Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Redes Sociales

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido

Cuento

Invitado

Martha Boto - ECLIPSE CHROMATIQUE NO. 1

 

MICROCUENTOS GANADORES

Pedro Gatica

Letras cautivas

 
Más de un centenar de microcuentos fueron enviados por sus autores, alumnos reos jóvenes y adultos del Centro de Cumplimiento Penitenciario Colina 1, en el primer concurso literario, organizado por nuestro “liceo cárcel” como parte de las actividades de celebración del Día Internacional del Libro. Emulando al ya tradicional concurso “Santiago en cien palabras”, esta iniciativa buscaba convertirse en una instancia de creación y libertad expresiva, una vía de escape para una población cautiva y anhelante de espacios de libertad. Los dos relatos siguientes fueron distinguidos como los mejores en la categoría de educación media por un jurado compuesto por docentes y administrativos. Esperamos que los disfruten y valoren tanto como el autor de esta nota.
 

CATEGORÍA EDUCACIÓN MEDIA

1er LUGAR

Mi nave, mi escuela

9:10… Cruzo la frontera para llegar a mi nave.

Preparo mi bitácora de vuelo y me acomodo en la butaca de mandos. Mi mente va de un país a otro. Del fascinante mundo de los números al imperio incaico. De la historia de mi país a la historia universal. Del lenguaje a la ciencia…

11.50… el sonido de la campana me indica que el viaje llegó a su fin.

12:00… Cruzo la frontera de vuelta a mi mundo.

 

Jorge Christian Mell Lemus

4to Medio Técnico Profesional

Liceo Municipal de Adultos Rebeca Olivares Benítez

Colina

Escáner Cultural nº: 
169

REVAGLIATTI. DOS CUENTOS ARGENTINOS

Conductor

En la vereda de un cine céntrico, después de descubrirnos cuando abandonábamos la sala, Adriana se apresuró a notificarme que estaba separada y que compartía con tres gatos un departamento. Nos conocíamos de cuando su marido y yo correteábamos chacinados para la misma empresa. La voz ronca, hablaba y fumaba mucho. Como ya era habitual, yo hablaba y fumaba con moderación. En un café me contó que andaba a la caza de chofer para su Ami: no sabía manejar y se negaba a aprender. Vendía a farmacias sacarina y bicarbonato. Mostré interés por la vacante, aunque por esas cosas (y bolas sin manija), casi no había estado ante un volante tras mi oprobiosa obtención de la licencia profesional. (Clases y más clases de conducción de automotores en academias de Parque Centenario. En una, dos series de diez clases. En otra, una de diez y otra de cinco. En otra, una de cinco. En otra, una de diez. En el examen, pretendiendo estacionar, volteé un caballete. Pero había estado magnífico en el teórico: que dónde quedaba el Hospital Pirovano, que cuál era la continuación de San Pedrito. Tomé más clases en otras academias. Por fin, en un examen en el que también volteé un maldito caballete, me aprobaron [apalabrado influyente en la Dirección de Tránsito].) Fue así que combine con Adriana horarios de trabajo y pago. Practiqué durante una mañana y a la siguiente, después de sacar el Ami del garaje, la pasé a buscar en plan laboral. Una noche me pidió que subiera a su departamento dos pesadas cajas. Jugué con los micifuces. Acepté pan con manteca espolvoreado con azúcar mientras salíamos al balcón. Como por inercia me insinué físicamente. Me eludió preservando acaso el incipiente vínculo empleadora-empleado. Procuró al rato retenerme, pero acaso preservando el incipiente vínculo empleado-empleadora, me fui. A las cuatro semanas, en una esquina de Villa Pueyrredón, por embatatamiento mío, choqué a un taxi. ¿La piña?: importante. Adriana no me saluda desde entonces.

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

César Pérez Pinzón y el intimismo

Desde su primer libro de cuentos, César Pérez Pinzón (Alvarado, Tolima, 1954 - Ibagué, 29 de noviembre de 2006) se distanció del tono de la literatura de sus coetáneos. El estudio de los griegos, el querer ser diferente a quienes le precedieron y su propio temperamento, le permitieron construir una estética intimista en los cuentos de sus dos primeros libros, Alucinaciones (1980) y La calle del farol dormido (1986), y le dieron frutos destacados en su novela de 1986, Hacia el abismo, publicada por Plaza y Janés, y en su libro de cuentos Hijos del fuego, ganador del Premio Nacional de Cuento Ciudad de Bogotá en 2003. Figura en su bibliografía, también, Cantata para el fin de los tiempos.

