Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Cantautor

Invitado


Bob Dylan en el Massey Hall, Toronto, Canada, Abril 1980

¿Ha llegado carta?
EL MISTERIOSO BOB ENVIÓ UNAS PALABRAS
¿Estuvo en Suecia el Oráculo de Delfos?


ROLANDO Gabrielli©

La antesala

¿Qué dirá Bob Dylan en su discurso durante el banquete del Nobel en Estocolmo? ¿Unas cuantas palabras formales, ceremoniales, para salir del paso y cumplir con la tradición del emblemático lauro? ¿Quién le convenció a cumplir con el protocolo, después de un largo silencio y excusas sobre compromisos previos? ¿O quizás cuestione que la rueda del mundo está atascada frente al abismo?  

¿O dirá que el pasado tritura el presente como si el futuro fuera una rebanada de queso? Hay que conocer la trayectoria de un hombre, para entender su voz. Hay un Dylan que no se gasta en el olvido. De ninguna manera se puede dejar de constatar el hecho de que él ha construido su propia leyenda de equívocos sobre sí mismo. Un primer Dylan es parte de su historia real, imitaba a Charles Chaplin y hacía de payaso. Alguien tan distante, al parecer, a este vaquero huraño del folk rock, que alguna vez dijo que era de New México o Texas, huérfano, inventando una nueva realidad personal, despistando a sus seguidores y entrevistadores. Tal vez quería ser otro o muchos más. No le alcanzaba el doble borgiano, porque lo multiplicaba hasta su propia imaginación. Durante un tiempo prolongado para este tipo de actos y situaciones se hizo el sueco ante la Academia sueca y congeló cualquier respuesta frente al lauro, en su tónica de personaje inefable, que toca distintos instrumentos en sus presentaciones y donde el silencio es su toque personal, maestro, dota de una indiferencia sublime a sus actos de comienzo a fin y deja para respirar una atmósfera donde sólo está su voz arrastrada e instrumentos en el formidable eco de su audiencia.

¿Puso música a la poesía o poesía a la música? El escenario escandinavo se abre como un cisne blanco en la nieve para el festín de la música y la palabra. Un plató especial, quizás haya pensado, pero es un escenario del stablishment, después de todo. 

Escáner Cultural nº: 
198
Invitado

 BOB DYLAN,

SILBANDO EN  SU LARGO PENTAGRAMA (¿El Pope del Pop?)



Rolando Gabrielli©2016


T

Robert Allen,

el  judío de Minnesota,

se preguntaba en los sesenta:

“cuántos caminos debe recorrer el hombre

antes que le llames hombre”

Ahora digo, nuevamente,

con mi generación tal vez,

más a solas quizás,

algo arrinconados posiblemente

y un poco más, a lo mejor,

en un mundo indiferente

màs que diferente.

¿Ganadores

en  un viejo  statu quo,

destapándole los sesos

a  su propia  gente?

Nos seguimos haciendo más preguntas

que en todos los tiempos.

Nuestros antepasados interrogaban al cielo,

las estrellas  y cometas,

oráculos, papiros, las piedras,

después miraron las manos

y también buscaron un destino.

El hombre sentado a la vera del camino,

el cosmos arriba en lo alto,

el  hombre  aquí rodando por su propio camino,

es cierto Bob, Dylan,  muy cierto,

"cuántas veces  se puede girar la cabeza

y decir que no has visto la realidad".

Dices que la respuesta está flotando,

silbando  en el viento.

Tan ingenioso  como verdadero,

viejo Bob,

al alcance de un sueño,

una estrella.

Rolando Gabrielli©2016

 
Bob Dylan por XIART.at 2008.


 
 ¿Homero de la contracultura?

Escáner Cultural nº: 
196

 

UNA PINCELADA URBANA Y MUSICAL AL RITMO DEL SWING: “EN LA PARED”


“En la pared” es una canción ciudadana que, evocando aires de swing, propone una mirada sencilla y franca sobre aquellos que, impulsados por la rebeldía, el arte, la militancia política o social u otras motivaciones de comunicación, plasman sus expresiones y realizaciones en los muros de pueblos y ciudades.
 
