Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Reflexión

Al Documentar

HACIA UNA PO-ETICA DE LA ACCIÓN
(parte 1)

INTENTOS DE UNA PERSONAL HISTORIA SOBRE LA PERFORMANCE


Por ELI NEIRA
poesiaccion@gmail.com

Voy a comenzar este escrito sobre performance interrogando a la palabra. ¿Qué es una performance? ¿Qué significa “Performance”? Si somos rigurosos y vamos al diccionario tenemos que “performance” es una palabra del inglés que no tiene traducción literal al castellano y que más o menos se podría entender como “rendimiento” o “desempeño”. Al menos así la traduce el google, que no será ninguna autoridad en materia de traducciones pero es lo que hay y es lo que mas se usa.
Si “performance” significa desempeño, rendimiento, el artista de performances seria entonces una suerte de artista del rendimiento. Si esto fuera así cabria preguntarse acerca de qué tipo de rendimiento estamos hablando cuando hablamos de performance, ¿Como el rendimiento de un deportista? ¿O el de una vaca lechera? ¿O como un lavalozas que rinde mucho más?

En lo personal creo que el “rendimiento” si bien algo tiene que ver, no es la mejor palabra para definir lo que entendemos por performance, arte de acción o poesiacción (como prefiero llamarla yo).

Me sucede que en tanto sujeto (a) que practica el arte de las “performances” yo no hago esto que hago por rendimiento sino por liberación. La Liberación es diferente al rendimiento. Sobre todo desde que sabemos que la liberación no “rinde”( mas que problemas en muchos casos). Yo hago performances por un deseo de liberación personal y colectiva. No obstante lo impopular que se encuentre la “liberación” en tiempos de capitalismo salvaje donde todo tiene que reportar alguna visible ganancia. ¡Y mas vale! porque esta liberación, lo es justamente en función de las mil y una formas que toma la esclavitud capitalista en el mundo hoy.

Este lugar digamos “complicado” por libertario, ha sido siempre el lugar del artista de performances. Ahí ha estado desde los orígenes de este arte, en los inicios del siglo XX con los dadaístas y surrealistas, los ultraístas, los futuristas y todos los que quisieron en su momento cuestionar al buen arte burgués. Yo creo que hoy el artista de la acción continúa trabajando en esa “zona roja” de la cultura, pese a la creciente domesticación de los “circuitos de arte”. Y eso es lo que hace de la performance una actividad de fuerte raigambre poética más que escénica o plástica.

Pese a la vacuidad de los vernisages y otras pelotudeces con que el stablismen intenta adormecer al artista de la acción, éste sigue ahí en la zona peligrosa; solo, haciendo algo que va contra toda lógica, algo que su familia, amigos, vecinos y cercanos no entienden y que no le genera dinero, sino todo lo contrario, lo hace gastarlo, la mayoría de las veces. Ahí está, generalmente en pelotas, con frío, con hambre, con vergüenza, con dolores de todo tipo, con una seriedad de tumba (incluso cuando trabaja con el humor), dispuesto a todo con tal de conmover a un público (cuando lo hay) que lo mirará todo el tiempo como si de un marciano se tratase.

Ahí está el artista de la performance poniendo el cuerpo como un soldado de Dios en una guerra santa, por mandato supremo. En definitiva, como el maniaco que dicen que es, dispuesto a todo con tal de llevar su exhibicionismo hasta las últimas consecuencias.

Escáner Cultural nº: 
154

RETRATOS: SOBRE LA (IM)POSIBILIDAD DE CONFIGURAR UNA VERSIÓN PICTÓRICA DE LA MEMORIA EN CHILE
Capítulo I


Ana Karina Lucero
altazor_2004@yahoo.es

 

Transición: Pactos, consensos y memorias

 

El marco/pacto democrático que se instala en Chile con posterioridad a la dictadura militar, al plebiscito de 1988 y al triunfo del “No” en el año 89, no constituye el mismo modelo de democracia previo al golpe acaecido en 19731.

