Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Carlos Yusti

MUSEO SOTO: UN PASEO POR LA VANGUARDIA PICTÓRICA

Texto: Carlos Yusti

Si visita el Estado Bolívar, y más específicamente, su capital Ciudad Bolívar, es imprescindible darse un paseo por el Museo de Arte Moderno Jesús Soto. Tres razones bastan para dispensarle un recorrido:

* El diseño arquitectónico pertenece al mítico arquitecto Carlos Raúl Villanueva

* Apreciar obras del Maestro Jesús Soto de distintas épocas.

* Entrar en contacto con pinturas y esculturas de los más reconocidos precursores del arte contemporáneo del siglo XX.

Una inigualable constelación de artistas de primer orden conforman las obras del Museo Soto. A este respecto el arquitecto Freddy Carreño escribe: "Uno de los aspectos que destaca la importancia y singularidad de la colección es su carácter contrastivo, que nos permite ver y apreciar gracias a un conjunto de obras excepcionales, la dinámica artística de una época marcada por grandes contrastes y profundos cambios.

Leer artículo completo

HENRI CARTIER-BRESSON, CON EL CORAZÓN EN LA MIRADA

Texto: Carlos Yusti

"En cualquier actividad, debe haber siempre una relación entre los ojos y el corazón. Con el ojo cerrado uno mira hacia adentro y con el ojo abierto mira hacia afuera. "
Henri Cartier - Bresson

Fotógrafos hay muchos, pero Henri Cartier-Bresson fue un malabarista de lo estético, un poeta exacto de la imagen. Muchos otros fotógrafos han aprendido de él, no obstante ninguno ha logrado laminar el mundo en fragmentadas piezas de indiscutible belleza, en la que se conjugan impecable y limpia técnica fotográfica.

Capturó en sus fotografías la vida con sus dramas y sus tragicomedias sin escamotear nada. Otras veces captó el horror que el hombre acicala muy bien. Estuvo en el momento preciso para accionar su cámara. Escribirlo así puede sonar sencillo, sin embargo no basta con estar en el momento indicado, sino saber ver con el corazón y saber donde está la magia y la estética de este mundo absurdo, bochornoso y surrealista.

Leer artículo completo

ARTE EN LA CIUDAD

Texto: Carlos Yusti

Las ciudades poseen una historia arquitectónica que las explica. También tienen una estética que les proporcionan un perfil espiritual característico. Sus calles, plazas, centros comerciales y parques son los espacios públicos en los cuales la gente entra en contacto con el arte.

Ciudad Guayana como toda ciudad comenzó a partir de una idea, fue el sueño y la pesadilla de algunos. Poco a poco dejó de ser ese espejismo en un paraje desolado para convertirse en un componente abrupto en el paisaje, para devenir en un hecho palpable con su comedia humana desarrollándose en sus entrañas, con su Shakespeare barato escenificando en sus intersticios.

Como es lógico el arte, en sus distintas manifestaciones, aporta los huesos y nervios espirituales necesarios para que la practicidad urbanística de la ciudad sea más tolerable. En muchos sitios de la ciudad se encuentran obras de arte de gran valor. De igual modo existen obras que no pasan de ser atentados estéticos, en las cuales el mal gusto y la dejadez mental, tanto del artista como de las autoridades, se entrelazan ofrecer a la ciudad piezas de arte de dudosa sensatez y calidad.

Leer artículo completo

ARTE PARA COMPARTIR

Texto: Carlos Yusti

En la actualidad el hombre contemporáneo tiene un contacto directo con el arte, a diferencia del hombre en épocas pasadas. El arte está en la calle, irrumpe en las plazas, en el metro o en algunos edificios. Ya no es patrimonio exclusivo del Estado ni de mecenas poderosos. Sin embargo, en todo este pujante universo de arte al alcance de todos logran deslizarse obras de dudosa calidad, inigualables bodrios artísticos que a lo largo conforman un atentado a la mirada y el buen gusto.

En la esfera privada el arte, fuera del mero rol decorativo o de plusvalía, posee otras connotaciones menos filisteas. Un cuadro, una escultura o una fotografía proporcionan sensibilidad, sentido y prestancia a los espacios. Una casa sin obras de arte resulta algo monótona, sin vida espiritual. El arte aporta luz y color, cuestión que quiebra la redundancia espacial.