Sin hacer diferencias entre reclamos sociales, definiciones ideológicas, frases irónicas, obras de arte, promoción de recitales, reflexiones filosóficas u otras expresiones, expone al uso de las paredes como soportes de mensajes de cualquier índole, como una forma práctica y vivencial de libertad de expresión.
 
Letra y música se amalgaman de manera oportuna en una expresión tan auténtica como aquellas a las que la pieza se refiere.
 
En su versión original, la voz de Nery González Artunduaga y el piano de Rodrigo U. Stottuth nos instalan por si mismas en un ambiente expresivo convergente con aquel contenido temático de compromiso y de bohemia.
 

Guía de Descarriados

 

EL CASTILLO DE CHINOY


Por Marcelo Olivares Keyer

 

          I    ES HORA DE SALIR DE LA CONCIENCIA

          A mediados del 2008 leí en un blog un artículo sobre Chinoy. Supuse que los elogios vertidos por la autora del texto se debían a la juventud de ambos, al hilo generacional entre reseñadora y reseñado. Después supe que el cantautor era el mismo cuya estampa aparecía por esos días en unos grandes afiches repartidos por Santiago anunciando una presentación. Hasta ahí ya me quedaba claro que existía un trovador joven, de pseudónimo “Chinoy”, con cierta llegada entre sus cogeneracionales. Por extensión, lo suponía uno más de entre la nutrida camada de cantautores brotados en Chile durante la última década. Esta última consideración se derrumbó por completo el día que -por casualidad- escuché una canción suya en la radio.

La canción, larga, intensa y rara, se me quedó enredada en la mente, y si bien aquella vez no fui a por más, me quedaba claro que no podía ser el resultado aislado de un rapto de inspiración, o un simple golpe de suerte, sino una arista de algo mayor. Si esa vez no busqué la obra completa, fue porque sabía que podría encontrarme con algo demasiado grande, y un cuarentón como yo ya no tiene tiempo para todo. Pero un día se confabularon los factores básicos sobre una mesa: un computador y una buena conexión a internet. Era sólo entrar a youtube y digitar chinoyquesalganlosdragonesalbumcompleto. Y lo hice.

No fue necesario avanzar tantas canciones para darme cuenta de hacia dónde apunta la propuesta de Chinoy. En realidad, en dos minutos queda claro. Su mirada, puesta en la lejanía, sobrepasa la contingencia para ir en busca de la trascendencia. Gracias a este sólo acto relega –de un plumazo- a todos sus colegas contemporáneos a la condición de meros entretenedores. Con ese lirismo agridulce, esa voz extraña, y esa impronta andaluza presente en –casi- todo lo chileno, el álbum QUE SALGAN LOS DRAGONES ostenta una categoría fundacional; y si no hay unanimidad a este respecto, es sólo porque no cuenta con la caja de resonancia social con que contó, por ejemplo, otra obra fundacional como LA VOZ DE LOS OCHENTA, de la que viene a ser, a pesar del largo lapso entre una y otra, su contrapunto. Y es que Chinoy, con su tensión a cuestas, su sudor y sus tics, su timidez y su acento para muchos incomprensible, resulta del todo disonante en este Chile actual, este Chile de alabadas cifras macroeconómicas, de malls rebosantes de clientes, de Lollapaloozas repletos a pesar del exorbitante precio de las entradas, de asados cotidianos y barras futboleras con dinero suficiente para acompañar –en avión, obvio- a su equipo hasta el más lejano rincón del planeta.