 

El pueblo- si es que el vocablo puede invocarse bajo este nuevo esquema-; a partir de los años noventa, está sujeto a numerosos enclaves autoritarios que se sobreponen al orden político-institucional vigente, los cuales abarcan desde entidades de índole militar que no se someten completamente a los lineamientos establecidos por el gobierno civil, la legitimación de senadores designados (práctica que hace algunos años fue abolida, pero que ha sido retomada de manera perniciosa por los últimos gobiernos); un sistema electoral fallido que sobrerrepresenta a las minorías tensionando la soberanía, hasta la puesta en marcha de políticas económicas inconsultas- que muchas veces afectan o perjudican a sus aparentes beneficiarios-.

 

En el caso de Chile, la consolidación de la democracia de los pactos o de los consensos, responde a un arquetipo tomado por Arend Lijphart2, quien defiende una propuesta de democracia consensual o consociativa que incluye en su constitución, la promoción de un sistema semipresidencial o parlamentario de gobierno que se sostenga en grandes coaliciones y que a su vez, pueda contar con ciertas herramientas, como por ejemplo, la posibilidad de vetar a las minorías (impidiendo con este gesto, que se configuren alianzas o acuerdos que integren nuevas vertientes).

 

Uno de los actores que cobró mucha relevancia dentro de la elaboración de esta colosal arquitectura teórico-práctica denominada “transición”, fue Edgardo Boeninger3. Boeninger retoma el planteamiento de Lijphart y lo adecúa a esta nueva etapa país. De allí entonces, que sostenga que la concertación constituye: “una tendencia de la democracia contemporánea (…) un estilo de relaciones políticas y sociales, en que la negociación y la búsqueda de acuerdos, predominan sobre la confrontación4.

 

Asimismo, en el plano económico y social afirma que el paradigma concertacionista, está basado en acuerdos que son resueltos mediante criterios de unanimidad emanados de los estamentos participantes en dichas discusiones. Dicha estrategia, cobra mayor relevancia cuando es aplicada u orientada hacia el sector empresarial, ya que lo defiende de decisiones políticas que apelen al beneficio de las mayorías, y que por esta misma razón, los afecte negativamente en su condición de facción poderosa e influyente.


Panóptico

APOLOGÍA DE PAPA NOEL

Hace varios días escuchaba a un sacerdote quejarse de que Papa Noel (1) había ocupado demasiado protagonismo en la Navidad Occidental desde hace ya varios años, en contraste al rol que debería tener Jesucristo en esta fiesta cristiana, “pues es su cumpleaños”. Esta queja venía acompañada de un imperativo a sus oyentes de evitar la figura de Papá Noel en sus hogares, centros de labor, clubes, entre otros, donde tuvieran alguna capacidad de decisión estética en épocas navideñas. Por la reacción de la misma audiencia, podría decirse que todos estaban de acuerdo con la opinión del sacerdote, o por lo menos, resignados a estarlo.
Sería en vano describir en estas breves líneas la maquinaria social total en que se ha convertido la Navidad Occidental, a tal punto que marca un punto de quiebre en todos los aspectos de la vida de nuestras sociedades. Estamos ante un evento cultural, con repercusiones económicas, políticas, y urbanas que nos hace recordar lo que no somos, pero que sería interesante intentar ser.
Pero no nos parece vano preguntarnos entonces. ¿Qué tipo de sujetos obedecen y cumplen estrictamente los requisitos de nuestra Navidad neoliberal? ¿Existe algún paradigma foucaultiano a donde podremos mirar nosotros, sencillos homo economicus extraviados en este pandemónium de luces, regalos, cenas y buenos deseos pasajeros?, ¿Algún salvavidas plástico madeinchina o energizante light mcdonaldófilo que nos muestre el camino para salir airosos de esta temporada multicolor?

