Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Portada Mensual

Distribuir contenido

Libro

Arte y Tecnología

Valeria Radrigán, presentación libro Corpus Frontera

Presentación libro Valeria Radrigán

CORPUS FRONTERA

6 de Noviembre de 2011

Yto Aranda

 

En nuestros tiempos actuales, en los que cada vez tomamos mayor conciencia de estar  sometidos a un sistema económico desgarrador y esclavizante, en donde los medios de comunicación tradicionales y masivos junto a los gobiernos de turno se someten sin mayor resistencia a los intereses de los dueños del dinero y todo lo que éste puede comprar (este “todo” cada vez más amplio, incluyendo los bienes intangibles), la tentación a ser cómodos y contentarnos con lo que nos toca y de paso aprovechar los pocos privilegios que nos hacen creer que tenemos, es el denominador común. La salida acomodadiza a la problemática de la vida actual es lo es considerado como “normal”.

 

Pero existen personas que no se rinden tan fácilmente, que poseen la valentía de ser la excepción a la regla, y afortunadamente, en nuestro país, muchas de estas personas se han estado haciendo notar durante este año 2011. Logrando darnos un aliento de esperanza y si no alcanza para eso, al menos nos hacen sentir orgullo, en especial los jóvenes estudiantes y otros pensadores que han puesto sus esfuerzos en apoyar con argumentos de peso la necesidad de cambios sustanciales en la estructura social y política de nuestra sociedad actual. Y también afortunadamente, estas personas que no se conforman con el “alimento prefabricado” que intentan hacernos digerir, no se encuentran sólo en Chile, también se están dejando ver en muchos lugares del mundo, aunque aún no se llegue a resultados satisfactorios, han logrado con esfuerzo y riesgo hacer sentir un malestar cada vez más expandido.

 

Hay personas que indagan más allá del horizonte vulgar: individuales y colectivos que se atreven. Y atreverse significa ser valiente y ser valiente no es un asunto menor. Todo esto es lo que se me viene al espíritu cuando leo los textos de Valeria Radrigán. Visualizo a una mujer que se atreve a comunicar y compartir de manera rápida, casi inmediata, los conocimientos que está adquiriendo y los resultados de sus investigaciones. Y esto implica un riesgo, el que ella sume cuando dice: “Soy fan del copyleft, considerando la estrategia de la multidiferencia digital mi principal lógica de acción, lo cual hace que fácilmente mi estudio sea tildado de poco riguroso o profundo”. Luego cita una afirmación de “Wikibooks” que, resumiendo, refiere al escritor tradicional como a una persona que ve en la prolongación del tiempo en el proceso que demora en escribir, como una garantía que lo libra de la improvisación, la superficialidad y la inestabilidad.

 

Pero a Valeria esto no la amedrenta, ni detiene, pues para ella, los tiempos actuales y los temas que le interesan, no le permiten esperar y prefiere optar por una escritura, que ella misma define como propia de la red Internet, cito: “Improvisada, superficial y por cierto, inestable”

Escáner Cultural nº: 
143

MARTA TRABA. ESE DURO OFICIO DE MIRAR

Desde Venezuela, Carlos Yusti

¿Qué reacciones nos asaltan al mirar un cuadro? ¿Cómo vemos la realidad que recrea una pintura? ¿Cuál es nuestra posición ante obras que parecen burlarse de nuestra inteligencia? ¿Cuál pintor que se inicia será una luminaria en la historia del arte y el mercado? De seguro un crítico de arte se hace estas mismas preguntas que cualquier observador común de obras artísticas. Sin duda el ojo especializado de un crítico, a diferencia de nuestra mirada inexperta, no tendrá piedad con la obra expuesta. Nadie quiere estar en la piel del crítico de arte, nadie quiere semejante oficio que busca ser una guía y al mismo tiempo desentrañar el peculiar vínculo entre el arte y la existencia.

Leer artículo completo

VOCES DE BARES, VOCES DE CAFÉ

Desde Chile, Raúl Hernández

Donde nos juntamos a taladrar la tarde con ladridos secos y pequeñas voces. En donde supimos que después de arrancar por las escaleras de las sombras que dicen conocerte, vendría un tibio invierno, con saludos al otro lado de la carretera. Es en la ciudad o en el puerto, el café o el bar. Las avenidas siempre son las mismas esquinas juntas al camino.

