Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Poesía

Análogo - Digital

J.M. CALLEJA_Homo Sapiens (2009)

J.M. Caleja - Homo Sapiens (2009)

J.M. CALLEJA_infinitivos (2011)

J.M. Calleja - Infinitivos (2011)

 

 

J.M. CALLEJA – POETA VISUAL

XXI FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE MEDELLÍN

HOMENAJE AL ESPÍRITU DEL ORIGEN

COLOMBIA - JULIO 2 AL 9 DE 2011

 

 

 

Autor: Tulio Restrepo Echeverri
e-mail: tulio.restrepo@une.net.co

 

 

Introducción.

 

Escáner Cultural nº: 
138

MIGUEL CORTÉS GUTIÉRREZ, COSTA RICA

Obra Propia

Deseo

Devorar tu geografía infinita,

infinitamente en fuego,

hasta que el volcán

que abre los brazos en mis pupilas

reproduzca el amanecer,

sin que termine la germinación

de esta semilla silenciosa

que te ha buscado

en todos los rincones del viento.

Que sean los párpados

sólo una pintura

que se bambolea en el abrazo:

tierno resultado,

Leer artículo completo

MARTÍN ADÁN. LA BELLEZA DE UNA POESÍA HERMÉTICA

Desde Chile, Alvaro Oliva

Nacido en Lima, en 1908 este poeta rompió con la las letras tradicionales de su época llevándonos a un mundo existencial y sinuoso.
La pobreza del Perú de comienzos del siglo XX fue testigo del nacimiento y desarrollo de la obra de este poeta cuyo nombre real fue Rafael de La Fuente Benavides. Su vida cargada de libros de gran valor metafórico fluctuó entre la dicha de la creación de sus letras y la depresión.

Su primera novela "La Casa de cartón" apareció en 1928, cuando apenas tenía 18 años, llamando la atención por su influencia vanguardista con páginas donde se suceden las reflexiones y experiencias de un joven, mientras se evoca el balneario de Barranco.

Más tarde vinieron las poesías que fluyeron como una real necesidad de expandir su mundo interior de una gran reflexión filosófica que suele hundirse en una laguna de constantes imágenes y metáforas.

Su verso es muy personal y predomina el sentido formal, aunque luchó contra el concepto tradicional de poesía tras la imagen ideal de creación y divinidad. Sus principales creaciones fueron "La rosa de la espinela" (1939), "Sonetos a la rosa" (1931-1942), "Travesía de extramares" (1950), "Escrito a ciegas" (1961), "La mano desasida", "Canto a Machupicchu" (1964), "La piedra absoluta" (1966), "Mi Diario" (1966-67) y "Diario de poeta" (1966-73).  

Leer artículo completo

POESÍA

este verbo, esta palabra...

Desde Panamá, Rolando Gabrielli ©2006

TÚ VOLÁNDOTE

Siempre volándote...
cuando te haces un ovillo de silencio,
en mis manos,
tu risa tan clara y los ojos
que tienen alma
de ventana y agua,
tus piernas que me llevan a todas partes,
cuerpo tibio y mirada,
lo que en ti nace y nunca muere,
lo que viene de tu mano,
lo que me regresas sin que lo pida,
lo que no se ve y queda...

Rolando Gabrielli©2006 

Leer artículo completo

JESÚS GÓMEZ ORTEGA “ACEBUCH” – METODOLOGÍAS

Desde España, Francisco Arroyo
Artista Plástico / Crítico Independiente

Introducción:

Sin hacer alarde de falsas fascinaciones he de destacar la obra del artista catalán como singular dentro del amplio espectro que supone la vanguardia creadora del momento.

Jesús Gómez Ortega "Acebuch" miembro del Colectivo Artístico Cero, transporta al contemplador, mediante su pintura y la suave calidez del tratamiento estético de la misma, a lugares de ensueño, claramente alegóricos, en los que la figura humana se nos da como base y fundamento en la creación, como unión entre planos complementarios, como enlace de conceptos y formaciones tonales.

Muy singular utilización de la luz, la cual se nos muestra apacible, en su punto justo, con funcionalidad propia y carácter de reafirmación del plano en toda su formación, tenue, absorbente, pura, enhiesta.

Claro Juicio de valores como complementación entre la figura humana y el paisaje, que provoca al espectador y lo atrae al juego contemplativo, a la relajación mental en pro de la adquisición de elementos metafóricos que asimilamos como nuestros y nos provocan, nos dirigen a la reflexión, a la imaginativa búsqueda del yo. 