Escáner Cultural nº: 
154
NOT HAMLET

Edificio de la Bolsa Mexicana de Valores en México DF, diseñado por el Arq. Juan José Díaz Infante N, 1990

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crear módulos celulares

de dimensiones sensoriales

donde se desarrolle en equilibrio

Escáner Cultural nº: 
154
Realizar ...la Acción

 

David Lynch
De la metáfora delirante a la fragmentación a la letra
David Lynch: el doble y el otro 

Alberto Caballero

No me queda muy claro porqué emprendo la escritura de esta serie de artículos sobre la obra –magistral- de David Lynch. Quizás por haber dedicado tantos años a la investigación sobre la obra de Michel Haneke, en las antípodas de Lynch, compilada en mi libro: ‘La realidad ordinaria y la obra de Michel Haneke’. Quizás porque el año 2011 se lo he dedicado a la obra de John Cage, todo un descubrimiento para mí, que me ha llevado a poder pensar sobre el valor de ‘el silencio’ no solo para el arte sino para el sujeto moderno (serie de artículos publicados en Escáner Cultural). Quizás porque esto me ha llevado a leer con más detenimiento el trabajo fundante que hace Jacques Lacan sobre la obra de James Joyce, ‘la estructura como una escritura’. Si en Cage me quedó claro que la música es ‘a la letra’, ni para el instrumento ni para la voz, como objeto, demostrar cómo Lynch pasa de sus primeras películas, fundadoras de su obra, construidas como una metáfora delirante,  a sus últimas donde poco a poco se va perdiendo toda narración, si alguna quedaba, para ir construyéndolas ‘a la letra’, fragmento a fragmento, será todo un reto.  Quizás por el prestigio incuestionable que su obra ha adquirido no sólo a nivel académico y artístico, más allá del cine, tal que se ha hecho imprescindible para poder leer el derrotero que la imagen ha producido en el siglo XX: de Hitchcock a Lynch, es decir demasiado. Quizás por la densidad visual y de comprensión de su obra, tantas veces su visionado se hace insoportable, atravesar lo insoportable, poder decir algo sobre lo insoportable será parte de este trabajo, espero poder cumplir con cada una de las etapas señaladas y ofrecerles el recorrido prometido.

He dividido mi trabajo en etapas, quizás para poder seguir un programa marcado previamente, quizás para poder hacer etapas en el camino, etapas que no había podido realizar con anterioridad:

Escáner Cultural nº: 
154
EL NAVEGANTE

J.N.L., Kilroy was here [1]

 

EL GRAFFITI

 

Mario Rodríguez Guerras

direccionroja@gmail.com

 

El graffiti, expresión más alta del sentimiento de la cultura underground, se ha concedido a si mismo derecho de ciudadanía en nuestra cultura. Una de las causas de esta arrogación es la falta de una adecuada definición de lo que es el arte, que provoca que hasta los auténticos artistas nos presenten trabajos que, según un criterio más riguroso o, si se quiere, según un gusto más clásico, no se sabría si incluir entre una alta conquista de la humanidad por haber encontrado una nueva forma de expresión o entre la basura que debe ser eliminada por la mañana después de la fiesta de presentación. (Es de sobra conocido que en  la exposición de Damien Hirst en la galería Mayfair, a la mañana siguiente de su inauguración, el personal de limpieza tiró la obra a la basura pensando que eran los restos de la fiesta. [2])

Escáner Cultural nº: 
154
Evolución de la Belleza

 

 

Alebrije y bola de Navidad. Foto: Verónica Jordán

Navidad y estética local: Una vulnerable relación

 

Por: Ximena Jordán

ximejordan@gmail.com

 

Estéticamente navideños, casi todos

     No voy a empezar el presente artículo con el típico adagio de que la Navidad "es puro comercio", que el personaje histórico de Jesucristo no nació el 25 de Diciembre y que el árbol de Navidad tiene su origen en una fiesta ancestral pagana de la zona germánica en tiempos pre-cristianos. Indagar en el origen de los elementos que conforman las festividades navideñas occidentales actuales ciertamente es útil e interesante, sin embargo, y debido a la misma razón, tales temáticas son consultables en otros accesibles e intrigantes artículos que ya están en línea.