Pero el intimismo de César no significó cambiar de tema, como podría pensarse ante los reclamos de algunos críticos colombianos que les prohíben a los escritores tocar los temas sociales. Desde sus primeros cuentos lo que cambió fue el prisma con que traducía la realidad de sus personajes, vivieran o no la violencia colombiana. Es decir, jamás rechazó su país, aunque se separara del tratamiento que siempre se le había dado a nuestra literatura. El epígrafe de su novela Hacia el abismo, de Cioran, podría colocarse a toda su obra: “La humanidad vive amorosamente de los sucesos que la niegan”. Tampoco su intimismo se puede asociar con cierto psicologismo del siglo XIX. La intimidad se extendía sobre sus personajes a pesar de los temas sociales y aunque no jugara al psicoanálisis.

Leer artículo completo

TERE MARICHAL LUGO - CARLOS ESTEBAN CANA

Columna a cargo de Ricardo Castro

Ojo de Sirena

De : Tere Marichal Lugo teremarichal@hotmail.com

Ojo de sirena recordaba agua salada y coral rojo profundo. Canto enloquecedor, cabello suelto, peine de caracol y dientes de tiburón. Ojo de  sirena flotaba como medusa en aquel espacio lleno de químicos que enrojecían su pupila y su cornea.

El corazón de Ojo de Sirena era normal: un solo ventrículo y una aurícula. Ese extraño ser recordaba la perfección de su cuerpo. Su cola era abanico que se besaba con el mar. Sus escamas eran como monedas de oro de algún tesoro abandonado en lo profundo de aquellas aguas donde ella era, junto a sus hermanas, ejercían todo el poder y el control. Mujeres de agua y de pasión permanente, de miradas lejanas y confusas. Asi era ella.

En aquella ocasión, al percatarse de la presencia del fantasmagórico barco que intentaba invadir aquellos mares, sintió que su corazón bombeaba mas sangre que de costumbre. Ella quería devorar el cuello azotado por el sol, sentir el mordisco fatal y maravillarse con el rojo pasión. Por eso cuando vio el barco salió del agua y sobre roca de mar se sentó con cepillo de caracoles. Escondió sus dientes triangulares como cuchillas que aparecían dispuestos en su mandíbula en varias filas ligeramente inclinadas hacia el interior porque solo así daba la impresión de ser completamente inocente.

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Isaías Peña Gutiérrez , Colombia

De poesía

Canto continuo , antología de once libros publicados por David Mejía Velilla (1935-2004) entre 1964 y 1985, impreso en San José de Costa Rica, con una página de presentación del también poeta colombiano, ya desparecido, Jorge Rojas; Cartas de guerra, de Lyerka Bonnano, editado por la Universidad de Carabobo, Venezuela; Luna de locos , No. 14, dirige Giovanny Gómez, Universidad Tecnológica de Pereira, con una selección de poetas colombianos, entre ellos Mauricio Contreras, entrevista al novelista chileno Jorge Edwards, Borges y el tango por William Ospina, homenaje al poeta del sur colombiano Aurelio Arturo, textos de Enrique Vila-Matas y Javier Cercas, etc. (insomne@utp.edu.co); Poesía , No. 141, Universidad de Carabobo, Venezuela, con una excelente muestra de poesía brasilera, hecha por Floriano Martins ( poesia130@hotmail.com ).

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Isaías Peña Gutiérrez , Colombia

Luis Vidales

Nació en 1904 y murió en 1990. Publicó su libro de poesía Suenan timbres en 1926 y con él se colocó a la vanguardia de la poesía colombiana. Otros libros suyos fueron La obreríada, El libro de los fantasmas, Poemas del abominable hombre del barrio de Las Nieves. Con motivo de los 80 años de la aparición de Suenan timbres, la Universidad Externado de Colombia editó en Bogotá una selección de poemas preparada por el poeta Juan Manuel Roca, Antología poética. Excelente.

