Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

 


ALBERTO LAGOS – FOTOGRAFIA DIGITAL

Por yto.cl

Gran fotógrafo, sin duda, de personalidad extrovertida, sin pelos en la legua, Alberto Lagos trabaja en sus Panorgánicas del micro y macro paisaje con entusiasmo y amor. Lo conozco desde que fotografiaba las exposiciones y esculturas de Francisca Núñez, poco después de su vuelta a Chile, con dedicación, un poco de locura y su Sandra al lado, apoyando sus proyectos y siempre, siempre, con su cámara y sus sueños. De energía inagotable se ha ganado mi respeto y admiración.

Este año viajamos junto a otros artistas, invitados por Claudio Rivera-Seguel a la exposición DigitalChile08 en Montreal. 15 días de convivencia, en donde tuve la oportunidad de verlo vivir como fotógrafo, su cámara heroicamente sufriendo las inclemencias del tiempo, en manos del fotógrafo incansable, siempre atento a la ciudad y sus detalles, las huellas en la nieve y recreando en imágenes la breve aventura de los viajantes.

Al final de este artículo encontrará un resumen de la trayectoria del artista, y en sus apasionadas repuestas, podrán conocerlo a fondo, ya que Alberto no vive una impostura, es un hombre tal cual, que conquista con su sinceridad.

Puedo dar testimonio del éxito que tuvo su trabajo en Montreal, el público se sentía cautivado y atraído por su instalación fotográfica, que le dio la nota de color y de paisaje chileno a DigitalChile08.

Basta de preámbulos, les dejo aquí la entrevista, que es lo que nos interesa…

-Háblame acerca de tu niñez, por favor…

Hermano hombre de “la parejita”.

Papá profesor de Ed. Física, Mamá secretaria … “my mama is sweet, and my papa ist a good looking”.

Nací en el Barrio Pila – Alameda con Gral. Velásquez , de ahí venían las Pila-Ñuñoa y las Pila-Cementerio. Al barrio se le llamaba así porque en el bandejón central de la Alameda hay una pileta con un niño y un ganso: antigua estación “Pila del Ganso”. Debo haber tenido no más de dos años cuando nos mudamos del lugar… y entonces, desde que no me acuerdo porque era una guagua y hasta los 12 años, viví en la Villa Olímpica de Santiago.

Perícles 1522, dpto 214, Block 5. Supongo que fue entre el 63-4 y el 75. de ahí son mis primeros recuerdos… el niño del depa sobre el mío cumplía año el mismo día que yo, al principio creo que fue mi mejor amigo pero es posible que al principio fuese mi único amigo, porque mi mejor e indiscutible mejor amigo fue “El Moscarrata”, el Pablo, bueno por harto tiempo hasta que apareció el Félix aunque no fue lo mismo porque el Félix era compañero de curso… teníamos una banda de unos 20 niños y niñas de la misma edad, a los que se le sumaban otros 20 más –“las relaciones”- producto de lo afines que éramos con nuestros hermano(a)s respectivo(a)s.

Fueron momentos de juego y descubrimiento… por la ubicación y sin querer andar pelusiando, nuestro patio era el Estadio Nacional y nuestros dominios se extendían desde Irarrázaval hasta Carlos Dittborn y desde Pedro de Valdivia hasta San Eugenio… el resto también era nuestro, solo faltaba conquistarlo…

De ese tiempo también data el primer amor y el primer recuerdo de los colores del atardecer…

Los veranos eran intensos… la onda era almorzar, coger solo toalla y traje de baño y partir a la piscina… hola Don Wunter, chao Don Wunter…                                 En invierno y por lo mismo éramos algo más caseros pero no fanáticos. Nunca faltaba el ir a tirar piedras a la piscina llena de sapos del Bactereológico, actual Instituto de Salud Pública… o jugar a los tres hoyitos… a la troya… al caballito bronce; cuando éramos los 20 pendex, ayayayyy… y una tracalá de otras entretenciones infantiles sin contar con las pichangas y los partidos de tenis con paletas de playa… con la gota espesa de sudor corriendo por sienes y mejillas coloradas.

Una vez  me enterré y quedé enganchado de la muñeca en una punta de fierro de una reja de protección mientras jugábamos a la pelota: donde la Señora del perro Pillín, tratando de atajar un penal… otra vez tuve que levantar un grillaje metálico para liberar un dedo del pie de mi hermana que colgaba después de un desatino en no se que juego… también estuve a punto de quedar tuerto cuando no obedecí instrucciones y me fui a parar amermeladamente detrás del columpio que estaba siendo utilizado por mi hermana, estuvo cerca, todavía conservo la cicatriz… En otra oportunidad crucé Av. Maratón distraídamente cuando un auto se aprontaba a cruzar mi trayectoria… me acuerdo del bocinazo… del haberme quedado paralizado mientras el conductor aplicaba desesperadamente los frenos para no impactarme, viendo como el auto se arrastraba chillona y gravemente hacia mi… como en las películas, en cámara lenta… hasta que por fin se detuvo a escasos centímetros del “cabro conch…” que emprendía la huída corriendo desaforadamente sin rumbo fijo, pero en línea recta, hacia el interior de la Villa Olímpica… Creo no haber corrido nunca más rápido que en esa ocasión… los amigos que estaban conmigo ese día no pudieron darme alcance y fueron a encontrarme tres cuadras más allá…

