Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Escritor

VIGÍA ENTRE SOMBRAS

Desde Chile: Mauricio Otero*

 

  

Un helor recorre entero. Es su fuego muerto, su rosa de labios invisibles. El mundo obscuro. Mi propio ser reencarnando en su ceguez lúcida. Caos, alucinación, antítesis lingual, atmósferas desconcertantes, de quien nos mira desde el mundo de los sueños, desde lo denso, lo informe, del otro lado de las cosas, de otra ley, desde el magma lento del thanatos, sin embargo volcado, volcándose; quebrando las leyes tras lo desconocido, vamos, y en ello radica la búsqueda de nuevos mundos. Y Díaz-Casanueva, fue tras los secretos, le mordieron las sombras el pecho, su fuego negro. En el mundo de las sombras, él, supo ver, aun a desconcierto, mas hondamente, en las cenizas, en los espejos volteados, en lo terrible.

Este poeta filósofo, este buceador tenebroso y lento, este vate de sueños pesados, tanto como los ojos translúcidos, buscó siempre las verdades intrínsecas, más allá, este poeta de la más alta metafísica, desentrañó gran parte del mundo, o desmundo, o antimundo. Un Lautréamont, un pájaro quemado que incendiaba más allá de De Rokha y Del Valle, de quien fue fraterno. Este discípulo de Heidegger, esta estrella cayendo, con las retinas rotas, fue Humberto Díaz-Casanueva, nuestro más ‘hermético’ bardo, nuestro iniciado, nuestra lengua esotérica, aun cuando germana o mundial, este genio chileno, de los umbrales, fue él, merecedor, -como así mismo afirmó y con justicia- del Nóbel. La muerte no hizo sino llevarlo por esa rueda de noche temblando que se desprende de la carroza del sueño, allá, ahí, donde las campanas oscuras ocultan soplos de todos los tiempos. Este cuarzo vipelino, está seguramente en esos mundos intuidos o construidos por la lengua en la contrafaz amarga de nuestro universo.

Leer artículo completo

 

LA LITERATURA EMPIEZA EN LA GEOGRAFÍA

Por: Celia Bermejo

Un desconocido escribió hace días a nuestra editorial. ¿Quién es Robert Lee Frost?, decía su escueta carta? !!!Ah, FROST!!!! Seguro, pensé, que tú sabes mucho más que yo sobre él. Ya su apellido nos indica que estaba predestinado a ser el primer poeta estadounidense. EL POETA: su apellido significa "escarcha", si bien su nombre indica que su padre, periodista y político local norteamericano, debió ser admirador del flamante general de idéntico nombre.

Como bien sabrás, es un clásico, continuaba el relato en la carta. Su lenguaje tan asequible por sencillo le hace aún más admirable: Sencillez, estilo bucólico y pastoril, temas rurales, soledad... Son las palabras que utilizo para definir el estilo que -haciendo uso del verso libre y del llamado "verso negro"- caracterizan la obra de Frost, junto a un profundo aprecio y enorme sensibilidad del mundo interno y de los humanos anhelos.

Leer artículo completo 

 

VANESA BELL Y VIRGINIA WOLF

Desde Costa Rica, Rodrigo Quesada Monge

Con la alegría que producen las buenas biografías, como la escrita por Jane Dunn, sobre estas dos grandes artistas inglesas del principios del siglo XX, me he sentado a escribir una nota en la que tal biografía, sea solamente una excusa para acercarse a los problemas más notables que trajo consigo ese siglo sangriento y opresivo, que todavía no acabamos de comprender en su totalidad.

Y es que, como lo hiciera la mágica Marguerite Yourcenar con la figura de Adriano con relación al Imperio Romano, las biografiadas fueron los ojos y oídos de la biógrafa para evaluar, pensar y sentir un siglo XX en el que pareciera haber predominado sobre todo el ascenso de la multitud, aún cuando para algunos historiadores se trate del siglo de la gente, con sus miserias, esperanzas y pequeñas vidas y muertes. 

