Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

IDENTARIO DE UN HÉROE PATRIO

 A ver a qué hora le devuelven el hito (y las pilas)

 

Por: Carlos Osorio

clom99@gmail.com

 

Tremendo diluvio mental con aquel monólogo que lo dejó exhausto, para el gato, a medio morir saltando. Demasiado esfuerzo en sus versos, en cada párrafo vomitado con sabiduría, en cada silaba pronunciada desde las tripas hacia su bocota a esas alturas desencajada y que nunca razona más allá de las caries; porque en ella se incuba la incoherencia que asusta al resto, sobre todo, por esa manía de evidenciar el amplio imaginario heroico que no hay caso consensuar con quienes ven en su actuar la pelotudez más grande imaginada, incluso más grande que el buque manicero en donde descansa su estirpe, abajito ahí del frondoso árbol, justo a esta hora de dolores estomacales y la tremenda migraña que, solidaria ella al igual que su sombra, aplaude las certezas de su estatuaria existencia.

Supone muy loable y destacado el esfuerzo por expresarse; que la patria lloró a mares el volumen discurseado. Sin duda lo halló de tremenda importancia para quienes tuvieron la dicha de soportar semejante cháchara. Pura propaganda de la buena, que si no fueron más los que se dieron a la tarea de oír su verborrea, simplemente es porque naufragaron en la andanada de palabras claves, y todo, por culpa de los tranquilizantes que surtieron efecto antes de lo esperado, de allí que todos andaban somnolientos, medios dormidos, de lirones, salvo aquel ojeroso que no descansó en ningún instante avivándole la fiesta con loas y aplausos a destajo, un estoico de quién se dice posee una extraña enfermedad; que lo aleja de la cama y lo mantiene despierto desde hace dos años a la fecha. Un duro de matar sin duda.

Y sí; La teja se sigue corriendo. De a poquito, pero se sigue corriendo. Los límites permitidos en la frontera de la cordura a cada rato se desplazan. Esa necesidad de arengar al prójimo con sus arrojados disparates, lo delata y hacen que, a su vez, se sienta más prócer en tránsito al monolito definitivo, más loco en resumen. Porque pese a la congestión de prospectos que últimamente ha visto, si de puro acordarse se pone rígido, sobre todo de aquel que ya encumbraron a pito de nada, es su fuero interno el capaz de reafirmar su inmarcesible decisión, cueste lo que cueste, de seguir adelante en sus planes, lo escuchen o no, lo visen o no, lo graben o no, lo pongan sobre el granito o no, o simplemente le tiren piedras o no.

Siente que se trató de pura sabiduría a prueba de balas y camisas de fuerza. Si hasta ya piensa para el epitafio las contundentes y poéticas palabras expresadas. Serán –según dice- las últimas aseveraciones de la existencia de vida en la tierra antes del exterminio definitivo de la raza humana. Incluso, previo al nado sincronizado del discurso, se atrevió a sugerir que todo aquel material intangible fuese grabado en cidí y mandarlo derechito a la luna junto a sus fotos, para que todito el universo se vaya enterando de su magneto y se ponga al corriente de su atrayente... magnetismo. Una lástima en todo caso para sus enjundiosas letras expresadas con la finalidad de dejar constancia del metal precioso de su voz, como audición exclusiva del planeta, más allá... del más allá, porque resulta que aquel loco encargado del play, se tragó las pilas, porque supuso que eran para darse cuerda.

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
8 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.