También hice muchas cosas que no se relacionan con lo sanguinolento ni con lo peluzón. Me gustaba dibujar y también fabricar aviones de plumavit que después hacia volar… tenía una especial predilección por ver pasar una vez al año “el paseo de los huerfanitos”; no creo que todavía se haga eso… se trataba de un paseo que ofrecían los taxistas a los niños de los hogares de menores… seguramente los traían al Estadio y por eso yo los veía pasar por Av. Grecia… venían en caravana, con los autos adornados de serpentinas y globos, tocando la bocina y con todos los chiquillos cual ramillete asomándose por las ventanas de los vehículos… tocando cornetas, arrojando chayas y saludando alegremente a los transeúntes y a quienes quisieran apreciar su felicidad… ahora que lo pienso, me hubiese gustado ya ser fotógrafo en esos tiempos… “el fotógrafo es la memoria de sus contemporáneos”…

Odié a mi querida hermana el día de mi cumpleaños en que ante todos; y ante “ella” comenzó a molestarme con que “le gusta la María Eugenia… que le gusta la María Eugenia”, y dale con lo mismo, creo que ese día tenía pensado, si lograba atreverme, decirle que estaba loco por ella… que hacía mucho rato que solo pensaba en ella… que era amigo de su hermano solo por estar cerca suyo………. Era mas rebonita la María Eugenia: 1er amor inconcluso… su mamá también era guapísima, pero claro… cero posibilidad.

Disfruté con un micro-programa de televisión que daban antes de las noticias y que trataba de las aventuras de PATAFIL Y FILOPAT, dos personajes animados de alambre sobre fondo negro, la cosa más simple y minimalista que podía haber… eran tan divertidos y hacían tantas travesuras que me retorcía con sus ingenios. Era creatividad pura, sin artificios ni parafernalia… procedían de un país del Este, no recuerdo de cual pero cada vez que puedo, y me acuerdo, cuando estoy frente a alguna persona de mi edad o un poco mayor, le pregunto si tiene el recuerdo de alguna vez haber visto esos “monitos”. A veces alguien ha asentido, pero al igual que yo no puede recordar en específico algún detalle o argumento… solo el recuerdo de lo simple, de lo entretenido y de lo maravilloso.

Me hice preguntas… busqué soluciones…construí puentes y rascacielos con palos y cartones…

s de una vez quemé los tapones tratando de entender como funcionaba la corriente eléctrica… cuando eso pasaba y quedábamos sin electricidad había que ir a buscar al Loco Titín, que con un pelito de cobre los reponía en funcionamiento.

Disfruté a mis padres... Subí un cerro… nunca faltaron las vacaciones

Me acuerdo de la transmisión de TV de cuando el hombre llegó a la luna… 

Me acuerdo  de haber presenciado el Bombardeo de la Moneda. A lo lejos veíamos un avión que lanzaba el rocket y segundos después se veía y escuchaba el fogonazo… era impactante para un niño NO vietnamita, NO árabe o NO israelita y que solo tenía conciencia de lo bélico a través de la historia, de las películas y de la serie “Combate”, con Vic Morrow…  No pudimos permanecer por mucho rato… justo lo que conseguimos de tiempo para escaparnos un ratito de casa para ir a ver desde el punto estratégico que “solo los del club” conocíamos. Duró poco también porque en lo mejor  pasó un helicóptero disparando hacia el paquete de mirones sobre la azotea del Bolck-2… nos disolvimos y calabaza, calabaza… Ratatatatatata!

Después vivimos nuestro patio trasero; el Estadio Nacional, como Campo de Prisioneros…Ratatatatatatatatatatatatatatatatatatatatatata.

Yo tenía 11 para el 11.

Al año siguiente nos cambiamos de casa… Adiós Moscarrata… Adiós María Eugenia…

¿Cuándo descubriste que tu camino era el arte?

Yo iba a ser arquitecto, pintaba rebien para eso, pero me desilusionóun amigo mayor que ya estaba estudiando arquitectura diciéndome que era un iluso si pensaba en que construiría esos edificios, aeropuertos y casas maravillosas con que soñaba… Me dijo textualmente: “Olvídalo, puro DFL-2… con suerte te vas a construir una casa rica para ti… pero lo que te espera ya lo sabes… DFL-2”. Ahí quedé tirado. Tal vez podría haber insistido tratando de forzarle la mano al destino pero no fue así.. DFL-2, DFL-2, DFL-2.