Leer artículo completo

DALÍ, LA GENIALIDAD PRESCINDIBLE

Texto: Carlos Yusti

El Dalí Avida Dollars, sobrenombre irónico que le endilgó André Breton, siempre estuvo años luz de aquel otro Dalí preciso y aguijoneado, embaderillado de surrealismo, de ese surrealismo que le permitió ablandar la realidad e incendiar jirafas en sus cuadros. O sea después de su etapa surrealista Dalí se convirtió en un hombre anuncio, derivó hacia el profesional del arte con un alto sentido del comercio y la publicidad. Delineó no sólo su estilo, sino sus características de actor rimbombante y rocambolesco, de artista a contracorriente, pero con el objetivo claro de vender su obra a buen precio. Su avidez de dinero era proporcional a su avidez de publicidad y megalomanía. Genio. Si. Ciertamente fue un genio peculiar que escandalizaba para brillar, aunque su trabajo plástico ya era sólo la maroma de una pinceladas aprendidas hace rato.

Dalí estudió muy bien su papel y debutó como artista contestatario con un dominio escénico sin igual. Sus presentaciones públicas eran dignas de un circo mágico. Salía de una enorme caja de regalo con una barra de pan en la cabeza. 

Leer artículo completo

OLY AZÓCAR O CUANDO A LA ESCULTURA LE CRECEN ALAS

Texto: Carlos Yusti

Se tiende a considerar, por prejuicio cultural e ignorancia, el trabajo artístico de la alfarería o la cerámica como un arte subalterno. Lo cierto es que la cerámica es un medio de expresión estética versátil. La exposición de Oly Azócar, titulada “Hay vuelos” (Sala de Arte Sidor), es un buen ejemplo de como la cerámica puede convertirse en escultura de buena factura plástica. El trabajo de Oly Azócar confirma de manera sutil la lírica que esconde la arcilla. Ese exquisito halo mágico que surge cuando se trabaja la arcilla con sensibilidad, pasión e inteligencia.

Con respecto a esa tendencia que existe de subestimar el arte de la cerámica la misma Oly Azócar aclara: “La cerámica no es un arte menor, es un medio de expresión. La arcilla, además, tiene que pasar la prueba de fuego. Si trabajas la madera, la madera está allí. Mientras si trabajas con la arcilla, el fuego es el que te dice si trabajas bien o no”.

Leer artículo completo

MONTSE MORILLO O LAS POSIBILIDADES DE LA SENSUALIDAD

Texto: Carlos Yusti

El erotismo y la sensualidad en la vida y el arte no son posturas estéticas programadas y son más bien producto de un enfoque particular de la belleza. El trabajo pictórico de Montse Morillo posee una carga innegable de sensualidad y erotismo muy bien dosificados. El cuerpo fragmentado de la mujer en su pintura también le dice al espectador sobre sus puntos de vista de lo femenino, de ese eterno femenino que es un todo ensamblado de partes.

Montse no pinta una realidad lineal y mucho menos continua. La realidad a fogonazos. La belleza desarticulada y la sensualidad desmembrada para ofrecer un discurso plástico que recurre a trucos de la estética fotográfica. Así pinta un plano cercano de un rostro, de un cuerpo que parece que se está pintando todavía en el lienzo. Sus rostros parecen mirarnos de reojo, parecen escrutar al espectador. Estos rostros y estos cuerpos fraccionados tienen un toque perverso, tienen un halo de nocturnidad a pesar de luz limpia y los colores claros.

Leer artículo completo

HIPERREALISMO CON LUZ DE TRÓPICO

Texto: Carlos Yusti

El "hiperrealismo" no las ha tenido todas consigo. Para muchos es el sucesor bastardo del Pop Art. Para otros no es más que el regreso hacia un estilo conservador al momento de percibir la realidad a través de la pintura o la escultura. No obstante, con el oleaje del postmodernismo la estética hiperrealista ha ido ganando terreno y nombres como Richard Estes, Malcolm Morley, Duane Hanson, Ralph Goings y muchos otros son ya una referencia inevitable de la historia del arte.

Jorge Dager como fiel exponente del hiperrealismo agranda el formato y sus frutas adquieren toda la luz y el color del trópico. Su trabajo posee una exactitud rica en color. Su maestría es inmejorable en el manejo de la luz y en la creación de envolturas de plásticos con una precisión de versátil línea.