Los escritores: Carlos León, vivió su literatura en Valparaíso; Jorge Teillier, en su morada irreal. Este último hacendado en diversos bares santiaguinos ya con historias y lejos de las nuevas construcciones voraces. Nueva York 11, "La Unión Chica". Acá podemos oler la existencia del comentario transpuesto por cañas placenteras dentro de fotografías que dicen que ese día era invierno, que había que andar con bufanda, con abrigos, con chaquetones. Ese día también helaba en el puerto, en el "Café Riquet". A esa misma hora el escritor porteño de "Sueldo Vital" anotaba con su pluma la descripción exacta del personaje habitual de los pasajes, ese que no se ve desde los balcones. En esa misma tarde, el humo del café omnipresente y soberbio enviaba mensajes hacia el negro obtuso de la caña de vino.

Y si supiéramos a qué hora estaba la vuelta a casa, a qué hora estaban los martillos sonoros de la persistencia, escribiendo una "lectura", ya no sólo una escritura, conoceríamos el lugar que abastece la pluma, insidiosa ante una servilleta, humedeciendo de rastros líricos solo distinguibles a la ética del garzón. Una forma de recordar y abastecer el cuerpo de la somnolencia con detalles claros del que sabe mirar, abstraer, conversar, callar. Es esta literatura de conversaciones, esta escritura clara de memoria y absoluto silencio, escrita en bares y cafés.

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Isaías Peña Gutiérrez , Colombia

Leer artículo completo

MARÍA LUISA BOMBAL. UNA ABEJA DE FUEGO CON AROMA A PÓLVORA

Desde Chile, Muñozcoloma

El atardecer de hoy fue violento, nubes grises y pesadas cubrieron el cielo, haciendo estéril el poco esfuerzo del sol por iluminar los rincones de esta casa, que poco a poco se ha transformado en una fortaleza inexpugnable de los sueños (mis sueños). El peso de la noche se volvió agobiante, el viento se detuvo y en el ambiente quedó flotando un silencio frío como el de las salas de hospital, la ausencia lo colmó todo. Y yo, como hace mucho tiempo, comencé a desesperarme, mi frágil estabilidad desapareció y comencé a encender todas las luces que encontré en cada habitación, en un circuito demencial e interminable (interminable como la cantidad de cuartos que hay acá).
Busqué algo o alguien que me diera cierta esperanza, pero como nunca esta casa se encontraba vacía, quizás como reflejo de mi alma, carente de esperanza y de iluminación. Me inventé cuestiones mentales y pensé en la tierra, en las profundidades, en la humedad e intenté ser optimista, pensé en la semilla que espera en el interior de la oscuridad el día en que verá la luz, el día de la germinación; pero me percaté que nuevamente me engañaba, que no había optimismo en mí, que existen vacíos enormes y que el sufrimiento, a veces, puede ser perpetuo. Siempre admiré a las personas que pueden llorar, porque pienso que se purifican a sí mismos desde el interior, cuestión imposible para mí, sobre todo en este estado de sequedad absoluta en que me encuentro.

Leer artículo completo

NOTA 09: EL NO-MUSEO, LA INSTALACIÓN DE LA REALIDAD VIRTUAL

notas 1995-2005
Desde Barcelona, Alberto Caballero

Para Paul Virilo, esta caída tiene valor de 'accidente' , no es la elaboración del concepto que implica su caída, por ejemplo desmontaje de la representación por las vanguardias del siglo XX, sino la acción misma que este produce. La representación no es suficiente ante lo imprevisto de la acción, los desencadenantes son catástrofe, destrucción, derrumbe. Si hasta el momento nos habíamos quedado sin objeto, luego sin artista, ahora nos quedamos sin'realidad', sin escenario, el escenario es 'los escombros', los restos de dicho accidente.

Ce qui arrive (El accidente). Investigación Paul Virilo.

Instalación Fondation Cartier pour l'Art Contemporain, Paris 2003.

Propuesta del 'Museo del accidente'

Los conceptos

En Parque Humano hemos encontrado dos conceptos fundamentales para definir lo humano: la imagen de lo humano y el texto / escrito. Por un lado una imagen desprendida de su materialidad y una es.trophe (estrofa) desprendida de su consistencia, nos deja a merced de una 'pura materialidad'. La caída del significante 'palabra' y del significante 'imagen' pone a la materialidad de 'la letra' en acción.

