Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Escritor

LAS ENSEÑANZAS DE EDWARD SAID

Desde Costa Rica, Rodrigo Quesada Monge

Empecemos por anotar que existen muchas formas de hacer antiimperialismo. Están aquellas que se despliegan en las trincheras militares, como las que realiza el pueblo iraquì contra la ocupación extranjera. Otras que se realizan en las instituciones internacionales, la ONU por ejemplo, donde se oyen las voces de aquellos que difícilmente podrían ser escuchados en otros escenarios, como sucede con Cuba. Pero están también aquellas otras, mucho más silenciosas, lentas y sinuosas, cuyos productos y resultados hay que esperar, a veces, durante bastante tiempo, y con las cuales se requiere tener un cierto nivel de paciencia y entrega, para no caer en manos del desaliento, como son las expresiones académicas e intelectuales contra el imperialismo y sus distintas manifestaciones.

Entre esos intelectuales y académicos se encuentra Edward Said, el notable escritor palestino que dedicó gran parte de su vida al estudio de la literatura inglesa, y que, como profesor universitario en los Estados Unidos, supo hacer llegar a sus estudiantes y lectores un tratamiento muy distinto del convencional sobre los asuntos así llamados “orientales”, no sólo en ese país sino también en Europa y otras latitudes.

Leer artículo completo

LAS CEPILLADAS DE MELISSA - EL AMOR, ESA VENTILACIÓN PÚBLICA Y HÚMEDA - DEL OBELISCO AL RÍO MAPOCHO, EL PASO DE GANSO DE MELLISA

DEL OBELISCO AL RÍO MAPOCHO, EL PASO DE GANSO DE MELLISA

Por Rolando Gabrielli

Medida en el olvido de su tórrido pasado, cruzó la cordillera en la esponjosa fama de la piel sobre el escaparate, el cuerpo adolescente que fue oficio de sus noches y mañanas, llegó a Santiago de Chile, como el hilillo descolgado del Mapocho, sin el brioso cauce, Qué fue deste río profundo, remolino, torbellino de un indisimulado gozo, que se fizo la infanta Mesalina P., que lo probó todo, como si fuera una fiebre sobre las sábanas. Un Santiago gris, apagado por el smog, pero más salvaje en el sexo virtual, recibió a esta siciliana, que abrió su isla y playa, el fruto de su carne, al uomo sapiens , al uomo fálico .

Flotó en la atmósfera la pregunta después de sus declaraciones en Buenos Aires, que fue de esas noches, aquestos caballeros, esos Don Juanes de doradas, húmedas sábanas, que se fisieron, Oh, Señora?. La memoria es la reina del olvido. 

Leer artículo completo

ESCRITORES PROCESADOS

Santiago de Chile, por: Raúl Hernández

El poeta joven Diego Ramírez ha sido apresado por un supuesto almacenamiento indebido de material pornográfico infantil. Y ahora que releo sus libros pienso en la prisión del escritor, la censura de la libertad, la intención del delito.

La palabra la tiene la justicia chilena acerca de lo que se supone que paso, lo que iba a pasar, lo que no pasó y lo que es. En tanto, recuerdo a Gustave Flaubert procesado por los tribunales franceses por "ofender a la moral pública" en su "Madame Bovary". Tiempo antes había dicho: "Siempre detesté que mis sentimientos pudieran trascender al público y que las pasiones se debatieran como tema de conversación". Para Flaubert, el artista debía hacer creer a la posteridad que no ha existido nunca, cosa que Jean Genet (huérfano, ladrón, pederasta, ex convicto, poeta, novelista y dramaturgo) no se debe haber cuestionado mucho.

Leer artículo completo

RELEER A TOLSTOI

Desde Costa Rica, Rodrigo Quesada Monge

Con frecuencia, parafraseando a Borges, uno puede decir que le agradece a la vida más los libros que ha leído, que los que ha tenido la oportunidad de escribir. Y con la La Guerra y la Paz, del escritor ruso León Tolstoi (1828-1910) sucede exactamente eso; porque se trata de una novela que fue escrita para la eternidad.

La vigencia de esta novela es a todas luces asombrosa. Tal vigencia no radica en el maravilloso anecdotario realista con el que está tejida, puesto que, de haber sido así no hubiera pasado de ser un sencillo pero rico documento histórico, sino en el enorme y complejo edificio moral, humanístico y personal que Tolstoi logró levantar, para darnos una lección invaluable sobre los horrores y la imbecilidad de la guerra.
Con esta novela se aprenden muchas cosas. Una de ellas es que la ausencia de guerra no es necesariamente la paz.

