Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Sociedad


UNA VISITA A LA CARTO: ELOISA CARTONERA,
EL COLECTIVO Y LA CATÁSTROFE

Por Carolina Benavente Morales

cbenavem@gmail.com 


Una vez, discutiendo con una curadora danesa sobre la etiqueta "arte latinoamericano",
le dije que solo me interesaba la segunda parte, "latinoamericano".
Si lo que hago es o no arte no me preocupa, sí que sea latinoamericano.

Javier Barilaro

Escáner Cultural nº: 
124

 

LO QUE LA VERDAD ESCONDE

Por Mario Rodríguez Guerras

direccionroja@gmail.com

En el conocido film de Harrison Ford, este encarna a un marido que ha asesinado a su amante. Como no ha sido descubierto, ante las dudas de su mujer, se muestra muy digno y niega toda responsabilidad. La incomprensión lleva a la mujer a alterarse y tal hecho se presenta como problema mental. La psicología ha producido tantos errores como el socratismo, y ambos son imposibles de poner en evidencia de forma racional, porque el error es esa racionalidad. La alteración del marido se muestra como el derecho a imponer la evidencia, es decir, la falta de unas pruebas concluyentes. La alteración se considera de dos formas distintas, según la consideración previa de las circunstancias. Los personajes que intervienen en las escenas, que desconocen los hechos, contemplan en la alteración de la esposa su “irracionalidad”  y advierten la “sensatez” y los esfuerzos del marido por traer la razón a su “querida” mujer que de tanto esfuerzo, el marido, acaba por desesperase. En cambio, el espectador que sospecha la verdad ve en la incomprensión de que es objeto la mujer la causa de su desesperación y ve, en las formas del marido, tuda su hipocresía. En otras películas este marido fuerza la situación para producir mayor incomprensión y desesperación en su víctima.

Todos estos hechos son habituales en la vida, pero resulta terrible advertir que nadie se percata de ello. La comprensión que muestra el espectador en el cine, desaparece en cuanto se enfrenta a los hechos reales, bien que sean los mismos. Parece que necesitamos del arte para conocer la realidad, pero solo durante el tiempo que dura la ficción. La existencia nos hace perder de vista la verdad de los hechos para aceptar lo comúnmente aceptado, so pena de sufrir la misma incomprensión que sufre en el cine y en la novela todo aquel que dice una verdad. ¿A qué puede deberse esta circunstancia?

Surreal

ERRORISMO SURREALISTA, ETCÉTERA

 

Enrique de Santiago


artedeenrique@yahoo.es


El colectivo errorista Etcétera que está radicado en Buenos Aires, ha llegado a Chile, específicamente al Museo de Arte Contemporáneo. Y de que manera lo ha hecho, con un montaje impecable, pero lleno de errores y eso mismo lo hace impecable. Pues el error es conducente a corregir lo mal llamado “correcto” en una sociedad desigual, cruel y castradora de los sueños, los buenos errores, el absurdo, lo patafísico.El errorismo humano es….todo lo demás que es no erróneo, nada es, ya que todo es aparente, y en esas apariencias erramos, o enmendamos el rumbo y erramos, o todas las anteriores, en todo caso prefiero errar, que matar, pero en este plano físico se condena al que mata por error, más que al que asesina a gran escala como política de estado y por la patria, a ese estadista se le condecora y puede suceder incluso que un sacerdote bendice las armas antes de la batalla, su error entonces es ser un soldado con faldas.

En fin, Etcétera ha venido a instalarse a uno de los tantos centros del error, que es Chile, un tremendo error en si mismo. Y ya antes habíamos tenido su presencia en este error detrminado por fronteras movedizas que responden a intereses oscuros, que por cierto no han sido producto de un error, sino que de un terror llamado ambición. Anteriormente también estuvieron en el MAC, pero eso es irrelevante hoy, lo que importa es que están y su resonancia errorista es potente, nos conmueve, no nos deja indiferentes, por que como ellos lo definen nosotros somos "espectactores", y no queremos quedarnos indolentes ante esto, queremos ser parte, ansiamos ser erroristas, tanto como como somos surrealistas.

Escáner Cultural nº: 
109