Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Escriba a escaner.cl@gmail.com

Distribuir contenido

 

 

DESTELLOS CRUZANDO EL ATLANTICO

 

 

 

Por Alvaro Oliva

alvaro_oliva@hotmail.com

 

 

Basta con leer algunas líneas sobre la vida de la monja y escritora María de Agreda para sentir el ansia de  ser un receptor de poderes indescriptibles y extrapolarnos de nuestra realidad.  Por ahora hay que resignarnos (cuestión que por lo demás no cuesta para nada) a nuestra inherente naturaleza  hedonista y sin sentido, propia del hombre del siglo XXI.

Para relatar la historia de esta mujer es necesario dejar a un lado el celular, pendrive y otras distracciones emergentes (que por lo demás están matando de infartos fulminantes al "exitoso" contemporáneo chileno de hoy)  y  trasladarnos al año 1602, cuando nació María de Agreda, en España.

El pueblo de Agreda (Soria) fue el escenario donde María dio sus primeros pasos. Desde pequeña manifestó interés por convertirse en monja para más tarde entrar al convento donde permaneció gran parte de su vida y desarrolló su espiritualidad.

Según muchos testigos ella entraba en sueños profundos donde no era interrumpida por ningún miembro del claustro.Cuando despertaba expresaba incoherencias y contaba que había estado evangelizando a un grupo de indios.

 A pesar de que era religiosa, su testimonio se convirtió en carne de primera para la inquisición que miraba con desconfianza estos hechos.

Sin embargo, lo que para muchos fue  un simple sueño o el delirio de una mente perturbada llegó a trascender, a través de los años, por la realidad que se apoderó de esta situación. En esa época, España estaba tratando de "catequizar" a los habitantes del nuevo mundo a través de misioneros que, muchas veces, eran fanáticos y no tenían noción de la riqueza y tradición que en otras culturas podía existir.

 

 

Fue así como un grupo de católicos llegó a evangelizar a los indios de México encontrándose con la sorpresa de que los aborígenes ya tenían conocimiento sobre la religión del Viejo Mundo. Como si todo esto fuera poco descubrieron un cáliz en esas tierras.

De esta forma, los recién llegados no entendían como los nativos manejaban esta información y tras interrogarlos supieron que habían sido educados por una monja que -según ellos-  visitaba sus tierras. Tras saberse la noticia el padre Alonso Benavides regresó impactado a España y recorrió todos los conventos  para ubicar a la misteriosa monja.

Finalmente, llegó hasta el convento de la Madre María de Agreda donde confirmó con las otras religiosas que Agreda tenía sueños en extrañas tierras y que el cáliz que traía de México pertenecía al claustro. Fue así como se entrevistó con la superiora quien le relató en detalle sobre los apartados lugares.

A la Madre María de Agreda no le quedó más remedio que contar al sacerdote que tras entrar en sueños prolongados aparecía, en el nuevo continente hablándole a los indios sobre la religión. Ellos-según la religiosa-escuchaban con atención y recibían con agrado el nuevo conocimiento.

En una de esas noches se acostó con un cáliz en sus manos y al llegar donde los indígenas lo regaló, justamente el cáliz que había desaparecido.

Tras la entrevista con la superiora el Padre Alonso no tuvo mejor idea que llevar el caso ante la Inquisición quien no dudó en establecer que los viajes de la monja sin abandonar el convento eran obra del demonio. Así, la mujer fue sometida a una serie de investigaciones hasta que llegaron a la conclusión que tenía la incomprensible habilidad de estar simultáneamente en dos partes.

Por suerte María no fue devorada por las peores fauces de la Iglesia de esos años y quedó eximida de la pena de muerte. De esta forma, los hechos quedaron documentados por la Inquisición de la época y por una serie de libros escritos sobre la monja.Este enigmático personaje falleció, el 24 de mayo de 1665, y además escribió una serie de textos donde se describen etapas de la Virgen María.

También mantuvo una larga correspondencia con Felipe IV de quien fue consejera en asuntos de estado. En 1673, se inició su proceso de beatificación llegando a ser declarada venerable por Clemente X.

 

Frente a esta enigmática historia, que puede ser verdad o mentira, en una sociedad como la nuestra, donde la certezas desaparecieron hace mucho y donde cada cual se aferra a lo que mejor pueda, siempre queda el entusiasmo ante la idea de estar en 2 lugares a la vez y resulta gratificante la posibilidad de atravesar 1 océano. Es de esperar que algún día esa luz poderosa  recaiga en nuestras insignificantes esencias y así trasladarnos libremente en sueños insospechados.

 

 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.