Santiago Roncagliolo

"Siempre quise escribir un thriller, es decir, un policial sangriento con asesinos en serie y crímenes monstruosos. Y encontré los elementos necesarios en la historia de mi país: una zona de guerra, una celebración de la muerte como la Semana Santa, una ciudad poblada de fantasmas. ¿Se puede pedir más?", dice Santiago Roncagliolo de su novela Abril rojo, premio de novela Alfaguara 2006. Un volumen de 328 páginas, escritas con valor y arte acerca de las historias secretas del Perú.

Leer artículo completo

RECORDANDO A ULISES CARRION

Desde Uruguay, Clemente Padín

Dentro del riquísimo panorama del arte de los 60s. hay una figura que se destaca por un enfoque crítico personal e intransferible en relación a las artes alternativas o no ovacionadas por el mercado del arte. Se trata de un artista mexicano Ulises Carrión, veracruzano, nacido en 1941 quien con un título de maestro y estudios varios en la U. N. A. de México, en la Sorbonne de París y en la Universidad de Leeds, Inglaterra (filosofía, literatura) se radicó en Amsterdam, Holanda a partir de 1967 hasta su muerte en 1989. Su campo artístico era, sobre todo, la literatura. Así publicó cuentos breves, poesía, teatro y diversos ensayos en editoras tan prestigiosas como Joaquín Mortiz y Fondo de Cultura Económica. En Amsterdam entra en contacto con el arte alternativo (o underground) y se pasa a la poesía visual, en especial la poesía concreta, a la fotocopia, al arte correo y al libro de artista.

Pionero del arte conceptual, funda, junto a otros artistas, la galería In-Out Center y una pequeña empresa editora, la In-Out Productions y, más tarde, la librería-galería-taller Other Books and So, en donde organizó numerosas exposiciones de libros de artistas, de arte correo y de eventos de performances y otras artes conexas hasta 1978 para, finalmente, establecer un archivo con su vastísima obra y la de sus amigos. 

Encuentro Urbano, Rosario, 05

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Isaías Peña Gutiérrez , Colombia

Leer artículo completo

JUAN MAAL PRESENTA: PERLA

Columna: Ricardo Castro

Se despertó mas temprano de lo previsto, cansada, tampoco había podido dormir bien esa noche. "Saldría a trotar por el parque", pensó sentada en la cama con las rodillas abrasadas al cuerpo, tratando de despejar la mente y cargar las baterías para abandonar la cama. Era un proceso que últimamente se demoraba un poco mas de la cuenta.

Se dirigió al único baño del apartamento, se desnudó y luego de mirarse en el espejo desde todos los ángulos mientras se cepillaba minuciosamente los dientes, se sentó en la tasa con los codos sobre las rodillas a descargar la vejiga. "La mejor orinada del día" se dijo en voz alta, en medio de un placer casi orgásmico, mientras oía al grueso chorro alborotar la tranquila superficie del agua del sanitario. Regresó al espejo y se imaginó trotando desnuda vestida con solo los Nike y no pudo evitar una sonrisa, hubiera sido un bello espectáculo, pensó mientras se enfundaba en la gastada trusa de nylon.

Desechó el ascensor, bajó por la escalera los cuatro pisos, y sin detenerse salió por la puerta que daba al exterior del edificio y penetro la fría madrugada decembrina rauda como una flecha.

Era una rutina que la tonificaba y la ayudaba a superar la ansiedad y la tensión emocional, las endorfinas la mantendrían motivada el resto del día, y aunque el recado que había encontrado en su contestador el día anterior la había llenado de satisfacción, lo que de ello podía llegar a derivarse no dejaba de estresarla un poco.

La anciana nunca llamaba a nadie personalmente, lo hacía por intermedio de alguna de sus asistentes; tampoco "rogaba", ordenaba con la autoridad propia de quien lo ha hecho desde la cuna. Pero en esta ocasión, le había tratado con mucha deferencia, la quería en su despacho a las 10 AM.

Leer artículo completo

PIEL, DE TERE MARICHAL--------8 DE ABRIL 2005

Columna a cargo de Ricardo Castro

Una actriz se sienta y comienza a dialogar con su piel. Hay espejos y muchos envases, lápices de labios, estuches con sombras, cepillos…la actriz está en una silla de ruedas. No puede mover sus piernas.

