Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido
Evolución de la Belleza

Arenismo: el arte de profesionalizar un juego

Por: Ximena Jordán

 

      Tuve la suerte de crecer frente a al mar y de tener como segundo patio de juegos, la playa. Sin perjuicio de lo altamente personal de esta experiencia, me pregunto: en Chile ¿quién no jugó a hacer castillos de arena cuando niño? Sin duda y debido a que contamos con aproximadamente 4.300 kilómetros de costa a lo largo de nuestro territorio chileno, por lo menos alguna vez... ¡todos lo hicimos!. 

      Hace años que veo aparecer en las arenas de Viña del Mar unas esculturas en arena de playa. Como castillos de arena de niños, pero convertidos en arte y dispuestos para el deleite de los observadores de toda edad. Sentía curiosidad por saber desde cuándo, cómo y por qué se creaban estas obras. Hasta que me encontré con Marcelo Amigo, artista arenero de trayectoria  y fama nacional, quien me mostró y me explicó lo esencial de este arte.

  

      El arte de hacer esculturas en la arena de la playa se llama arenismo. No sé sabe muy bien cuándo comenzó; probablemente por creación espontánea de generosos artistas que buscaban embellecer nuestras playas a cambio de pasar un muy buen rato, tanto con el proceso de creación de las obras como con la gratificación que sienten al apreciar la contemplación que estas simpáticas esculturas despiertan en los transeúntes.

      Marcelo Amigo postula que el arenismo es un arte de por si público y que debiera ser desinteresado en cuanto al lucro. El depositario de monedas que se instala al frente de las obras es básicamente para recolectar dinero con el cual comprar materiales. Sin embargo, no deja de ser importante, creo yo, que la obra le sea compensada económicamente al artista, sobre todo cuando es de la calidad de las creaciones de Marcelo Amigo. Similarmente lo piensan, según Amigo, los artistas areneros más jóvenes, quienes ser de otro generación de "arenistas", ponen más atención a la recolección de dinero. Esto está bien, dice Amigo, siempre y cuando el interés por recuperar el dinero no conduzca a la realización de obras descuidadas y no acabadas de buena manera. Como ocurre en todo arte público, la calidad estética no debería menoscabarse en relación con el dinero obtenido de la ejecución.

      Las buenas esculturas en arena no se desmoronan ni siquiera con la lluvia. Sé que esto suena un tanto increíble, pero puedo dar fe de ellos ya que pude comprobarlo con mis propios ojos. Las esculturas de Marcelo Amigo amanecen intactas después de una noche lluviosa. No obstante, si las noches de lluvia se suceden ininterrumpidamente y la obra no se retoca a diario, terminarán por desbaratarla. A pesar de esto, estas creaciones en arena son mucho más fuertes de lo que parecen en primera instancia. El trabajo que el artista realiza con la arena es la transformación poética de un elemento natural frágil y escurridizo a una materia prima compacta, firme y dotada de vivacidad. Esto, tan solo con arena, agua, un poco de pintura, más mucha dedicación y una dosis infaltable de talento.

    

      El arenismo es un arte ecológico. Los artistas areneros aman la playa y quieren embellecerla procurando no contaminarla. Recogen la basura que pueden, mantienen limpio su sitio y no ocupan sustancias que podrían devenir en tóxicas para el medio ambiente. Marcelo Amigo estresa lo siguiente al respecto: “si vas a hacer un artículo acerca de este arte, aprovecha de mencionar, al menos en mi nombre, que a la mayoría de los visitantes les falta mucho amor por nuestras  playas. Mucha basura se tira cada día, la cual no debería estar ahí”.

      Los motivos retratados en arenismo son variados, aunque por lo menos en las playas de Viña del Mar, he visto que predominan los animales. Esto acerca este arte a los niños, quienes se fascinan de encontrarse en la playa animales en tamaño casi natural y que son exóticos a nuestro paisaje, tales como cocodrilos y dinosaurios. Es por eso que cada año, en el Día del Niño, Marcelo Amigo crea una exposición especialmente destinada a los pequeños, con motivos propios para su disfrute. Lo más interesante que veo en la retratación de estos seres es el naturalismo que adoptan. Amigo es capaz de dotar de “movimiento” a sus animales de arena; parece como si fueran a adentrarse en el mar o comunicarse con un sonido en cualquier momento.

