Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Fotografía

 


ALBERTO LAGOS – FOTOGRAFIA DIGITAL

Por yto.cl

Gran fotógrafo, sin duda, de personalidad extrovertida, sin pelos en la legua, Alberto Lagos trabaja en sus Panorgánicas del micro y macro paisaje con entusiasmo y amor. Lo conozco desde que fotografiaba las exposiciones y esculturas de Francisca Núñez, poco después de su vuelta a Chile, con dedicación, un poco de locura y su Sandra al lado, apoyando sus proyectos y siempre, siempre, con su cámara y sus sueños. De energía inagotable se ha ganado mi respeto y admiración.

Este año viajamos junto a otros artistas, invitados por Claudio Rivera-Seguel a la exposición DigitalChile08 en Montreal. 15 días de convivencia, en donde tuve la oportunidad de verlo vivir como fotógrafo, su cámara heroicamente sufriendo las inclemencias del tiempo, en manos del fotógrafo incansable, siempre atento a la ciudad y sus detalles, las huellas en la nieve y recreando en imágenes la breve aventura de los viajantes.

Al final de este artículo encontrará un resumen de la trayectoria del artista, y en sus apasionadas repuestas, podrán conocerlo a fondo, ya que Alberto no vive una impostura, es un hombre tal cual, que conquista con su sinceridad.

Puedo dar testimonio del éxito que tuvo su trabajo en Montreal, el público se sentía cautivado y atraído por su instalación fotográfica, que le dio la nota de color y de paisaje chileno a DigitalChile08.

Basta de preámbulos, les dejo aquí la entrevista, que es lo que nos interesa…

Revelado


ORLAN Y LA HIBRIDACION DE LA IDENTIDAD.

 

Por Ricardo Arcos-Palma

vistazo_critico@yahoo.fr

En 1998 en el auditorio Gaston Bachelard de la Universidad de la Sorbona, asistí con mis compañeros del Diploma de Estudios Especializados-DEA en Filosofía del Arte y Estética (el actual master en investigaciones) a una conferencia-perfomance de la artista francesa Orlan. Ella en esa ocasión nos habló de su Arte Carnal. Desde entonces su trabajo me ha interesado enormemente y me ha servido para desarrollar algunas ideas teóricas en torno a la relación arte, cuerpo y lenguaje, consignadas en mi tesis de doctorado donde le dedico todo un capítulo que lleva por título: “Orlan et l’intervention textuelle du corps” y en la publicación “Maquinaciones o el cuerpo obsoleto. Relación cuerpo-máquina en el arte de finales del siglo XX” donde analizo su postura estética del cuerpo obsoleto, cercana a la del artista australiano Stelarc, quien insiste como ella, que el cuerpo humano es obsoleto y por lo tanto hay que modificarlo tecnológicamente para evitar su posible desaparición. La obra de Orlan, sin lugar a dudas, sigue siendo de gran actualidad, y por lo tanto, la incluiremos dentro de esta cartografía de la fotografía contemporánea que estamos elaborando en escaner cultural. Echemos pues un vistazo crítico a una de sus obras más interesantes, sus self hybridations.

Esta serie que está compuesta por autoretratos realizados en fotografía numérica, comenzó desde hace ya más de diez años. Es interesante ver como en una especie de anacronismo, su rostro me mezcla con los rostros de culturas precolombianas, africanas, etc. La noción de identidad se ve claramente afectada por la incursión de otros rostros y de otros tiempos. Su rostro europeo - que entre otras cosas, se ha visto transformado en varias ocasiones gracias a las intervenciones quirúrgicas, incorporando varios prototipos de belleza evidenciados por la historia del arte: la frente de la Monalisa de Leonardo Da Vinci, el mentón de la Venus de Boticelli, etc -, esta vez se amalgama con la otredad, con la diferencia. La artista deviene otro lejano en el tiempo, en la geografía.. un otro primitivo. El espejo, donde la identidad se conforma y se reconoce, aparace ahora fragmentado, recompuesto, fusionado, creandose así, una nueva imagen, a partir del fragmento. Estas imágenes contemporáneas se fusionan con un pasado lejano, como insistiendo en que el ser humano es en realidad uno solo, pese a la necesaria alteridad.

