton, en el Elogio del caminar. ¿De dónde surge la idea de Marítima? 
 
“Marítima” es un proyecto que parte desde la danza y que su creadora es la bailarina Paz Marina. En palabras de Paz: “Marítima nace entorno a preguntas sobre la identidad, la muerte y la transformación de estados. Surge desde el deseo de sumergirse hacia lo que no vemos y de explorar lo que hay en la profundidad, en la memoria de nuestras aguas.” Paz me invitó a ser parte de Marítima haciendo la musicalización de la caminata y desde ahí empecé la exploración.
 

¿En qué se basa tu intervención en esta ruta?
 
Mi intervención inicial es musicalizar, hacer una banda sonora sin que sea una banda sonora, acompañar el viaje desde lo sonoro.
 
¿Qué se puede escuchar en está inmersión a las profundidades  oceánicas ?
 
Hay tres elementos que se combinan y se intercambian en “Marítima”. Uno es lo que va por los audífonos, el otro es el sonido del entorno y finalmente el sonido interno de cada uno. Eso se puede entender desde lo que pasa en tu cerebro hasta sentir y descubrir tus propios sonidos. Como se conjugan es absolutamente personal.
 
Ya han realizado versiones anteriores de “Marítima” ¿Qué  puedes contar de la experiencia? ¿Qué logran rastrear en el camino?
 
Hicimos la primera caminata en enero en Santiago, después en febrero en Valparaíso, en Marzo se caminó en Cucao y ahora estamos nuevamente en Santiago y seguiremos caminando. Cada experiencia de “Marítima” es distinta, es una exploración, incluso si el recorrido es el mismo la percepción cada vez es distinta. Lo que se rastrea es la invitación a sumergirse en un estado de espacio-tiempo que en lo cotidiano es muy raro. Es explorar desde el caminar, explorar por dentro y por fuera.
 
Pienso en la frase: "Toda acción humana es una    manifestación contra la muerte." ¿Qué tiene de terapéutico estas acciones?
 
No sé si me gusta la idea de hablar de lo terapéutico. No es nuestro fin, ni nuestro objetivo. Cada quien encuentra su espacio desde el acto de caminar y escuchar. La acción se plantea desde lo poético, de hecho las “Fosas Marianas” que son el lugar más profundo de la corteza terrestre. Y es el punto de partida de inspiración de “Marítima” se describen poéticamente como el lugar donde va a morir la tierra más antigua de nuestro planeta. No es manifestarse contra la muerte si no también dejar morir algo en el caminar.
 
En Este último tiempo se han realizado algunas caminatas sonoras, que tienen que ver con lo “Patrimonial”. ¿Crees que hay una búsqueda en la sonoridad que hemos perdido, sobre todo bajo el concepto de la gran metrópolis?
 
Creo que hemos perdido la relación y no sólo con la metrópolis, sino con el entorno en general. La mayoría de las personas aquí, no son capaces ni siquiera de ubicar la referencia de los puntos cardinales y eso que Santiago es una ciudad muy fácil para orientarse. Existe una ruptura en el espacio que habitamos, es como un estar casi de “zombie”. Un estar sin tomar conciencia del entorno, del espacio. El estar actual es alienarse del medio y transitar entre un punto y otro sin darse cuenta del trayecto. Las caminatas, sonoras permiten o no, restablecer la conexión con el entorno y con el tiempo real. Nos permiten sentirnos parte viva y activa de nuestro medio. Para nosotras, siento que se ha vuelto casi una práctica necesaria de conexión y también de ritmo de conectarse con el tempo real de una.
 
“Electrical walks” de Christina Kubisch, trabaja con las radiaciones electromagnéticas en los dispositivos electrónicos de la ciudad. Demostrando con esto, lo cada vez más invadidos que estamos de estos aparatos. En base a este u otro ejemplo, ¿Quisieras destacar alguna obra o acción en especial que tenga relación con el paseo sonoro? 
 
En el proceso de investigación de “Marítima”, hemos descubierto diferentes acciones de caminatas en diferentes partes del mundo, pero ahora no recuerdo específicamente los nombres ni las descripciones. Siento que cualquier acción que nos permita tomar conciencia de nuestro ser y nuestro entorno, es un acto especial y necesario. Ya sea como un acto de explorar, de redescubrir o como un acto de denuncia que es el caso de Christina Kubisch.
 
¿Cuándo fue tu primer acercamiento al sonido del theremin y cuándo decidiste que era tu instrumento?
 
Es curioso, pero hace un par de años descubrí que el sonido del theremin me acompaña desde que tengo uno o dos años de edad. Cuando chica mi disco favorito era una versión en vinilo de “El Principito”, es una versión en ruso de los discos Melodía. Lo escuché toda mi infancia y siempre lo recordaba con nostalgia porque era demasiado bello, estaba narrado con diferentes voces y musicalizado. Por alguna razón se apareció muy fuerte en mi recuerdo y lo busqué hasta encontrarlo digitalizado en internet y cuando lo volví a escuchar descubrí que el sonido que aparece cuando Principito viaja de un planeta a otro es un theremin, Así que puedo decir que el sonido del theremin ha estado conmigo toda la vida. Lo único que antes no lo tenía asociado a un instrumento. Y exactamente el momento en que logré ver y oír un theremin, que fue recién el 2010, es que decidí que ese era mi instrumento. 
 
 
 
 
La Próxima salida de “Maritima” es el Sábado  22 de julio en Santiago. 
Más información  y coordenadas en: cuerpovibratil@gmail.com 
Escáner Cultural nº: 
200

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
10 + 6 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.