Dager también es escultor y creador de joyas con un toque ancestral que recuerda mucho la orfebrería egipcia. En todas estas áreas artísticas, demuestra su estudio cuidadoso y su pasión por el detalle.

Leer artículo completo

FRIDA KAHLO Y LA VOLÁTIL PASIÓN POR LA VIDA

Texto: Carlos Yusti

Conocer la vida de algunos artistas cambia, de manera radical, la percepción que se posee de ellos y de su obra. Poetas, pintores y novelistas se convierten en personajes dignos de una gran novela. Las peripecias truculentas, o banales, de sus existencias se imponen, con un ruido a veces exagerado, sobre el silencioso logro de su trabajo artístico. Por extraño azar la vida de muchos artistas es un compendio de inexplicables fatalidades y angustias que cercenan la plenitud de luz requerida para desarrollar la obra de arte.

La vida Frida Kahlo, se forjó con la hojalata reluciente de la tragedia y la metáfora. Sin mencionar su firme disposición de convertirse en pintora a pesar de los prejuicios de su época y de sus traumáticos padecimientos físicos.

Por supuesto tampoco ha logrado escapar de ese malentendido que mitifica su vida y relega su obra a la voracidad del mercado y del conocimiento de la crítica especializada. 

Leer artículo completo

ARTISTAS EN COLECTIVO. 20 MIRADAS AL ARTE EN GUAYANA

Texto: Carlos Yusti

Cuando me preguntan porque diablos pinto o escribo, por lo general respondo que el arte es la posibilidad de vivir a contrarreloj, de no tener que cumplir con itinerarios ni horarios de ninguna naturaleza. El arte permite vivir a un ritmo distinto. Por supuesto esto acarrea complejas dificultades ya que la gente de bien aspira que todo el mundo trabaje y cumpla con un horario estipulado. El creador de arte paga con creces su destino. Muchos de los artistas que conozco (algunos con gran talento y otros sólo con grandes ínfulas) hacen lo imposible para ganarse la vida. No sin razón Félix de Azúa asegura que las vidas de los artistas suelen ser tan agitadas como las de los aventureros.

 Pintar cuadros, esculpir la piedra, o la madera, trabajar la arcilla son ocupaciones que en apariencia colindan con la distracción y el pasatiempo. No obstante en el trabajo artístico participa la sensibilidad, elevada técnica, disciplina y la capacidad creativa siempre a prueba cada día. El artista es en cierto sentido la brújula espiritual de las sociedades, es la impertinente presencia del hombre creando, con sus manos y su pasión, obras de arte que le proporcionen sentido estético y metafórico a los espacios que habitamos.

Leer artículo completo

ANDY WARHOL, EL ARTISTA COMO FACTORÍA

Texto: Carlos Yusti

Para Andy Warhol, su nombre verdadero era Andrew Warhola, el arte fue un fervor capitalista, una pasión de colores vibrantes con hamburguesa de fondo. Su obra de arte en conjunto es un tributo a lo intrascendente, una ofrenda a lo pasajero y a la sociedad de consumo que encumbra ciertos clichés en el altar de la iconografía popular y masiva. Hoy se le recuerda más por su fealdad, sus rarezas y por su promoción cosmetológica de la sopa Campbell que por la serie de rostros de famosos que pasaron por su visión estética sicodélica o sus películas absurdas, cínicas (que le debían mucho al cine Dada y al cine surrealista) y que trataban de ser ejercicios de escándalo antes que un cine de propuestas estéticas acabadas y certeras.

Nació en Pittsburg en el año 1928. Enfermizo. Taciturno y homosexual. Todo un símbolo decadente de la gran cultura made in USA. Con semejante carné de características no era extraño que aterrizara en la pintura como una puerta ideal para escapar del rechazo y la soledad. 