 

Leer artículo completo

SYLVIA RIESTRA. LA TRANSICIÓN DE LO VIRTUAL EN“PALABRAS DE RAPIÑA” Y “ENTRE DOS MARES”

Por: Martín Palacio Gamboa -Uruguay

1

En el tercer poema del libro "Palabras de rapiña" (ed. Caracol al Galope, 2002, Montevideo), "Levadura", aparece la referencia directa al título. Y es en ese texto que la autora supone -no tan inciertamente- la posibilidad de que a la palabra purificada se le adhiera la presencia negadora de la palabra manchada -rapaz- por la presencia castradora de un lenguaje inhabitable. Ahora bien, la palabra es trascendencia y revelación mientras que el lenguaje, en su ceguera de existir y sirviendo al hecho de restablecer un puente entre el yo y lo que percibo como mundo, bucea en el intento de aprehender la esencialidad fantasmática de las cosas. Zambrano diría que "la palabra no necesita del estar envuelta en una relación sino que siempre la suele romper para crear ámbitos ilimitados, horizontes imprevisibles. Al lenguaje le está encomendado el moverse dentro de la limitación"1. Pero Riestra sabe que lo verbalizado (o el acto de verbalizar) "se transforma en agujero negro/ central/ gravitante" y "que me aspira/ hacia una estación terminal/ donde nada importa ni significa". Repulsión de la nocturnidad, que absorbe y desintegra, aunque sea transitoria como "una insistente ala negra": Cratilo termina siendo canibalizado por Ezra Pound y Michaux. Las palabras de rapiña son la referencia metafórica que advierte el cese de una metexis intermitente, cualquier intento de correspondencia tal como lo entendía la poética romántica.

Leer artículo completo

SUCEDE QUE ME CANSO DE SER HOMBRE - HACEN FIESTA CON NERUDA EN UNA PECERA - NERUDA ENTRE NOSOTROS
(POR JULIO CORTÁZAR)

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

A Silvia, en Colorado, que tanto impacto le ocasiona el verso: sucede que me canso de ser hombre .

¿Cuántas peluquerías y cines hay en Nueva York?

Seguramente incontables como pelos y ojos transitan por sus calles, de día y noche, sin reparar la contabilidad pública ni privada de sus actos. Una ciudad que se mira el ombligo, no vive, o que se sueña en la memoria, carece de futuro, por eso Nueva York se inventa cada día un nuevo día. Una manera real, dicen sus calles, es no apagar la luz. Perdidos en Nueva York, si el tiempo volara, y una esquina sumara un nuevo camino. Hazme la historia, conviérteme en santo peatón de tus calles New York. Los ojos son las vitrinas de tus mañanas, que te recorren, bajo los subterráneos, sobre mis pisadas. Súbditos de tus sueños, del acero, el Central Park, la imagen volada en el otoño, caballo sin dinero en tus calles. En el poema New York viaja en el Hudson, es ciudad blanca en enero. 

Leer artículo completo

MARY W.SHELLEY. LA REALIDAD IMAGINADA DE UNA JOVEN BRITÁNICA

Por: Alvaro Oliva

EN SUS REITERADOS VIAJES POR EUROPA LA HERMOSA ESCRITORA DIO A LUZ A FRANKENSTEIN, UNO DE LOS RELATOS MÁS CONMOVEDORES DE LA LITERATURA FANTÁSTICA.

Con su inconmensurable sensibilidad y rodeada de las plumas más románticas e imaginativas del viejo siglo XIX, Mary Wollstonecraft Shelley llegó a convertirse en una de las literatas más destacadas de su época. "Frankenstein", su principal obra, es un clásico imperecedero concebido en la esencia misma de una mujer que nos remite a una historia donde desfilan una serie de vivencias humanas y sentimientos, bajo el omnipresente espectro de un solitario ser sentenciado al más absoluto de los rechazos.

Mary nació en la rigurosa Inglaterra del año 1797, en un verdadero nido de letrados que le permitió desde pequeña hundirse en las aguas del conocimiento y de los textos más vanguardistas. 

Leer artículo completo

“ELVEX”

Desde México, Araceli Zúñiga Vázquez

- Elvex, ¿me oyes?

• Sí, doctora Calvin - respondió el robot.