Leer artículo completo

BIOGRAFIANDO A GONZALO MILLÁN

Desde Panamá, Rolando Gabrielli ©2006

Gonzalo Millán es un poeta atípico de la poesía chilena. Silencioso, original, trabajador incansable de la palabra. Poeta visual, olfativo, gustativo, de los sentidos corporales. Poeta precoz, de lo cual da cuenta su primer libro Relación Personal, escrito entre los 17 y 20 años, y que expresa la atmósfera del mundo adolescente, sus vivencias, con un lenguaje profundo, lleno de humor, soledad, realidad, cotidianeidad algo existencial y originalidad. Enrique Lihn, en un artículo de su obra El Circo en llamas, le llama irónicamente “el poeta mudo”, porque en verdad casi nunca se veía a Gonzalo expresar su opinión públicamente y menos polemizar con algún colega o caer en la diatriba personal, casi un lugar común en los artistas. La última vez que lo vi en 1987 en su casa a los pies del Cerro San Cristóbal, estaba de para en materia de vinos, por ser verano, y le recité sus viejos versos que mi pobre memoria nunca han olvidado: “Era pequeña y rubia/casi no tenía pechos....Yo soy un tipo extraordinario... ”Sonrió como un adolescente y la noche entró en confianza. Nos conocíamos del colegio José Victorino Lastarria y después en el Pedagógico de la Universidad de Chile. El 14 de septiembre de 1973, cuando se levantó el primer toque de queda, Estado de Sitio en el Chile de Pinochet, nos bebimos unos jarrones de borgoña en un bolichito cerca de su otra casa también a los pies del Cerro San Cristóbal. Millán escribió un poema sobre ese encuentro. Está editado y dedicado. El postigo. 

Leer artículo completo

A 50 AÑOS DEL NACIMIENTO DE LA POESÍA CONCRETA

Desde Uruguay, Clemente Padín

En Diciembre de 1956 comienzan las históricas exposiciones de Art e Concreto en el Brasil dando comienzo a uno de los movimientos artísticos de mayor predicamento en el mundo en la segunda mitad del siglo XX. Los poetas participantes fueron: Decio Pignatari, Augusto y Haroldo de Campos, Ronaldo Azeredo, Ferreira Gullar y Wlademir Dias-Pino. La primer exposición se realiza en San Pablo, del 4 al 18 de Diciembre de 1956, en el Museo de Art e Moderna (MAM) y la segunda se inauguró en Río de Janeiro el 7 de Febrero de 1957 en el zaguán del Ministerio de Educación y Cultura del Brasil.

El concretismo literario surge, simultáneamente, en Europa y en Latinoamérica: en 1952 se funda el grupo Noigandres; en 1953 aparece el manifiesto "For Concrete Poetry" de Oyvind Falström en Suecia y en 1953 aparece en Suiza el libro "Constelaciones" de Eugen Gomringer, poeta suizo-boliviano. Fueron precisamente Gomringer y Decio Pignatari quienes llaman poesía concreta en 1955 al naciente movimiento poético. Desde sus comienzos la poesía concreta brasileña fue una propuesta dividida en tres tendencias, separadas por sutiles diferencias según lo observado por Alvaro de Sá (1977).

Leer artículo completo

MARIEL NORAMBUENA - EDUARDO FARIÑA - RENATO DENNIS

Por Marcela Rosen

Mariel Norambuena Ugarte

Esa muchacha que miras

    Es mi cuerpo ese en pedazos,
el que han recolectado vagamente,
con sus líneas y metáforas, mas no
con su propia melodía.

Cuerpo doliente y desarmado,
de mengana en día de fiesta
    o de silencios mal sellados.

Yo no soy esta que tú miras
    hueles palpas
y también lo soy, aunque tantas
veces no quiera.

El vientre se hincha
en esta tarde sin memoria.
Pero no es el niño,
si no el aire que ha quedado
entre mis piernas
un viento tibio y tranquilo
que jamás podrá ser en el olvido.  

Leer artículo completo

POESÍA SURFER

Desde Chile, Raúl Hernández

"No preguntes desde cuando estoy dentro del agua" nos pareciera decir el poeta Víctor López (Curacaví, Chile. 1982) en su primer libro: "Los Surfistas" (Ediciones VOX, Argentina) recién publicado.

Formado en los míticos talleres literarios de la Corporación Cultural Balmaceda 1215, el autor de este libro no sólo sabe correr olas, sino que prioriza el sutil trabajo de la pluma ondulante, dentro del mar literario de las letras latinoamericanas.

Ahora bien. Ser un surfista -pero de verdad, no de los que llegan y se van con el verano- supone desafiar olas de día y de noche, como el poeta que se larga del bar con sus cuadernos maltrechos bajo el brazo, que son la tabla del aprendizaje, la espera de la ola en el paradero de micros.

El poeta es aquí un "soulsurfer" de la vieja escuela. Un sabio de orilla que inhala el fresco del poema en el balneario del desasosiego.