Ese mismo año salí de Cuarto Medio… quedé Out, sin rumbo… No sabía que hacer… Mi viejo me compró un par de ternos y habló con un amigo suyo para que me diera trabajo en su empresa con tal de no tenerme mosqueándome en casa. Lo pasé rebien igual hasta que llegado el verano renuncié a la pega porque el verano y las vacaciones eran sagradas … Fue ahí que apareció mi primera cámara, instamatic nomáh pero con buen mono, y con el alto auspicio de mi “suegra” del momento quién me dio chipe libre para disparar la cantidad que quisiera y lo que se me antojase…ella corría con los rollos y los revelados… de seguro que en esa instancia la polola fue mi tema central, pero igual investigué y traté con puro acierto no más de buscar y encontrar, de llenar el cuadro, que la perspectiva, que la fuga, que los planos y una cantidad de cosas que se manifestaban y que se agregaban al cuadro y que decían cosas… entendí que me enfrentaba a un lenguaje rico e infinito … Me gustó muchísimo esa experiencia… fue un verano redondo… Una vez terminado eso y de vuelta a mi incierta realidad ocupacional esta vez fue mi Madre quién asumió la delantera. Compro todos los diarios y suplementos relacionados con la Enseñanza Superior y me los enfrentó instándome a que eligiese una carrera que me interesase estudiar… La experiencia de la foto en el verano estaba fresquita por lo que no me costó nada decidirme… estudiaría Fotografía y sería un artista… para convencer a mi Viejo, con la siempre valiosa y estratégica ayuda de mi Vieja,  me matricularon en la especialidad de Fotografía Publicitaria, aunque creo que fui a una sola clase, por que eso de ser artista a mi Padre le parecía lo más poco rentable, no se equivocaba…. Además, en esa época para mi Padre: 1980, los fotógrafos solo trabajaban en los diarios o en las plazas con cotona blanca y un caballito…

¿Dónde estudiaste y con quién?

Fotografía en la Escuela de Foto Arte de Chile, con Hernán Soza, Patricia y Ángel.

Licenciatura en Arte y Letras Modernas en la Univesidad de ParisVll – Jeussieu. Francia.

¿Te gustaría hablar de algún artista que haya tocado fondo en ti?

Puchas son tantos y diversos en estilo y temáticas, pero de los clásicos por citar solo a uno no podría dejar de referirme al genio de DaVinci, por su incansable búsqueda de la verdad, por su versatilidad y por su talento. Y también, pero más específicamente a una obra del barroco Rembrandt: EL BUEY DESOLLADO… pucha la obra pa’wena, algún día la recrearé en fotografía… no será fácil (o pueda que si lo sea) por que pictóricamente el trazo es grueso y violento, casi expresionista… esas son cuestiones que en fotografía no se dan y por tanto hay que inventarlas…ese es un elemento importante que debiera existir o estar de manifiesto en mi recreación no pictórica…  la luz y el ambiente no presenta ningún problema… en la representación de dicha realidad está todo el cuento, todo el misterio del asunto.

De los contemporáneos Marcel Duchamp, Jackson Pollock, Gerhard Richter, Sigmar Polke, Anselm Kiefer. Eric Fischl, Gilbert y George, Christo, Richard Serra, Jean-Michel Basquiat, Andy Warhol, Juan Castillo, Lotty Rosenfeld, Gonzalo Díaz.

De los  fotógrafos: Robert Frank, Paul Strand, Robert Mapplethorpe, Irving Penn, Richard Avedon, Helmut Newton, Man Ray, HCB, Ansel Adams, Imogen Cunningham, Edward Weston… Y tantos más, entre pintores, escultores y fotógrafos que menos mal no logro recordar porque harían posiblemente demasiado larga esta lista,

Eso si, me cargan, pero eso también puede considerarse como que hayan tocado fondo: Cindy Sherman, Salvador Dalí, Hans Bellmer, la chilena Zaida González (me patea), un fotógrafo gringo con nombre francés del cual no puedo acordarme como se llama que produce recreaciones y alegorías. ME CARGAN LAS ALEGORÍAS FOTOGRÁFICAS, SON LO MAS CHULO, FOME, FACIL-DIFICIL, TIESAS Y POCO CREATIVAS QUE EXISTEN, hay otro fotógrafo con nombre medio polonés medio judío que también le da a la alegoría: OTRO CHULO SUSTITUTO MÁS.

¿Te identificas con algún estilo o con alguna generación de artistas en especial?

No absolutamente… pero si tuviese que hacerlo me iría al equipo del POP y a los de la FOTOGRAFÍA DIRECTA.

¿Cómo es la cosa en Valparaíso, específicamente?

Valparaíso es un Arte en sí… pero no existe un circuito comercial del arte. Lo que posiblemente sea para mejor. No hay galerías y los intentos de algunos valientes han fracasado por falta de gestión empresarial y cojones. Solo hay dos galerías de arte dependientes de universidades. Una de la U. de Valparaíso y la otra de la U. De Playa Ancha… menos mal… ah también hay dos vitrinas que funcionan para instalaciones y unos pocos mercaderes de cuadros y láminas.