    

      Con respecto a la conservación de estas peculiares obras de arte, ésta labor es asumida por los artistas areneros con un criterio que es bastante común en los creadores arte público: el artista opta por entregarle la conservación de la obra al destino y a la buena voluntad de las personas. Y es que mucho más que eso no se puede hacer, siendo la playa uno de los pocos espacios realmente públicos que, afortunadamente, gozamos en nuestro país. Lamentablemente, no siempre la voluntad preservadora de los espectadores funciona de la manera deseada. Marcelo Amigo ha encontrado creaciones destruidas al día siguiente de ser terminadas. Esta destrucción no ocurre frequentemente, agrega Amigo, sin embargo no debería ocurrir nunca pues las esculturas de arenismo son indudablemente arte y están destinadas a ser apreciadas por el público sin ser destruidas intencionalmente sino solo por el paso de los días y de la acción de los fenómenos climáticos. Son obras de arte de difícil manufactura. Tan solo deténgase a observar una y póngase a pensar cómo podría usted hacer algo medianamente similar.

    

      Además de público, el arte del arenismo es esencialmente efímero; es decir, está constituido por obras que están destinadas a desaparecer en el corto plazo debido a lo frágil que es su materialidad, a su lugar de emplazamiento y a la particularidad de su manufactura. De no ser víctimas de vandalismo, serán el  tiempo y la naturaleza las fuerzas que deben determinen su duración. Esto les añade un mágico valor a las esculturas en arena, el cual consiste en que cada creación que tenemos la oportunidad de contemplar es indubitablemente única y nos ofrece una singular oportunidad de disfrutarla, pues en el corto plazo, ya no existirá más. Contemplarlas constituye entonces un momento regalado, el cual, pasada cada puesta de sol, será parte irrecuperable del pasado y devendrá en otro momento distinto, como ocurre con la vida misma.

      No todas las esculturas de arenismo gozan de la misma calidad estética. Las confeccionadas por artistas jóvenes tienen notoriamente menos detalle y prolijidad en las terminaciones. Las que se encuentran muy bien terminadas e impresionan por su naturalismo y expresividad, son generalmente las creadas por los artistas más adultos, experimentados y tradicionales. Estos artistas areneros de trayectoria son cuatro en todo el país, me cuenta Marcelo Amigo, quien por supuesto está entre ellos. Al respecto, comenta: “me preocupa que los artistas más jóvenes no se perfeccionen y que expongan obras hechas con poco cuidado. Este arte es muy original y por eso debemos conservar la calidad de la obra, para que se haga respetar por sí misma”.

    

      Pienso que es un lujo que contemos con artistas areneros de la calidad humana y artística de Marcelo Amigo, quienes se dedican a embellecer nuestras costas haciendo sabio uso de los recursos que ofrecen. La próxima vez que se tope con una de estas obras, recuerde que se encuentra delante de un arte público, efímero y poco común. Contémplelo, valórelo y…coopere con el arte.

 

Ximena Jordán

Master in Art Curatorship, Melbourne University

Licenciada en Estética PUC 

ximejordan@gmail.com

Imágenes y contacto con el artista: las imágenes de este artículo fueron todas proporcionadas por el artista arenero Marcelo Amigo, V Región, Chile. Marcelo Amigo trabaja de manera independiente y es contratado para encargos específicos. Consultas y requerimientos por favor dirigirlos a: arenaamigo1970@hotmail.com 