Escáner Cultural nº: 
105

 

 

 

REVELACIONES DE HACE CUARENTA AÑOS : “MAYO DEL 68 NO TUVO LUGAR...”

Por Ricardo Arcos-Palma

vistazo_critico@yahoo.fr

 

“Mayo del 68 nos impuso un relativismo moral (...) hay que voltear la página”
Nicolas Sarkozy.

“Mayo del 68 no tuvo lugar, está por venir”

GillesDeleuze.

 

 

Mucho se ha hablado sobre Mayo del 68 y, ahora que se avecinan los 40 años, habrá que hablar aún más. Unámonos pues, a esa murmullo, quizá no para contribuir a la des-información, ni tampoco para acentuar el debate que ya ha comenzado en Francia, donde luego de las declaraciones polémicas del presidente de la República Nicolas Sarkozy , quien afirma con vehemencia que hay que “voltear la página” de este periodo de “relativismo moral e intelectual.” Bien sabemos que en los últimos años, el gobierno francés, de derecha, desde Chirac (1995-2005) hasta Sarkozy (2006-), inmerso dentro de una defensa del neo-liberalismo, pretende sepultar la memoria de un evento, que sin bien es cierto, es aún algo difícil de configurar, sigue siendo verdaderamente importante como proyecto político, sobre todo en el contexto histórico mundial, donde el movimiento altermundialista, echa sus raíces profundas en este año complejo de la historia de la humanidad.

 

Los CRS (fuerzas del orden) reprime a los manifestantes en el Boulevard Saint-Michel. Paris 1968.
 
 
 
 

La guerra de Vietnam se aproxima a su fin, gracias al movimiento pacifista de miles de jóvenes en los Estados Unidos, apoyados por los Blacks Panters, movimiento de resistencia afroaméricano, lograran parar esta guerra inútil. El líder político Martín Luther King es asesinado un mes antes de las revueltas de los jóvenes franceses y en México, Praga y otros lugares del mundo los estudiantes se toman las calles, todos para protestar contra el totalitarismo bien sea capitalista o comunista como el caso de Praga.

Martin Luther King en un discurso histórico... "I have a dream".

 

Manifestation en París cerca al teatro del Odeón, lugar emblemático.
 

Esta época abrió una brecha enorme frente a la noción de libertad, en las universidades se comienza a hablar de libertad de cátedra, también en las relaciones se pide la liberación sexual con el derecho a la contrasepción. Auguste Blanqui, Gustave Courbet, Prudhon y el mismo Baudelaire, parecen resurgir en la memoria de los jóvenes estudiantes de aquello años que piden a gritos la muerte de la autoridad, "prohibido prohibir", "hacer el amor y no la guerra", etc... Michel Foucault, Gilles Deleuze, Roland Barthes, Philippe Sollers, Régis Debray, Julia Kristeva, Jacques Rancière, entre otros, sueñan con un mundo diferente... 

Barricadas y muchedumbre.                                            Manifestaicón Gauilliste anti-movimiento protestatario

 

 

EN BUENOS AIRES exposición fotográfica texto : MIL .

 

 

 

EN BUENIOS AIRES

exposición fotográfica

texto : MIL .



MARCELO ROS, fotógrafo nos presenta un trabajo en imágenes que recorre tradiciones de Buenos Aires . Barrios como ( boedo,santelmo,Palermo, la boca y centro de la capital ) .

La exposición será de el 2 de mayo al 30 de el mismo en el museo de Santiago (casa Colorada ) merced 860 .

- M. ROS . Se traslado con su cámara haciendo uso de un “ subte “ con carbón en su línea , lámparas de tulipa en sus pasillos y vagones de madera . Es que la primera línea “ A “ se inauguro en 1913 y luego en la década de el 30 ( 1930-1933) se amplio a las otras líneas que son las que dan origen a al subte actual .

Pese a los cambios generacionales y a la tecnología que no tiene limites, B.aires sabe conservar sus tradiones y patrimonio arquitectónico y esa mezcla la sigue teniendo como la Europa de Sudamérica aun . Escuela de los primeros arquitectos que llegaron de Francia e Italia por el 1820 y que fueron una influencia fúndamental al formarse la escuela de arquitectura en 1901.