• ¿Continuó tu sueño? Dijiste antes que los seres humanos no aparecían al principio . ¿Quiere esto decir que aparecieron después?

• Sí, doctora Calvin. Me pareció, en mi sueño, que eventualmente aparecía un hombre.

• ¿Un hombre? ¿No un Robot?

• Sí, doctora Calvin. Y el hombre dijo: "¡deja libre a mi gente!"

Leer artículo completo

WILLIAM CARLOS WILLIAMS O LA IMAGINACIÓN DE LA METÁFORA

Desde Argentina: Marcelo Luna

PRÓLOGO :

En éste breve número trece que hoy me ocupa, un escritor (norte) americano llamado William Carlos Williams fue en el primer tercio del pasado siglo, uno de los exponentes que operó un cambio radical en las letras de lengua inglesa y que afectó por igual al verso y a la prosa, a la sensibilidad y a la sintáxis, a la imaginación y a las cosas.

Dije en otro escrito que la poesía inglesa (de Inglaterra) le debe a los (norte) americanos haberla liberado de la farfulla académica-metafísica y de los estertores de la agonía en que se encontraba...Nada más cierto.

Un reducido grupo de poetas operó ese cambio, a saber: Ezra Pound y T.S.Eliot desterrados a voluntad en Londres y París, Wallace Stevens y E.E.Cummings, dos espíritus cosmopolitas que deciden quedarse en USA, en fin, no quiero dejar de olvidar a Robert y a Amy Lowell, parientes entre si, a Marianne Moore, a H.D. (Hilda Doolitle) y a los posteriores herederos : James Laughlin, Allen Ginsberg, Creely, Duncan, Zukofsky, etc.

Leer artículo completo

LA CIUDAD ES RAYUELA - LAS MUJERES

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

LA CIUDAD ES RAYUELA

La humedad y el calor tropical no le dan paso al azar. La ciudad es un trompo sin dirección, la rueda loca de un ciclista borracho. Voy a ella autorizado por mis propios demonios y Rayuela. Todo se siente pegajoso, el viento tibio forma parte de la piel, nada queda atrás, todo es lo mismo. La ciudad se repite en su paisaje, reconoce el juego de su monotonía, deja una pista para que otro viajero sea tránsito, ruta, camino. Se sabe émbolo, eslabón de sus pies, Norte y Sur, puente obligado, y su centro es el mar. Voy en mi viejo motor en un paseo personal, íntimo, no tocamos el asfalto, un bandoneón suspendido en el fuelle del aire, no vaya a ser que dejemos una huella.

Es mejor dejarse visitar por la sorpresa que se renueva pegajosa gelatina de su propia atmósfera. Es un viaje de encuentro y desencuentro, una parcela para el que nunca ha llegado. La espalda sobre el respaldo del asiento del chofer de mí mismo, es lo único que me sostiene.

Leer artículo completo

LA MONTAÑA MÁGICA, NOVELA INICIÁTICA DEL HUMANISMO FILOSÓFICO

Desde Chile: Mauricio Otero

El nombre que Thomas Mann dio a su obra no fue caprichoso, sino, como es digno de esperar de un escritor de genio, plenamente justificado. La montaña, se constituye en el sitio de Iniciación 'epifánica', en la que Hans Castorp, su protagonista, ve suspendido el tiempo, donde se pierden las coordenadas terrestres y ritualiza el saber 'philosophorum', es decir, el auto conocimiento y el comprender el mundo físico y espiritual en su totalidad, -o, a lo menos, su tentativa.

El tierno e inocente Castorp llega un día a pasar tres semanas de descanso venido del país llano, a hacerle compañía a su primo Joachim, y por una suerte de contagio histérico, permanece en ese limbo mágico, sin preocupaciones que no se refieran únicamente a su individualidad de 'niño mimado de la vida', como un 'perfecto burgués'. Allí en ese lugar de las alturas, cercano al cielo prometido, el héroe comprende que, huérfano y sin deberes, recibe la educación que merece de su mentor, el pedagogo Settembrini, quien es el maestro liberador (y republicano) de este joven, que permanece indeterminados siete años fuera del mundo cotidiano, descubriendo en su 'aventura quieta' las verdades sobre la existencia, de lo dulce y venenoso.

Leer artículo completo

CORIN TELLADO: LA VIDA EN ROSA

Desde Panamá, Rolando Gabrielli

Inocente pornógrafa, mercenaria, reina de un erotismo patológico, obsesivo y tentador, que subyace en las historias más triviales. Así describen a esta pequeña asturiana de 1.56 metros de altura, llamada Corin Tellado, de 75 años y que ostenta el envidiable récord de la más vendida en lengua castellana con más de 400 millones de novelas de amor.

