Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

DÍAS DE LLUVIA


    MIS dí­as son todos dí­as de lluvia.

    A veces

    una lluvia fina y cristalina,

    sensible y transparente

    que al caer

    acaricia el terruño como sin querer hacerle daño.

    Otras

    una lluvia soberbia y recelosa,

    traslúcida y salobre

    que como bomba que cae mansa del cielo

    esparce su ansiedad

    con cada gota.

    Pero la mayorí­a

    los dí­as son todos dí­as de lluvia,

    una lluvia que cae muerta del cielo,

    opaca, dañina, sin sentido,

    una lluvia que marchita todo lo que toca.

    Y ese cielo

    de oxidados nubarrones y epidémicas tormentas

    serí­a siempre un cielo azul,

    imberbe,

    desdentado,

    de horizontes siempre abiertos,

    si tú estuvieras aquí­.



    SI TU ESTUVIERAS AQUÍ

    SI tu estuvieras aquí­


el mundo girarí­a más deprisa que mi soledad

    y el Amor no serí­a un pájaro sin alas

    al que tengo que enseñar a volar todos los dí­as.

    Si tu estuvieras aquí­

    mis sueños que son tuyos dormirí­an a tu lado

    y el deseo no serí­a una ventana enladrillada

    con vistas a los besos que te debo.

    Mis futuros no serí­an pasados imperfectos

    y mis labios, adúlteros de ausencias,

    aprenderí­an a decir "te necesito".

    De no haberte conocido,

    ¿qué parte de mi alma se habrí­a quedado estéril,

    estéril para siempre?.



    LA VIDA ENSEÑA

    LA Vida enseña y el Hombre aprende.

    Aprende a soñar despierto,

    a nadar contra corriente,

    a vencer el miedo al miedo,

    a reí­rse de uno mismo,

    a aprender de los errores,

    a llorar en los entierros,

    a sufrir las despedidas.

    El Hombre aprende porque la Vida enseña.

    Enseña a morir de Amor,

    a vivir arrodillado,

    a perder las ilusiones,

    a invertir en desengaños,

    a tropezar con las piedras,

    con las mismas piedras siempre.


    El Hombre aprende,

    la Vida enseña y yo

    no he aprendido nada.

    Y sigo muriendo de Amor

    por quien de Amor

    por mí­ no muere,

    tropezando en las mismas piedras,

    malgastando la ilusión

    con quien nunca me ha llorado,

    con quién nunca me besó.

    El Hombre aprende,

    la Vida enseña y yo

    no he aprendido que los sueños

    son puntales de Esperanza

    derribados por la vida

    a golpes de desengaños.

    No he aprendido que los sueños

    se despiertan cada dí­a

    a golpes de realidades

    y se derrumban

    como castillos de arena

    construidos en el aire

    con el sucio acariciar de la rutina.

    Roce a roce.

    Dí­a a dí­a.

    Soplo a soplo.

    Grano a grano.

    Pero sé

    que aunque el invierno es duradero

    y que vivir me duele más

    que el mordisco de los perros,

    que soñar nunca se olvida.



EL HOMBRE Y LA VIDA

    EL Hombre se enamora de la Vida

    creyendo que le será fiel para siempre.

    Es por eso que el Hombre vive,

    se hipoteca,

    hace planes,

    sueña y se ilusiona.

    Es por eso que el Hombre

    invierte en futuros imperfectos,

    en futuros imprecisos,

    en futuros razonables.

    Viaja por el mundo

    con la maleta sin hacer

    porque se cree que la Vida

    es ese tren de cercaní­as

    que espera siempre en la estación.

    Pero un dí­a,

    cuando cree que el mundo es suyo

    y que la Vida come de su mano,

    la Muerte,

    que es paciente y está sola,

    se lo lleva a vivir siempre con ella.

    Y deja el mundo a medio hacer,

    las luces encendidas,

    los sueños sin cumplir,

    el video programado,

    la pasión en los felpudos,

    el Amor recalentado,

    las puertas del dolor sin cerradura,

    la ropa sin doblar en los armarios,

    el tiempo dislocado de futuros,

    la carne congelada en la nevera,

    la Vida agonizante de recuerdos.

    Y deja corazones destrozados,

    inconclusos,

    malheridos,

    corazones desvirgados por la angustia.

    Y deja corazones mutilados,

    solitarios,

    indecisos,

    corazones infectados para siempre

    por el lento caminar de la tristeza.

    Corazones como el mí­o.