Creo que desde los días de Los Prisioneros no aparecían, entre los letristas chilenos, versos y estrofas de tal nivel y que al mismo tiempo impliquen tal vuelta de página. En este sentido, siento que quienes padecemos de adicción por las letras de canciones que alcanzan el rango de genuina poesía, lo estábamos esperando, desde hace un cuarto de siglo que queríamos oír algo así. Más aún, sentimos una suerte de agradecimiento, ya que con la gran discoteca mundial al alcance de los dedos gracias a youtube, buscar, entre un millón de posibilidades y sin el más mínimo asomo de nacionalismo, sólo por la bendita necesidad de escuchar música actual y de calidad, las canciones de este trovador, implica también un necesario orgullo. Esto último queda bastante claro cuando recurrimos al viejo truco de tratar de definir algo (o alguien) en base a su parecido con otros. Chinoy tiene algo de Bob Dylan, sí, y en buena hora, pero también algo del mejor Silvio Rodríguez, y hasta algo de Elvis Presley cuando se deja patillas y tirita en éxtasis mientras canta. Sin duda vuela alto este muchacho salido de Placilla, un lugar en las alturas de San Antonio.

Fui a verlo a fines del verano pasado a una presentación en un boliche de Bellavista, gratis. Ahí estaba en un escenario improvisado entre unas escaleras; tenso y severo como un gitano. Aplaudido, mirado, admirado. Obviamente nunca comprendido del todo, ese es el sino de los que van más adelante y no están para juegos: ser seguidos, nunca entendidos a cabalidad, corriendo el riesgo de quedar, de tan adelantados, como jinetes perdidos en la inmensidad. En este sentido, incluso no faltó el momento de mala onda con un sector del público. Es lógico, superlógico, porque Chinoy está en trance, y quien está en trance no puede detenerse a simpatizar. Este cantaor y su guitarra suben al escenario a remecer el presente, a intentar sintonizar estos ambiguos días con la estación de la trascendencia. Suda al cantar porque no se está divirtiendo, está trabajando, está excavando una veta que no pretende soltar. Encontró la belleza, encontró la voz, encontró el sentido. No le está hablando a los grupos cada vez más numerosos que lo acompañan para tararear sus canciones y tomarse una fotografía con él al final del concierto (algo a lo que él accede de buena gana, por lo visto). Está buscando ese algo a lo que se refiere Dean Moriarty –el héroe de la novela On the Road- en momentos de éxtasis, y a ratos lo alcanza, lo tiene, con ese talento que literalmente lo desborda, con esa manera de componer e interpretar al mismo tiempo visceral y mística, tan fuera de foco para quienes aún no se han dado cuenta de que los días de equilibrio y complacencia ya terminaron.

Escáner Cultural nº: 
175
VAMOS A UN RECITAL

 

 

Vamos a un Recital!!!
Vamos a un Recital es una crónica que pretende dejar registro de diversas actividades donde se ejecute música en vivo sin frontera de gustos, ni clasificación de estilos musicales. Deseamos mes a mes a través de Escáner Cultural invitarlos a un viaje o una salida que dará cuenta de lugares, agrupaciones y repertorios ejecutados en distintas ciudades del país. Un día puede ser un megaconcierto, otro la pequeña sala de un conservatorio, además esta experiencia nos permitirá hacer una bitácora para facilitar el recorrido musical de visitas extranjeras.
La invitación es sencilla y directa, simplemente

“VAMOS A UN RECITAL”

Por Patricio Muñoz Q.
inter.guit@gmail.com

 

Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar


El Anfiteatro de la Quinta Vergara se encuentra ubicado en pleno centro de la ciudad Jardín en la calle Errazúriz # 563, interior parque Quinta Vergara, es un escenario que se caracteriza porque cada febrero, hace 53 años, se realiza el festival de la canción.

 

Este Festival partió (1959) cuando un grupo de músicos tocaban en una feria en los jardines de la Quinta Vergara con el afán de promover los trabajos que realizaban en la Escuela de Bellas Artes. Carlos Ansaldo (director del Departamento de Turismo y relaciones Públicas de la Municipalidad) pudo ver la proyección de este evento y organizó para el verano de 1960 el primer festival.


