Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

 

 

Sandra Pazo y El Movimiento en la Abstracción

 

Por Francisco Arroyo Ceballos
francisarroyo@eresmas.com

La inconclusa indeterminación o alineación del espacio es una constante que acaece en cualquier desarrollo abstracto de una determinada plasmación marcada o diferenciada por la temática, plasticidad y ritmo.
Si a ello le unimos que la misma esta dotada de un movimiento correcto y constatable, sin lugar a dudas nos encontramos ante una obra digna de ser reseñada, valorada e incluso admirada concienzudamente.

Sandra Pazo se erige en este caso en compositora del color.

Sus pinceles dirigen una orquesta colorista repleta de alma, de vida, de plenitud, en la que el “más allá” ante la pretendida fuga del ser por todo lo que de malo le acontece se intenta transformar en un renacer, pasando la frontera de lo absurdo para así abrir un camino de vida, de esperanza, de sosiego.

El movimiento en su obra es esencial ya que seria imposible concebirla sin dinamismo, sin esa esencia de lo activo como reflejo de un insistente interés en la búsqueda de respuestas que conjuguen la unión entre ser y destino, entre ser y existencia, entre ser y sentido vital.

Dicho movimiento viene representado de múltiples formas dependiendo de temática y por ende dependiendo también del carácter o fuerza del momento en el que la obra es producida ya que, observando el conjunto de las mismas, podemos diferenciar intensidades en cuanto al trazo reseñado las cuales afianzan o relajan, incluso acompasan la tema determinándolo.

Su visión del mundo nos presenta algo inconcluso, algo difuminado por el que las personas deambulan muchas veces sin rumbo ni destino, unas personas apocadas a lo absurdo y complejo de una sociedad desestabilizada.

Es por ello que la autora pretende a la vez mostrar alegría y esperanza mediante el tratamiento vivo del color, y conjugar el mismo con tonalidades más oscuras que producen un sentimiento de tristeza, para así representar la parte positiva y negativa no sólo del ser sino de la sociedad en su conjunto.

Esta contraposición marca el sentido de su labor, el “porqué” de su obra y se adentra en lo singular que supone delimitar una línea de trabajo con temáticas diferentes.

Vuelvo por último a destacar el movimiento con el que dota a toda su obra, un movimiento sin el que la misma no tendría sentido y que sin lugar a dudas confiere el ritmo justo y ajustado a lo pretendido.

 

Francisco Arroyo Ceballos
De la Asociación Española de Críticos de Arte

 

 

 

 

 

Sandra Pazo

 

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 15 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.