 

 

 

EL DAVID DE MIGUEL ANGEL EN BOGOTA

Por Ricardo Arcos-Palma

vistazo_critico@yahoo.fr

"La fotografía es más que la experiencia de lo trágico,

es la experiencia trágica de lo irreversible."

François Soulages.Estética de la fotografía.

 

 

Los profanos y entendidos del mundo del arte, cuando escuchan sobre "el David de Miguel Ángel", indudablemente piensan en la famosa escultura realizada en mármol blanco de Carrara entre los años 1501 y 1504 por el artista renacentista italiano Buonarroti. Pero en este vistazo crítico no nos referiremos a esa gran obra del arte universal, sino a la de otro Miguel Ángel, el artista colombiano, quien es sin duda uno de los más importantes de la actualidad y quien se apellida Rojas.

La obraelDavid de Miguel Ángel Rojas ( nacido en Bogotá 1946- ) realizada hace algunos pocos años se expuso en la retrospectiva que se le dedicó a este artista en las instalaciones del Museo de Arte del Banco de la República en Bogotá. Esta obra que, sin lugar a dudas se ha convertido en un referente importante del arte contemporáneo colombiano.

La obra está conformada por varios módulos fotográficos en blanco y negro de gran formato (escala natural) de una figura humana que se asemeja, en la pose, a la escultura del artista italiano. Vemos de frente a un joven hombre desnudo al que le falta parte de su pierna izquierda. Su brazo izquierdo está replegado sobre su hombro mientras todo el cuerpo descansa sobre la pierna derecha. Esta pose que encontramos en todas las esculturas griegas y romanas y, que los escultores renacentistas retomaron en sus obras, nos hace pensar en esas obras rescatadas de las ruinas de un lejano pasado. Un cierto ideal de belleza parece resurgir en estas imágenes como recordando un pasado glorioso del cual por obvias razones no fuimos testigos, pues este personaje alude, en realidad a nuestro contexto.

Sin embargo, bien sabemos que esta obra no alude a una escultura clásica, así el referente sea evidente, rescatada de un pasado lejano donde las obras clásicas nos hablan de un ideal estético; en donde las mutilaciones del tiempo, como la de la Venus de Milo, que parece ser bella, precisamente porque le hace falta sus dos brazos. Al contrario, en este caso, se trata de la imagen de un individuo al que la hace falta una pierna. Así de sencillo y paradógicamente trágico.

 

 

FOTOENCUENTRO 2007 EN LA PAZ (II parte).

 

Por Ricardo Arcos-Palma

arcosnomade@yahoo.com

 

ESCANOGRAFÍA EN NÓMADE DESDE UN AVIÓN.

Por Ricardo Arcos-Palma
arcosnomade@yahoo.com
Sobre el Atlántico París-Bogotá. 2002
 

¡Este mes Escaner Cultural llega a su número 100! Un número considerable para una revista de este tipo, pionera en la red. Felicidades a todos los que hacen posible esta revista y en particular a Isabel Aranda, la maga de la red. Para festejar ese número significativo hemos tomado la desición, además de nuestras columnas habituales, de realizar una especie de radiografía íntima de nosotros mismos. Más bien, para ser coherente con escaner cultural, realizaremos una escanografía de nosotros mismos, una especie de autorretrato. Al menos ese es el ejercicio de desfacinación que yo voy a realizar. Para ello pienso en la frase tantas veces repetida de Roland Barthes: “La fotografía no es una fotografía es un texto”.Es decir que las imágenes fotográficas podrán dar cuenta de esa escanografía de mi mismo que pienso realizar y el texto podrá ser una foto, quizá. ¿Pero por dónde comenzar a hablar de nosotros mismos? Miro en la memoria… de mi computador y veo varias fotos… Ahora me encuentro a bordo de un avión, quizá atravesando el Océano Atlántico, como tantas veces lo he hecho: yendo y viniendo poco importa. Estoy leyendo un libro de Kenneth White “Le nomade intellectuel”, mientras un vaso de buen vino francés me acompaña y una película desfila frente al asiento de mi vecino de silla. Casi siempre me ha tocado estar sentado cerca a las alas del avión. Clase económica claro está. El avión está atiborrado de ciudadanos chinos que quizá van a instalarse en alguna parte del mundo con sus restaurantes de comida china, no tan auténtica por cierto, sus boutiques de telas realizadas a muy bajo precio por obreros casi esclavos en talleres clandestinos del primer mundo y sus tiendas de cachivaches donde se encuentra desde un reloj desechable hasta la última versión de la muñeca Barby. Comunismo y money, matrimonio perfecto para un país fuera de de las normas.