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Isaías Peña Gutiérrez , Colombia

De poesía

Canto continuo , antología de once libros publicados por David Mejía Velilla (1935-2004) entre 1964 y 1985, impreso en San José de Costa Rica, con una página de presentación del también poeta colombiano, ya desparecido, Jorge Rojas; Cartas de guerra, de Lyerka Bonnano, editado por la Universidad de Carabobo, Venezuela; Luna de locos , No. 14, dirige Giovanny Gómez, Universidad Tecnológica de Pereira, con una selección de poetas colombianos, entre ellos Mauricio Contreras, entrevista al novelista chileno Jorge Edwards, Borges y el tango por William Ospina, homenaje al poeta del sur colombiano Aurelio Arturo, textos de Enrique Vila-Matas y Javier Cercas, etc. (insomne@utp.edu.co); Poesía , No. 141, Universidad de Carabobo, Venezuela, con una excelente muestra de poesía brasilera, hecha por Floriano Martins ( poesia130@hotmail.com ).

Leer artículo completo

INGEBORG BACHMANN. DESENCANTO Y BELLEZA LÍRICA DE UNA ESCRITORA POST-BELICA

Desde Chile, Alvaro Oliva

La filósofa y poetisa austriaca Ingeborg Bachmann materializó en su obra su rechazo frente a un Viejo Continente ultrajado por la invasión Nazi.

No cabe duda que Ingeborg Bachmann nació y vivió en un período histórico en que el comportamiento de la sociedad europea se asemejó más al de un grupo de animales salvajes disputando territorios, en una absurda ley del más fuerte. Ingeborg debió tolerar todo este espectáculo de mal gusto a los 12 años, cuando las tropas de Hitler llegaron a Klagenfurt, su ciudad natal, y ella sin entender que sucedía logró intuir la irracionalidad y odio que emanaban los alemanes que pisaban a su "vendida nación" como la misma poetisa la denominó, en el año 1938.

En el convulsionado siglo XX esta narradora estudió Filosofía, Psicología, Filología Alemana y Ciencias Políticas en Innsbruck, Graz y Viena. Escribió su primer libro de poemas "El tiempo postergado" (1953).

Su obra está influenciada por referencias filosóficas que van desde Wittgenstein a Heidegger, pasando por Walter Benjamin o Simone de Beauvoir. Su vida sentimental estuvo marcada por intensas relaciones con los escritores Paul Celan y Max Frisch. 

Leer artículo completo

PARRA Y ROJAS, EN EL TÍO VIVO DEL NOBEL

(¿Las nuevas Vacas sagradas de la poesía chilena?)

Desde Panamá, Rolando Gabrielli ©2006

Es muy difícil que la Academia Sueca premie con el Nobel a un tercer poeta chileno. Los factores que intervienen en una decisión, son diversos y complejos. La Academia puede llegar a ser tan letal como una rosa muerta. Es sólo un autor el escogido entre los cinco continentes que suman más de seis mil millones de habitantes y algunos cientos de escritores que podrían ser agraciados por Estocolmo. Es casi el azar de una aguja en el pajar. Un solo sombrero para muchas cabezas. ¿Más fácil que atraviese un camello el ojo de una aguja que un escritor las puertas del reino de la Academia? En un mundo sin poesía, Chile presenta este año la candidatura de dos poetas. Nicanor Parra, ya vitalicio al Nobel, y Gonzalo Rojas, un primerizo de 90 años. Entre ambos suman 182 años, casi toda la historia poética chilena. Casi dos siglos, es un tiempo prudencial, para un par de personas y poetas. La poesía se está quedando sola con su palabra solitaria. No hace ruido, no suena, ni truena, en el mundanal ruido de la farándula y del mundo digital. El poeta es el verdadero aguafiestas en este paraíso perdido. Hace unos días, almorcé en el restaurante El Poema, y su Carta era un solo verso: Hoy, poesía. Un silencio sepulcral recorría las vacías mesas y las servilletas organizaban una pequeña obra de bailarinas aladas, una danza donde el tiempo se olvidaba de todos los mañanas. Afuera, la calle, la ciudad, el país, y adentro, la TV y el mundo que arrastra la imagen del fracaso, la rueda cosmética del caos. 

Leer artículo completo

 

 

SOSTierra/ INTERCAMBIO / 011

Tierra de nadie, tierra de todos

Arte acción. Intervenciones. Fotos. Artes visuales. Poesia y Videos

4 de junio en IMPA. Rawson 106. Almagro. 14 a 19 /  5 de junio, museo y reserva Guillermo Hudson. Varela.12 a 18.

http://proyectosostierra.blogspot.com/

 

SOSTierra/ INTERCAMBIO: es una propuesta de arte en acción, que lleva siete años ya accionando por un cambio en la relación con la naturaleza.  Indagando sobre la apropiación privada de aquello que es de todos: la naturaleza.