Leer artículo completo

EL AMANERADO GENIO DE PEDRO CENTENO VALLENILLA

Texto: Carlos Yusti

La pintura de Pedro Centeno Vallenilla es de un aparatoso mal gusto y quizá esto despierta su interés hoy día. Sin dejar al margen su inigualable talento como dibujante y su prodigiosa destreza para utilizar el color. Los cuadros de Vallenilla parecen regodearse en una rebuscada idealización (o metaforización artificiosa) de nuestro acervo cultural. Indios fornidos como los gladiadores peliculeros de nuestra infancia. Indios esbeltos y de cuerpos perfectos equiparables a los efebos griegos: hermosos, orgullosos y recios. La mujeres poseen una pasión sexual desborda y exuberante. Centeno Vallenilla no escatima prejuicios a la hora de dotar a sus pinturas de un fuerte tufo de sexualidad desabrochada y llena de picardía pecaminosa.

Leer artículo completo

SEBASTIÁN GARRIDO, UN SOBRIO ESTILISTA

Texto: Carlos Yusti

Sebastián Garrido, uno de los más excelsos fotógrafos venezolanos, murió en un accidente de tránsito. Queda su obra. Su estilo límpido y sin mojones esteticista. Su mirada desprejuiciada, sin apremios por la gloria ni otra antigualla narcisista que motiva a tanto fotógrafo venial.

Su trabajo fotográfico enfocó la vida desde el rostro de la gente del pueblo, desde un paisaje calcinado por luces y sombras, desde esos pueblos bituminosos de nostalgia y tristeza. Su obra fue un espejo fidedigno de un mundo acosado por el mito popular, la alegría y tristeza pasajeras, de un mundo curtido por el tiempo y el clima, de un universo forjado en el trabajo duro, en la faena llena de magia y proverbial sabiduría.

Leer artículo completo

LA OREJA MUTILADA DE VAN GOGH

Texto: Carlos Yusti

También tenemos la oreja mutilada Van Gogh. La miseria de Van Gogh. La Ironía subrayada de que en vida jamás vendió un cuadro y hoy se cotizan a muy buen precio. La historia de Van Gogh en la pintura contemporánea es un paradigma envolvente. Aparte de ser un caso clínico de primer orden, su mito de pintor fracasado, acosado por la miseria y la locura, ha permitido que las especulaciones en torno a su obra y su vida se conviertan en una tupida madeja que deja poco resquicio para apreciar su obra con fría objetividad. Las anotaciones más increíbles lo han convertido en un mito cultural que desemboca inevitablemente en su oreja cortada. Las cartas a su hermano Theo son un compendio angustioso de sus contradicciones y miedos como ser humano y como artista. Sin ser una obra literaria de envergadura dejan al desnudo al individuo que lo ha apostado todo por perfeccionar su arte. En psiquiatría la automutilación tiene su ficha y su expediente clínico respectivo. Al parecer al pobre Van Gogh lo aquejaba una esquizofrenia paranoide o algo por el estilo. 

Leer artículo completo

CENSURA CON HILO ROJO

Texto: Carlos Yusti

“ Con hilo rojo coses las
esquinas
Con hilo rojo
coses las desilusiones…”

Fragmento de un poema de Farruco Sesto

 

Todo el trapicheo de censura y comentarios en torno a la obra City Room de Pedro Morales ha servido para dejar al descubierto el comisario cultural que tenía muy bien guardado, en el closet de su alma el poeta, arquitecto y pintor Farruco Sesto.

La vida y la política son la ironía en marcha a cada paso. Tanto proclamarse libertario, tanta tinta gastada escribiendo poemas por la libertad para terminar como funcionario de quince y último; tanto cuadro pintado con los colores de la solidaridad, tanta paloma de la paz pintada para concluir en el castillo kafkiano del mierdeo cultural. O sea que los argumentos de Farruco para asumir su papel de censor se quedan en la farragosa retórica del funcionario apegado a las directrices del partido. Por eso no resulta para nada refrescante su visión al referirse al sentido contestatario y contra el poder de la obra de Morales en los siguientes términos: “Pero en este particular, no hay un manifiesto contra el poder. No hay un alegato que se sostenga. No hay, ni siquiera, valentía. Lo que hay es el aprovechamiento abusivo de la circunstancia cultural, con el único fin de continuar dando en ese ámbito una batalla política que en otros escenarios ya conoció la derrota. Es el mismo espíritu arrogante del golpe de abril, con su cruento sainete dictatorial de 47 horas; el mismo aire cínico del abatoje petrolero, la misma atmósfera fascista de aquellos grupos (…) Pura política enlatada disfrazada de arte,…”

Leer artículo completo