Powered by Qumana

Escáner Cultural nº: 
139
los felicito, muy buen artículo, que bellas fotos...AMIGO es un ejemplo para las personas de todas las edades.
Este es un tema muy interesante me ha sabido a poco pero ya sabeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Animino y seguir con este blog tan interesante. Comprar Loteria
wow, simplemente espectacular, es increíble ver como los dones del artista se manifiesta de esta manera, es hermoso y sobre todo el que podamos compartir este tipo de arte, y claro hacer un llamado a todos los que visiten las playas de Chile como de alguna otra ciudad que las mantengamos limpias y tratemos de conservar estas lindas obras de arte, FELICIDADES!!
Muy interesante y bello. Ya que estamos en el centro del territorio y no tengo muy cerca ninguna playa podría comparar esta expresión artística con el empleo de grafitis en nuestras playas citadinas que al iguales que los areneros, son efímeros y no por ello menos bellas y de carácter de denuncia social. Dignas de análisis muchas de ellas. Ocurrentes, reales, dramáticas etc.
Un granito de arena!! Mas que sublime las creaciones de Amigo, es indescriptible cuando se combina talento, pasión y amor al elaborar una obra de arte, mas a un cuando se trata de arte efímero. Al apreciar el arte arenero pienso, cuan tan noble es la naturaleza. Ciertamente pocos se preocupan de recolectar los contaminantes que otros tiraron. felicito a Amigo por compartir tan humanamente su talento.
Sorprendente AMIGO arenero, aun que tu arte es efimero de carácter público destinado a desaparecer en un lapso de tiempo muy corto es es impresionante poder contemplar las figuras realizadas y que simplemente el ingrediente principal es la arena llegar a la playa e incontrarte con una obra de arte de este tipo es genial, aunado a que lleva el mensaje de cuidar las playas y la preservación de las mismas no tirando basura.
He sabido de muy pocas personas que practiquen este arte, pero nunca había visto figuras tan completas y detalladas es algo increíble y que a su vez hace que se tome consciencia del grande daño que hacemos a nuestras playas contaminándolas, mas sin embargo con este arte te hace sentir que debes de mantener limpia las playas y así poder admirar toda obra hecha en arena. Y aunque son obras que duran poco tiempo son grandiosas.
He sabido de muy pocas personas que practiquen este arte, pero nunca había visto figuras tan completas y detalladas es algo increíble y que a su vez hace que se tome consciencia del grande daño que hacemos a nuestras playas contaminándolas, mas sin embargo con este arte te hace sentir que debes de mantener limpia las playas y así poder admirar toda obra hecha en arena. Y aunque son obras que duran poco tiempo son grandiosas.
Las obras que realiza son muy completas ya que como dice en el articulo no todas las personas se dedican al arte, es triste saber que hay personas que no admiran el esfuerzo que el artista hace por embellecer sus figuras y los detalles que me imagino que no ha de ser nada fácil de realizar una figura como las que nos muestra. Es admirable su trabajo y mas porque le gusta lo que hace y lo que transmite a los que aprecian sus figuras.
Indudablemente la creatividad del ser humano es grandiosa, así como el arte en hielo el arenismo es efímero, esculturas lúdicas para el deleite de nuestro niño interno, con un concepto innovador y ese desprendimiento hacia la obra que se crea , pues el saber que la vida y cuidado de ella está en manos del destino nos enseña a no tener ataduras ni aferrarnos a objetos que muchas de las veces sólo son continuación de nuestro ego. El permitirnos disfrutar del momento nos aligera el alma y volvemos a ser criaturas inocentes que podemos recrearnos en fantasías que dan equilibrio a nuestra mente. El arte arenero me remite a trabajar en un jardín zen, pues se logra una armonía entre el artista y el cosmos.
La creatividad del ser humano es asombrosa, el arenismo cumple una función lúdica muy importante en el ser humano, pues nos permite reconectarnos con nuestro niño interno, disfrutar de lo efímero de la vida, el no tener apegos que muchas de las veces sólo alimentan nuestro ego, nos proporciona un equilibrio con el cosmos al igual que cuando transitamos por un jardín zen, curiosamente ambos se construyen con arena, elemento natural que muchos de nosotros disfrutamos de niños jugando en un arenero o en la playa misma. El concepto del arenismo nos permite apreciar cada momento de lo que es único e irrepetible pues estas esculturas van cambiando segundo a segundo hasta desintegrarse y confundirse con un todo, así como el mismo universo.