        
Autoretrato aereo Rio de Janeiro-Bogotá.                           Hemeroteca Nacional, el centro y Moserrate. Bogotá.
 
 

El viaje siempre ha estado presente en mi existencia. Desde que El Galeras me vio nacer en la antigua San Juan de Pasto, ciudad sorpresa construida en la tierra de los volcanes, emprendí en brazos de mi madre, padre y hermanos un viaje hacia Bogotá, la ciudad que nos acogería como a gran parte de inmigrantes de la provincia buscando un futuro mejor a finales de los sesenta. Desde entonces, relatos de viajeros en familia acompañaban nuestras noches. Primero vinieron los viajeros de la familia, desde la remota Grecia – esto quizá fue producto de la fabulación de mi padre, aunque como dice mi hermano Oscar frente a las palabras enunciadas por Fabio mi otro hermano, apropósito de la familia: "-Las palabras que se van del vallar de los dientes, como solían decir los griegos antiguos, de quienes heredó la danza extraña el papá Rafael y también nuestro padre, Don Gerardo Arcos Zambrano, nieto de descendiente de griegos y de españoles, puesto que la mamá Zoila era de los Zambranos de la plaza -se imaginan lo que eso significa, además de sus ojos zarcos y su orgullo (¿quién quita el acerto de la vena griega? Un día se apareció un griego, perdido entre nostalgias y sentó reales en Siquitán. Qué diablos, nadie dará explicación de las razones que tuvo el inmigrante para quedarse en un caserío que aún ahora no aparece en los mapas. Y nuestro padre tiene la danza griega metida en su espíritu ¿No lo han visto bailar todos estos días, cada vez que uno de los suyos se aparece por sus predios? ¡Y qué danza, Dios! Equilibrada, sincrónica en medio de las diacronías propias de la creatividad. ¡Qué estilo!"-,hasta los viajeros africanos, forzados a instalarse en las costas del Océano Pacífico. De esta segunda estirpe (materna) heredo sin duda el gusto por el viaje. Olores marinos, tierras nuevas y nostalgias ya enraizadas en lo más profundo de mí, de ritmos que embriagan el cuerpo entre tambores y conunos. El currulao y su son embriagante en mi memoria ahora desdibuja el llamado del jefe de cabina para que nos ajustemos los cinturones, pues atravesamos una zona de turbulencia.

La azafata a la pregunta de mi vecino, le dice que llevamos seis horas de viaje desde que salimos del aeropuerto Charles de Gaulle. El día, pese a que partí de noche sigue acompañando nuestro vuelo. Abajo una cantidad de nubes magníficas cabalgan sobre las olas. Frente a esas circunstancias uno se siente pequeño, insignificante. Pero esa sensación la experimenté por primera vez cuando sobrevolaba, desde Buenos Aires a La Paz, la cordillera de los Andes. Esos picos majestuosos silenciaron el ruido de los pasajeros: el silencio de respeto frente a la sublime Naturaleza nos recordó que no somos nada. Al menos ese silencio en el avión por esa época del año en que los vientos soplan sin tregua me hicieron pensar en la categoría de lo sublime kantiana, donde la belleza se mezcla con lo terrible.

