Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Redes Sociales

 

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

 

Coalición Chilena por la Diversidad Cultural:

EN DEFENSA DE LA CREACIÓN ARTÍSTICA

 

Durante el 2 y 4 de septiembre pasado, la discusión cultural se dio cita en la sede de la CEPAL. En un evento donde participaron 12 delegaciones internacionales y personeros tanto del ámbito artístico como del político, la Coalición Chilena por la Diversidad Cultural (CCHDC) daba el vamos al “Encuentro de Coaliciones para la Diversidad Cultural de América y el Mercosur”.

 

La CCHDC visualizaba la cumbre enfocándose en tres aspectos centrales: establecer lineamientos de trabajo en común para fortalecer la creación artística en el continente; revitalizar y potenciar la circulación cultural en la región, y propiciar la participación de la sociedad civil en el ámbito de la cultura. En síntesis, el evento fundamentaba su existir en la defensa a la diversidad cultural en Latinoamérica ante las amenazas que ponen en riesgo su integridad.

 

Para ello, delegados de coaliciones por la diversidad cultural de América estuvieron los tres días del encuentro compartiendo sus visiones y comparando las realidades culturales de los países ahí representados. Pero no fueron los únicos. El senador Jaime Gazmuri, el Consejero Cultural de la Embajada de Francia, Philippe Valeri, la periodista Faride Zerán, y Martín Hopenhayn, Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL, establecieron sus posiciones durante las jornadas, sentenciando una frase tan pueril como cierta: “Faltan políticas en favor de la diversidad cultural”.

 

Al final, el evento fue un éxito para los organizadores. La cumbre dejó la puerta abierta para un debate más profundo en torno a la defensa de la cultura en el país y de paso aunó ideas entre los mismos artistas, que aunque a veces dispersas entre sí, apuntan al mismo punto: resguardar la diversidad cultural.

 

Los hechos reales muchas veces demuestran un monopolio cultural y artístico que no da espacio a la pluralidad. Para la muestra un botón: durante el fin de semana del 29 y 30 de agosto, la cartelera capitalina concentró el 90% de su oferta en base a 12 películas en su mayoría estadounidenses. Y aunque en este tipo de casos la diversidad cultural parece ser una broma de mal gusto, lo cierto es que la defensa de este ámbito en nuestro país es una tarea pendiente. Tras el debate en torno al tema cultural, surge un ente llamado a representar a las artes de las situaciones que vayan contra ellas: la Coalición Chilena por la Diversidad Cultural.

 

 


Imagen: Videoclip “Al lis full of love”, Björk, creado por Chris Cunningham

ENTRE EL CYBORG Y EL CUERPO ESCINDIDO

-Comenzando- una reflexión sobre el estado del cuerpo, el cuerpo- en- escena y el nuevo cuerpo tecnológico

 

Valeria Radrigán

Actriz UC, Chile

Master en teoría del arte contemporáneo, UCM, España

El siguiente artículo pretende comenzar (¿comenzar?) una discusión y reflexión sobre el estado del cuerpo humano, físico, vivo frente a la tecnología cyborg en relación a los desafíos y preguntas que desde lo escénico esto plantea.

 

En la ampliación del mismo concepto de teatro en la posmodernidad hacia una más compleja y abierta noción de teatralidad[1], una de las respuestas del medio ha sido la búsqueda por el esencialismo, vale decir, preguntarse, en vistas de la apertura conceptual, qué determina justamente lo teatral, qué hace que esto sea teatro y nada más, qué es lo mínimo que se requiere para que nuestro querido teatro siga siéndolo.[2]

 


 

SOS Tierra/08/ECOBICICLETEADA Y ARTE ACCIÓN/HUDSON Segunda parte