    Y es que a mis años

    y después de ver como la Muerte

    se llevaba a mi familia,

    se llevaba a mis amigos,

    sé que cuando doblan las campanas

    están doblando por mí­

    y que la Muerte,

    puntual y seductora,

    es la más fiel de mis amantes.

 

POSTALES SIN REMITE


PARA
alguien anónimo como yo,

    bulí­mico de sueños imposibles,

    el mundo es como el patio de una cárcel.

    De una cárcel sin barrotes.

    De una cárcel sin reclusos

    preparando un plan de huida.

    Para alguien anónimo como yo

    la Vida se apuntala de Esperanza

    y el Amor,

    daltónico,

    distante,


    descosido,

    se escribe en tercera persona del plural.

    La ilusión se deshilacha de promesas

    y el futuro,

    hambriento de pasados,

    no tiene nombre ni apellidos.

    La pasión son unos labios

    con olor a naftalina

    y el corazón

    un buzón con postales sin remite

    que deambulan

    incansables por el mundo hasta perderse

    porque nunca tienen nombre.


    Y así­

    hipotecando el corazón en cada verso,

    voy marcando el camino de mi vida

    con las migas del pan de mis errores.


    Finales de Marzo.

    Debe ser Primavera.

     


    PALABRAS PARA LIDIA


HAS
nacido entre algodones

    con el alma prendida a la Esperanza,

    con el alma encharcada de futuros.

    Has nacido entre algodones y aún así­

    serás testigo de que el mundo

    gira más deprisa que tus sueños,

    que la vida se descose de promesas,

    que la vida se desangra de ilusiones.

    Andarás por caminos sin atajos

    con el alma hipotecada en cada huella,

    tendrás octubres,

    tendrás otoños,

    sentirás que la traición

    viaja siempre sin billete.


    Aquí­ te espera el miedo,

    la ansiedad,

    el vértigo,

    las dudas,

    la soberbia,

    los labios enfermizos de "te quieros"

    la luz artificial,

    los arañazos.

    Aquí­ te espera el dí­a,

    la razón,

    las drogas,

    el silencio,

    las arcadas,

    los besos con sabor a despedida,

    el sexo sin Amor,

    la indiferencia.


    Aprenderás que la pasión tiene nombre y apellidos,

    que la verdad es una linda mariposa

    que no sabe volar.

    Descubrirás que la vida se te escapa a cada instante,

    morirás todos los dí­as con el humo del tabaco,

    con el ruido de los coches,

    con las prisas,

    los horarios,

    con el lento caminar de la ignorancia.

    Sentirás que el cielo del que ya eres parte

    se te nubla muy de vez en cuando,

    muy de cuando en vez,

    que el cielo del que ya eres parte

    ni calienta ni ilumina,

    y te anula

    y te agota

    y te yerma de impotencia

    porque tienes alas

    pero no puedes volar.

    Verás que el desengaño nunca llama antes de entrar,

    que el orgullo y la inocencia se marchitan con los años,

    que el olvido se pasea por las calles del deseo,

    de un deseo que no dormirá nunca en tu cama.

    O tal vez sí­.

    Y aún así­

    comprobarás que haber vivido

    es lo mejor que ha podido sucederte.

 


ERNESTO "CHE" GUEVARA


LA
flor que siempre es flor de Primavera,

    el néctar que a los sueños da la vida,

    el humus de la tierra prometida,

    el triunfo de la lucha guerrillera.

    El mundo galopante de ilusiones,

    la rosa que ha nacido sin espinas,

    tu voz la voz de América Latina,

    tu luz la luz de nuestros corazones.

    El tiempo descosido de futuros

    recuerda en cada gesto al comandante,

    romántico, bohemio, reflexivo.

    La vida es un enfermo prematuro,

    la muerte es la más fiel de las amantes

y Ernesto "Che" Guevara sigue vivo.

 


 

Nacido en Madrid (España) pero alcarreño de adopción, Jaime Fernández, AMADO STORNI, (pseudónimo que adopta en reconocimiento a la poetisa argentina Alfonsina Storni), es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Su poesí­a se puede disfrutar en la dirección: http://es.geocities.com/poesia682004/



Para las personas que desean publicar: deben enviar sus escritos en el cuerpo del e-mail y breves datos biográficos a isa.abedrapo@gmail.com

Ni se les ocurra enviar libros, pueden hacerme llegar dos o tres poemas, no más por favor. Gracias.
Isabel Abedrapo, encargada de la evaluación y publicación de poesí­a en Escáner Cultural.

www.escaner.cl
revista virtual de arte contemporáneo y nuevas tendencias
año 9 - Número 93 - Mayo 2007

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 7 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.