 

 

FOTOENCUENTRO 2007 EN LA PAZ (I parte)

 

 

Por Ricardo Arcos-Palma

arcosnomade@yahoo.com 

 

 

Existe en América Latina un boom de la fotografía bastante importante. Basta con recordar la pasada bienal de Sao Paulo, para darnos cuenta del lugar preponderante que ocupa la fotografía en la escena del arte. A eso se le suma grandes eventos como el de Fotología y el de Fotográfica en Bogotá y el FotoEncuentro en La Paz. Estos eventos tiene la particularidad de hacer visible lo más selecto de la producción nacional y además reune grandes nombres a nivel internacional. Este mes de aniversario de Escaner Cultural, echaremos un vistazo crítico al evento boliviano impulsado por Sandra Boulanger, quien además de ser artista fotografa, es una excelente promotora cultural. Este evento realizado con esfuerzos descomunales, se realizó en su segunda versión. Sin duda todos los trabajos fueron relevantes pero hubo algunos que marcaron en mi un impresión muy fuerte. A esos trabajos fotográficos dedicaremos un vistazo este mes y el mes siguiente otro, pues este evento merece que nos atardemos un poco.

Alejandra Delgado

Alenjandra Delgado es una jóven artista boliviana, quien fue ya premiada en en la bienal de arte SIART en versiones anteriores. Tube la fortuna de conocerla mientras ella asistió a mi seminario sobre crítica de arte. Ella presentó en la Fundación esART una serie de fotografías que muestran fragmentos del cuerpo femenino. Bajo el título “Opera Rouge”, los fragmentos del cuerpo como una mano, un pie, el cuello, el ombligo un dedo, se recubren de sera roja asignándole a la anatomía una nueva dimensión: drama, sensualidad, esas fotos están cargadas de un gran enigma donde el deseo y el crimen prodrían habitar en el recuadro de la iamgen fotográfica. Cuerpo framentado y resaltado por la mancha roja. Esa obra roja, se acerca a la dimensión de lo sobrenatural, donde le cuerpo, dado a su extremada blancura pudo haber sido algo viviente, ahroa quizá es muestra de algo que fue. Elucubraciones sin lugar a dudas, pero fue lo que me sugirió esta serie de imágenes de esta brillante artista, quien sin duda seguirá sorprendiendonos por mucho tiempo con su obra.

Otra de las obras que llamó mi atensión fue la de Antonio Suarez “Toni”. El se dice no artista, pues su fuerte es la fotografía de reportaje como lo demuestra su obra publicada en el magnífico libro que me obsequió “Arte popular en Bolivia”. Pero varios coinciden en que su obra desborda el terreno del reportaje para situarse con mucha facilidad en el campo del arte. Así mientras almorzábamos unos rabiolis en compañia de su familia, y hablamos de política, recordé sus obras expuestas en la Galeria El Salar, que está situada justo al frente de la Fundación Simón I. Patiño. Las imágenes que el crea, se recomponen a partir del fragmento, generando una visualidad total, algo deformada, por el intento de atrapar más que el instante, como si el espacio fuese también una obsesión para el ojo del fotografo. Una panorámica y giro con la cámara, recompone el objeto fotografiado pero interpretándolo. Sus fotos son verdaderas deconstrucciones de la realidad. Como cuando vemos a esos personajes que duermen en la parte tracera del automóvil mientras, gracias al artificio podemos ver al que ocnduce como si estuviesemos al lado del conductor. Y eso es lo que sucede en las fotos de Toni, nosotros podemos entrar con facilidad en sus imágenes pues no hay barreras.

 

GASTON UGALDE Y « LA MORAL DEL OBTURADOR »

 
 
 

Hace unos días, en esta ciudad imposible que corta el aire, enclavada en un lugar igualmente imposible, conocí al artista que realizó las imágenes que hacen parte de la serie “Cicatrices” (1998), y que gracias a la generosidad del arquitecto Carlos Villagomez, ahora compartimos con los lectores de Escaner Cultural. Gaston Ugalde es uno de los artistas más importantes de Bolivia. Nos conocimos antes de una de las inauguraciones de la V bienal Internacional SIART, frente al Espacio Simón I. Patiño. Hablamos muy poco pues la idea era compartir un buen plato de sopa china y una cerveza, en compañia de sus amigos. Su risa que se esconde detrás de unlook de mosquetero, deja entrever un personaje sin remordimientos. Su caracter irreverente le ha llevado a realizar obras como el retrato del Che y el de Bolivar, en hoja de coca. Retratos que han caído en manos de los mandatarios boliviano, venezolano y cubano entre otros. Esa misma irreverencia, hace unos años le llevó a fotografiar uno de los destinos del cuerpo humano: la vejez. Echemos pues un vistazo crítico a esa serie fotográfica que sin duda se ha convertido en un referente del arte latinoamericano.