Leer artículo completo

RESERVAS DEL ARTE CONTEMPORANEO. NOTAS SOBRE EL LIBRO DE CECILIA VALDEZ: PINTURA EN CHILE 1950 – 2006

Desde Santiago, Víctor Hugo Bravo + Klaudia Kemper

Chile, un país de espacios imaginarios, de memoria restringida a la invención.

Los sucesos se confían constantemente a la capacidad de recordar, operación que en la mayoría de los casos invalida la investigación fidedigna, real y concreta cualquiera sea el ámbito, la que golpea lisa y llanamente en los sistemas educativos, en la cadena epistemológica de la cultura. Constantemente se está reinventando una historia de las cosas a modo de relatos novelados, subjetivos e imprecisos.

Como determinar una construcción espinal de nuestra cultura, específicamente de una breve historia de las artes visuales en chile sin su referente, modelo real de este quehacer instalado en la historia.

Las obras aparecen normalmente como una reproducción mítica y en casos fantasmagórica de los periodos, precisamente esto da paso libre a las mitologías del arte, esas narraciones e imágenes que circulan de boca en boca, a modo de obras pero argumentado en la fe.

Una apreciación de un modelo cultural, de un periodo histórico, de una configuración visual, requiere claramente del acontecimiento empírico, esa investigación exhaustiva, registrada y constatada en un soporte, soldada con tinta a un documento.

ALEJANDRA WOLF

Leer artículo completo

UN MUNDO SIN CÓDIGOS, DA VINCI

Desde Panamá, Rolando Gabrielli ©2006

Me hago ECO, de Umberto

La mujer pasó delante de mi mesa de trabajo envuelta en planos y yo en mis textos sobre arquitectura, la silueta de la ciudad. ¿Quién se inscribe para ver en estreno El Código Da Vinci? No levanté la cabeza, pero sentí como anotaba algunos nombres y los repetía en voz alta. El verbo corría por la sala de los arquitectos, sobre sus mesas, bajo las lámparas de luz blanca. No creo que alguien se haya negado al llamado del filme mediático, a la historia del inefable Dan Brown y su señora Blythe, la investigadora que descifró la historia del best seller en el libro El Enigma Sagrado de Michael Baigent y Richard Leigh. La mujer dijo OK, ya están apuntados para el viernes, y sentí el viento de la puerta detrás de mis hombros. Yo había leído hace unas horas la crítica en el Festival de Cine de Cannes, donde se estrenó el libro. Los críticos pusieron una lápida sobre el filme, su director y la estrella principal y su acompañante. No fue por eso que no me inscribí con la manada, sino por esa costumbre que tiene la gente de usar celulares, comer, mascar, reír y sobre todo hablar durante la presentación. Desde luego en Cannes, la risa, el silencio y el chismorreo no faltó. Pero, me dije, después de Cannes, a otro perro con ese hueso de Dan Brown. Iré otro día. De la novela me enteré cuando recién salió editada opor una rusa, que me llamó muy exitada con sus hallazgos y mil preguntas que me hizo. Ella, nacida en los Urales, ingeniera, agnóstica, se devoraba El Código Da Vinci y toda la historia que podía sobre el cristianismo. 

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez

Libros de ensayo e historia

Rufino José Cuervo. Un hombre al pie de las letras , del excelente historiador Enrique Santos Molano, sobre una de las figuras fundacionales de la cultura colombiana (Instituto Caro y Cuervo); La otra agonía. La pasión de Manuela Sáenz , del novelista Víctor Paz Otero (Villegas Editores); Mujeres inolvidables , de Flor Romero, donde estudia 18 perfiles de heroínas, escritoras y personajes de América Latina, entre ellas, Policarpo Salavarrieta, Anacaona, Manuelita Sáenz, Teresa de la Parra, etc.; 1er. Encuentro Nacional de Escritores "José Eustasio Rivera". Memorias , compiladas por Betuel Bonilla y Esmir Garcés (Neiva, Huila); La estrategia de la solidaridad , ensayos y escritos periodísticos, de Antonio Mora Vélez; Escribivir , sobre poesía y sociedad (Silbos Ediciones, Bogotá).