Leer artículo completo

CUANDO EL RÍO SUENA. ALFREDO GÓMEZ MOREL

Por: Gonzalo León

En 1997, Editorial Sudamericana reeditó la novela El río, de Alfredo Gómez Morel, con un prólogo de Alberto Fuguet. Ese mismo año apareció un artículo en la Revista de Crítica Cultural, escrito por Diamela Eltit. Al comienzo del artículo se consigna erróneamente que la novela fue publicada en 1963, cuando en realidad lo fue en 1962 (después del Mundial de Fútbol). Pero quizá lo más erróneo de este artículo es el afán de incluir a El río (publicada en Europa por la prestigiosa Editorial Gallimard, gracias a gestiones de Pablo Neruda y a un prólogo del mismo vate en 1973) como parte de una epistemología de género o política. La Eltit nos señala aquí que: "Quizás uno de los aspectos más relevantes a nivel de sentido que presenta la novela es la problemática de género. La división masculino-femenino no requiere, en este trazado, de mujeres. Esta división transita por los hombres que reparten entre sí las condiciones de género. La sexualidad entre cuerpos pares surge como llamado imperativo..."

Cualquiera que lea El río sabe que en esas trescientas cincuenta páginas no encontrará consideraciones de género, pues éstas o ya están resueltas o no tienen gran relevancia al interior de la narración. Lo que sí podemos encontrar en El río es un constante fluir de conflictos con el orden social imperante. En otras palabras, Gómez Morel usa la novela para rebelarse contra la sociedad. Su intento es destruir la sociedad, y en este sentido la novela tiene sin duda un afán épico, tanto en trama como en lenguaje y propósito.

Leer artículo completo

HISTERIA, NEUROSIS, PARANOIA Y EPILEPSIA EN LITERATURA

Desde Chile: Mauricio Otero*

Cuando se lee a Henry James, en 'Otra vuelta de tuerca', apreciamos las dotes de psicólogo profundo del autor noringlés. Algo similar ocurre con Dostoievski y con Tolstoy, con Poe, y también con Hesse. Estos cinco autores son bastante ilustrativos de las enfermedades mentales que han rondado la pluma de los escritores más portentosos que ha conocido la humanidad. Tal vez todos ellos estén contenidos en Shakeaspeare, o en los clásicos griegos, en las tragedias. Y en los libros sagrados, especialmente en la Biblia, reservorio de manías y anormalidades. Más aun, Jesucristo mismo a la luz del análisis fue un enfermo mental, un histérico, según la moderna ciencia psiquiátrica. Tal vez, como él, muchos niños crecieron bajo temores y sentimientos de culpa enormes, de una magnitud cual, que debían redimirse sintiéndose redentores de la humanidad. Es decir, histeria pura. Todo el subjetivismo patético que habita en ese tipo de mentes, haciéndolos sentir el centro del universo, sujetos y objetos, pecadores y castigadores, llamados a limpiar la humanidad de las manchas que ellos mismos han pensado tener en su cuerpo que les atormenta el espíritu, la mente, y que desordena sus sentidos y los lleva a la alucinación y la hiperestesia. Por cierto, algo similar podría afirmarse de ‘líderes’ políticos de todos los tiempos, la mayoría, dictadores. 

Leer artículo completo

ARTE Y CULTURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez


Fernando Vallejo: "Rómulo Gallegos"

Cuatro colombianos pasaron a la final del Premio Internacional de Novela "Rómulo Gallegos": Laura Restrepo, Jorge Franco, Santiago Gamboa y Fernando Vallejo. Y resultó ganador este último, a quien teníamos de candidato fijo junto con Jorge Franco, el autor de Paraíso Travel y Rosario Tijeras, ambos escritores nacidos en Medellín, la tierra de Manuel Mejía Vallejo, nuestro primer ganador del Premio Rómulo Gallegos con la novela La casa de las dos palmas.