Sin embargo, y sin querer ahondar en la picantería del dinero, VALPARAÍSO ES TOTAL, es una ciudad a escala humana, hay transparencia, color, profundidad, contraste y gente de pueblo, los estratos sociales cohabitan en todos los barrios. En las poblaciones y barriadas; generalmente ubicadas literalmente en la punta del cerro, la gente modesta puede proyectarse incluso en la ilusión de un porvenir porque puede mirar más allá, ver el horizonte y el color del horizonte. Un pobre de la Montedónico no enfrenta su miseria con la misma brutalidad y con ese leitmotiv perenne y absoluto de un poblador de un campamento o de una villa miseria del Gran Santiago o de Alto Hospicio. Pareciese que aquí se pudiera ser pobre sin sufrir el vejamen del prójimo. Para vivir aquí hay que ser choro porque hay que subir cerros y sortear los caudales de agua que se desparraman cerro abajo durante las lluvias en invierno. La expresión: choro del puerto, tiene que ver con eso, con el espíritu aguerrido, con la entereza, con la dignidad, y no solo con la acepción amarillenta, sensacionalista y mercantil del maleante que los mediocres y comerciales programas televisivos quieren dar. Sí, en Valparaíso hay patos malos pero no más que en cualquier otra gran ciudad. No todos somos cogoteros y truhanes como la tele quiere hacernos ver. Sí, Valparaíso es pobre… pero esa pobreza es la que la salva de la destrucción en manos de especulantes promotores inmobiliarios capaces de vender la madre por unos cuantos dólares al primer sujeto en busca de exotismo. Valparaíso es pobre, pero si hubiesen lukas estarían todas las casas por el suelo y en su lugar se habrían levantado torres y condominios (DFL-2)… ordenaditos y atosigados… con florcitas arriba en los postes de luz… y guardias con walky-talky en patrullas motorizadas y a  caballo con uniformes al estilo de la policía montada canadiense que los harían verse muy monos… Pero bueno, como no todo es perfecto, dichos mercenarios ya lograron hacerse para ellos las mejores zonas de los cerros Alegres y Concepción para entregárselos a santiaguinos en busca de exotismo, los que pronto comenzarán a demandar su independencia para desmarcarse de la rotería porteña.

Valparaíso es real… Valparaíso es auténtico… Es la única ciudad de Chile que NO tiene Mc Donalds… Valparíso no tiene Plaza de Armas por que nunca se fundó, solo fue descubierto y por tanto no existe la típica distribución de los estamentos alrededor de la plaza: alcaldía, correos, iglesia, etc. Valparaíso se fue poblando espontáneamente, sin Alarife y sin Señores que distribuyeran la tierra. Valparaíso es la población callampa más grande de Chile. Valparaíso es una ciudad potente y creativa porque cuenta solo con ella misma y con su gente.

Háblame un poco de tu vida en Francia.

Viví en  París del 84 al 94. La idea era salir de Chile por un par de años para cachar El Viejo Mundo… finalmente me quedé 10 años sin darme ni cuenta…

Así como siempre he sido santiaguino y ahora soy porteño, también reclamo  mi apartenencia a París: Je suis parisien, Madame… dejé mi pelo allá… Oh! cabellos ondulados, atributos de mi vanidad, ¿por qué me habéis abandonado?… solo para parafrasear un poema de Gregory Corso.

Gané algunas cosas y perdí otras. Aprendí mucho y obtuve grandes satisfacciones. Formé colectivo con Juan Castillo (“Sácale la Chucha”, “A 500 años de Colón”, etc). También con Jorge Said: “Por la razón o la fuerza” y otros mostos. Oficié de Director de Iluminación y Director de Fotografía en grandes teatros y producciones. En un principio no niego haber pintado alguna casa o haber diseñado y construido algún agenciamiento de oficina… nunca lavé platos pero lo habría hecho si hubiese sido necesario.

Cuando todavía no había quedado calvo me teñí el pelo azul… mi mejor amigo y mi polola estaban platinados… mi mejor amiga se lo tiñó de rojo, crespa y colorada… éramos terriblemente taquilleros… duro poco igual… ligerito el azul comenzó a desteñirse transformándose en verde, después en verde claro para transformarse definitivamente en rucio y empezar a mostrar las raíces oscuras… ¡qué atroz!… en ese momento tuve que concentrarme en mi próxima paternidad por lo que volví “a mi color natural” y ligerito después quedé calvo….

Integré el movimiento de los Squatts Artistiques (artistas-okupas). Con ellos instalé taller en empresas y/o sitios abandonados que en algunos casos nos tomamos directamente, o en el que íbamos de invitados por otros okupas para participar y poblar después del acto de toma propiamente tal… mi primer taller fue en una antigua imprenta: “el ojo del ciclón”, después en un garage-estacionamiento: “le garage 53”, en el convento des Recollets: “le couvent”, ese era grandote, se unieron hartos squatters para sostenerlo, igual nos sacaron con cuática, mi taller era buenísimo: grande y luminoso, estaba en una de las torres de un convento del siglo XVI… En los Squatts trabajaba principalmente la escultura… asamblajes fierro-género, fierro-concreto, les metía fotos entre medio, hacía instalaciones y performances… el convento duró un año intenso de actividades y de creación. Después de la expulsión hubo uno que otro Squatt de emergencia donde no me involucré mucho, hasta que con un grupo selecto de Artistas Squatters nos tomamos el “36bis”… anteriormente empresa de oficinas de algo relacionado con computadores (habían muchos). En la cuadra donde se encontraba, estaba esa propiedad y la piscina municipal, nada más… en verano los muy patudos nos pasábamos de noche para darnos nuestros baños en solitario… lo hacíamos piolita, nunca nos cacharon… En el 36Bis ocupaba el bungalow del jardín como taller y una de las habitaciones de la mansión de época para dormir y quedarme a veces. El resto era un edificio de oficinas con los otros talleres y laboratorios y una recepción de clientes que transformamos en galería. En todos los Squatts siempre había un grupito de chilenos… le poníamos wendy… Duró un poco más de un año porque al final igual nos desalojaron… En ese entonces yo tenía una suerte de amigo-mecenas que se paleteó y me pasó para que utilizara libremente una de sus propiedades; bastante céntrica, en la que el sólo guardaba en el sótano algunos implementos de su empresa constructora. Me fui para allá con la Sandra, mi polola también artista y con el Kaï, amigo y talentoso fotógrafo alemán.

