Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.
Panóptico

APOLOGÍA DE PAPA NOEL

Hace varios días escuchaba a un sacerdote quejarse de que Papa Noel (1) había ocupado demasiado protagonismo en la Navidad Occidental desde hace ya varios años, en contraste al rol que debería tener Jesucristo en esta fiesta cristiana, “pues es su cumpleaños”. Esta queja venía acompañada de un imperativo a sus oyentes de evitar la figura de Papá Noel en sus hogares, centros de labor, clubes, entre otros, donde tuvieran alguna capacidad de decisión estética en épocas navideñas. Por la reacción de la misma audiencia, podría decirse que todos estaban de acuerdo con la opinión del sacerdote, o por lo menos, resignados a estarlo.
Sería en vano describir en estas breves líneas la maquinaria social total en que se ha convertido la Navidad Occidental, a tal punto que marca un punto de quiebre en todos los aspectos de la vida de nuestras sociedades. Estamos ante un evento cultural, con repercusiones económicas, políticas, y urbanas que nos hace recordar lo que no somos, pero que sería interesante intentar ser.
Pero no nos parece vano preguntarnos entonces. ¿Qué tipo de sujetos obedecen y cumplen estrictamente los requisitos de nuestra Navidad neoliberal? ¿Existe algún paradigma foucaultiano a donde podremos mirar nosotros, sencillos homo economicus extraviados en este pandemónium de luces, regalos, cenas y buenos deseos pasajeros?, ¿Algún salvavidas plástico madeinchina o energizante light mcdonaldófilo que nos muestre el camino para salir airosos de esta temporada multicolor?

 

Proponemos que este paradigma es justamente Papa Noel, convertido ya en culmen semiótico y disciplinador oficial del performar navideño. Hemos convertido a esta leyenda cristiana pre-moderna en un símbolo domesticado de la cultura de fin de año. Al decir que estamos ante un símbolo cultural, significamos que ha sido creado de una manera tan elástica y multiforme que puede estar al mismo tiempo en el símbolo de un banco que ofrece créditos mineros a sus principales acreedores, o en el árbol navideño de cualquier familia católica navideña (que no haya sido afectada por nuestro sacerdote inicial).
Por supuesto no es que tengamos que ser como Papá Noel, sino que nuestro héroe es quien nos dice cómo ser: qué comprar, qué comer, a dónde ir –tres cuestiones que podrían constituir una proto-trinidad del comportamiento contemporáneo-. Es imposible pensar que este señor bonachón, risueño, regordete y rojiblanco nos pueda estar mintiendo, o decir verdades a medias.

Además, ¿se imaginan ustedes a Jesucristo ofreciendo un paquete turístico a la selva peruana? ¿O a la Virgen María recomendando comprar tal o cual panetón para nuestra cena navideña? Entonces quizás no es que algún personaje haya desplazado en protagonismo a otro, sino todo lo contrario, hemos creado una compartimentalización espacial para cada uno, altares particulares donde nuestras conciencias de 8 horas al día puedan acudir según nuestra voluntad y deseos. Hemos creado múltiples navidades, una para cada uno de nosotros, de las formas que queremos (debemos) ser.

 

(1) Por Papá Noel también nos referimos a Santa Claus, Santa, San Nicolás o alguna denominación local que pueda tener nuestro héroe.

Walther Maradiegue
wmaradiegue@hotmail.com

 

Fuente de las imágenes:

Imagen 1: http://pymealmundo.com.pe

Imagen 2: http://3.bp.blogspot.com

Escáner Cultural nº: 
154
Me encantó el artículo me parecio muy original muchas gracias :)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
3 + 10 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.