Por su novela ganadora, El desbarrancadero, y por lo que significa para Colombia y las letras del mundo la obra narrativa y ensayística de Fernando Vallejo (1942), contestario de todos los momentos, este premio nos congratula a sus lectores. Vallejo es autor novelas como la serie El río del tiempo y la famosa, La virgen de los sicarios. Además de sus excelentes biografías de Porfirio Barba Jacob y José Asunción Silva. Vive desde 1971 en México, a donde se fue a hacer cine.

Leer artículo completo

ARTE Y CULTURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez


Tamerlán

Dice en contraportada: "Esta novela muestra cómo, ante lo débil y escaso del poderío humano, se levanta orgullosa la memoria para recordarnos que nuestros días han sido ciertos, que hemos sido amados y que cada cual, a su manera, ha logrado forjar un imperio, ha construido con sus manos lo que había soñado". Esa es la historia de Timur, el llamado, en Occidente, Tamerlán, nombre que le da título a la primera novela del cuentista colombiano que hace algunos años ganara el Juan Rulfo, Enrique Serrano. 

Leer artículo completo

VON KLEIST, PADRE DE LA LITERATURA MODERNA

Desde Chile: Mauricio Otero

Antes que Kafka y Zweig, que Dostoievsky y Gogol, Heinrich von Kleist (1777-1811), puede considerarse el padre de una serie de innovaciones importantes para la narrativa y el teatro, influencia que tocaría a la mayoría de los genios, Joyce, Mann, Proust, Virginia Woolf, Dürrenmatt, Strindberg, Sartre, y a poetas, como Pessoa, llegando a la actualidad en plumas como las de Saramago, García Márquez, Carpentier, por citar sólo algunos.

'En M., una de las ciudades más importantes de la Italia septentrional, la marquesa viuda de O., una dama de intachable reputación y madre de varios niños preciosos y bien educados, hizo saber por medio de los periódicos que, sin saber en qué circunstancias, se hallaba embarazada, y rogaba al padre del niño que iba a dar a luz que se identificase, pues estaba decidida, por motivos familiares, a casarse con él. La dama que, desafiando las burlas del mundo, osaba dar este atrevido paso, obligada por la irremediable situación en que se encontraba, era hija del señor de G., comandante de la ciudadela de M. Hacía aproximadamente tres años que había perdido a su esposo, el marqués de O., al que amaba tierna y profundamente, cuando éste se dirigía a París en un viaje por asuntos familiares.' 

Leer artículo completo

RAYUELA, LA MAGIA CORTAZARIANA. ¿ESTA VIVO NICANOR?

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

Muchos me preguntan si está vivo Nicanor Parra. Les digo, como Neruda, la Mistral, Huidobro, De Rokha, G. Rojas, Uribe, Hahn, Teillier, Lihn y pare de contar. Sólo que atraviesa en las noches Las Cruces con la calavera de Hamlet, el Pacífico chileno y en un mundo lleno de terror, es el único poeta autorizado para detonar artefactos, poéticos, indudable mente.

Parra, me convencí, no cree en la muerte, él la va a enterrar y le recitará su poema de Lázaro, y si aún así no comprenden su "inmortalidad", la rematará con un epitafio: me gustas cuando callas.

Hijo del insomnio nerudiano, Nicanor Parra lorquiano de corazón, y parriano por obligación, vino a este mundo a pedalear por el hondo y peludo camino de la poesía entre rosas y espinas, violetas y nomeolvides, desde San Fabián de Alico a Oxford, pasando por La Reina, el Pedagógico de la Universidad de Chile, Nueva York, Pekin y Moscú. La entrada a Estocolmo se le negó dos veces, antes del cantar de un gallo, y aún así, lo niega el muy bribón. "Cuba sí, yankis también". 