La propiedad en cuestión era una casa de dos pisos. El de arriba de habitación y el de abajo era una boutique con oficina con vitrina y otras dependencias más. Estaba en la calle Des Fonds  Verts (de los fondos verdes) por lo que bautizamos el taller como ATELIER DES FONDS VELVETS. Fue rebueno porque ahí instalamos el taller y el laboratorio, y la oficina con vitrina la dejamos de vitrina-galería. Choro pero extraño como para instalar una galería, se trataba de un barrio como: Avenida Matta con Santa Rosa, na’que ver para instalar una galería de arte… pero bueno era una galería alternativa… nuestra calle era mucho más angosta que las citadas pero con mucha afluencia de gente y de locomoción colectiva, la cual cuando el semáforo daba el rojo quedaba por lo general largamente estacionada frente a la vitrina… visto eso decidimos que en aquella oficina invitaríamos cada dos semanas a otros artistas amigos o conocidos a realizar instalaciones y performances… Lo hacíamos en serio y sin meter bulla… siempre nos poníamos a mirar la cara de la gente que desde la micro observaba nuestras cuestiones… era entrete, para nosotros y para ellos… solamente un cartel en la puerta informaba de quienes éramos, lo que pretendíamos, de quien era la autoría y de que se trataba la obra en curso… Eran puras obras experimentales, no directamente comerciales como cuadros para colgar en una pared de un living… Como estábamos fuera del circuito de las galerías pero comenzamos a causar cierto impacto nos hicimos notar y a los tres meses ya teníamos gente golpeando y llamando al taller para proponer sus trabajos y proyectos… fue bonito porque se dio solito… sin cálculos, pretensiones, ni carta Gant… a los expositores solo le pedíamos una cooperación para la cuenta de luz porque nunca la apagamos… día y noche durante un año y medio… después todo acabó cuando Michel; mi amigo-mecenas, tuvo que vender la propiedad… lo que coincidió con los últimos meses antes de emprender el retorno a Chile y por tanto con el plan de hacer y juntar dragmas, doblones y drenarios.

La evolución de tu trabajo. Los inicios…

En el fondo creo que mi fotografía  ha sido casi siempre la misma y he ido haciéndola sin darme cuenta, encarando de frente y buscando el “objet trouvé” dentro del espacio banal… o de esa banal banalidad del cotidiano.

La evolución está en haber encontrado en un principio la relación existente entre los negativos yuxtapuestos en el film, lo que derivó posteriormente en la visión panorgánica cuando esa yuxtaposición fue más latente y manejable en el archivo digital y su multiplicidad.

A eso hay que agregarle mi paso por la escultura. Todo un tema y periodo que viví en París e inédito en Chile, y el trabajo con las emulsión fotográfica a la goma bicromatada que comencé igualmente en París y que he continuado en Valparaíso. Ahora bien, tanto en la escultura como en las Gomas siempre han presentado aspectos minimalistas y se ha dado el concepto de multiplicidad,  ya que por series o por que así me gusta, siempre van acompañadas y presentadas en paquete.

¿Qué es lo que haz hecho hasta ahora Alberto Lagos?

He amado… he viajado… he tenido hijos… he pagado el colegio… he pagado las cuentas… he quedado a oscuras, sin agua y sin teléfono porque no he pagado nada… he trabajado… he descansado… he estudiado… he sufrido… he metido un gol… he metido las patas… he perdido… he ganado… he mal gastado… he enseñado… he conocido… he soñado y he tenido insomnio… he creído y me he equivocado… he aprendido… he maldecido… he vuelto a amar, una y otra vez… he sido bueno y he sido malo… he sido fiel, infiel, feliz e infeliz… he perdido mi cabello y he engordado… he arrancado y he apretado cachete… he experimentado… he sido absolutamente categórico y he dudado… he sido libre, liberador, libertario, y libertino… he visto y no he querido ver… he dejado cosas inconclusas… he  cerrado mi corazón… he cerrado los ojos para no ver… he sido justo… he sido injusto… he sido alguien y no he sido nadie… he tirado cheques sin fondos y he recibido suculentos chocosos… he dado monedas a un pordiosero y he sido retribuido con un: “gracias, príncipe mío… he perdonado y me he perdonado… he ofendido… he defraudado… he profesado… he mentido… he tocado… he escuchado… he recibido una patá por el poto, un combo en la guata, un charchzo con bronca pero también he obtenido una flor…he penetrado y he pasado por el ladito haciéndome el leso… he salido para no volver e igual he vuelto… he querido ser y nunca he sido… he cambiado… he chamullado… he sido apresado y he sido encarcelado… he provocado accidentes y alteraciones… he ordenado… he ordeñado y dañado a mi prójimo… … he amado a flaquitas y enamorado a gorditas… he engrupido a belgas y mapuchitas… he encantado serpientes con música y a mujeres con palabras… he sido un ave errante y también un aberrante pajarraco… he rockeado… he punkeado… he vuelto a meter las patas… he sido divertido, creativo y fome… he equivocado el camino, lo he encontrado y lo he vuelto a perder… he sabido servirme de mi lengua, de mis manos y de ti… he visto minas piluchas en internet… he querido ser Rocco Sifredi y culiarme a la Victoria Páris, a la Sandra Scream, a la  Julia Chanell y a tanta camboyana rica y califa… he puesto todo a tu disposición y ni siquiera me haz tomado el pulso… he reclamado tu fuego y me haz regalado un encendedor… he dejado de fumar y he recaído tantas de veces… he castigado y te he vuelto a perdonar… he requetecontra metido las patas por que he sido torpe… he sido un vagabundo… he sido un mercenario… he sido misericordioso… he sido recto, erecto y cacho´eparagua… he sido chueco… he deseado que no me miren pero igual me he puesto a la luz… he sido un santo, un pobre hueón y un hueón iluminado…he loqueado… he blasfemado…he buscado la belleza y como mi compadre Arturo la he encontrado amarga y la he injuriado… he perjudicado a un pobre… he beneficiado a un rico… he sido un concha de su madre… he sido un donjuan y me ha gustado manipular tu corazón y tus caderas… he sido franco y he salido pa’tras… he mentido y me han aplaudido… he abofeteado tu cara y he sido cobarde… he sido valiente, generoso, roto e’mierda, vanidoso y gran señor… he pretendido volar y no he tenido papelillos… he usado lentes de vista sin aumento para parecer interesante… he mantenido la ilusión… he hecho cosas que mejor ni te cuento… he cantado nuestro amor mirando a nuestros hijos mientras duermen, mientras juegan, mientras crecen… he develado… he revelado… he velado por tu sueño…  he fotografiado… he refotografiado y he vuelto a fotografiarte porque te amo… he sido… no he sido… he querido no ser e inexorablemente lo he seguido siendo… he amado tanto que para recuperar tu amor he dejado todo para ser tu sombra, la sombra de tu sombra, la sombra de tu perro… he vuelto a enamorarte y solo he conseguido perderme en amor y caer a tus pies……..