Revistas

Noventaynueve , No. 6, Cartagena, Colombia, dedica parte de su contenido a la memoria de su editor, el poeta, investigador y cinematografista, Jorge García Usta, fallecido a los 45 años, en plena actividad intelectual (direccion@revistanoventaynueve.org); Estudios Colombianos , No. 27-28, de la Asociación de Colombianistas y The University of Illinois, con ensayos de Clara Camero, Jordi Llanó, Graciela Maglia, Adolfo González, Álvaro Pineda Botero, Serafín Martínez y Ana Cecilia Ojeda (www.colombianistas.org).

Leer artículo completo

CAJA NEGRA ARTES VISUALES

Historia colectiva

Desde Santiago, Víctor Hugo Bravo

Un espacio físico, un concepto sobre las formas de hacer arte en sus múltiples definiciones. Un aparataje cultural.

Caja Negra después de 20 años es historia de la cultura en Chile y su construcción como ejercicio paradigmático de las gestiones autónomas.

Diseñada en sus inicios como un espacio que posibilitaba la contractura con el sistema imperante, ha evolucionado a un centro de trabajo e investigación colectiva y particular en las problemáticas de las artes visuales, con un funcionamiento acentuado en la diversidad de los discursos y las formas pero que se canaliza en conclusiones coherentes, estructuradas en los mismos diálogos laterales donde se gestan sus propuestas.

Los cruces y las fricciones entre las obras y los mismos artistas, señalan las líneas rectoras de cada proyecto en un hacer aparentemente caótico, distanciado de lo programático pero que en la empiria cobra la suficiente fuerza como para impregnar de un total las resultantes de sus propuestas.

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez

Maruja Vieira

Nació en Manizales, Colombia, en 1922. Y sobre la barrera de los ochenta años publica ahora una serie de poemas dedicados a personas, muchos de ellos escritores y artistas, que ya murieron o que andan sueltos por el mundo, llenándolo de alegrías o de saberes. Maruja Vieira ganó con este libro, Los nombres de la ausencia , en la categoría Arte y Cultura, el Premio Mujeres de Éxito 2004, que concede cada tres años la Fundación del mismo nombre. Su directora, Nancy Valero, entregó el premio, consistente en la edición del libro, el pasado 14 de marzo, en un acto donde la poetisa fue presentada por el narrador colombiano Nahum Montt.

Son 25 poemas que recuerdan de alguna manera a sus parientes, amigos, escritores (desde Eduardo Cote Lamus hasta César Vallejo), que nos colocan en la cuerda floja que muchos de ellos tuvieron que vivir. Eutiquio Leal, Felisa Bursztyn, Sergio Zaffaroni, Magritt o Rimbaud. A propósito de este último, escribe este exacto poema:

Leer artículo completo

POÉTICA DEL OUTSIDER

Desde Venezuela, Carlos Yusti

He conocido una buena cantidad de poetas. Muchos tienen un ego tan leudante que a la larga esto los convierte en alimañas insoportables. Algunos otros son sólo unos chapuceros en eso de las metáforas y a veces su vida es lo realmente poético. Otros, muy pocos, asumen la poesía desde el asombro aciago de la sensibilidad. Cuando conocí a Francisco Arévalo supe que estaba en presencia de un artesano de las palabras, frente a un alquimista del lenguaje que se aventuraba por encontrar la piedra filosofal de esa metáfora desollada a media calle, que buscaba otros derroteros para asumir ese inefable oficio de poeta.
Francisco Arévalo tiene tantos libros de poesía escritos como barras de bares recorridos. Nadie pone en duda su capacidad etílica y mucho menos sus dotes de áspero poeta urbano. Destaco esto porque el poeta es en muchos aspectos un sensible catador de la vida más allá de ese papel celofán de apariencias y realidad que la envuelve. Un poeta tiene puntos de contacto con el santo gracias a su verbo y otras veces conecta con su demonio cuando intenta vivir su existencia con desinhibida espiritualidad.

Uno que trata de leer, vivir y beber mucha literatura a veces corre el riesgo en convertirse en personaje de sus andanzas, de que nadie tome en serio eso de trabajar con las palabras desde la concienzuda paciencia del artesano. En Valencia nadie daba un centavo por mí, nadie creía que algún día llegaría a escribir un libro y para colmo publicarlo. Sin duda con Arévalo ha ocurrido otro tanto en estos parajes de hormigón de Ciudad Guayana que él pregona y canta en sus poemas.

