Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

EL ACTO FEMENINO EN EL PERFORMANCE

Por Vicky Larrain

culturachile2007@gmail.com

Web:

http://www.arteypolitica.cl

ELIANA ORELLANA.

La mujer camina y mientras lo hace puede comenzar a quejarse de apoco y mas y tan fuerte que los transeúntes, a su alrededor o pasando, no sabrán si tiene pena, o esta enferma o lo que se les pase por su pensamiento.

Se quejara hasta caer en cualquier calle de la ciudad.

 

O es la prostituta de alguna esquina, sin representarla se acercara a los hombres y les dirá ¿Vamos?  Ve la reacción del hombre asediado, después le dice no quiero ir con Ud.

Con grupos de amigos que llama y la apoyan. Okupa casas vacías y en mal estado como desde el acto artístico de ocuparlas, para limpiarlas, pintarlas y decorarlas con materiales de deshecho, pintura que consigue, y creatividad.

Si cocina Y UNO LE PREGUNTA ¿TE GUSTA COCINAR? TE RESPONDE: ES MI RELACION CON LOS VEGETALES.

Su relación con la vida es un constante performance. Desde la manera en que viste y actúa.

Le cuesta marcar la estructura y solo inicia el método id

eado para luego intervenir en espacios como El Sofá,  centro de eventos, mientras los jóvenes bailan la música del momento, entrara desnuda y lento. Será recibida de manera agresiva, y con exclamaciones de “baila, baila”

Seguirá caminando y hay veces que se detiene y les habla: Yo solo estoy desnuda.

Su arriesgarse no tiene un límite, lo hace casi por defenderse de que se arriesguen por ella. A veces en algún bar o en la piojera, tocara a alguien por la espalda, solo eso, suave y como deslizándose.

Un hombre le respondió furioso en algún momento, NUNCA MAS ME VUELVA A TOCAR.

Su especialidad, las hierbas naturales, las usa en sus performances, dándole diversos tipos de agüita a la gente, para que te sanes de esto u aquello agrega.

Estudia los accidentes, caídas, golpes, espinas que se incrustan. Les da un motivo y esa noche se caerá muchas veces en su propio espacio interno y externo.

Cuando le propones estar en una obra de representación, SI LE CUESTA:

Dice: es que esta muy marcado, no puedo.

Subiendo el camino del Cerro San Cristóbal que lleva a la virgen, se sentara en cualquier banca y comenzara a expresar la sensación del cansancio, esa de ella y de todos.

PERSONAJE PERSONA

En este caso cuando se trabaja con el concepto del personaje: Machi; sanación, fácilmente Eliana, se mezcla con el ritual, ella es eso, un rito constante.

Los sonidos que emergen de su voz, los lamentos, las palabras irreconocibles son de ella y asimismo de la machi. Se confunde con esta última, la trae hacia si y lo logra.

En la foto con Romina Rojas, sanación de Violeta Parra.

REFLEXIONES EN LAS QUE SE BASA.

Tomar de la vida cotidiana su principal material de trabajo. Los sucesos de cada día...son su materia prima. El performance se  descontextualiza del ambiente que suele definirlos y los reconstruye... para cambiar o alterar su significado inicial o para transformarlos en metáfora de alguna idea, disociada ya del evento original... puede valerse del acto de comer..., de la extracción de sangre

Eliana  estudia los performances  de Lorena Wolffer, como el cuerpo es conducido en el binomio cuerpo-sensación/ cuerpo-territorio primigenio, visible y experimentado, es el cuerpo-sentidos (no sólo sensual), que se mueve con la lentitud y la delicadeza resultantes del ritmo performático propiamente dicho en cada pieza.


Eliana se da cuenta de esa dualidad de energía y purificación da un aura a la génesis de las sensaciones, según el suministro de a-expresividad facial, que contribuye a la semiosis total del cuerpo en los performances de Elena .en situaciones extremas: ataduras, aprisionamientos, contenciones que duran largas horas, sujeción, en fin, que se transfigura en gotas, salpicaduras y manchas de sangre sobre la piel. El cuerpo femenino deviene, performáticamente hablando, el lugar en donde un sentido político-sacrificial -jamás sacrificado(r) o víctima--, es fortalecido por el rojo, y el negro y el blanco, a veces que, aún no teniendo la misma jerarquía del primero, codifican la sucesión de acciones en las obras, compenetrándose, finalmente, con aquélla.

( Cita de archivo virtual de artes escénicas)


Asimismo asistió en uno de sus recorridos por el mundo, al performance Báñate  y a operas primas de performance de Lorena, donde  la sangre genera y posee una vision estética y simbólica autónoma, una poesía primitiva , agazapada en la mancha que inunda y gana extensión. En ambos performances, la sangre y la germinación performática forman uno de los ámbitos notables de la obra de Wolffer:  lo femenino que no sólo resignifica lenguajes hacia una crítica de la situación de la mujer en su vida privada, pública y social cotidiana, sino crea, en y a través del cuerpo, lenguajes cuestionadores de la sexualidad y el dolor manipulados, o que se ejercen en una sobria e intensa expresión. La realidad se embarca en un devenir femenino-político que abraza, yendo más allá de la mujer misma, una crítica social que reconsidera a la patria al amparo de un refrescante no-nacionalismo.

 En Báñate, Lorena untó de sangre su cuerpo, la manejó como un bálsamo antiguo, casi un tatuaje amorfo; pero es también, desde el imperativo que nombra la pieza, "báñate", un ritual reiniciático. El ser y el cuerpo femeninos hacia sí y para sí, son una implicación del "otro" en renovada significación --ya que está destinado a ser visto--, de intensidad creciente, sellada por la roja sangre abundante que la baña completamente hasta llegar a un "abrazo de sí" que recuerda el aro en que el cuerpo del feto se ovilla. Baña el cuerpo en un afán de decodificación tan actual y contundente como el latir del corazón que acompaña el despliegue. 

De estas reflexiones se acompaña Eliana Orellana, 30 años y volando, 30 años y el cuerpo al universo. Hace sangre desde la betarraga. No va más allá, todavía.

Es como si fuera una ameba que se deja tomar por cuerpos imaginarios.

ESPECIAL.

 

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
10 + 10 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.