El navegante

 

 

 

CIVILIZACIÓN Y CULTURA: III. LA REALIDAD ARTIFICIAL

 

Mario Rodríguez Guerras

direccionroja@gmail.com

 

1. Anulación de la individualidad

 

Si aprendiéramos de los antiguos, incluso de los sabios, reconoceríamos su valor cuando alguno de ellos afirma la necesidad de establecer valores universales. En cambio, en nuestra sociedad, todo principio se ha establecido por intereses particulares y, contraviniendo el principio universal de no hacer algo que no desees te hagan, la sociedad no hace otra cosa que imponer aquello que a uno mismo le resultaría perjudicial, con lo que se demuestra que el fin de los principios es debilitar las fuerzas opuestas.

Escáner Cultural nº: 
153
Arte y Tecnología

 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN CULTURAL INDEPENDIENTES

Escáner Cultural + Comunidad Abierta ACT


Presentación Yto Aranda en el Foro Latinoamericano en Isea2012

 

Construyendo Comunidad. Herramientas.
El complejo tema de las autonomías y las dependencias.

Introducción

La construcción y sobre todo el mantener vivo un medio de comunicación y difusión es una tarea que requiere perseverancia y dedicación. Más aún en el caso de no pretender ser rentable. Hoy nos aproximaremos a dos proyectos que han nacido y desarrollado bajo esa premisa, el primero, Escáner Cultural, revista virtual de arte contemporáneo y nuevas tendencias; el segundo, Comunidad Abierta: Arte, Ciencia y Tecnología, se basa en la creación de un espacio para generar, documentar y compartir conocimiento.

Las dos publicaciones tienen como temática principal “el arte”; Escáner Cultural lo aborda de forma amplia (por esa razón se incluye en su nombre la palabra “cultural”) teniendo una línea editorial amplia y abierta; en cambio la Comunidad Abierta ACT se suscribe a una temática específica sobre Ciencia y tecnología en relación con el arte. Ambas han nacido y crecido desde la experiencia sudamericana, la que insiste, a través de medios como estos, en el derecho a la creación y al desarrollo de su cultura a pesar de las muchas barreras estructurales que limitan el desarrollo pleno de sus creadores y artistas.

Recordemos que Latinoamérica posee una mínima, sino, nula, incidencia en los medios de comunicación mundiales. Se sabe de nosotros lo que “otros” deciden comunicar, guiados por sus propios puntos de vista e intereses y  en ese contexto no hay más que contentarse con  lo local, que a la vez replica la misma fórmula elitista de inclusión y exclusión a escala nacional, donde la comunicación funciona como una importante herramienta de poder centralizado. Tenemos muy poca visibilidad tanto como ciudadanos o como artistas en los medios de comunicación a nivel local, excepto contadas excepciones de medios independientes, ya que hay un oligopolio ligado a la las élites económicas y políticas que dominan ampliamente la difusión masiva de la información.

Internet, como todos sabemos, nos ofrece una alternativa al respecto. No tiene el poder de la masividad, pero al menos es una herramienta que bien utilizada nos ofrece alternativas.

El desarrollo de un artista depende de muchos filtros, sean éstos medios de comunicación, coleccionistas, directores de Museos, curadores, jurados, o simplemente funcionarios de instituciones culturales. El temor al fracaso y las posibilidades de deserción se han convertido en tradición, en una forma de entender el arte, como si esto fuese una característica propia del que hacer artístico. Sólo si el artista posee la suficiente entereza y la posibilidad económica de resistir tales adversidades, seguirá adelante, si no, simplemente, se dedica a otra cosa, para sobrevivir. Algunos pensarán que es un filtro razonable, que ser artista “se gana”, pero mi visión es distinta, pues creo que la creación artística es parte fundamental del desarrollo pleno de todo grupo social.