A

IDO

AMADO

QUERIDO

VENIDO

DADO

TENIDO

LIMADO

LAMIDO

METIDO

GEMIDO

TOMADO

GOZADO

JADEADO

FROTADO

LLAMADO

SOMETIDO

CALENTADO

ARREMETIDO

ENDURECIDO

CONSOLADO

LUBRICADO

EXALTADO

TOCADO

APRETADO

AGARRADO

COLOCADO

CHUPETEADO

 

¿Qué me puedes decir con respecto a la fotografía en general?

En general no sé, pero La fotografía es la democratización del arte.

¿Cambios significativos con la fotografía digital?

Ya que la tecnología permite al hombre satisfacer sus necesidades, creo justo indicar que la fotografía digital, en conjunto con todos los sistemas y procesos que involucra, permite al ser humano tener un mayor y un mejor acceso a la representación y (re)conocimiento de si mismo, otorgándole por tanto más democracia al arte, ósea: a la vida.

¿Qué estás produciendo hoy? 

Por un lado estoy armando panorgánicas de las capturas traídas de Montreal… Armando otras panorgánicas con temas que apenas he descargado y no procesado por falta de tiempo… Y haciendo nuevas capturas para hacer más panorgánicas, en fin, siempre estoy en eso.

Por otro lado estoy optimizando la formula de la emulsión fotográfica a la goma bicromatada, la que imprimo sobre azulejos. Hasta el momento he logrado una buena producción a base de tierras de color. Han gustado y vendido y tengo unos pedidos que hacer. Son súper estables y funcionan súper bien pero no soportan los 700 grados de calor del horno cuando entran para “la quema” (el esmaltado) que sella en la masa la imagen, indispensable para que vayan a la intemperie y nada las ataque o corroa. En ese proceso la tierra se quema y la imagen casi se desvanece. Estoy cerca de lograrlo. Si lo consigo podré presentarme a concursos de arte público a los cuales me están invitando.

¿Cómo ha sido la experiencia DigitalChile para ti?

Fue súper gratificante poder participar y obtener la crítica y beneplácito de la audiencia canadiense. Fuimos cinco artistas con propuestas bien diversas y la muestra en general quedó súper bien instalada y coherente. La galería que nos acogió nos prestó toda la colaboración e instrumentación necesaria para ello. Creo necesario mencionar la excelente gestión de Claudio Rivera para tal efecto. Él es el artífice de lo logrado. Bravo Claudio, te anotaste un tremendo poroto… te ganaste la extra-ball, la especial y los bonus-track.

El estar allá me permitió además poder salir a mostrar mi trabajo en otras galerías y centros de arte. En varias de ellas fui bien recibido invitándome a  presentar proyectos expositivos para más adelante. Pero en una de ellas me fue muy bien y se estableció de lleno el contacto para exponer mi trabajo en individual. Todavía hay que afinar detalles y dependerá de las subvenciones que reciban para el próximo año, pero eso ya es bueno… muy bueno.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

En el futuro inmediato necesito conseguir establecer itinerancias para la muestra actual: “OBJET TROUVÉ”… de Santiago se va para Viña y de ahí me gustaría amarrar otras localidades fuera del circuitodel arte... pueblitos donde nunca pasa nada… perdidos en la cordillera, el desierto o el bosque austral. Por otro lado debo concretar lo ya establecido con “mi” galerista Montrealesa para una muestra y residencia en Canadá.

