Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

LENGUAJE E IMAGEN          LAS VOCES

Se le enredaron los en  las ramas de  formando un cordón trenzado y verde que la inmovilizó. Aleteó brazos al viento y sólo

sucedieron las

 

 

 

dejando huella. Fue así como sintió la voz lejana de esa reunión

 frágil y sin causal alguna. No le importó, fue señalando que debía allí quedarse así fuera como mendiga.

Y mendiga de actitudes se gesto como símbolo y signo corrosivo. Que te

 

corroe el que de a poco te lástima y que finalmente dejas que el verdugo se haga cargo con una sonrisa.

El verdugo no es un ser cualquiera solamente cumpliendo un rol. Es un ser

disfrazado de hasta con ojos casi claros como los pide la iglesia.

 

 

 

Se pasea con una pequeña maleta donde guarda la daga y

definidas como afiladas, cada vez que la cuerda del equilibrio se le afloja, el verdugo saltará para esquivarla arremetiendo contra aquellos que

 

dependen del poder que se le adjudicó. Un poder de del espacio alrededor, espacio prodigado como si fuese un regalo. Y las personas lo envuelven (así venga en papel de diario) en todo el celofán encontrado en las bodegas inútiles  de la casa que baila y no baila, la casa emborrachada o llena

 

de una rebeldía sin causa alguna y falta de talento,

 

Casa de experimentos donde lo lúdico es arrastrado por la inseguridad de la cuerda que la sostiene.

 

La persona que llegó a  ésta anhelando voces, ese ser que no pudo desenredarse de las ramas de eucaliptos, se fue hundiendo en el

 

 de la casa, hasta  cuerpo cubierto.

 

 

 

El  sin máscara a estas alturas, pala en mano término de enterrarla. Si no hubiese sido por los relucientes de la joven testigo y enamorada del verdugo, quien con una barra de fierro fue esculpiendo la salida. No le costó efigie viviente; lleno de alas de ángel la  comenzada fue ayudando  el cuerpo humillado de

La que se creía mendiga.

 

 

La mujer se reencarnó en una  y cuando creció bailo un .

 

 

 

 

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
3 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.