es maravilloso saber que aun hay personas como el arenista que les gusta lo que hacen y le ponen mucho interés para que personas como nosotros disfrutemos la belleza del arte, es importante reconocer su trabajo y respetarlo cuidando que no lo destruyan, ojala y mas personas aprendieran a realizar figuras como las que nos muestra Marcelo.
Amigo muestra la destreza con la que se maneja un material natural en su mismo medio, la arena, haciendo de sus piezas naturalistas, esculturas que apelan a lo lúdico, a la imaginación y al niño interno, de una forma que no sólo acerca a los adultos a obras efímeras, sino a los niños. Al igual que invita a valorar este de tipo de obras, ya que su permanencia será pasajera, a la par de crear conciencia de los recursos naturales propios de las playas. Éste tipo de arte hace replantearse la idea del arte como algo que permanece, aunque se transforme con el paso del tiempo.
Un arte efímero, generador de disfrute y de impacto. El arenismo en la creación de Amigo resulta muy atractivo, fue una linda experiencia conocer los detalles de este arte.
Es interesante lo que se realiza con el arenismo: poder llevar castillos, monstruos, animales, personas y sueños en general; deviene como una actividad compleja, atractiva y lúdica, confabula con rastros persistentes de nuestra niñez y los mezcla con nuestro actual sentido del placer en lo visual, táctil, etc.; permanece la arena como imagen, imagen de sueño, o de temporalidad que se deshace y desvanece porque puede recrear lo inverosímil en la playa y al día siguiente aparece otra imagen, otro sueño; trae la inconsciencia de lo efímero, porque ¿no está la vida hecha del mismo material que los sueños?; así imagino la labor de Marcelo, haciendo sueños para niños y adultos; sacarlos de un estado de “percepción normal”. También, el arte que realiza parece reconstruir la idea de los ciclos, y quizá un poco de meditación, me recuerda los mándalas, ángeles circulares que desaparecían para ser nuevamente creados, pero nunca iguales.
No cabe duda que el arte puede ser creado con materiales poco usuales, quien diría que la arena siendo muy delicada y muy complicada para formar cualquier objeto, en las manos de un gran artista se puede convertir en una maravilla y conservarse intacta hasta que la naturaleza y el tiempo lo disidan. El arenismo como bien el articulo menciona es un arte efímero que las personas no deben destruir deliberadamente sino contemplarlo hasta que este mismo desaparezca con el tiempo. Felicidades al artista Marcelo Amigo por su arte y gracias por permitirnos conocer más sobre el arenismo y lo importante que es conservar y cuidar las obras pero sobre todo nuestras playas.
Arenismo, que impactante, sin duda un tipo de arte digno de reconocer, contemplar y sobre todo de valorar el que logre conservar y transmitir todo lo transmitible, aunque esto sea efímero pues su duración no esta pensada para durar por siglos sin embargo en el momento y lugar en el que se nos muestra podemos ir más allá de la contemplación perceptiva hasta el punto de poder lograr traer un impacto visual que envuelva al espectador en los más variados matices de sentimientos, sueños e imaginación que siempre en la fuerza de de un pensamiento son acompañados de matices con un núcleo de realidad y sueño al crear seres fantásticos y reales, dignos de admirar.
nunca he tenido la oportunidad de encontrarme frente a una arte como la que nos muestra a través de este guión, sin duda el trabajo que realiza Marcelo, dentro del arenismo es completamente profesional, aun siendo una arte efímera, permitiendo a su vez que los observadores y no solo niños podamos conectarnos e imaginar mas allá de lo que la obra de arte creada con la arena nos trasmite,ya que al observar esto en foto como yo lo estoy haciendo me deja impresionada, ¿pues como algo arenoso se puede formar en una impresionante pieza de arte tan de tallada y original?, Marcelo merece miles de reconocimientos por tan bello trabajo.
Me parece que el arte efímero es un suspiro para el creador, pero un suspiro que lleva consigo un intenso trabajo creativo, lo que lo hace tan valioso como una obra permanente. Las obras naturalistas de Marcelo son muy atractivas visualmente y a la vez sensibilizan o conmocionan por la estética tan perfecta con la que están hechas. Y acepto la invitación de Marcelo para respetar y difundir esta maravilla que sin duda despierta la curiosidad lúdica de cualquiera.