Además, en abril 2009 tengo programada una muestra en una importante galería comercial de Santiago.  En septiembre del mismo año viajaré a otra muestra itinerante que debutará en Suecia, al mes siguiente se trasladará a Alemania,  finalizando en Francia en noviembre. Además se considera emprender un trabajo de residencia en cada ciudad que la muestra visite, la que debe presentar por lo menos una composición panorgánica realizada in-situ en cada ciudad.

Para el 2010 ya estamos trabajando para un par de proyectos Bicentenario a realizarse en Alemania y Francia. Talvez se extienda a otros lugares pero por el momento hay que concretar lo que hay.

¿Qué sentido tiene esto para ti?

Creo necesario responder con una premisa que alguna vez leí por ahí: “Hacerlo bien, es hacerlo saber”.

¿Te gusta comunicarte con la gente que admira tu trabajo?

Si. Pero más que nada me gusta comunicarme con la gente que enfrenta mi trabajo, le guste o no. Yo soy un artista pero tambiénsoy un comunicador y por tanto es importante el feed-back. De hecho, en todas la muestras que realizo siempre considero instancias de permanencia en las salas expositivas… por si alguien quiere saber algo, porque yo quiero saber más, y quiero saber si mis obras están causando algún efecto en el público… es así como he podido darme cuenta de que todas mis obras, sin excepción, han encontrado un postor… ninguna está güachita sin que nadie la quiera… sin duda hay algunas que son las favoritas, pero ninguna está despechada… son mis niñas y eso me reconforta.

Ahora bien, con respecto a comunicarme con  la gente me gustaría contarte algo sucedido durante una acción de Spam-Art que realicé hace un par de años atrás y que tiene que ver con la respuesta de aceptación o rechazo a la que quise enfrentar a mis obras a manera de test cuando recién partí con las panorgánicas… Como tal vez recuerdes, un día hice un paquete con 700 emails-adress que recuperé de correos que recibí y que venían con el campo de destinatarios abierto y que me llegaban invitándome a una u otra actividad artística o cultural… un día cargué una foto como archivo adjunto en mi correo, en el campo del asunto le puse el numero 1, en el campo de texto no escribí nada y la dirigí a los 700 destinatarios que había juntado. Solo mi nombre en la dirección del emisor revelaba mi identidad.  Debo aclarar que no discriminé ni tampoco me informé de quienes componían esas 700 direcciones, solo quería saber… solo cargué la foto, al primer envío en el asunto le puse un 1, no dije nada y lo mandé para saber que pasaría, si es que algo pasaba, cuando empezaran a llegar mis fotos a los correos de los ”invadidos”… al 2do envío ya empecé a tener algunas respuestas y así sucesivamente fueron llegando más, pero que ahora abreviaré sin comentar los contenidos para evitar tanto detalle que en si conforma un poderoso intercambio epistolario. Bueno, la cosa es que se creo un enigma sobre emisor, sobre el por qué y sobre la obra… saboreaba cada envío y los comentarios que me eran enviados… hasta que en el envío 12  no aguanté más y “solté la pepa” del porque lo hacia, presentándome y haciendo una evaluación de la acción. En esa ocasión fue cuando recibí el mayor número de respuestas y comentarios acerca de la obra y de la acción que había emprendido. Pero el que más lleno mi inquieto corazón fue el que copio y pego a continuación:

Hola Alberto:

Soy Josué Gutiérrez, He recibido tus emails, lamentablemente no puedo emitir ningún juicio acerca de tu trabajo porque estoy ciego desde hace 15 años. En realidad no imaginas el deseo que me despiertan las acciones de arte de este tipo, a pesar que en realidad solo las contemplaba cuando tiempo atrás podía hacerlo. Te agradezco la oportunidad, si quieres puedes seguir enviándome tu trabajo para que se lo muestre a alguno de mis amigos, cosa que desde ahora voy a hacer para que me describan lo que ven, ahora que entiendo lo que estabas intentando hacer.

Gracias Josué

¿Has sido feliz con tu trabajo?.

Si, mucho. Yo me defino como un artista post-conceptual porque no estructuro el contenido ni el mensaje antes de la captura fotográfica. Salgo a la búsqueda del elemento y si lo encuentro esto se manifiesta en la cuestión más simple, banal y cotidiana. No hago posar sino que voy al instante y al descubrimiento, y en fotografía cuando esto se produce es como una patada que te llega al estomago… como esa patada que sientes cuando te enamoras…

Cuando se aprieta el obturador y  sientes que la tienes… que ya es tuya… ahí llega esa patada… que revelado o que visionado … ella ya es tuya y se quedará para siempre. Es un momento de un secreto goce… es como “reírse solito”.