Es por esto que considero fundamental crear canales de apoyo, lo que comprendo como una responsabilidad; Lo que me ha llevado a dedicar parte importante de mi tiempo en Escáner Cultural y en estos momentos, en Abierta ACT. Es por esa razón que estoy aquí, intentando compartir en el Foro Latinoaméricano de Isea 2012 la experiencia haber impulsado y colaborado en la creación de estas redes de difusión, registro y archivo de una gran cantidad de invaluable actividad cultural.

 

Escáner Cultural nº: 
152
El navegante

 

CIVILIZACIÓN Y CULTURA: II. EL FIN DE LA CIENCIA

 

Por Mario Rodríguez Guerras

direccionroja@gmail.com

 

1. El hombre libre

No cabe duda de que los avances científicos han mejorado las condiciones de la existencia humana desde la mejor forma de satisfacción de sus necesidades (alimentación, vestido, vivienda…), las comodidades (calefacción, mobiliario, vehículos…) y hasta los caprichos (cines, videojuegos, parques temáticos…).

 

Pero nada de todo ello lo podría disfrutar ningún hombre que no hubiera nacido de unos padres ¿Debería, entonces, dedicar su vida al agradecimiento de sus progenitores ó debería dedicarla a vivirla? Baste decir que ese experimento ya se probó en las antiguas civilizaciones y que está más que superado, y con razón, en las modernas.

Escáner Cultural nº: 
152
SURREAL


 

Por Enrique de Santiago

artedeenrique@yahoo.es

Vamos por lo primero, 1080 es número femenino o de lo femenino, un número lunar. Por otra parte el 666 número masculino o número solar, como dice el Apocalipsis, número de hombre y la suma de ambos nos da 1746, el número del Hieros-Gamos (matrimonio sagrado). Cuando le preguntan a Jesús ¿Cómo es el reino de Dios? El responde como un “grano de mostaza”, en gematría (ciencia que estudia el valor numérico de las letras griegas y hebreas, una suerte de metátesis) esta frase suma 1746, es decir el reino es “Femenino” y “Masculino”, este mismo número se expresa en otras frases de los evangelios y del antiguo testamento, en especial del “Cantar de los cantares” escrito por Salomón y donde se busca la esposa perdida, la mujer y su poder de la diosa, que ha dejado tras su partida, la desolación humana y la perdida del paraíso. Este es un número que se expresa en algunas ocasiones en estos tiempos, pero muy pocos lo notan. Antes, en tiempos antiguos era imprescindible, estaba en toda acción de vida. Es el Ying y el Yan del Tao.

El ajedrez, es un juego que recuerda el poder lunar, que es el valor que tiene la reina (con más poder que el rey) pero que se juega en un campo solar, el tablero representa el número solar o de Pitágoras. Este juego se estima se creo por un antiguo alquimista árabe, quien conocía el secreto de la antigua diosa.
El tablero representa el Cuadrado mágico del Sol, cuyos números sumados en cualquier dirección (diagonal, vertical u horizontal) siempre suman 666. “Número de hombre” como cita Juan de Pasmos en el libro del Apocalipsis. Entonces la queja de Juan, hace referencia a que los males del ser humano provienen del estado del mundo bajo el imperio solar, la “espada” y no la del “cáliz” que representa a la edad de la diosa, el paraíso perdido.

