Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.


obra: Alex Chellew

PERTENENCIA

DE LOS ARTISTAS

ANTONELLA GALLEGOS Y ALEX CHELLEW

Por: Bárbara Morana

El proyecto Pertenencia se compone de una serie de pinturas y dibujos ejecutados en técnica mixta, proponiendo dentro del arte contemporáneo cierta coherencia interna en el conjunto de las obras pictóricas a ser presentadas: En este sentido el proyecto que presentan Antonella Gallegos y Alex Chellew es pertinente en tanto existe en su producción un diálogo y una discusión constantes tanto en el campo conceptual como en el modo de materializar sus obras.

 


obra: Antonella Gallegos

 

El largo viaje en búsqueda de la pertenencia navega en un mundo hecho de casas, patios, banderas, nostalgia, lugares: un universo hecho de gente y materiales que van conformando la particular iconografí­a de un concepto que de ser invisible se materializa con el pasar del tiempo en nuestros hogares, se refleja en nuestros sueños y se sustenta de nuestras expectativas. El "pertenecer" a algo o a alguien es un concepto abstracto que nace y muere con nosotros y que deja colgando en las paredes de nuestras casas unos cuadros, -a veces figurativos muchas veces abstractos- que se transforman en relatos elocuentes de la frenética búsqueda de este edén perdido.

 


obra: Antonella Gallegos

 

Entonces, quién mejor que dos pintores para materializar, en el espacio de una exposición, este anhelo que nos habita desde la prehistoria, este pertenecer a toda costa: Antonella Gallegos y Alex Chellew nos regalan su propia visión de este mundo invisible que toma los rasgos y los colores de quien lo busca, lo dibuja, lo concreta; un lugar que todos deberí­amos revindicar, un derecho improrrogable, un sueño que nos aúna. Así­ es que en el mismo espacio expositivo se oponen el silencioso y recogido mundo interior de Gallegos, al ruidoso y caótico mundo de Chellew, mostrando las dos caras de una misma búsqueda: la especifica/"la casa propia" y la metafórica/ "el hogar".

En este conjunto de obras Antonella Gallegos reanuda el concepto de pertenencia, con su reflexión en torno a la vivienda social básica chilena, tema que investiga desde hace varios años. Las telas son invadidas por una paleta austera y penetrante, unos blancos y negros que vuelcan al gris de un lado y al ocre y al rojo del otro. Un universo hecho de espesas capas de colores que constituyen zonas fragmentarias de una población, muros portantes de una anónima vivienda social, territorios ocupados sobre los cuales la artista denuncia, modifica, incide con unos enérgicos esgrafiados, los postulados de este "sueño de la casa propia". Este espacio denso y enigmático que a ratos se hace agobiante, como si fuera a testimoniar el atascamiento, la falta de aire que experimentan muchas veces sus habitantes, a ratos también se presenta luminoso y acogedor, como sugiriendo el camino a seguir. Un universo interior en el cual el asunto es encontrarse y perderse al mismo tiempo, un lugar hecho de aproximaciones, lugares comunes, vivencias y desencuentros, un camino que busca este espacio que llamamos hogar, un lugar donde vivir sin términos medios ni compromisos, una casa para todos los que quieran habitarla, los que no le temen a lo no dicho, a lo abstracto, al silencio.

 


obra: Alex Chellew

 

Por otro lado, los llamativos colores de Chellew nos transportan a un mundo en continuo movimiento donde la pertenencia casi siempre se identifica con un lugar fí­sico compuesto de colores puros, intervenidos por un texto literario ilegible, en el cual casi siempre reina soberana una casa sin puertas ni ventanas, rodeada de elementos que hacen parte de la iconografí­a del artista, como el corazón que habita un espacio que sin amor perderí­a su significación de hogar; el perro amigo fiel del hombre desde el Neolí­tico; los boletos de micro, fotografí­as y/o estampillas de diferentes paí­ses, nos muestran el largo peregrinar de Alex en su búsqueda que finalmente aterriza en este espacio pictórico: una casa sin calle y sin número, derecho inalienable de todos los hombres.

A veces, entre nosotros y el sueño de la "casa propia" se interpone la lentitud burocrática, las leyes "de los de arriba" simbolizada por la tortuga que vuelve todo más difí­cil. Quizás, la casa ideal para un artista es la que no está, o mejor dicho la que existe en los estrechos lí­mites de una tela, en los locuaces colores que la habitan, en las enredadas lí­neas que la esbozan. El hogar es esta esfera mágica donde nos proyectamos, este lugar al cual nos dirigimos sin realmente saber dónde se encuentra, en este espacio sumamente í­ntimo y subjetivo nos acogen, seguros de un talento que no le tiene miedo a los intrusos, los artistas Antonella Gallegos y Alex Chellew.

Bárbara Morana
Doctora en Historia del Arte

EHESS (í‰cole des hautes í‰tudes en Sciences Sociales)
Parí­s, Francia

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
4 + 6 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.