 


PETER WITKIN Y LA ESTÉTICA CIRCENSE.
 
Ricardo Arcos-Palma

arcosnomade@yahoo.com

 

Durante la segunda semana del mes de octubre de este año, en el segundo festival Fotográfica que se realizará en Bogotá, el invitado de honor, es Joel Peter Witkin. Un fotografo newyorkino bastante singular quien llega al mundo del arte luego de haber trabajado en la morgue, como preparador de cadáveres. Esa próximidad a la muerte, a los cuerpos-cosa e inertes, le llevó a incursionar en el mundo del arte y a realizar una de las obras fotográficas más importantes de esta época. Sus fotografí­as en blanco y negro, cuidadosamente escenificadas, nos revelan el lí­mite entre lo bello y lo feo, entre lo visible y lo invisible, entre lo que vemos y no queremos ver. "La estética de la feo" (1853) de Karl Rosekranz, ya nos daba cuenta de este lí­mite infraleve entre la belleza y la fealdad. Además podrí­amos pensar que el tratado estético de Rosekranz fue posible gracias a la presencia del daguerrotipo. Lo que nos llevarí­a entonces,  a deducir que la fealdad es inherente a la fotografí­a. Quizá por su cercaní­a a la realidad misma, por intentar hacer visible lo impresentable, la fotografí­a se acerca verdaderamente a lo grotezco, a lo feo, y "a lo siniestro", dirí­a nuestro colega Pablo Acosta Lemus, en su estudio inédito sobre Peter Witkin.

 

   Pablo Batelli   

 
PABLO BATELLI Y LAS FOTOTRANSCRIPCIONES 
 
Ricardo Arcos-Palma
arcosnomade@yahoo.com
 

Este mes dedicaremos en Escaner un vistazo crítico a la obra, poco visible de un artista bastante singular quien vive y trabaja en Bogotá. Este vistazo en honor a este artista sin lugar a dudas controvertido, se acercará para poder entender una serie de imágenes que surgen en el límite de la obra de arte, pues bien sabemos que para que una obra, sea obra de arte, debe ser expuesta. Pero creo que las fotos de Batelli, en ocasiones son realizadas para no ser exhibidas, entre vasos de whisky y las banalidades que rodean todo vernissage, pues la furtividad con que han sido realizadas, nos hace pensar que ahí deben quedarse: en el domino de lo privado, de lo exclusivo, de lo fugaz, como si solamente unos pocos fueran los privilegiados para poder verlas.

Hay una actividad a la que Batelli se ha dedicado los últimos años: la transcripción. Un ejercicio bastante complejo que traduce de manera cruda, los discursos de los actores culturales del medio artístico local. Esto le ha traído varias “amonestasiones” públicas, por transcribir discursos tal como se enuncian, sin maquillarse, sin editarse, pues él cree que así se devela el pensamiento en esencia. Estas transcripciones nos hacen pensar en “la escritura vocal” que reclamaba Philippe Sollers a propósito de Antonin Artaud. Transcripciones que develan la fuerza o la debilidad de los discursos. Dicho de otra manera, las transcripciones de Batelli, demuestran el uso sin permiso del discurso, lo que pone, a quien habla, en un serio aprieto, pues la exigencia de lo que se dice es muy fuerte.

 

Ricardo Arcos-Palma

 

Alvaro Garcí­a Ordoñez es un artista egresado de la Universidad Nacional de Colombia. Vivió durante muchos años en Alemania, donde afianzó su trabajo plástico, gracias a la guí­a del profesor Hans Huafe, del Instituto de Historia del Arte de la Universidad de Heidelberg. De la escultura, pasó por la pintura y por el performance. Ahora incursiona en la fotografí­a. No podemos decir que él es un fotografo en el sentido estricto de la palabra. Más bien podemos afirmar, que él es un artista que utiliza la fotografí­a como medio de expresión e investigación. Toda su obra, que lleva activa desde hace más de veinte años, toma como punto de reflexión la violencia. Algo a lo que nos hemos aconstumbrado los colombianos desde hace varias décadas ya. Pero, en el caso de este artista, el interés por la violencia no es gratuito, pues como él mismo lo dice:

"La guerra en Colombia ha sido una constante en su historia y diario vivir. Somos generaciones de generaciones, cada una con historias de guerra. La actual crí­sis humanitaria ha motivado un creciente desplazamiento de las familias amenazadas hacia las ciudades, huyendo del acoso de los grupos armados, quienes realizan una serie de actos crueles para asentarse en las zonas y dominar las regiones."