Un escenario de cholguán y tres carabineros para la seguridad participaron en la primera edición de este evento estival, partió el 21 de febrero duro 5 días y tuvo de invitados a los huasos Quincheros y a don Carlos Helo en el Humor en la animación estuvo Ricardo García.


Rápidamente, dado el éxito de esta empresa, se modificó el escenario y apareció la recordada Concha Acústica que buscaba la proyección del sonido, también los premios: primero la “Lira de Oro “, la “Gaviota de Plata” y las “Antorchas”.

 

Escáner Cultural nº: 
145

ASEMPCh                                                                   UAH

I Congreso Chileno de Estudios en Música Popular

 

¿Qué hay de popular en la música popular?

 

Santiago de Chile, 9, 10 y 11 de junio de 2011

 

Asociación Chilena de Estudios en Música Popular

Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad Alberto Hurtado

 

[Más informaciones: http://www.congresos.asempch.cl]

ENTREVISTA A FELIPE DÍAZ, NUEVO TROVADOR CHILENO

Por: Yto

¿Cómo definirías tu infancia?

- La definiría como increíble, recuerdo que era muy inocente y preguntón. Crecí en el 14 de Vicuña, en un condominio con muchos árboles, amigos, señoras que me retaban, travesuras, pichangas.

¿Dónde estudiaste y con quién?

Fui (estudiar sería mentir)hasta segundo medio en el extinto colegio Inglaterra, luego terminé en el Colegio Mayor.

Música aprendí solo, practicando en horas de clases, recreos, horas libres.

¿Cuándo descubriste que tu destino era la música?

Bueno, yo primero estaba decidido a ser futbolista, que en su momento era mi mayor pasión. Pero por una operación a la columna tuve que descartarlo.

Leer artículo completo


Entrevista a Emicida + The Creators Project @ Coachella 2011:
Miren a los ghettos del mundo, el futuro estará aquí

Por Jessica Parra Nowajewski

Una de las figuras que The Creators Project traerá a Coachella es Emicida, una de las mayores revelaciones del hip hop en Brasil de los últimos años. El se presentara en Coachella el día viernes 15 de Abril.

Hace unas semanas me encontré con su música y un poco de su historia, por lo que decidí contactarlo para realizarle algunas preguntas. Con un poco de suerte, y mucha gentileza de su parte, aquí les dejo nuestra e-conversación.

Emicida

 

¿Cómo fue tu experiencia convirtiéndote en parte de The Creators Project? cómo te está ayudando Creators a desarrollar tu arte?

En el primer momento no pensé en las dimensiones del proyecto, vi la primera parte como una simple entrevista, después descubrí todo sobre el proyecto y supe de la importancia de esta iniciativa. Durante el primer año del proyecto fue filmado el documental de VBS TV, esto fue instrumental en la divulgación de mi trabajo más allá de Brasil, esto me llevo a otros lugares vía internet y televisión. Hoy estamos en el segundo año del proyecto y “el estudio” será parte del todo el proceso de creación, me gusta esto, es una ventana que mostrará una de las formas en que se trabaja la música en el siglo 21.

Escáner Cultural nº: 
135

ENTREVISTA A JOAQUÍN SABINA

Desde Argentina, Leandro Piragini
EXTRAÍDO DE INTERVIÚ

En 1986 veía la luz "Joaquín Sabina y Viceversa", álbum que, con más de 400.000 copias vendidas, consagró definitivamente a su autor. Catorce años después, Joaquín Sabina (Úbeda, Jaén, 1949) acaba de publicar otro doble compacto en directo bajo el rotundo título de "Nos sobran los motivos". El Sabina rockero y el Sabina acústico se entrelazan en un brillante trabajo, resultado de más de 160 conciertos por España e Iberoamérica durante poco más de un año, y que confirma el inmejorable momento profesional que atraviesa el cantante.

-¿Los motivos para lanzar al mercado un doble disco en directo le sobran a Joaquín Sabina, a su discográfica o a ambos?

Joaquín Sabina

Leer artículo completo