Leer artículo completo

LA NOVELA, UN POZO SIN COMIENZO NI FIN

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

No soy novelista. Cuando llegué a este género, ya había demasiada prosa. De la buena y de la mala. Me inicié cuando tocaba el fin de la novela, como todo principio, que tiene una misma historia circular. Denme un solo lector y volverá a ver Borges o el Manco de Lepanto nos escribirá con las dos manos. La historia está para ser narrada y cualquier fragmento de vida es bueno para reciclarlo. El desierto cuenta con sus propios espejismos y la página en blanco escoge sus palabras mágicas. Narrar debiera ser arrancarle una espina a la prosa. No dejar que la aguja se sienta amenazada en el pajar. Escribir en una lápida: ahora no. Debemos ser rotundos con la palabra, como la muerte, irrevocables .El luto es una fiesta al revés y maldita sea, existe. Todo es posible en la novela, al menos para quien no es novelista. Lo considero un género irresponsable y deliciosamente híbrido, que permite subir al lector a un camión como a una bicicleta y de paso obligarlo a andar a pie para que olfatee las calles y sienta el frío rocío de las madrugadas. De la novela se ha dicho hasta de qué se va a morir, cuándo, cómo y por qué. Y ella, muerta de la risa, como si nada. Fresca lechuga, tiene pellejo para seguir estirándose, y yo diría, unas buenas nalgas, para seguir meneando la historia. Qué tarde uno llega y qué feliz se siente a veces. Tanta agua y teorías han pasado bajo el puente de la novela, que casi me ahogo. Por eso no he tomado en cuenta nadie, más que al lenguaje, a la verdad de mis días frente a la página en blanco. Seguramente mis escritores favoritos, lecturas, están revolviéndose en esta coctelera que lleva, lo que es lógico de suponer, pero no hay nadie en que yo haya pensado deliberadamente.

Leer artículo completo 

SERIE DE BREVES ENSAYOS. GUILLAUME APOLLINAIRE PASTOR DEL REBAÑO DE LOS PUENTES...

Desde Argentina: Marcelo Luna

 

PREFACIO.

Si "queremos explorar la bondad, comarca donde todo calla" nadie mejor que Apollinaire, poeta francés nacido en Roma, que junto a Baudelaire fué el padre de la poesía moderna.

Ambos pueden ser relacionados, y de echo el mismo Apollinaire lo hizo abiertamente cuando publica su estudio sobre "Las Flores del Mal", Baudelaire cierra una etapa cultural fecunda, la del siglo XIX, Apollinaire inaugura y adelanta otra, la de los mejores logros en la poética del siglo XX.
De allí que sea absolutamente necesario una aproximación a éste poeta, crítico y cuentista, hoy por hoy bastante olvidado.
No olvidemos, que en la senda de la mejor poesía francesa vendrían luego, autores de la talla de Tzára, Breton, Eluard, Aragón, Reverdy, Salmon,Artaud, Char, Valéry y Claudel, por citar a los mas representativos que le deben mucho a éste pastor del rebaño de los puentes.

Leer artículo completo

ARTE Y CULTURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez


Premios Casa de las Américas 2003

El Premio Casa de las Américas 2003 fue ganado en ensayo histórico por la cubana María del Carmen Barcia, con la obra "La otra familia: parientes, redes y descendencia de los esclavos en Cuba"; en novela por la argentina Paola Cristina Yannielli, con la obra "La hermana", sobre la vida de Emily Dickinson; en el género testimonio, el colombiano José Alejandro Castaño Hoyos, con la obra "La isla de Morgan", y en teatro, el venezolano Rodolfo Santana, con la obra "Ángel perdido en la ciudad hostil". Joao Almino ganó el premio basileño con "Las cinco estaciones del amor".