La mujer se esta lavando la piel con una esponja. Tiene una palangana llena de agua. Se lava los brazos, el cuello, los senos. Luego se seca y comienza a maquillarse. Más tarde se peina.

LAVARSE
Mujer que está allí: (se lava con agua y esponja) Aquí estoy desnuda frente a mi piel. Mantarraya sedosa que se escapa entre mis dedos buscando entre recuerdos. Piel mutilada de escasos sentidos. Sensibilidad ya atrofiada por el uso continúo del jabón con olor a paliza. Piel restregada como plato sucio de tres días. Piel como manta fría y gastada. Te raspas con fuerza, una y otra vez porque tienes que sacarte ese maldito recuerdo de esta superficie que dejó de ser suave y deseada. Cambiarte de piel, eso es lo que quisieras. Mudar la piel como culebra en época de transformación, pero mis huesos la amarran al igual que lo hacen con mi útero y mis riñones, mi hígado y mi esófago que se alarga como una flauta sin sonido.

Una vez me acostaron sobre la tierra húmeda. Mi vientre fue colocado dentro de una fosa para que a mi hijo no le pasara nada. Esa pieza que se vendería a buen precio, tenía que ser protegida. Mi espalda fue dibujada con largos y profundos caminos de sangre. El tun-tun de los tambores había sido silenciado y solo se escuchaba el zas zas zas de aquel látigo sobre mi piel mil veces marcada y mis gritos. 

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez

Libros de ensayo e historia

Rufino José Cuervo. Un hombre al pie de las letras , del excelente historiador Enrique Santos Molano, sobre una de las figuras fundacionales de la cultura colombiana (Instituto Caro y Cuervo); La otra agonía. La pasión de Manuela Sáenz , del novelista Víctor Paz Otero (Villegas Editores); Mujeres inolvidables , de Flor Romero, donde estudia 18 perfiles de heroínas, escritoras y personajes de América Latina, entre ellas, Policarpo Salavarrieta, Anacaona, Manuelita Sáenz, Teresa de la Parra, etc.; 1er. Encuentro Nacional de Escritores "José Eustasio Rivera". Memorias , compiladas por Betuel Bonilla y Esmir Garcés (Neiva, Huila); La estrategia de la solidaridad , ensayos y escritos periodísticos, de Antonio Mora Vélez; Escribivir , sobre poesía y sociedad (Silbos Ediciones, Bogotá).

Revistas

Noventaynueve , No. 6, Cartagena, Colombia, dedica parte de su contenido a la memoria de su editor, el poeta, investigador y cinematografista, Jorge García Usta, fallecido a los 45 años, en plena actividad intelectual (direccion@revistanoventaynueve.org); Estudios Colombianos , No. 27-28, de la Asociación de Colombianistas y The University of Illinois, con ensayos de Clara Camero, Jordi Llanó, Graciela Maglia, Adolfo González, Álvaro Pineda Botero, Serafín Martínez y Ana Cecilia Ojeda (www.colombianistas.org).

Leer artículo completo

XIMENA CANCINO - SILVIA COBELO

De Sivia Cobelo escritora y guionista de la serie "cuentos invisibles" presentamos "La abuela, la madre y la hija" un cuentoguion.

Con Ximena Cancino nos encontramos en un ajedrez en la ciudad de truenos.
a leer y a disfrutar si alguien quiere dar su opinion será bienvenida, saludos y hasta pronto.
ricardoaborigen.

Columna a cargo de Ricardo Castro

AJEDREZ

Ximena Cancino Cifuentes - Talca Chile

Llegamos a esa casa un día de invierno.

Después de cruzar la puerta de entrada metálica de color ladrillo, había flores que parecían dar la bienvenida a ese hogar. La conversación se desarrolló en torno a los perros Doberman y su próxima crianza.

Emocionada de estar allí, muy nerviosa, el líquido que estaba en el vaso de bebida que tenía en mi mano, se acercaba a uno de los bordes, como si fuera a besarlos y después volvía. Deseaba que permaneciera detenido, pero no era posible. En la mano derecha mantenía un cigarrillo encendido el que consumí apresuradamente, luego otro y uno más.