Echemos entonces un Vistazo Crí­tico a su obra más reciente aún en proceso.

 

El encuentro fue en el pasado invierno, a la entrada del restaurante de la Cité Internationale Universitaire. Punto de encuentro de varios artistas, intelectuales y estudiantes antes de comer un buen couscous a bajo precio. Nunca antes durante el tiempo que viví­ en Parí­s, me puse cita con Ivan Segura-Lara en ese ya mí­tico sitio. Quizá, porque nuestros caminos, aunque recorrí­an los pasos laberí­nticos del arte, desde diferentes ópticas, nunca se cruzaron. Pero ahora, el encuentro era necesario e inevitable. Ivan, me mostrarí­a un trabajo de animación que él mismo estaba elaborando con imágenes de sus laberintos. Su trabajo tení­a la particularidad de armonizar con una composición donde se escuchaba una guitarra clásica tocada por él mismo. Músico, literato, fotógrafo. Hoy a alguien le molestarí­a esta mezcla de profesiones. Sin embargo, en un sentido amplio de la creación, es importante reconocer que su obra se nutre de estos horizontes y se aleja de la especialidad para generar un concepto ampliado del arte.

Fotrografí­a digital, 40cm.
Effusa. Foto digital, 40 cm. dia.
 
 
 
 

Hace poco menos de un mes, en el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia, se pudo apreciar la exposición Madalas de Agua de la artista colombiana Gloria Merino. Esta muestra compuesta por varias fotografí­as, seran el objeto de un Vistazo Crí­tico en Escaner Cultural. En estos tiempos donde la fotografí­a pulula hasta el cansancio despojándose de todo interés es prácticamente raro encontrar una obra tan rigurosamente elaborada y con una carga conceptual sólida, gracias a un proceso investigativo serio. Más de veinte fotografias de diversos tamaños nos revelaban la relación del agua y la imagen en la naturaleza. El agua es fundamental para la búsqueda icónica de Merino:

"Frente al agua – nos dice la artista -, tenemos múltiples relaciones externas e intrí­nsecas. Se considera que en ella reside el origen de la vida, elemento primordial de la creación. Sin ella no se lograrí­a la mezcla y circulación de las partí­culas, indispensable no sólo para la evolución de las especies vivientes sino para el enfriamiento del gas y polvo cósmico producido en las constelaciones para el nacimiento mismo de las estrellas.

 

Baudrillard
Baudrillard

 

"El artista en una palabra,

deviene una máquina atada a otra máquina"

Eugí¨ne Delacroix. A propos d’une méthode du dessin

 

La historia de la mirada, así­ como de la percepción del mundo es una historia de los reflejos en el agua, en los cristales, en los vidrios, en los espejos y lentes. El especulum mundi, sigue dándonos pautas para entender nuestra relación al mundo, nuestra relación especular al mundo de los reflejos, de las reflexiones, de las simulaciones, los engaños, donde la realidad se ve distorcionada, manipulada, simplemente revelada o más recientemente digitalizada.

"La fotografí­a una apariencia engañoza".[1] Dice Jean Badrillard, y en este sentido el doble artificio: engaño y apariencia, nos muestra que el mundo de la escritura lumí­nica, de la fotografí­a es en esencia simulacro. En este mundo de la simulación, donde la "realidad" intenta velarse para luego reaparcer revelada mediante el doble artificio del engaño y la apariencia, que nos puede hacer creer en la existencia de un pueblo que nunca existió (Joan Foncuberta), o en el suicidio del artista en un peligroso salto al vací­o (Yves Klein). En este mundo simulado, en esta superficie donde el enigma permanece oculto, lo fotógeno se hace presente y cambia las relaciones hasta ahora establecidas.

 

  eggleston
Arcos-Palma. Eggleston