Escáner Cultural nº: 
152
Invitado

 

 

Modernidades en la tradición. Discursos y paradojas en la fiesta de la Virgen de la Puerta de Otuzco


Por: Walther Maradiegue

 


Nosotros, espíritus modernos e ilustrados,
en vez de emplear terrores y amenazas con nuestros internados
procuramos aliviar su tedio y su clausura
por medio, como ven, del arte y la cultura...
Servimos de este modo los principios sagrados
que en el solemne Decreto de Derechos del Hombre quedaron declarados
Marat-Sade – Peter Weiss

 

Cuando salen a las calles de Otuzco, cada grupo de Negritos despliega lo mejor de su repertorio, aquello que, después de un año de ardua preparación ha merecido ser seleccionado por toda la agrupación como algo digno de ser expuesto ante la comunidad. La Virgen de la Puerta se lo merece, se le baila porque ha concedido alguna gracia, porque es parte de una promesa para alcanzar esta gracia, o simplemente por temor, ya que si se ha hecho durante años, no hacerlo ahora podría ocasionar la ira de la Mamita. Todos dicen lo mismo, se hace por la Mamita, por devoción, amor o temor.


Estas emociones tienen ya varios siglos de continua construcción en la mitología local y le ha otorgado a la imagen un carácter de voluble, caprichosa, pero en el fondo, cariñosa y milagrosa. Quizás es por esto que la fe en ella se mantiene y aumenta a través de los años: porque estamos ante una devoción casi humana, con características divinas y escatológicas que trascienden fronteras espacio-temporales para instalarse en la historia regional del catolicismo, como un referente de devoción, de fiesta, y de espacio social donde el pueblo toma una vida diferente a la que está acostumbrado el resto del año.

Escáner Cultural nº: 
151
Surreal

 

Lilith por Enrique de Santiago

 

Por Enrique de Santiago

artedeenrique@yahoo.es

 

Llegará el tiempo de hacer valer las ideas de la mujer a expensas de las del hombre, cuyo fracaso se consuma tan estrepitosamente hoy. Es al artista en particular a quien corresponde, aunque no sea más que en protesta contra ese escandaloso estado de cosas, hacer predominar al máximo todo lo que surge del sistema femenino del mundo en oposición al sistema masculino; de hacer hincapié exclusivamente en las facultades de la mujer; mejor aún, de apropiarse hasta hacerlo celosamente suyo, de aquello que la distingue del hombre en su forma de evaluar y de querer.”

 

Escáner Cultural nº: 
151

CIVILIZACIÓN Y CULTURA: I. CONCEPTOS

Mario Rodríguez Guerras

direccionroja@gmail.com

Los conceptos

Cuanto más analizo la cultura más me convenzo de que toda evolución es una disminución de las potencias del hombre y coincido con Nietzsche al afirmar que el hombre moderno más se asemeja a un mono que a un superhombre. Aunque la epidemia de la racionalidad no se corresponde exclusivamente con la edad moderna pues toda la era griega está generada a partir de la racionalización de nuestra existencia y el germen de la racionalidad infecta toda nuestra cultura.

El Navegante

Plaqueta de la cueva de La Cocina, Valencia, 7500 – 5000  a.C.

Arte del siglo XX: ¿Es esto arte?

Mario Rodríguez Guerras

direccionroja@gmail.com

El problema para explicar el sentido del arte del siglo XX se debe la dificultad de dar una definición del arte que abarque los distintos períodos de su historia. Las numerosas opiniones que se han vertido son, el mejor de los casos, descripciones -y parciales. Tal hecho ha permitido que muchos autores hayan confeccionado obras que se ajustan al criterio de algún teórico y por ello deben ser admitidas por la crítica. Otras veces, se simula el trabajo de otro artista reconocido y tampoco se poseen razones para poder negarle la calificación de artista. Las consideraciones vertidas sobre esta cuestión tienen por objeto justificar ciertas obras o justificar al autor de las consideraciones, pues el prestigio del crítico exige que alcance la definición adecuada; y, en muchos otros casos, es una determinada intención la que dirige la opinión del crítico.

Escáner Cultural nº: 
150