Leer artículo completo

CORDERO DE LUZ

Por Guillermo Soto

SE LANZA LIBRO "CORDERO DE LUZ", DEL COLUMNISTA ESTABLE MAURICIO OTERO. ENTREGAMOS AQUÍ UNA ENTREVISTA QUE ANTECEDE A LA PRESENTACIÓN DE UN POEMARIO SEÑALADO A CONVERTIRSE EN UNO DE LOS ACONTECIMIENTOS MÁS IMPORTANTES DE LA ACTUAL SITUACIÓN DE LA POESÍA CHILENA , UN LICTOR O NEPENTE QUE HARÁ HISTORIA EN EL PANORAMA NACIONAL.

Como siempre sucede, se comentaba que el poeta osornino, que no editaba en papel desde 1995, tenía terminadas las fases de impresión de esta obra, concretamente con Gráfica LOM, noticia que se confirmó al cierre de este número.

Visitamos al vate volcánico en su residencia, en el centro de Osorno, un día de los que los sureños llaman 'llueve y sale el sol' (y vuelve a llover). Otero nos solicitó acudir en la tarde, pues había dado 'la noche con la mañana', tras una maratón de lectura. 'Espero sea la crónica de una revida anunciada', nos dice sonriente. Los libros están por todas partes y siempre tiene uno en la mano marcado; 'éste no lo he rayado con notas, he cometido muchos librocidios, pero Las mil y una noches siempre se salva', ríe con una sonrisa fresca y no deja de hablar con ansiedad y entusiasmo. Se ve dichoso, 'a pesar de mis dolencias. Nacido en 1960, este solitario empedernido está 'casado con la poesía y es muy celosa': salvo amores tormentosos y aventuras dulces, no se ha matrimoniado ni tenido hijos. 

Leer artículo completo

KATNIRA BELLO

El arte del cuerpo - o - (el libro de los laberintos)

Desde México, Araceli Zúñiga

Katnira Bello es un laboratorio en sí misma. Un laboratorio de palabras. Trabaja con y desde sus propios cuerpos/palabras. Con sus propios fluidos y códigos; sensaciones/desazones de sus (propias) nebulosas –desfragmentados big bang– para iniciar –diversos y diferentes– universos personales desde sus (a)propia(da)s constelaciones, cuneros de estrellas/signos.

(¿Por qué hacer performance? En principio fue comprobar que podía hacer algo por mi propia cuenta: era capaz de intentar decir algo, era capaz de creer que valía la pena explorar y manifestar los remolinos internos. El performance supuso una comunicación más personal y profunda de la conseguida con imágenes o textos. Era algo vivo…)

Su trabajo experimental es –como en el libro chino de Las Mutaciones (o el Libro de la Sabiduría)– “un oráculo, un libro sin palabras convencionales, esto es: una sucesión finita de signos no idiomáticos con significados infinitos. El texto verbal que se le adscribió posteriormente (nos) sirvió para tener acceso al conocimiento que albergaba esta creación verbal poética y que tomó su forma presente en el siglo anterior a Confucio”. (1)

Leer artículo completo

ARTE Y LITERATURA

Desde Colombia, Isaías Peña Gutiérrez

Premios Caldas 2005

En una edición cuidadosa, la Gobernación del Depto. de Caldas puso en circulación los libros ganadores del Concurso de Literatura Caldas 100 Años: Persecución a pie , de Camilo Sepúlveda (en cuento); La oscura raíz , de Geovanny Largo León (en dramaturgia); Ataúd tallado a mano , de Flóbert Zapata (en poesía); Guía del paseante , de Rigoberto Gil Montoya (en ensayo); Conjuros y hospitales , de Francisco González López (en historia regional).

Juan Álvarez

Luego de pasar por el Taller de Escritores de la Universidad Central, de hacer Filosofía y Letras en la Universidad de los Andes, y de hacer su Maestría en Creación Literaria en la Universidad del Paso, Texas, este joven y nuevo escritor colombiano publica su primer libro (de cuentos), Falsas alarmas , ganador, en 2005, del Premio Nacional de Cuento Ciudad de Bogotá. Son nueve cuentos que demuestran su destreza en el manejo de los lenguajes literarios, de una extraordinaria sensibilidad y con ideas claras sobre los mundos individuales y sociales contemporáneos.

Leer artículo completo