Las esculturas de arena o arte arenero me parecen geniales, llenas de creatividad, sensibilidad, diversión y alegría. Es increíble como el arte no y los artistas no tienen límites para regalarnos estas creaciones, en cualquier lugar, en cualquier momento... y en una playa, mejor. Encontrase a la orilla de la playa con estos animales fantásticos es muy bueno, regocijo visual de la naturaleza y del hombre. Además es imprescindible valorar y cuidar, tanto a la naturaleza como al artista, cuando nos dan estos regalos. Me encantó la obra de Marcelo Amigo.
Las esculturas de arena o arte arenero me parecen geniales, llenas de creatividad, sensibilidad, diversión y alegría. Es increíble como el arte no y los artistas no tienen límites para regalarnos estas creaciones, en cualquier lugar, en cualquier momento... y en una playa, mejor. Encontrase a la orilla de la playa con estos animales fantásticos es muy bueno, regocijo visual de la naturaleza y del hombre. Además es imprescindible valorar y cuidar, tanto a la naturaleza como al artista, cuando nos dan estos regalos. Me encantó la obra de Marcelo Amigo.
Las esculturas de arena o arte arenero me parecen geniales, llenas de creatividad, sensibilidad, diversión y alegría. Es increíble como el arte y los artistas no tienen límites para regalarnos estas creaciones, en cualquier lugar, en cualquier momento... y en una playa, mejor. Encontrase a la orilla de la playa con estos animales fantásticos es muy bueno, regocijo visual de la naturaleza y del hombre. Además es imprescindible valorar y cuidar, tanto a la naturaleza como al artista, cuando nos dan estos regalos. Me encantó la obra de Marcelo Amigo.
Las esculturas de arena o arte arenero me parecen geniales, llenas de creatividad, sensibilidad, diversión y alegría. Es increíble como el arte no y los artistas no tienen límites para regalarnos estas creaciones, en cualquier lugar, en cualquier momento... y en una playa, mejor. Encontrase a la orilla de la playa con estos animales fantásticos es muy bueno, regocijo visual de la naturaleza y del hombre. Además es imprescindible valorar y cuidar, tanto a la naturaleza como al artista, cuando nos dan estos regalos. Me encantó la obra de Marcelo Amigo.
Estas líneas han despertado mi curiosidad, hasta ahora no he tenido oportunidad de admirar este trabajo en vivo. Volcarse en este tipo de obras con esmero y detalle hace que tanto el artista como los espectadores valoren el arte efímero dejando impresa en la memoria la belleza momentánea. Además coincido en que hay que cuidar nuestro planeta.
es muy agradable saber que existen artistas de esta clase de arte el cual yo desconocía, ya que s´lo lo había visto como una cuestión lúdica e infantil, al ver el trabajo del artista en comento se valora la capacidad de manifestación del artista en asu trabajo no obstante lo efímero del mismo y se agradece el que se comparta este tio de pasión, al momento de realizar su obra. !grasias!.
es muy agradable conocer este tipo de arte y saber que hay artistas dedicada a ese arte. se agradece que el artista comparta la pasión por ese genero y mas se agradece el que comparta su pasión con todo el público. !grasias!
Me sorprendió, no tenía idea que se hacían esculturas con la arena y mucho menos que este tipo de esculturas que parecieran frágiles, no lo son. Espero que en México también haya artistas areneros, me encantaría ir a una playa y encontrarme con algunas de estas obras de arte. Las esculturas de Amigo se ven espectaculares.
No cabe duda que la imaginación y la creatividad son piedras angulares para la preparación de este arte público, efímero y emergente. Me encanta conocer innovaciones con respecto a los materiales y en este caso lo importante de estetizar el espacio público para la vida de las personas que las contemplan, irrumpen para beneficio
Me encanta saber lo maravilloso que es la imaginación expresada en la experimentación artística, el arte público y los beneficios de estetizar el espacio, lo efímero y emergente de estas esculturas.
Estoy en un café internet leyendo el artículo y no puedo evitar remontarme a las vacaciones familiares en las playas de nuestro país, Acapulco, Melaque, Barra de navidad, Veracuz y Oaxaca... cada playa con su singular belleza y con niños que en ese entonces como yo, jugábamos a construir castillos y figuras en la arena. Evidentemente es un arte efímero que personas adultas práctican, pero que si lo cuidamos cada día pueden ser conservados por algún tiempo corto y por tanto apreciados por personas que al igual que yo visitan la playa en busca de tranquilidad, diversión o un momento en familia. Me gusto mucho el artículo, que decir de las fotografía...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
7 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.