INTERCAMBIO: es un espacio de encuentro, de distintas prácticas artísticas, que pone en tela de juicio la mirada unívoca del mercado de arte sobre el valor de la práctica del quehacer de  los artistas. Convirtiendo en mercancía de ostentación aquello que no tiene precio.  Tendencia cada vez más cuestionada, que no da ninguna solución a la crisis de legitimidad de estos espacios.

INTERCAMBIO: es una construcción colectiva, donde se pone en práctica ideas de cooperación  estéticas;  el trabajo individual  y grupal como canal de comunicación en el mundo, para potenciarnos humanamente; para extendernos poéticamente a partir de compartir. Trocar. Intercambiar más allá de límites y fronteras.

SOSTierra/011

Apoyos: IMPA, universidad de los trabajadores /  Revista artexto / AAVIV / SOSTierra-Chapeco, Brasil / Heterogénesis / IUNA / Museo Guillermo Hudson / Video Bardo/ Canal Cero / Revista Escáner Cultural / Performancelogía, Venezuela / Pan Y Arte / La Puerta / FLIA / Red cultura Boedo/ Boedo Naciente / Patagonia Poesía / Ático / Episteme //////////////////////

PATRICIA MINALLA DE REPÚBLICA DOMINICANA - ALDO NOVELLI DE ARGENTINA - ZILO DE CHILE

Por Marcela Rosen

Patricia Minalla

ESENCIA DE TI

En la frialdad de mi cama recuerdo tus dedos rozando mi cara, enredándose en mis cabellos, conociendo el entorno de mis dedos como limando mis uñas

Arañándome el alma con una sonrisa y revelándome otra
Besando mis pupilas, cortándome las alas para no salir de ti uniendo latidos, viviendo con pasión la pasión.
Conmigo cuando te veo apretando mi dedo, aniquilado en la cama devorando algún bostezo te veo y te beso.
Conmigo cuando duermo partícipe de mis sueños en el valle secreto donde te veo con tus ojos brillantes y te miento, si te digo que no te quiero porque con un respiro incansable y mil suspiros amor te tengo
Y te veo y te beso y es como tomar agua, la mejor agua
Y me encierras en una botella cortando mi aire, narrando silencio… silencio soplando un te quiero. Abriendo tu boca para vivir dejando escapar un beso revelándote a todo color
Pagando tu renta al corazón, ofreciendo rebelión a tu alma
Y te veo desde el farol de la zona donde me encerraste; yo iluminada y serena poniéndote luz para encontrar tus rostros, comiendo ángulos para ver la fantasía que trajo tu sombra enamorada, enamorada, enamorada bajo un techo de letras, papeles y vino donde no canta el gallo
Y veo el común azul en tu cara cansada de vernos bajo el techo blanco y más horas con tu pelo mojado hacía un lado derramando gotas que bajan a tu pecho y empapan tu espalda

Leer artículo completo

ACERCA DE UN POEMA DE JOAQUÍN GIANUZZI

Desde Chile, Raúl Hernández

Estoy en el centro de Santiago, vengo saliendo del bar “Olímpico”. Ya cerca de La Moneda me encuentro con una persona que, terno y corbata, se tambalea apoyada al metal del Ceda el paso. Esta persona me pide ayuda, me pregunta si lo puedo acompañar para atravesar la calle. Me doy cuenta que es discapacitado…no sé si medio ciego o con problemas en sus piernas. Pero realmente necesita la ayuda y me dice que solo cometió el error de tomarse unas “copas de más”.

Entonces, comienzo la etapa de ayuda, tomo su brazo y lo pongo en mi cuello y lentamente lo acompaño a atravesar la calle. Lentamente comienzo a caminar, pero cometo el error de guiar el paseo, cuando lo correcto (me doy cuenta después…mucho después) es solo acompañar y no conducir.

De pronto comienza a tambalear el cuerpo del transeúnte nocturno, siento el temor de todo su cuerpo hacia una resbalosa caída. Y propongo el estiramiento de las virtudes elásticas de los músculos, intento la fuerza correcta, la intrínseca y seca potencia de los momentos difíciles. Volvemos al camino y luego de una paciente y zen enseñanza, logramos la meta, llegando lentamente hacia el nublado destino de la otra vereda. Me despido dejando al “señor de las copas de más” en la senda de lo improbable.

Luego me preguntaría si lo que hice habrá servido de algo, sabiendo que el hombre tendría que llegar a su casa, fuera donde fuera, viviera donde viviera. Lo único claro fueron las caras de las señoras cuicas que nos miraron al pasar como si fuéramos un par de borrachos decadentes perdidos en la noche. Quizás lo éramos. O quizás solo éramos sombra de edificio.

Leer artículo completo