Por décadas ha sido reina absoluta del folletín rosado, del amor por entrega, y con el seductor lenguaje de la intriga, de lo inverosímil, pero que el corazón humano ingenuo, vaciado en el supremo fracaso del abandono, es presa fácil de la pluma docta, como un bisturí que disecciona el alma sobre el espejo de una felicidad prestada.

Literatura cotidiana, basada en los áspe-ros caminos del laberinto sentimental de mujeres y hombres que buscan la felicidad del lector y se atropellan en la trama por alcanzarla. 

Leer artículo completo

PREMIO NOBEL PARA LA SENCILLEZ

Desde Costa Rica, Rodrigo Quesada Monge

La sencillez, la claridad, la transparencia, son virtudes que muy pocos escritores contemporáneos tienen. Y menos en América Latina. En América Central, pareciera que algunos se han saltado el "boom" de los años sesenta, razón por la cual han vuelto a escribir y retomar temas y problemas que recuerdan a Cortázar, Vargas Llosa, Fuentes y Márquez, en un momento en que el lector crítico y relativamente consciente demanda más desafío y sentido común. El otro lector, el frívolo y acomodaticio, busca en los supermercados y en los aeropuertos a escritores que le narren aventuras en las selvas de América Latina y Asia, que le cuenten historias de sexo donde no haya sexo y sobre brujos neocolonialistas que juegan críquet en los aires de academias imposibles. Este tipo de lector no quiere ser sacudido, solo quiere ser amodorrado.

Desgraciadamente, para algún sector de la intelectualidad europea y norteamericana, los escritores latinoamericanos siguen siendo escritores "exóticos" con quienes viene el caos y el baturrillo de las junglas repletas de jaguares y tucanes multicolores, como la batahola urbana de ciudad de México, para poner solo un ejemplo, donde todo es posible, sin perder el cardumen exótico que tanto atrae a los lectores de los países centrales, delirantes de nostalgia imperial y glorias colonialistas.

Leer artículo completo

UN ESTADO ORWELLIANO: CONSUMO, LUEGO EXISTO

Desde Costa Rica, Rodrigo Quesada Monge

En el centenario del nacimiento del gran escritor inglés George Orwell (1903-1950) uno quisiera quedarse solamente con los aspectos estéticos de sus novelas, y evitar reflexionar sobre los perímetros ideológicos y culturales que ellas mismas también provocan. Pero no se puede. Porque recordar a Orwell implica tomar una posición muy concreta, y estéticamente productiva, sobre los ecos del totalitarismo para la humanidad del presente.

La productividad de nuestra posición puede expresarse de varias maneras. Una de ellas sería acercarse a Orwell y pedirle que nos aclare lo que significó el totalitarismo en su época. De esta forma nos podríamos contentar con hacer historia, y pensar, para nuestro alivio, que el totalitarismo es una reliquia que le pertenece al pasado. Orwell, entonces, se nos aparece como una especie de demiurgo que nos conjura males y tragedias de un pasado con el cual no queremos ninguna relación.

Pero está, por otro lado, a contrapelo de lo que puedan pensar y sentir aquellos que todavía creen en las barbaries y los excesos del totalitarismo, la posición de quienes, bien incrustados en el presente del siglo XXI, no quieren olvidar las distorsiones que sobre el futuro nos heredó el totalitarismo del siglo anterior. 

Leer artículo completo

UN FANTASMA CHILENO EN EL TRÓPICO - LA SEÑAL DEL ARCA DEL SOL

Por: Margarita Uribarri

UN FANTASMA CHILENO EN EL TRÓPICO

§ INTRODUCCIÓN AL ESPECTRO

Entrevistar a un escritor inédito de más de 50 años, me pareció un ejercicio deportivo en mi carrera profesional. Correr un maratón en cien metros sin anabólicos amerita un cara a cara con un fantasma.

Finalmente acepté el desafío sin ningún compromiso, empujada por la aventura, la monotonía del calor, las razones que entregan un tiempo muerto. Había sudado horas con la elegancia de un cisne en un pantano. Pensé que era mejor el delirante albur de una literatura desconocida, que dejarme manosear por una humedad pegajosa instalada con esa autoridad que no podemos discutirle a la naturaleza. 

Leer artículo completo