Tratando que no se notara mi nerviosismo y con el propósito de llamar la atención de quien, sin él saberlo, me había despojado parte del alma, fue que orgullosa comenté que sabía jugar ajedrez. Juguemos -dijiste- ¿prefieres las blancas? Acepté gustosa iniciando el juego. Pensé que luego cuando lo supiera, le parecería que era inteligente y de esa forma llamaría su atención como mujer. Cuán fue mi vergüenza y humillante situación, cuando en un Jaque Pastor se dio por finalizado el juego. 

Leer artículo completo

LA COPA ROTA

Teatro por Zamacuco

Columna a cargo de Ricardo Castro

Personajes

Carlos Hombre entrado en años, canoso, de ojos tristes.

Músico 1 Toca la guitarra

Músico 2 Toca el violonchelo

Músico 3 Toca el piano

Acto único

La escena ocurre en el Iguana's bar: un lugarcito de mala muerte.

La sala está en penumbra. Solamente se escucha el ruido monótono de las copas y vasos que están siendo lavadas prolijamente. La tenue claridad de una ventana deja que la luz difusa de un farol se filtre desde la callejuela tortuosa de un barrio miserable.

Leer artículo completo

INTRO_DUCCIÓN - ROLANDO REVAGLIATTI DE ARGENTINA - XIMENA CANCINO DE CHILE

Columna "Cuentos" a cargo de Ricardo Castro

Intro_ducción

Relato del Quilimarí, por piuke.

Aquelarre animal durante el festín del desaparecido torito adolescente, cobijados en las sombras del valle, cerca del río en la noche estrellada, la jauría se reunía para darse al opíparo alimento, la carroña, interiores de un ex pequeño novillo.

La pájara trina al amanecer,

sobre las ramas de un joven pimiento.

La noche es toda cigarra, fue toda un solo de grillo,

los astros voladores habitan el cielo florido, suaves cantos de aves.

La paja está cegada, la hoz descansa entre hojas verdes, la pala duerme, las vías del agua están marcadas, los porotos se granan y maduran auxiliados por el sol eterno.

El rebaño es atraído por las aguas olorosas del Quilimarí un hombre y cuarenta animales lanudos.

Un macho monta a su hembra mientras ella calma su sed, coito veloz, peladas y ardientes rocas observan el prodigio, el instinto aparearse, un ave acuática flota en el agua quieta, se hunde, vuelve a aparecer, pequeños pececitos alimentan...colorean... su nutrido plumaje.

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez

Premios Caldas 2005

En una edición cuidadosa, la Gobernación del Depto. de Caldas puso en circulación los libros ganadores del Concurso de Literatura Caldas 100 Años: Persecución a pie , de Camilo Sepúlveda (en cuento); La oscura raíz , de Geovanny Largo León (en dramaturgia); Ataúd tallado a mano , de Flóbert Zapata (en poesía); Guía del paseante , de Rigoberto Gil Montoya (en ensayo); Conjuros y hospitales , de Francisco González López (en historia regional).

Juan Álvarez

Luego de pasar por el Taller de Escritores de la Universidad Central, de hacer Filosofía y Letras en la Universidad de los Andes, y de hacer su Maestría en Creación Literaria en la Universidad del Paso, Texas, este joven y nuevo escritor colombiano publica su primer libro (de cuentos), Falsas alarmas , ganador, en 2005, del Premio Nacional de Cuento Ciudad de Bogotá. Son nueve cuentos que demuestran su destreza en el manejo de los lenguajes literarios, de una extraordinaria sensibilidad y con ideas claras sobre los mundos individuales y sociales contemporáneos.

Leer artículo completo

Creative Commons LicenseLos textos publicados en Escáner Cultural están -si no se indica lo contrario- bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Chile. Puede copiarlos, distribuirlos y comunicarlos públicamente siempre que cite su autor y a la revista www.escaner.cl. No los utilice para fines comerciales y no haga con ellos obra derivada. En cuanto a las imágenes publicadas en la revista debe consultar con el autor de cada artículo.

Las opiniones vertidas en ESCANER CULTURAL son responsabilidad de quien las emite.