Leer artículo completo

 

SERIE DE BREVES ENSAYOS


INTRODUCCIÓN. Nuevamente con Uds. mis amigos, para dejarles una aproximación poética de un autor de habla no hispana. En este caso se trata de un poeta, ensayista, y cuentista, casi desconocido para los lectores hispanos y salvo por aisladas colaboraciones, es absolutamente ignoto. No fué traducido al español, salvo esas excepciones y recién a comienzos del 2003, quien escribe este ensayo, se animó a traducir su último libro "Lluvias de Ranchipur" de Enero del 2003, editado en la India, Bombay, por el sello Bombay News Express. El título se debe a su aficción por el cine norteamericano y en especial a Richard Burton, Alan Ladd, Liz Taylor entre otros. Se trata este ensayo de...Jan Loomis Vranov.

 

JAN LOOMIS VRANO.
EPÍGRAFE: De Ranchipur a los Mares del Sur.

Desde Argentina: Marcelo Luna


DEFINICION.
En algunos casos, se hace difícil definir a un escritor, como en este caso a Vranov, por un sinnúmero de avatares que conllevan todo un universo existencial.
Hay poetas que no se los puede catalogar, clasificar, ni siquiera definir, por poseer una vida aciaga, una obra compleja y por no asentar sus reales en un país o territorio mas o menos conocido.
Sumado a que Vranov escribe en distintos idiomas, hace de él una completa galimatía.
Paso a resumir sus "virtudes" que lo pintan de cuerpo y espíritu.
  

Leer artículo completo

LAS VÍBORAS EN EL PARAÍSO ANTIPARRIANO

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

La entrevista kafkiana

La nubosidad gris sobre Santiago a medida que la tarde se recostaba sobre mi viejo reloj Tissot, presagiaba unas lluvias memorables, de esas que sobrepasan los paraguas, nos humedecen las entrañas, en los días fríos invernales, que parecen interminables ataúdes grises flotando en el aire. Pero la misión periodística era ineludible: entrevistar al antipoeta en su casa de La Reina, en las faldas de la Cordillera de los Andes, uno de los baluartes naturales de los chilenos, escogido por Nicanor Parra, como un refugio personal frente a la omnipresente poesía de la Cordillera de la Costa.

Me subí al micro como un fantasma londinense, un domingo, poco después de las 2.30 de la tarde, a esa hora en que las calles están desoladas y viven el feroz desamor del tiempo indefinido, camino a la casa de rústica madera del autor de Poemas y antipoemas, Obra Gruesa y de un pecado de juventud, como le llamó a su libro inaugural, Cancionero sin nombre (1937), de indiscutida influencia garcilorquiana.

Leer artículo completo

EL PELIGROSO JUEGO CON LAS ILUSIONES. LITERATURA Y PREMIOS

Desde Chile: Mauricio Otero

Hemos constatado por la prensa española, leyendo la carta denuncia de Juan Goytisolo y cien escritores respetables junto a él, que los concursos que se realizan por miles en tierra ibérica, no son del todo transparentes. Goytisolo y los cien han descubierto un velo de vergüenza que oculta los subterfugios, estratagemas, y lo que es peor, el juego que se lleva a cabo con las ilusiones de los 'concursantes', la mayoría jóvenes latinos.

Esto configura, desde el punto de vista moral, una afrenta mayor a los corazones, llenos de nobleza de la edad 'prístina', haciéndoles caer de frente, herida, sobre la indeseada realidad.

Decimos peligroso, en todas sus letras, y es aplicable de toda propiedad la frase: jóvenes con todas sus letras, muchos con libros sin registrar, que envían a estos 'certámenes', a los riesgos que ello implica, ilusionados, es decir, plenos de confianza y optimismo, como quien apostara a una lotería convencido de que va a ganar, por amor propio. Mas, debemos señalar desde nuestra posición intachable, que lo que se pretende con estas estrategias no es otra cosa que refrendar a personajes predesignados, afectos al régimen, con la carga política de sustentar a los sistemas y gobiernos. La relación entre política y literatura no es nueva.

Leer artículo completo