Con respecto a eso, me ha tocado vivir experiencias importantes que han revolucionado mi percepción sobre la fotografía, el fotógrafo y el fotografiado…  Para poner un ejemplo que ilustra lo anterior quisiera narrarte una experiencia que me tocó vivir… Como tu sabes y haz podido darte cuenta, por lo general siempre cargo mi cámara… Una vez en una gran fiesta popular y campestre a las afueras de París, una mujer (que yo no había reparado en ella), de apariencia humilde con su hijo en brazos me elije entre la muchedumbre y con cierta euforia me encara y me dice de frentón:… “Monsieur, prenez-moi en photo avec mon bebé, s´il vous plaît” (“Señor, tómeme una foto con mi niño, por favor”). Recién ahí me doy cuenta de su existencia, levanto mi cámara, apunto, enfoco y disparo… un solo cuadro… y se produce un pequeño espacio de tiempo meta temporal entre los tres… acto seguido, y al mismo tiempo que ella realiza una leve reverencia, me da las gracias, se da media vuelta y se va…  yo quedé ahí… de una pieza… parado con mi cámara en las manos (y con su foto), viendo como ellos desaparecía entre la gente… No dijo nada más, solo las gracias, la pequeña reverencia y se fue… no preguntó si yo era de la prensa… si podía después pasar por mi estudio para encontrarse con su foto, o que se yo… gracias, reverencia y desaparición… no pensé nada o lo pensé todo… solo los vi alejarse y los seguí viendo alejarse por alrededor de unos tres meses… su actitud me quedó dando vueltas en mi cabeza… la imagen volvía y volvía a mi hasta que al cabo de ese tiempo, un día… como si nada… se me iluminó la ampolleta y dilucidé el problema…

Esta mujer en su emoción, en ese estado particular y profundo que estaba viviendo no me eligió a mi: Alberto Lagos… eligió a un fotógrafo que pudiese guardar imperecederamente ese tremendo momento de alegría que estaba viviendo… eligió y buscó guardar ese momento… eligió que ese momento siguiese existiendo para siempre… no le importó el no tener la imagen… solo le importó que existiese… en alguna parte del universo…

Ese día fui tremendamente feliz por lo que ella me hizo caucionar… yo guardo la prueba de su felicidad, de su emoción… cada vez que rememoro ese momento soy tremendamente feliz por haber estado ahí. Ese día acuñé la frase que siempre me acompañará y que da Fe de mi oficio y de la fotografía: EL FOTÓGRAFO ES LA MEMORIA DE SUS CONTEMPORÁNEOS.  

Es una imagen de lo más banal, no posee ninguna espectacularidad… pero yo la viví.. yo la tengo y soy feliz.

¿Qué le aconsejarías a los artistas más jóvenes, quienes recién comienzan en este amplio universo artístico electro-gráfico?

Que no se enrollen… que el gesto es más puro que el concepto…que vayan adelante y que busquen la verdad… porque no hay belleza sin verdad.

¿Quisieras agregar algo a esta entrevista?

Solo una cosa… Gracias… Muchas gracias.

-------------------------------------------------------------------------------------

http://albertolagos.blogspot.com

e-mail: lagos.alberto@gmail.com

---------------------------------------------------------------------------------------

ALBERTO LAGOS RAMÍREZ. Santiago de Chile. 1962.

De 1982 a 1984 estudia fotografía en la Escuela de Foto Arte de Chile.

Antes de terminar sus estudios ya ha expuesto en colectivo y recibe distinciones en el XX Concurso Nacional de Fotografía.

En 1984 emigra a París, sitio desde donde explora el “Viejo Mundo”. Expone en galerías, centros culturales y universidades.

En 1987-90 estudia Licenciatura en Artes y Letras Modernas en la Universidad de París VII, Jussieu. Comienza a gestarse lo narrativo y argumental al componer la obra con más de un fotograma: en un principio con el descubrimiento de lo lineal y direccional en los fotogramas yuxtapuestos en el film. Trabaja varios sujetos casi sin darse cuenta, pero la consecución de este quehacer aún no se ha definido.

Participa del movimiento underground de Squatts Artistiques donde trabaja la Escultura, la Fotografía y la Instalación.

En 1994 y tras diez años de ausencia, vuelve a Santiago de Chile. Realiza algunas exposiciones en colectivo e instala estudio fotográfico donde trabaja principalmente la imagen publicitaria, actividad que lo absorbe hasta que en 2000 dedica su actividad principal al Arte y a la docencia en Fotografía, y traslada su residencia a Valparaíso.

En 2004 comienza a registrar el paisaje de forma instintiva para a través de una narrativa visual; ahora libre de los prejuicios de sus primeros años de fotógrafo (“el paisaje es fome y anticuado”), recompone dicho panorama con elementos de lo micro y de lo macro conformando así la "VISION PANORGÁNICA",

Durante el año 2007 participa en la muestra colectiva "Digital Chile_2007", exhibida en Montreal y en la Bienal de Québec, Canadá, en la Biblioteca de Santiago y en el CC Palacio de la Moneda. Este mismo año realiza dos muestras individuales en Valparaíso: “Hombre caminando solo con su conciencia” y “Panorgánicas del micro y macro paisaje”.

En Febrero-Marzo de 2008, participa y viaja a Montreal; Canadá, para la realización de la segunda versión de la colectiva “Digital Chile_08. En Agosto, junto a otros autores expone en Matucana 100 durante la semana de actividades que celebran el Día Nacional de la Fotografía e interviene fotográficamente por medio de proyecciones gigantes, la fachada del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, en Valparaíso.

Actualmente expone “Objet Trouvé”, en Fotogalería ARCOS, Stgo.

Es docente en las Carreras de Fotografía en el Instituto Arcos de Santiago y en el Instituto IncaCea de Viña del Mar.

Aparte de su trabajo panorgánico, experimenta y produce Gomas Bicromatadas sobre soportes no tradicionales. Su taller se encuentra en el Cerro Yungay,  Valparaíso.

http://albertolagos.blogspot.com

e-mail: lagos.alberto@gmail.com

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
7 + 9 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.